SORTEOS

Análisis a fondo del modo Retrato del iPhone 7 Plus


¡SORTEO! Sorteamos un Honor 8 azul [Participar]

Entre el iPhone 7 Plus de este año y el resto de modelos de iPhone existe una gran diferencia, no solamente por las variaciones de potencia y batería, sino especialmente por su cámara dual formada por una lente gran angular y una lente “tele” con zoom óptico 2X.

Además de permitir tomar fotografías con zoom óptico hasta 2X, la cámara del nuevo iPhone 7 Plus ofrece un modo Retrato que simula el efecto de desenfoque que obtenemos con cámaras convencionales con sensores más grandes y que, los aficionados a la fotografía, denominan efecto bokeh.

Ha pasado ya algún tiempo desde que el modo Retrato llegó a nuestro iPhone 7 Plus como una actualización de iOS y, aunque todavía está en versión Beta, hemos decidido ponerlo a prueba a fondo y extraer algunas conclusiones sobre la mejor forma de utilizarlo.

 

Modo Retrato frente a Modo Foto

El modo Retrato utiliza complejos algoritmos que combinan las imágenes captadas por ambas lentes para desenfocar el fondo de la imagen a la vez que mantienen el sujeto en primer plano completamente enfocado.

Lo más complicado para los algoritmos del iPhone es discernir qué parte de la imagen debe permanecer enfocada y qué parte tiene que aparecer difuminada, por lo que se recomienda que la distancia entre el sujeto y el fondo sea la mayor posible.

Hemos salido al parque a tomar algunas fotografías con el modo Retrato y, en general, el resultado ha sido muy satisfactorio. Para comenzar, en estas imágenes podemos apreciar cómo el iPhone 7 Plus ha hecho un trabajo muy bueno separando a nuestra paciente colaboradora Sonia del fondo de la imagen.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

 

Al aplicar el modo Retrato, el resultado es una imagen mucho más atractiva, con un efecto de desenfoque similar a la que hubiéramos obtenido con una cámara convencional. En la imagen, el foco de atención es claramente la persona que estamos fotografiando y no el fondo de la imagen, que de estar enfocado distraería nuestra atención.

Si nos fijamos detenidamente, podemos apreciar que la profundidad de campo de la imagen es muy pequeña, es decir, solo está enfocado aquello que está en el mismo plano que los ojos, que es lo que hemos decidido enfocar.

Esto significa que todo aquello que no está en el mismo plano que la cara está ligeramente borroso: el abrigo, la bufanda e incluso ciertas zonas del cabello se confunden con el fondo.

Esta profundidad de campo puede llegar a ser algo escasa, ya que por ejemplo en este caso podría habernos gustado que la ropa también se viera enfocada. Sería bueno que la app de Cámara ofreciese la posibilidad de controlar la profundidad de campo, es decir, un control similar al de la apertura en una cámara convencional que nos permitiese jugar con qué planos aparecerán enfocados.

En estas otras imágenes podemos apreciar de nuevo que el iPhone 7 Plus ha hecho un excelente trabajo separando al sujeto del fondo, si bien la profundidad de campo vuelve a ser muy reducida. Por suerte, la cara está perfectamente enfocada, que es lo más importante, y es el pelo y la ropa lo que aparecen ya fuera de foco.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

 

En el caso de la última imagen, el algoritmo parece haber fallado un poco a la hora de discernir el abrigo del fondo de la imagen, ya que en una cierta zona aparece difuminado como parte del fondo. En esta ampliación también podemos ver como el pelo no está enfocado, en línea con lo que comentábamos anteriormente.

fallo-enfoque

 

Frente a frente con una cámara convencional

Una pregunta que muchos nos hacemos es cómo se compara la imagen generada por el iPhone 7 Plus en el modo Retrato con la obtenida de una cámara convencional, en este caso una cámara Canon Powershot G5x con sensor de 1″ de 20MP y apertura f/2.8.

A la izquierda tenemos la fotografía tomada por el iPhone 7 Plus en modo Retrato y a la derecha tenemos la fotografía tomada por la Canon Powershot G5x.

» Fotografías originales: iPhone 7 Plus / Canon Powershot G5x

 

Si nos fijamos bien en las dos imágenes anteriores, el efecto de fondo desenfocado está mejor conseguido (mayor desenfoque) en la imagen captada por el iPhone que en la capturada por la cámara Canon.

Ahora bien, con la cámara Canon, tanto el pelo como la ropa aparecen perfectamente enfocados y, si hacemos zoom en la cara, también podemos apreciar que la calidad de imagen es superior – como era de esperar al tratarse de una cámara de unos 700 euros. Aún con todo, el iPhone 7 Plus ofrece un resultado muy bueno.

 

Cuando la luz escasea, mejor no tomar retratos

Por último, hemos querido realizar una prueba cuando la luz escasea ya que es habitual que las cámaras de los smartphones presenten un rendimiento muy inferior en estas condiciones.

A la izquierda tenemos la fotografía tomada por el iPhone 7 Plus en modo retrato y a la derecha tenemos la fotografía tomada por la Canon Powershot G5x.

» Fotografías originales: iPhone 7 Plus / Canon Powershot G5x

 

En condiciones de poca luz, el modo Retrato no ofrece unos resultados demasiado buenos debido a que en este modo el iPhone 7 Plus utiliza la lente “tele” para capturar la imagen, y esta tiene menor apertura que la de la cámara gran angular (f/2.8 frente a f/1.8).

Esto significa que entra menos luz y el iPhone lo compensa incrementando la sensibilidad ISO, lo que acaba produciendo mucho grano y pérdida de detalle. De hecho, si el entorno es demasiado oscuro, el iPhone 7 Plus es consciente de sus limitaciones y muestra un aviso indicando que no es posible capturar la imagen en modo Retrato.

 

Conclusiones: Cómo usar el modo Retrato

Si eres aficionado a tomar retratos, encontrarás en la cámara del iPhone 7 Plus un excelente aliado ya que es capaz de desenfocar el fondo y generar imágenes con un efecto bokeh similar al que podrías captar con una cámara convencional.

La profundidad de campo de las imágenes resultantes son algo reducidas, por lo que el uso de este modo está indicado sobre todo para retratos en los que lo importante sea la cara de la persona. Otros elementos que también podrían tener interés como la vestimenta, el peinado o los accesorios probablemente no saldrán enfocados.

Por el día los resultados son excelentes, pero cuando la luz escasea los retratos no son demasiado buenos debido al uso de la lente “tele”. En esos casos, te aconsejamos que optes por el modo Foto convencional, que a buen seguro te dará mejores resultados aún sin un fondo desenfocado.

Quizás te interese

Cuatro fotógrafos profesionales comparten sus trucos con el modo ‘Retrato’ del iPhone 7 Plus

El modo “Retrato” del iPhone 7 Plus es una de sus características más destacadas, ya …