DESTACADO

Análisis del Lenovo K6 y opinión [REVIEW]


¡SORTEO! Sorteamos un Doogee Shot 1 con cámara dual [Participar]

Ir a página :

A pesar de la compra de Motorola hace ya algún tiempo, Lenovo mantiene su propia serie de smartphones. Uno de los últimos smartphones que ha lanzado la compañía es el Lenovo K6, que llega con unas especificaciones bastante interesantes en relación a su precio.

El Lenovo K6 llega con una pantalla de 5.0″ con construcción de metal, resolución Full HD, procesador Snapdragon 430, 2GB de RAM, 16GB ampliable mediante micro-SD, cámaras de 13MP/8MP y una generosa batería de 3.000 mAh.

El Lenovo K6 está a la venta en sitios online como Amazon o Mediamarkt por 199 euros, por lo que se enfrenta con un gran número de dispositivos de gama media con un precio similar.

Hemos tenido oportunidad de probar el Lenovo K6 durante unas semanas, y a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Software y Apps
  5. Multimedia y Cámara
  6. Precio y Conclusiones

 

Diseño y construcción

El Lenovo K6 posee un cuerpo de aluminio con bordes redondeados y un tacto suave que resulta muy agradable.

Aunque hace unos años el uso de metal estaba reservado a teléfonos de gama alta, hace ya tiempo que muchos teléfonos de gama media han comenzado a sustituir el plástico por materiales más sofisticados como metal o, en menor medida, cristal.

El diseño del teléfono nos recuerda tanto por delante como por detrás a algunos terminales de Xiaomi como el Redmi Note 4

El frontal del teléfono es más bien aburrido, con unos marcos negros alrededor de la pantalla que son algo más anchos de lo que nos gustaría.

Lenovo ha optado por botones físicos, lo que hace que el espacio no esté tan bien aprovechado como en otros terminales. A cambio, tenemos una superficie mayor de pantalla útil.

La parte de atrás es más atractiva, y nos gusta especialmente su tacto metálico frío y las dos tiras horizontales de color plateado que contrastan con el color oscuro de la superficie del teléfono.

El Lenovo K6 está disponible en tres colores — gris oscuro, dorado y plata — y nosotros hemos tenido oportunidad de probar el primero de ellos, como se puede apreciar en las fotografías.

 

El Lenovo K6 no es un smartphone especialmente delgado, ya que cuenta con un grosor de 8,2 milímetros, ni tampoco es especialmente ligero con sus 140 gramos de peso. Dicho esto, no es un teléfono que resulte molesto de transportar para nada y, de hecho, habrá quienes agradezcan tener en la mano un teléfono contundente.

El Lenovo K6 posee bordes redondeados, por lo que resulta cómodo de sostener en la mano. La pantalla es un poco grande para poder llegar a los extremos con una sola mano, pero es posible teclear con una sola mano con bastante facilidad.

El hecho de que el teléfono no sea curvado por atrás tiene la ventaja de que es más fácil operar con él cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa, ya que otros teléfonos “bailan” al pulsar sobre la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

La parte de delante del Lenovo K6 está ocupada principalmente por la pantalla, que está rodeada por unos marcos más bien anchos, como ya hemos comentado.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal, el LED de notificaciones, y los sensores habituales de proximidad e iluminación.

En la parte inferior encontramos los botones capacitivos de Tareas, Inicio y Atrás, que están dibujados sobre la superficie del teléfono.

Hubiéramos preferido que los botones estuvieran retroiluminados ya que, en la oscuridad, no podemos ver con claridad dónde está cada botón.

En el frontal no encontramos ningún logotipo de Lenovo ni ningún otro signo que denote que nos encontramos ante un teléfono de la marca, por lo que su aspecto es el de un teléfono Android genérico.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de metal, que no puede ser retirada para acceder a la batería.

El acabado de la cubierta trasera no es brillante, por lo que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas sobre la superficie.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos la cámara principal, que sobresale ligeramente de la superficie del teléfono.

Aunque el cristal que protege la cámara parece ligeramente hundido, no nos atrevemos a decir que no haya riesgo de que se raye si se apoya boca abajo con frecuencia.

Debajo de la cámara encontramos el flash, que en esta ocasión es de un solo tono. Debajo del flash se encuentra el lector de huella dactilar, en una posición que personalmente encuentro algo incómoda — prefiero que el lector esté en el frontal — pero que para otros usuarios es la ideal.

En el parte inferior de la superficie trasera se encuentra el logotipo de Lenovo y, debajo, los dos altavoces estéreo con los que llega este terminal.

En el lateral derecho encontramos solamente el botón de encendido y un botón alargado para controlar el volumen. Estos botones tienen un tamaño y un recorrido adecuado.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento híbrido para dos tarjetas SIM, o tarjeta SIM más tarjeta micro-SD.

 

En la parte inferior no encontramos ningún botón o conector, salvo un micrófono.

 

La parte superior del teléfono posee el conector micro-USB y el de auriculares. No es nada habitual encontrar el conector micro-USB en esta posición y, en ciertas ocasiones, puede resultar algo incómodo (por ejemplo, al sujetar el teléfono en vertical en el coche y cargarlo a la vez)

 

Lamentablemente el Lenovo K6 no cuenta con resistencia al agua, por lo que debemos tener un cierto cuidado para evitar que se derrame líquido por encima de nuestro teléfono o se caiga al agua.

Ir a página :