Cómo detectar y acabar con las apps que consumen excesiva batería

En los últimos días, la app Messenger de Facebook ha experimentado un problema de excesivo consumo de batería que ha pillado a muchos usuarios desprevenidos. El fallo estaba provocada por un consumo excesivo de CPU, que hacía que la batería se consumiera mucho más rápido de lo habitual.

Lo más interesante en este caso es que el consumo excesivo de batería ocurría cuando los usuarios no estaban utilizando la app. Esto se debe a que este tipo de apps suelen actualizarse periódicamente en segundo plano, sacando al teléfono de su estado de sueño y, por tanto, consumiendo energía.

Normalmente, esto se hace de forma eficiente consumiendo poca CPU, pero cuando una app abusa de la funcionalidad de Android que despierta al teléfono, puede disparar el consumo de batería.

Lo primero que debes hacer si sospechas que la batería de tu teléfono se está agotando más rápido de lo que esperarías es localizar qué app está consumiendo batería en exceso. Para ello, puedes dirigirte a Ajustes > Batería > Uso de batería, donde podrás ver qué apps y servicios consumen la mayor energía.

No es extraño ver Android OS, Pantalla o incluso Facebook en la parte superior de la lista, pero si ves otras apps que consumen un porcentaje elevado de tu batería, sobre todo cuando la app pasa la mayor tiempo en segundo plano, tienes un problema.

El siguiente paso es tratar de arreglar el problema reiniciando la app, ya que podría ser un simple fallo pasajero. Abre la lista de apps activas y cierra la app en cuestión. Si no lo consigues, ve a Ajustes > Apps, elige la aplicación y pulsa sobre Forzar cierre para cerrar la aplicación. Vuelve a abrir la app y comprueba si el problema persiste.

Si el consumo anormal de batería continúa, probablemente hay algún problema con esa aplicación. Una solución bastante obvia es desinstalar la app y buscar una alternativa, si existe, pero esto puede ser bastante drástico.

También es posible hacer que una app no pueda ejecutarse en segundo plano hasta que el desarrollador solucione el problema. Para hacer esto, puedes utilizar una app como Greenify, incluso sin root, para “hibernar” apps que normalmente se ejecutarían en segundo plano.

Es fácil de usar, simplemente elige esa app que consume mucha batería y fuerza manualmente que se hiberne. También puedes automatizarlo si tienes un terminal con root, o incluso sin root si cumple ciertos criterios.

Quizás te interese

Cómo arreglar un smartphone que no carga la batería

Quizás te haya pasada alguna vez. Llegas a casa con el móvil con poca batería, …