La carísima marca de smartphones Vertu cambia de dueño por tercera vez

Vertu

Vertu es una marca famosa por sus teléfonos hechos a mano con una cuidada selección de materiales y unos precios exageradamente altos.

Ahora la compañía ha cambiado de manos por tercera vez desde que Nokia la fundase en los años 90 para cubrir un nicho de mercado, el de los dispositivos con cuerpos de titanio y texturas de piel. El nuevo dueño es Hakan Uzan, un millonario turco exiliado que busca asilo en Francia.

» Te interesa: ¿Qué tendrá Vertu para que sus móviles cuesten miles de euros con especificaciones de hace dos años?

Hakan Uzan ha pagado 57 millones de euros a Godin Holdings, el anterior dueño de la compañía. Es conocido por sus enfrentamientos en los tribunales ante Nokia y Motorola, y su hermano está también exiliado por oponerse al Presidente de Turquía, Recep Erdogan. Esta beligerante pareja de hermanos también se han enfrentado a Donald Trump en los tribunales.

El dueño anterior de Vertu, Goldin Holdings, ha vendido Vertu solo 18 meses después de ser adquirida por un fondo privado que pagó 200 millones de euros a Nokia. Vertu tiene serios problemas para destacar en el saturado mercado de los smartphones, y perdió 60 millones de euros en el último ejercicio fiscal.