La idea de un smartphone que se auto-destruye ya es una realidad

La idea de un teléfono que se auto-destruye suele estar reservada a las películas de espías, pero se trata de una posibilidad que puede resultar útil para garantizar la privacidad de la informacion sensible que almacenan ciertas personas.

Ahora un equipo de investigadores en Arabia Saudí han construido un prototipo de dispositivo que se auto-destruye en tan solo 10 segundos, y que puede ser programado para auto-destruirse bajo determinadas circunstancias.

El mecanismo funciona desviando la potencia de la batería hacia unos electrodos que se calientan rápidamente, lo que provoca la liberación y expansión de un polímero especial que se expande rápidamente y destruye el procesador del dispositivo.

Lo mas interesante es que es dispositivo no tiene por que estar en posesión de su dueño para iniciar su proceso de destrucción, ya que este puede dispararse mediante un sensor GPS que detecta cuando el dispositivo se ha alejado de un cierto punto o a través de una aplicación remota.

Por el momento esta tecnología esta en pruebas, pero el equipo espera implementar este mecanismo de forma que no solamente se destruya el procesador sino tambien el chip de almacenamiento y otros componentes.

Quizás te interese

Análisis del HTC U11 a fondo y opinión [REVIEW]

En los últimos años, HTC ha pasado de ser uno de los fabricantes de smartphones …