No es oro todo lo que reluce: la actualización gratuita de Windows pirata a Windows 10 no te otorgará una licencia legal

win_10_screenshot3[1]

Ayer Microsoft anunció que las copias piratas de Windows también recibirán la actualización gratuita a Windows 10 cuando el nuevo sistema operativo salga a la luz. Aunque esto suena muy bien, en realidad hay que entender bien qué significa.

Aparentemente, la actualización a Windows 10 llegará a todos los usuarios de Windows – ya sean copias legítimas o piratas – pero los poseedores de copias piratas no pasarán a tener una licencia válida.

En otras palabras, esta actualización gratuita no cambiará el estado de la licencia del sistema operativo, por lo que el usuario seguirá teniendo una copia ilegítima incluso después de la actualización a Windows 10. La explicación de Microsoft es la siguiente:

“Siempre hemos estado comprometidos con asegurar que nuestros clientes obtienen la mejor experiencia de Windows posible. Con Windows 10, aunque los PCs no-genuinos podrán actualizarse a Windows 10, la actualización no cambiará el estado no genuino de la licencia.

Los Windows no-genuinos no son publicados por Microsoft. No están licenciados adecuadamente, ni soportados por Microsoft o por un socio de confianza. Sin un dispositivo se consideraba no-genuino o mal licenciado antes de la actualización, ese dispositivo seguirá siendo considerado no-genuino o mal licenciado tras la actualización.”

Quizás te interese

¿Un Samsung Galaxy S8 corriendo Windows 10 Mobile? No tan rápido…

Samsung no ha mostrado mucho interés por Windows 10 Mobile desde que salió al mercado …