Slicklogin o la historia cómo una empresa con un año de vida y tres empleados puede ser adquirida por Google

SlickLogin

La startup israelita Slicklogin considera que las contraseñas son inseguras y molestas, y que la autenticación de dos pasos vía SMS es demasiado engorrosa. La solución a los problemas de las contraseñas  es, según la compañía, las ondas sonoras. Aunque pueda sonar extraño, parece que pueden estar bien encaminados ya que aunque la compañía solo lleva un año de funcionamiento, acaba de ser adquirida por Google.

El principal producto de Sicklogin es una combinación de una página web que utiliza los servicios de Slicklogin y una aplicación para el teléfono que se utiliza para verificar la identidad del usuario.

En primer lugar, la página web hace uso del API de Slicklogin para generar un sonido único y prácticamente inaudible a través de los altavoces del ordenador. El teléfono del usuario, que ejecuta la aplicación, captura el sonido, lo verifica, e informa a los servidores de Sicklogin que el usuario está utilizando el mismo número de teléfono que dio al registrarse. Este proceso se realiza de forma transparente para el usuario sin que tenga que intervenir.

Curiosamente Slicklogin nunca salió al mercado ya que Google la ha comprado poco después de su debut en el evento TechCrunch Disrupt. Una de las razones por las que tantas empreas de Israel han entrado en el mercado de la verificación de identidad es por los conocimientos adquiridos en el ejército del país. La página de Slicklogin destaca la experiencia de sus fundadores en la Unidad 8200, una especie de Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de Israel.

Se desconoce si Google ha adquirido la compañía para integrarla en sus propios productos, para mantenerla alejada de las manos de rivales como Apple, o simplemente porque querían adquirir el talento detrás de esta pequeña compañía formada por tan solo tres empleados.  |  Fuente: Fast Company