Sony refuerza su negocio de sensores de imagen con la compra de la división de sensores de Toshiba por 142 millones de euros

BN-KX573_toshib_J_20151024000900[1]

Sony ha anunciado que se va a hacer con el negocio de sensores de imagen de Toshiba por 19.000 millones de yenes (142 millones de euros).

La noticia no nos sorprende ya que los rumores sobre esta adquisición circulaban desde el pasado mes de octubre, pero ahora se ha confirmado oficialmente y hemos conocido algunos detalles. La planta de fabricación de Toshiba y el equipamiento pasarán a ser propiedad de Sony, y los empleados serán transferidos antes del 31 de marzo de 2016.

La nueva fábrica operará bajo el paraguas de Sony Semiconductor Corporation, la filial de Sony dedicada a la producción de sensores de imagen.

Este movimiento demuestra que Sony apuesta fuerte por una de sus áreas más estratégicas. Compañías como Apple, Google y Xiaomi utilizan sensores de imagen de Sony en algunos de sus productos, lo que hace que el fabricante japonés sea un jugador relevante en la industria de las tecnologías móviles a pesar de que sus propios dispositivos no acaben de venderse demasiado bien.