Twitter se disculpa por haber forzado a más de 500.000 personas a seguir a la nueva cuenta de Trump en Twitter

El directivo de Twitter, Jack Dorsey, se ha visto obligado hoy a disculparse por los problemas técnicos que han causado que cientos de miles de usuarios comenzasen a seguir de forma involuntaria la cuenta @POTUS del Presidente de Estados Unidos, que ahora ha pasado a ser gestionada por Donald Trump.

Según parece, muchos usuarios de Twitter comenzaron a preguntarse ayer por qué habían sido obligados a seguir la cuenta de Trump, @POTUS, y muchos acusaron a Twitter de estar compinchados con la nueva administración.

Dorsey ha publicado una explicación hace unas horas, explicando los problemas que han afectado a más de medio millón de usuarios y admitiendo la culpa.

Según ha explicado, la administración de Obama trabajó con Twitter en un plan de transición de redes sociales que consistía en que la cuenta institucional de @POTUS en Twitter sería gestionada ahora por la administración de Trump con los seguidores intactos.

Twitter debía hacer que todos los seguidores de la cuenta @POTUS en el momento del cese de Barack Obama siguieran también a @POTUS44, la cuenta de la administración número 44, la del Presidente Obama, además de a la cuenta @POTUS de Trump.

Sin embargo, Twitter se lió con el traspaso. Algunas personas que seguían @POTUS44 desde hacía tiempo pasaron a seguir también a @POTUS aunque nunca hubieran querido seguir esa cuenta o incluso hubieran bloqueado los tweets de Trump en su feed.