Un código QR caducado en las botellas de ketchup de Heinz lleva a un sitio web pornográfico

heinz-oopsie-360x640[1]Los códigos QR son utilizados por muchas compañía para dirigir a sus clientes a sus páginas web o portales en los que están llevando algún tipo de competición.

Sin embargo, si hay algo que estas compañías deberían aprender, es que los dominios web temporales presentan ciertos riesgos.

En 2012, Heinz llevó a cabo una promoción en Alemania que duró hasta 2014 en la que los clientes podían pedir una botella de ketchup personalizada escaneando un código QR impreso en la etiqueta de la botella.

Sin embargo, un usuario ha descubierto recientemente que el código apunta a un dominio que ya no pertenece a Heinz sino que ha sido registrado por una compañía de contenidos pornográficos llamada FunDorado.

El cliente, Daniel Korell, se llevó una sorpresa cuando escaneó el código QR y fue dirigido a una web de contenido pornográfico, y publicó su descubrimiento en la página de Facebook de Heinz.

La compañía ha pedido disculpas y ha enviado a Korell una botella de ketchup personalizada. Por otro lado, FunDorado también le ha ofrecido una suscripción anual gratuita para los servicios de su web…  |  Fuente: TheNextWeb