Windows 10 se reserva el derecho de bloquear juegos piratas y hardware “no autorizado”

windows-10-pirate[1]

Windows 8 no llegó a gozar de gran popularidad entre los usuarios ya que trató de unir con poca fortuna dos mundos completamente diferentes – el interfaz de Windows tradicional y el interfaz táctil – en un mismo producto.

Aunque Windows 10 parece haber tenido un mejor recibimiento por parte de los usuarios, poco a poco se van descubriendo aspectos que pueden hacer cambiar esta percepción.

Hace unos días sabíamos que Microsoft no tiene pensado detallar el contenido de las actualizaciones de Windows 10, y ahora hemos sabido que la compañía se reserva el derecho de deshabilitar productos que puedan haber sido pirateados.

Los nuevos términos de servicio también indican que Microsoft se reserva el derecho de bloquear “hardware no autorizado.”

[otw_shortcode_quote border_style=”bordered”]Podemos comprobar automáticamente la versión de su software, ya que es necesario para proporcionar los Servicios.
También es posible que descarguemos automáticamente en su equipo, sin cargo alguno para usted, actualizaciones del software o modificaciones de los ajustes de configuración para mantener al día, mejorar y continuar desarrollando los Servicios, entre ellas las que le impiden acceder a los Servicios, reproducir juegos falsificados o utilizar dispositivos periféricos con hardware no autorizado.[/otw_shortcode_quote]

Es posible que Microsoft decida no poner nunca en práctica esta claúsula, pero su mera inclusión está levantando bastantes críticas entre quienes piensan que la compañía se está extralimitando en el control de los usuarios.

Quizás te interese

Windows 10 Cloud podría ser la alternativa de Microsoft a los Chromebooks

Aunque los Chromebooks han conseguido alcanzar una cuota de mercado bastante respetable en los últimos años, …