Análisis del Honor 8 a fondo y opinión


¡Oferta! Auriculares inalámbricos 🎧TaoTronics S60 con cancelación de ruido por 44,99€ con cupón SKBM2TG5 [ Amazon ]

Ir a página

Hardware

Huawei es uno de los pocos fabricantes de smartphones que fabrica sus propios chips y los incorpora en sus terminales más potentes, y el Honor 8 utiliza uno de los chips de su compañía matriz.

En el pasado hemos visto el Huawei Ascend Mate 7 con el Kirin 925, el Huawei P8 con el Kirin 930, el Huawei Mate S con el Kirin 935 y el Huawei Mate 8 con el Kirin 950, por citar los más importantes.

honor-8-analisis-teknofilo-14Aunque el rendimiento general de los chips Kirin resulta ser bastante bueno, todos suelen flaquear en el aspecto gráfico.

El Honor 8 incorpora un procesador Kirin 950 con ocho núcleos en una arquitectura big.LITTLE para menor consumo energético: cuatro núcleos Cortex-A72 a 2.3GHz para las tareas más intensivas en CPU y cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.8GHz que consumen menos energía para las tareas menos exigentes.

El chip Kirin 950 ha sido construido en una línea de producción de 16nm, en lugar de los 28nm de las generaciones anteriores, lo que resulta en una mayor eficiencia energética.

Aún con todo, los nuevos chips Qualcomm Snapdragon 820/821 y Samsung Exynos 8890 se construyen en 14nm.

En el aspecto gráfico encontramos una GPU Mali-T880, que no debería tener grandes problemas para mover con la pantalla 1080p del Honor 8. Se trata de la misma GPU que incorpora el Exynos 8890 del Galaxy S7, pero con una diferencia importante. Mientras que la GPU Mali-T880 MP4 del Honor 8 cuenta con cuatro núcleos, la del Exynos 8890 posee 12.

Junto al procesador encontramos 4GB de RAM LPDDR4, una cantidad más que suficiente para poder hacer multi-tarea.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

honor-8-analisis-teknofilo-15

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 94.480 puntos, una puntuación muy alta aunque no llega a superar a los teléfonos estrella de otras marcas como Apple y Samsung.
[show-rjqc id=»100″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 1830/6380 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados espectaculares.
[show-rjqc id=»103″]

 

En el apartado de almacenamiento, el Honor 8 no destaca en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura ya que utiliza almacenamiento NAND de tipo eMMC 5 convencional en lugar de la más rápida NAND UFS 2.0 o 2.1 que utilizan, por ejemplo, el Galaxy S7, el LG G5 o el Xiaomi Mi 5.
[show-rjqc id=»125″]

 

Hemos comparado los tiempos de carga de varios juegos exigentes – Asphalt 8, N.O.V.A. 3 y Modern Combat 5 – y el Honor 8 ha salido muy bien parado, como se puede apreciar en la gráfica, a pesar de que su almacenamiento no sea el más rápido.
[show-rjqc id=»131″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 6.622 puntos, un valor que destaca sobre otros terminales de gama alta.
[show-rjqc id=»105″]

 

En la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados bastante mejorables.
[show-rjqc id=»95″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados más bien bajos en comparación con otros teléfonos de gama alta.

Los resultados de las pruebas off-screen (aquellas que se llevan a cabo a resolución 1920 x 1080 independientemente de la resolución de la pantalla) han dejado claro que esta GPU está por debajo de las que incorporan los teléfonos más potentes del momento.

En las pruebas on-screen (a la resolución nativa de la pantalla), el Honor 8 tiene cierta ventaja ya que la resolución de su pantalla es sensiblemente inferior a la de otros teléfonos de gama alta con paneles QHD. Aún con todo, los resultados no son nada destacables.

[show-rjqc id=»107″] [show-rjqc id=»132″]

 

Los resultados de las pruebas confirman que la CPU del Honor 8 está a la altura de los procesadores más potentes del momento. El Honor 8 se mueve con gran suavidad y, durante el uso del smartphone, no he notado ningún parón ni signo de lentitud al utilizar aplicaciones habituales como Google Maps, Facebook, Twitter, WhatsApp, Periscope, etc.

El interfaz se mueve con mucha fluidez, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de conmutar entre unas tareas u otras. Tampoco hemos notado que el teléfono cierre aplicaciones por falta de memoria, como ocurre con otros teléfonos, aunque con 4GB no esperábamos menos.

En el apartado gráfico, el rendimiento de la GPU Mali-T880 no acaba de brillar, aunque la menor resolución de su pantalla respecto a la de otros teléfonos de gama alta hace que el rendimiento sea suficiente para los juegos de hoy en día.

honor-8-analisis-teknofilo-16

 

En los juegos 3D exigentes que hemos probado – Asphalt 8, Modern Combat 5 y Unkilled – el rendimiento del teléfono ha sido bueno y el juego se mueve con una tasa de imágenes por segundo elevada aun con el nivel de calidad gráfica al máximo.

De hecho, utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno:

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt 830100%No disponible9,5%
Modern Combat 54598%No disponible8,5%
Unkilled29100%No disponible12%

Como todos los teléfonos potentes, se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 38ºC, un valor relativamente bajo.

 

El Honor 8 llega con 32GB de almacenamiento, si bien en otros países también se comercializa en versión de 64GB. Nada más salir de la caja quedan unos 24GB libres pero por suerte cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD.

Lamentablemente Honor no ha adoptado la funcionalidad Adoptable Storage de Android Marshmallow, que permite formatear la tarjeta micro-SD como si fuera una extensión del almacenamiento interno, de forma que puedes instalar apps directamente en la tarjeta micro-SD.

Honor y otros fabricantes tienen sus razones para desactivar Adoptable Storage. Esta funcionalidad implica que no puedes reemplazar la tarjeta micro-SD alegremente y, además, el uso de una tarjeta SD de poco rendimiento afectará al funcionamiento del teléfono.

Dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podemos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones.

honor-8-analisis-teknofilo-17En el aspecto de conectividad, el Honor 8 es compatible con WiFi 802.11 b/g/n/ac a 2.4 GHz y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, y NFC. No incorpora radio FM.

El sistema de posicionamiento es compatible con GPS, GLONASS y Beidou, así que no parece fácil que te pierdas en ninguna parte del Mundo.

La conectividad 4G es Cat. 6, por lo que puede alcanzar velocidad máximas teóricas de 300 Mbps.

La conectividad 4G del Honor 8 es compatible con todas las bandas de frecuencia que se utilizan en España, incluso la de 800 MHz, por lo que no tendrás ningún problema de cobertura.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Honor 8 alcanzó los 156 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 21 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

El Honor 8 cuenta con un lector de huella dactilar de 360 grados en la parte de atrás, que permite desbloquear el teléfono o acceder a aplicaciones protegidas colocando el dedo sobre el lector.

Además del desbloqueo de la pantalla, Huawei permite usar el lector de huella dactilar para hacer gestos que permitan contestar llamadas, detener una alarma o hacer fotos/grabar vídeos. También ofrece algunos gestos de deslizamiento como mostrar el panel de notificaciones y pasar fotos.

honor-8-analisis-teknofilo-18

 

El sistema permite registrar hasta cinco huellas dactilares, una cantidad que parece suficiente ya que por la posición del lector lo más probable es que siempre utilicemos el mismo dedo para desbloquearlo.

Una vez que has registrado las huellas dactilares, la pantalla se activa con solo colocar el dedo en la parte de atrás, incluso sin tener que encender previamente la pantalla. Nos ha sorprendido la rapidez de desbloqueo, ya que es capaz de reconocer la huella dactilar en solo una fracción de segundo.

La posición del lector de huellas resulta algo incómoda ya que, al estar en la parte de atrás, no podemos desbloquear el teléfono con la huella estando apoyado sobre la mesa, sino que tenemos que cogerlo en la mano o utilizar el código de desbloqueo.

Ir a página