Análisis a fondo y opinión del Moto G6


🎁 ¿Vas a comprar un OnePlus 7 / 7 Pro? Aquí tienes 10€ de descuento para la tienda oficial [ Descuento 10€ ]

Ir a página :

Precio y competidores

El Moto G6 está a la venta por un precio oficial de 235 euros (3GB/32GB) o 269 euros (4GB/64GB).

En el mismo rango de precios encontramos el Honor 7X (230 euros). Posee una pantalla Full HD de 5.9″, procesador Kirin 659, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera dual 16MP+2MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.340 mAh.

Otra opción interesante es el Huawei Mate 10 Lite (249 euros), que llega con pantalla Full HD de 5.9″, procesador Kirin 659, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera de 16MP, cámara frontal de 13MP+2MP.

Tampoco podemos olvidar el Nokia 6.1 (288 euros), que posee una pantalla Full HD de 5.5″, procesador Snapdragon 630, 3/4GB de RAM, 32/64GB de almacenamiento con micro-SD, cámara trasera de 16MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.000 mAh

Si te gustan los smartphones Motorola, por un precio similar el Moto G6 Plus (264 euros), que tiene pantalla Full HD de 5.9″, procesador Snapdragon 630, 4/6GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP+5MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.200 mAh.

Conclusiones

El Moto G6 llega con un diseño bastante atractivo tipo «sandwich», con un cuerpo de metal que separa el frontal y la cubierta trasera, ambos de cristal Gorilla Glass 3.

Nos gusta especialmente la curvatura del cristal en la parte de atrás que, además de otorgarle un aspecto sofisticado, ayuda a que el teléfono parezca más fino en los bordes de lo que realmente es. El principal inconveniente de este acabado, no obstante, es que las huellas dactilares quedan muy marcadas.

El frontal del Moto G6 es su aspecto más aburrido ya que su gran pantalla alargada (18:9) de 5.7″ está rodeada por unos marcos de color negro que no aportan mucho estéticamente.

Los marcos son algo más estrechos que en generaciones anteriores pero siguen siendo más amplios que lo que encontramos en smartphones de gama superior.

Motorola ha aprovechado el marco inferior para, además de incluir el logotipo de Motorola, añadir un cómodo lector de huella dactilar.

El lector de huella también puede hacer las veces de botón multi-función, lo que permite eliminar por completo los botones virtuales que aparecen en pantalla.

La pantalla del Moto G6 cuenta con resolución Full HD+, más que suficiente para ofrecer una elevada nitidez ya que la densidad de píxeles supera los 400 ppp.

El brillo máximo está en torno a 600 nits, un valor de brillo bastante alto para un dispositivo de gama media, por lo que no deberías tener problemas para utilizar el teléfono bajo la luz del sol.

La calidad del panel es correcta pero queda lejos de la perfección que encontramos en dispositivos más caros. La pantalla no llega a cubrir el 100% del gamut sRGB, la fidelidad de color es mejorable en ambos modos intenso y estándar, y la pantalla ofrece un cierto tinte azulado que no puede corregirse por software. Nada especialmente grave, por otro lado.

 

El Moto G6 cuenta con un procesador Snadpragon 450, que ha sido fabricado en un proceso de 14nm. Se trata de un procesador con un rendimiento decente, más que suficiente para usuarios no muy exigentes, pero que muestra sus limitaciones al ejecutar cargas de trabajo complejas.

Este procesador viene acompañado por 3 o 4 GB de RAM (3 GB en el modelo que he probado), suficiente para ofrecer una buena experiencia de uso y multi-tarea, especialmente teniendo en cuenta que la capa de personalización es muy ligera.

En los benchmarks, el rendimiento del Moto G6 ha quedado por debajo de la mayoría de rivales de gama media que hemos probado, ya que muchos otros modelos (más caros, eso sí) incorporan procesadores de la serie Snapdragon 600 más potentes.

Si nos centramos en la experiencia de uso, el rendimiento del Moto G6 es correcto. Las aplicaciones y la interfaz se mueven con fluidez y, en general, no hemos encontrado ningún problema de uso.

Ahora bien, en ocasiones, se nota que el teléfono no carga tan rápido las apps como otros modelos, o que ciertos juegos exigentes como PUBG sufren caídas de frames en momentos de mucha actividad. Incluso la app de Cámara nos hace esperar de vez en cuando o muestra signos de retardo al cambiar de modo de disparo o hacer zoom.

El almacenamiento interno del Moto G6 es de 32 o 64 GB, que puede ser ampliado mediante una tarjeta micro-SD.

Además, el Moto G6  permite formatearla como almacenamiento interno ya que es compatible con Adoptable Storage de Android.

En el apartado multimedia, el Moto G6 solo cuenta con un altavoz, pero suena con bastante potencia y nitidez a pesar de su reducido tamaño.

Como aspecto interesante, el Moto G6 ofrece audio Dolby y cuenta con una app que nos permite controlar ciertos parámetros de la reproducción del sonido.

El Moto G6 posee una batería de 3.000 mAh que, en la práctica, ofrece una autonomía correcta, sin destacar ni por encima ni por debajo frente a otros rivales.

Como aspecto positivo, el Moto G6 es compatible con la carga rápida Turbo Charge y llega con un cargador rápido que es capaz de cargar un 90% de la batería en menos de una hora. El proceso total de carga se realiza en torno a una hora y media, que es un tiempo bastante bueno.

El Moto G6 que hemos probado corre Android 8.0 Oreo, que es casi la última versión disponible (Android 8.1 ya ha sido lanzada). La capa de personalización de Motorola es muy ligera y apenas incorpora cambios respecto a Android puro, lo que favorece la fluidez y facilita la llegada de actualizaciones de Android (aunque Motorola no ha sido nunca especialmente rápida a la hora de actualizar la serie G).

Por contra, una capa de tan ligera tiene como inconveniente que el Moto G6 apenas incorpora funcionalidades software adicionales como modos avanzados de ahorro de energía, espacio privado, clonado de aplicaciones, etc.

El Moto G6 sí que incorpora cuatro funcionalidades propias: Moto Key, Pantalla Moto, Acciones Moto y Voz Moto.

Moto Key permite acceder a sitios web y al ordenador utilizando el lector de huella. Pantalla Moto permite encender la pantalla cuando llega una notificación o si detecta un movimiento, así como aplicar un filtro de color azul por la noche. Acciones Moto permite controlar ciertas funciones del teléfono mediante gestos. Voz Moto permite interactuar mediante la voz con el teléfono.

 

En el apartado fotográfico, el Moto G6 cuenta con una cámara dual con dos lentes. La cámara dual permite tomar fotografías con modo Retrato, aunque los resultados no son demasiado buenos a la hora de separar el sujeto del fondo.

Como hemos comentado anteriormente, la interfaz de la cámara no se mueve con mucha fluidez y se nota cierto retardo al tomar una captura. En cuanto a las calidad de las capturas, el Moto G6 ofrece buenos resultados en condiciones de luz abundante, aunque con tendencia a sobresaturar los colores. Cuando la luz escasea, la calidad empeora pero está a la par de lo que encontramos en otros smartphones de gama media, algunos incluso más caros.

A la hora de grabar vídeo, el Moto G6 llega hasta 1080p@60fps (nada de grabar a 4K). En nuestras pruebas, se nota cierto temblor al grabar y, con frecuencia, el teléfono busca constantemente el enfoque.

La cámara frontal de 8MP permite capturar imágenes con bastante buena nitidez y, si lo necesitamos, podemos hacer uso del flash frontal que incorpora. A diferencia de otros fabricantes, Moto no incluye un modo Retrato por software en la cámara frontal.

El Moto G6 está a la venta por un precio de 235 euros (3GB/32GB) o 269 euros (4GB/64GB).

En definitiva, el Moto G6 ofrece una buena experiencia de uso y, a pesar de sus limitaciones, es una excelente opción para quien busque un smartphone con prestaciones más que interesantes a un precio ajustado.

Lo mejor:

  • Construcción atractiva con un chasis de metal y cubiertas frontal/trasera de cristal Gorilla Glass 3
  • Pantalla con alta densidad de píxeles, brillo máximo elevado y amplios ángulos de visión (aunque los colores podrían ser más naturales)
  • Almacenamiento ampliable mediante micro-SD hasta 256GB (y además puede ser formateado como una extensión del almacenamiento interno)
  • Pantalla que se ilumina para mostrar notificaciones cuando llegan o al detectar movimiento. Control por gestos y por voz para acceder a ciertas funciones
  • Lector de huella dactilar en el frontal, que puede sustituir a los botones de navegación mediante gestos. Reconocimiento facial también presente.
  • Cámara dual que permite tomar capturas con buena calidad en condiciones de luz abundante y fotografías decentes con poca luz
  • Altavoz potente y con calidad correcta. Sonido Dolby con una app para ajustar parámetros de reproducción del sonido. Conector de auriculares de 3.5mm.
  • Carga rápida Turbo Charge mediante puerto USB Tipo-C. Carga del 90% en menos de una hora.
  • Radio FM
  • NFC (en España, pero no está disponible en todas las regiones)
Lo peor:
  • Rendimiento algo limitado al ejecutar juegos 3D exigentes o, por ejemplo, al movernos por la interfaz de la app de Cámara o tomar una fotografía
  • Ausencia de algunas funcionalidades por encima de Android que ofrecen otros fabricantes: modos avanzados de ahorro de energía, clonado de aplicaciones, espacio privado, etc.
  • Los vídeos 1080p@60fps se ven temblorosos y con búsqueda frecuente de enfoque
  • Modo Retrato con limitaciones a la hora de separar el sujeto del fondo
Nota: El teléfono Moto G6 ha sido cedido amablemente por Motorola España para la realización de este análisis.

Ir a página