¿Por qué los PC eran de color beige al principio?

📱 ¡Ofertón! Hazte con el Xiaomi Mi 11 Lite 5G NE por solo 349,69€ en Wisecart [ Oferta ]

Si tienes ya unos años, seguro que recuerdas que hubo una época en la que todos los PC eran de color beige.

Hoy, sin embargo, ese color está prácticamente desaparecido, así que nos preguntamos qué ocurrió con los PCs de color beige y, sobre todo, por qué eran todos de ese color.

Técnicamente, los ordenadores antiguos no eran todos de color beige, sino que la mayoría tenían un acabado en tonos de blanco roto o crudo

Luego, de repente, todos estos tonos de marrón desaparecieron, y fueron sustituidos por generaciones de PCs blancos o negros y, más tarde, de todos los colores posibles que se puedan imaginar. Excepto el beige.

Una ley alemana tras la elección del color beige

Un libro sobre la historia del primer portátil llamado ThinkPad: A Different Shade of Blue, de Deborah Dell y Gerry Purdy, afirma que el color beige de los primeros PC tiene su origen en las leyes laborales alemanas.

Según el libro, «a finales de la década de 1970, Alemania puso en marcha unas normas laborales que exigían colores «claros» en los equipos informáticos de oficina; estas normas fueron pronto adoptadas por otros países europeos y escandinavos. Luego, durante la década de 1980, prácticamente se eliminó cualquier oferta que no fuera gris o blanco roto en toda la industria informática debido al coste y a las normas europeas para el lugar de trabajo».

Sea por esta ley o por otro motivo, los ordenadores se volvieron casi uniformemente de color beige en la década de 1980.

Hubo excepciones, como el Sinclair Spectrum en color negro, pero la industria había adoptado los colores beige cuando llegaron el Amiga y el Atari ST a finales de la década de 1980. Los PC compatibles con IBM fueron prácticamente beige desde el principio.

Un artículo del New York Times de 2002 sugiere que: «Los PC de color beige llegaron a las oficinas en los años 80, cuando la moda de los directivos era despreciar la jerarquía y ensalzar las virtudes del trabajo en equipo y un lugar de trabajo más igualitario».

El artículo continúa diciendo que los directores de oficina querían que los equipos estuvieran estandarizados y cita a Mike Stinson, un vicepresidente de Gateway, diciendo: «En las empresas, no quieren que lo nuevo tenga un aspecto diferente a lo antiguo».

Además, el artículo también afirma que la era del beige se produjo en parte por el ahorro de costes: los componentes de color beige eran los más baratos porque eran los más disponibles. «El beige era el estándar inamovible para los proveedores de Asia oriental de ‘módulos de unidad’ para disquetes, CD-ROM y unidades Zip».

La década de los 90: El final del reinado del color beige

El abandono del beige comenzó en los años 90, cuando IBM lanzó su ThinkPad completamente negro.

IBM quería diferenciar sus nuevos portátiles haciéndolos de color negro, pero que se encontraron con la resistencia de IBM Alemania, y la compañía incluso consideró una opción gris específicamente para el mercado alemán (que fue rechazada.)

Finalmente, Alemania aceptó el uso del negro, pero con la condición de que las cubiertas de los manuales alemanes tuvieran impreso en negrita ‘Este producto no es para uso de oficina'».

También por esa época, Apple lanzó el iMac en una gama de colores chillones. Tom Anderson, ejecutivo de Hewlett-Packard, afirma que la gente que compra PCs para el hogar «quería alejarse del beige porque se asociaba con el trabajo»

💿 Oferta: Windows 10 por solo 13€ para siempre y más ofertas en VIP-URcdkey [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
100%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario