DESTACADO

Análisis del Apple MacBook (2016) a fondo y opinión

Ir a página :

Apple presentó el MacBook de 12″ en marzo de 2015, un portátil extremadamente ligero, con un diseño espectacular y una pantalla Retina de alta resolución. Su ligereza trajo consigo algunos sacrificios en el aspecto de rendimiento, ya que no se trataba de un portátil para tareas exigentes.

Este año Apple ha decidido renovar el MacBook del año pasado y ha realizado algunos cambios estéticos añadiendo una variante de color oro rosado y, sobre todo, incorporando mejoras de rendimiento gracias a la llegada de la sexta generación de procesadores Intel Skylake, así como un almacenamiento y una memoria más rápidos.

El MacBook se comercializa con un procesador Intel Core m3 a 1.1GHz, 256GB de almacenamiento Flash y 8GB de RAM por 1.449€. Otra configuración más potente con procesador Core m5 a 1.2GHz y más almacenamiento cuesta 1.799€.

Por cortesía de Apple, hemos tenido oportunidad de probar el nuevo MacBook durante varias semanas y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones tras un análisis detallado.

Índice

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware y rendimiento
  3. Software y Precio
  4. Conclusiones finales

 

Diseño y construcción

La novedad más vistosa del nuevo MacBook es su disponibilidad en color oro rosado, una nueva variante de color que se suma a las ya existentes en plata, gris espacial y dorado. Se trata del único portátil de Apple que puedes conseguir en este color, aunque algo me dice que pronto veremos más portátiles así.

Sea en color oro rosado o en cualquier otro – el que nos ha llegado a nosotros es de un elegante color gris espacial – no cabe duda de que es un portátil con un diseño espectacular como pocos, pero a la vez es capaz de mimetizarse de manera elegante con el entorno gracias a su diseño minimalista.

Cuando está cerrado y el logotipo de la manzana es visible, su aspecto nos recuerda mucho al de un iPad de gran tamaño, aunque los más observadores se habrán dado cuenta de que las manzanas en el MacBoo y en el iPad están orientadas de forma diferente.

Su tamaño compacto hace que sea un compañero ideal para largos viajes o desplazamientos por la ciudad, ya que cabe perfectamente en cualquier mochila o maletín. Si acostumbras a viajar en avión, descubrirás que es uno de los pocos portátiles que puedes utilizar con bastante comodidad apoyado en la mesita del asiento de delante en clase turista.

MacBook - 3

 

El MacBook está hecho de aluminio, pesa unos 900 gramos y tiene un grosor de 13,1 mm, lo que lo convierte en el portátil más fino de Apple (aunque no del mercado ya que ese honor lo tiene por ahora HP).

Parte del mérito de ser un portátil tan fino radica en el mecanismo de debajo del teclado. Se trata de un teclado que va de lado a lado, con teclas retroiluminadas más grandes de lo habitual pero que sobresalen muy poco, por lo que el recorrido es bastante corto. Las teclas de función de la parte superior son bastante más pequeñas

Si estás acostumbrado a teclados con gran profundidad de las teclas, al principio cuesta un poco acostumbrarse pero en pocos días te haces con él.

MacBook - 10

 

El teclado llega acompañado por un trackpad Force Touch similar al del MacBook del año pasado y al MacBook Pro actual de 13″. El trackpad cuenta en su interior con cuatro sensores que permiten que pulsemos en cualquier parte de la superficie y ofrecen una respuesta háptica tras cada pulsación.

Además el trackpad ofrece dos niveles de pulsación. Si pulsamos fuerte sobre el trackpad nos da la sensación de que el trackpad se hundiera pero, en realidad, el movimiento que experimentamos es un pequeño desplazamiento en horizontal.

El trackpad no solamente actúa como un ratón sino que ofrece funcionalidades adicionales. Por ejemplo, en ciertas aplicaciones puedes utilizar el trackpad para dibujar o firmar un documento, variar la velocidad de desplazamiento en QuickTime Player, o acelerar el zoom en Apple Maps. Y si pulsas fuerte sobre una palabra en el navegador podrás ver su definición.

Si no te acaba de convencer la idea de apretar sobre el trackpad para simular un clic del ratón, puedes dirigirte a la sección de Ajustes y activar la opción Pulsar para hacer clic que hace que, en lugar de apretar, sea suficiente con tocar levemente el trackpad.

Por último, no podemos resistirnos a contaros que los chicos de iFixit descubrieron al abrir el MacBook que Apple utiliza unos tornillos con cabezas llenas de una sustancia que se desintegra cuando un destornillador entra en contacto con ellos. Posiblemente esto permite a Apple conocer que alguien ha manipulado la máquina.

MacBook - 1

 

Pantalla

El MacBook solo está disponible con pantalla de 12″, que cuenta con una resolución Retina de 2.304 x 1.440 píxeles, lo que nos da una densidad de píxeles muy elevada: 226 ppp. Además posee un ratio de aspecto 16:10, diferente al ratio 16:9 que encontramos en la mayoría de los portátiles y en los televisores.

La pantalla del MacBook es una de las mejores que hemos visto en un portátil. Ofrece colores vivos y un elevado brillo, que además se ajusta automáticamente a la luz ambiente. Se ve extraordinariamente bien desde todos los ángulos y, a pesar de su pequeño tamaño, los iconos, textos e imágenes tienen suficiente tamaño para que los veamos sin problemas.

MacBook - 11

 

Además, puedes incrementar la resolución de la pantalla más allá de la resolución por defecto (1280 x 800) para obtener un escritorio más grande (1440 x 900) y poder hacer multi-tarea más fácilmente – obviamente a costa de que todo se vea más pequeño. Con una herramienta como SwitchResX es posible incrementar la resolución todavía más.

La matriz de sub-píxeles de la pantalla es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD IPS. En las pantallas RGB los sub-pixeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), como se puede apreciar en la siguiente imagen.

MacBook - 2
Matriz RGB de la pantalla LCD del MacBook

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo de la pantalla ha resultado ser de 329 nits según nuestras propias mediciones. Este es un valor bastante alto, por lo que no deberíamos tener ningún problema en utilizar la pantalla en entornos muy iluminados.

La gama de colores del panel del MacBook es buena ya que cubre más de un 96% del espacio de color sRGB. La fidelidad de los colores es muy alta, ya que el error medio resulta ser 2 dE (un valor por debajo de 3 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 4 dE, un valor bastante bajo.

 

El temperatura de color de la pantalla resulta ser de 6.829 ºK, un valor ligeramente por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que el blanco es bastante puro y solo tiene un cierto tinte azulado.

El valor de gamma, 2.14, está muy cerca del valor ideal de 2.2, y el color negro es relativamente profundo (0,784 nits), por lo que el contraste resulta ser bastante elevado.

Por último, el marco de cristal de la pantalla es bastante fino y de color negro, lo que le proporciona un aspecto más moderno que el marco de plástico que rodea la pantalla del MacBook Air.

Ir a página :

Quizás te interese

Rosa que te quiero rosa: El nuevo MacBook se tiñe del color de moda y mejora sus especificaciones 

Lo que empezó con una nueva opción de color para el Apple Watch llamada ‘Oro …