Análisis del iPhone SE en profundidad


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Pantalla

La pantalla del iPhone SE posee un panel Retina de 4″ con resolución 1136 x 640 píxeles, igual que el iPhone 5s, lo que produce una densidad de píxeles de 326 ppp.

Las similitudes con el iPhone 5s no acaban ahí ya que, según Apple, el iPhone SE ofrece un contraste típico de 800:1 y un brillo máximo de 500 cd/m². El iPhone 6s, sin embargo, ofrece un contraste superior, 1.400:1.

Como sabemos, el iPhone SE no posee la pantalla con mayor densidad de píxeles del mercado. En los últimos tiempos han surgido muchos teléfonos con pantallas de altísima resolución – Full HD, Quad HD e incluso 4K – que ofrecen densidades de píxeles por encima de 500 ppp e incluso, en algunos casos, 800 ppp.

Ahora bien, no cabe ninguna duda de que la pantalla del iPhone SE es extremadamente nítida ya que, por encima de 300 ppp, el ojo humano sin entrenar es incapaz de distinguir los píxeles individuales. Siempre he sido muy crítico con las pantallas QHD y 4K ya que la mejora en nitidez es inapreciable a la vista pero el consumo de batería es superior.

[table id=17 /]

 

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles rojo-verde-azul uno a continuación del otro.

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas AMOLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en rombo.

Matriz RGB del panel LCD del iPhone SE
Matriz RGB del panel LCD del iPhone SE

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo que hemos medido es más elevado de lo que indica Apple en su página web, ya que se encuentra alrededor de los 600 nits. Este nivel de brillo máximo es similar a otros teléfonos de gama alta que hemos probado y está por encima de otros pesos pesados como el Samsung Galaxy S7 edge o el Sony Xperia Z5 Premium.

[show-rjqc id=»116″]

 

La gama de colores del panel del iPhone SE es menor de la esperada ya que cubre un 84% del espacio sRGB.

El error medio en la fidelidad de los colores es extraordinario, 2.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 5.5 dE, de nuevo un valor excelente.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.120 ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador, si tenemos al lado otra pantalla de referencia con la que comparar. El valor de gamma es excelente, 2.3, muy cercano al valor deseado de 2.2.

El color negro es bastante profundo incluso al nivel máximo de brillo, ya que se encuentra alrededor de 0,64 nits. Aun con todo, si observamos el teléfono a oscuras, por ejemplo al ver una película, se aprecia que las bandas negras horizontales están iluminadas en lugar de ser completamente negras. El contraste resulta ser correcto, en torno a 942:1, aunque inferior al del iPhone 6s y algunos otros teléfonos de gama alta.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

En definitiva, se trata de una pantalla de gran calidad, con un nivel de brillo máximo elevado, un contraste adecuado, unos amplios ángulos de visión y una reproducción de colores muy realista. Lamentablemente Apple no ha incorporado la tecnología 3D Touch que debutó con el iPhone 6s, por lo que la pantalla no es sensible a la presión.

iPhone SE - 14

Ir a página