Quitar este panel

Análisis del Lenovo K6 y opinión [REVIEW]

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

A pesar de la compra de Motorola hace ya algún tiempo, Lenovo mantiene su propia serie de smartphones. Uno de los últimos smartphones que ha lanzado la compañía es el Lenovo K6, que llega con unas especificaciones bastante interesantes en relación a su precio.

El Lenovo K6 llega con una pantalla de 5.0″ con construcción de metal, resolución Full HD, procesador Snapdragon 430, 2GB de RAM, 16GB ampliable mediante micro-SD, cámaras de 13MP/8MP y una generosa batería de 3.000 mAh.

El Lenovo K6 está a la venta en sitios online como Amazon o Mediamarkt por 199 euros, por lo que se enfrenta con un gran número de dispositivos de gama media con un precio similar.

Hemos tenido oportunidad de probar el Lenovo K6 durante unas semanas, y a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

 

Diseño y construcción

El Lenovo K6 posee un cuerpo de aluminio con bordes redondeados y un tacto suave que resulta muy agradable.

Aunque hace unos años el uso de metal estaba reservado a teléfonos de gama alta, hace ya tiempo que muchos teléfonos de gama media han comenzado a sustituir el plástico por materiales más sofisticados como metal o, en menor medida, cristal.

El diseño del teléfono nos recuerda tanto por delante como por detrás a algunos terminales de Xiaomi como el Redmi Note 4

El frontal del teléfono es más bien aburrido, con unos marcos negros alrededor de la pantalla que son algo más anchos de lo que nos gustaría.

Lenovo ha optado por botones físicos, lo que hace que el espacio no esté tan bien aprovechado como en otros terminales. A cambio, tenemos una superficie mayor de pantalla útil.

La parte de atrás es más atractiva, y nos gusta especialmente su tacto metálico frío y las dos tiras horizontales de color plateado que contrastan con el color oscuro de la superficie del teléfono.

El Lenovo K6 está disponible en tres colores — gris oscuro, dorado y plata — y nosotros hemos tenido oportunidad de probar el primero de ellos, como se puede apreciar en las fotografías.

 

El Lenovo K6 no es un smartphone especialmente delgado, ya que cuenta con un grosor de 8,2 milímetros, ni tampoco es especialmente ligero con sus 140 gramos de peso. Dicho esto, no es un teléfono que resulte molesto de transportar para nada y, de hecho, habrá quienes agradezcan tener en la mano un teléfono contundente.

El Lenovo K6 posee bordes redondeados, por lo que resulta cómodo de sostener en la mano. La pantalla es un poco grande para poder llegar a los extremos con una sola mano, pero es posible teclear con una sola mano con bastante facilidad.

El hecho de que el teléfono no sea curvado por atrás tiene la ventaja de que es más fácil operar con él cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa, ya que otros teléfonos “bailan” al pulsar sobre la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

La parte de delante del Lenovo K6 está ocupada principalmente por la pantalla, que está rodeada por unos marcos más bien anchos, como ya hemos comentado.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal, el LED de notificaciones, y los sensores habituales de proximidad e iluminación.

En la parte inferior encontramos los botones capacitivos de Tareas, Inicio y Atrás, que están dibujados sobre la superficie del teléfono.

Hubiéramos preferido que los botones estuvieran retroiluminados ya que, en la oscuridad, no podemos ver con claridad dónde está cada botón.

En el frontal no encontramos ningún logotipo de Lenovo ni ningún otro signo que denote que nos encontramos ante un teléfono de la marca, por lo que su aspecto es el de un teléfono Android genérico.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de metal, que no puede ser retirada para acceder a la batería.

El acabado de la cubierta trasera no es brillante, por lo que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas sobre la superficie.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos la cámara principal, que sobresale ligeramente de la superficie del teléfono.

Aunque el cristal que protege la cámara parece ligeramente hundido, no nos atrevemos a decir que no haya riesgo de que se raye si se apoya boca abajo con frecuencia.

Debajo de la cámara encontramos el flash, que en esta ocasión es de un solo tono. Debajo del flash se encuentra el lector de huella dactilar, en una posición que personalmente encuentro algo incómoda — prefiero que el lector esté en el frontal — pero que para otros usuarios es la ideal.

En el parte inferior de la superficie trasera se encuentra el logotipo de Lenovo y, debajo, los dos altavoces estéreo con los que llega este terminal.

En el lateral derecho encontramos solamente el botón de encendido y un botón alargado para controlar el volumen. Estos botones tienen un tamaño y un recorrido adecuado.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento híbrido para dos tarjetas SIM, o tarjeta SIM más tarjeta micro-SD.

 

En la parte inferior no encontramos ningún botón o conector, salvo un micrófono.

 

La parte superior del teléfono posee el conector micro-USB y el de auriculares. No es nada habitual encontrar el conector micro-USB en esta posición y, en ciertas ocasiones, puede resultar algo incómodo (por ejemplo, al sujetar el teléfono en vertical en el coche y cargarlo a la vez)

 

Lamentablemente el Lenovo K6 no cuenta con resistencia al agua, por lo que debemos tener un cierto cuidado para evitar que se derrame líquido por encima de nuestro teléfono o se caiga al agua.

Pantalla

Lenovo ha dotado al K6 de un panel LCD IPS de 5″ con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles), lo que le otorga una densidad de píxeles de 441 ppp. Esta densidad de píxeles asegura que la pantalla del LG K6 se vea muy nítida, y en la práctica resulta imposible distinguir los píxeles individuales a simple vista.

La matriz de sub-píxeles del Lenovo K6 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-pixeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED como los de Samsung, que poseen una peculiar disposición de los sub-píxeles que reduce la resolución efectiva.

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El teléfono ofrece dos modos de pantalla: brillante y normal. El modo brillante es el que viene activado por defecto y, por tanto, el que hemos utilizado para realizar las pruebas. El modo normal es el que supuestamente ofrece una mayor fidelidad de los colores.

El brillo máximo del Lenovo K6 es de 454 nits según nuestras propias mediciones. Este valor está en línea con lo que encontramos en otros teléfonos de gama media con pantalla LCD, que suelen moverse en el rango de 400-500 nits.

En la práctica, esto significa que no resulta complicado leer la pantalla del teléfono en condiciones de mucha luz, por ejemplo en la calle bajo la luz del día.

 

La gama de colores del panel del Lenovo K6 es algo limitada  ya que cubre solo un 91% del espacio de color sRGB.

El error medio en la fidelidad de color resulta ser 5.5 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 10.6 dE, un valor bastante elevado. Estos valores de fidelidad de color son correctos para un terminal de gama media, aunque obviamente quedan lejos de la precisión que encontramos en pantallas de terminales de gama alta.

En el modo de pantalla normal, los resultados no son mucho mejores ya que el error medio en la fidelidad de color resulta ser 5.2 dE y el error máximo acaba siendo 10.3 dE.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.129 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tinte azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Lamentablemente Lenovo no ofrece ninguna forma de ajustar la temperatura de color de la pantalla.

El valor de gamma es excelente, 2.45, y el color negro no es demasiado profundo (0,411 nits), lo que implica que el contraste es bastante normalito, alrededor de 1.110:1, lo esperable en un terminal de gama media.

Los ángulos de visión son bastante amplios, y podemos observar la pantalla desde ángulos extremos sin que se note una pérdida notable de luminosidad o una distorsión excesiva de los colores.

Hardware y rendimiento

El Lenovo K6 cuenta con un procesador Snapdragon 430 con ocho núcleos Cortex-A53 a 1.4GHz que ha sido fabricado en un proceso FinFET de 28nm, y llega acompañado por una GPU Adreno 505 y 2GB de RAM LPDDR3.

Este procesador fue presentado en septiembre de 2015 junto al Snapdragon 617, como un chip de prestaciones medias, y es el mismo chip que incorporan otros smartphones con precio asequible, como el Xiaomi Redmi 3s, el Asus Zenfone 3 Laser y el reciente Nokia 6.

La combinación de un procesador de ocho núcleos con 2GB de RAM deberían ser garantía suficiente de un rendimiento adecuado, aunque obviamente no cabe esperar un desempeño excepcional a la hora de cargar aplicaciones, realizar multi-tarea o disfrutar de juegos 3D exigentes.

Nos hubiera gustado algo más encontrar el procesador Snapdragon 617, que posee una potencia de CPU algo superior que el Snapdragon 430 — aunque a nivel de GPU andan bastante parejos ambos chips.

 

Hemos sometido al Lenovo K6 a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama media.

]En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 43.448 puntos, una puntuación media en comparación con otros smartphones de esta categoría.

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 613/1719 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados modestos.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos con Androbench, el Lenovo K6 obtiene unos resultados correctos, en línea de otros terminales de gama media.

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1248 ms, un resultado correcto.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 5.085 puntos, un valor medio en línea con otros terminales de gama media.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados que no destacan por arriba pero tampoco por abajo.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados correctos, similares a otros teléfonos de gama media.

 

Los resultados de los benchmarks confirman que nos encontramos ante un smartphone con unas especificaciones correctas, en línea con otros smartphones de gama media que hemos probado.

Dejando a un lado los benchmarks, el Lenovo K6 responde con bastante fluidez a la hora de movernos por el interfaz o utilizar aplicaciones del día a día como Twitter, Facebook, WhatsApp, etc.

Ahora bien, es cierto que las aplicaciones o los juegos pesados tardan algo más en cargar y, en ocasiones, hay un cierto retardo desde que pulsamos sobre un botón hasta que se carga una nueva pantalla. Las páginas web complejas también se mueven más lentamente cuando hacemos scroll o queremos ampliar/reducir ciertas zonas para leer mejor los textos pequeños.

Los 2GB de RAM pueden resultar algo escasos para un smartphone de hoy en día, aunque a decir verdad no hemos experimentado muchos cierres de apps en segundo plano por falta de memoria. En cualquier caso, nos hubiera gustado ver 3GB de RAM.

 

Hemos probado juegos 3D exigentes como Asphalt 8, que por defecto se configura en el modo de calidad alta, y el juego se mueve con una tasa de frames por segundo muy aceptable.

Como todos los teléfonos de hoy en día, se calienta al ser sometido a una carga elevada, especialmente en juegos 3D. Sin embargo, en el caso del Lenovo K6, hemos medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de tan solo 34,5ºC, que es un valor bastante bajo y no resulta molesto.

El Lenovo K6 solo se comercializa con 16GB de almacenamiento interno pero, por suerte, incorpora la posibilidad de ampliar el almacenamiento fácilmente mediante una tarjeta micro-SD. El único inconveniente es que no cuenta con un compartimento dedicado para la tarjeta micro-SD, sino que comparte espacio con la segunda tarjeta SIM.

A diferencia de muchos otros fabricantes, Lenovo ha activado «Adoptable Storage», una de las funcionalidades más interesantes de Android Marshmallow ya que permite formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el Lenovo K6 es compatible con Wi-Fi 802.11 b/g/n en la banda de 2.4GHz, Bluetooth 4. y 4G/LTE Categoría 4 (hasta 150 Mbps).

Además incorpora radio FM, lo cual algunos usuarios lo encontrarán un añadido interesante. Ahora bien, no cuenta con NFC.

El Lenovo K6 ha alcanzado los 72 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30, unos valores que no son muy altos pero a decir verdad la banda de 2.4GHz está saturada en esta zona, y el teléfono no es compatible con la banda de 5GHz.

En la prueba de 4G, se han alcanzado los 19 Mbps de bajada y 14 Mbps de subida con una conexión 4G de Movistar.

El Lenovo K6 cuenta con una batería de 3.000 mAh, un capacidad que a priori debería ser más que suficiente para un terminal con este tamaño de pantalla. Ahora bien, la batería no es reemplazable, por lo que no podemos llevar una batería extra en el bolsillo.

 

En la prueba de batería de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 8 horas y 33 minutos. Este resultado se encuentra por encima de otros teléfonos que hemos probado, como se puede apreciar en la gráfica.

 

En el día a día, sin ningún modo de ahorro activado, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso moderado. 

El Lenovo K6 ofrece el modo de ahorro estándar de Android, que reduce el rendimiento del dispositivo, limita la vibración y reduce la mayor parte de transmisión de datos en segundo plano. Esto hace que algunas apps no se actualicen a menos que las abras.

Adicionalmente, incorpora un modo de ahorro de energía avanzado que solo habilita las funciones de llamada y mensajes, lo que aumenta la autonomía durante varios días. También permite limitar algunas aplicaciones para que no puedan iniciarse automáticamente al encender el teléfono ni funcionar en segundo plano.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 1 hora y 58 minutos con el cargador incluido. Como podemos apreciar en la gráfica, el proceso de carga es bastante más rápido hasta el 80 por ciento, y luego se ralentiza hasta completar el 20 por ciento restante.

 

Por último, el Lenovo K6 cuenta con lector de huella dactilar en la parte de atrás que, en nuestras pruebas, ha funcionado perfectamente, con una tasa de acierto muy alto. Además, basta con colocar el dedo sobre el lector para que el teléfono se desbloquee, aún estando la pantalla apagada.

Software y funcionalidades

El Lenovo K6 corre Android 6.0 Marshmallow, la penúltima versión del sistema operativo de Google. Por encima del sistema operativo, Lenovo incorpora la capa de personalización Vibe Pure, que no introduce demasiados cambios respecto a Android original.

El escritorio del teléfono tiene espacio para 20 iconos (cuadrícula 5×4) y, en la parte inferior de la pantalla, podemos dejar cuatro iconos fijos, además del acceso al cajón de aplicaciones.

A diferencia de otras capas de software de fabricantes chinos, que colocan todos los iconos en el escritorio, la capa de Lenovo cuenta con un cajón de aplicaciones.

Una funcionalidad interesante del cajón de aplicaciones es que muestra en la parte superior algunos iconos en miniatura con las últimas apps que hemos abierto, para que sea más fácil localizarlas.

Podemos proteger el acceso a una app con una contraseña, patrón o huella dactilar si mantenemos apretado el icono de una app y la arrastramos hacia un icono de candado que aparece en la parte superior de la pantalla.

Esto puede ser muy útil para proteger el acceso a ciertas aplicaciones con contenidos personales, como la galería de imágenes o aplicaciones de mensajería como WhatsApp.

Otra funcionalidad interesante es Zona segura, que permite crear dos zonas diferenciadas: abierta y segura. Es posible configurar aplicaciones, cuentas, fondos de pantalla y contraseñas de bloqueo de pantalla en la zona segura que sean diferentes a los de la zona abierta. Para conmutar entre la zona abierta y la zona segura, basta con pulsar el icono de «Zona segura» en la barra de estado.

Estando en la zona abierta, cualquier notificación de aplicaciones de la zona segura aparecerá también en la barra de estado con un punto rojo en el icono de notificación. Para poder ver la notificación, es necesario cambiar a la zona segura.

Los datos y archivos de aplicaciones de las zonas abierta y segura están completamente aislados, pero los archivos se pueden compartir a través del directorio SecureZoneEx. Este es el único directorio al que se puede acceder desde ambas zonas.

 

Al arrastrar la pantalla hacia abajo vemos la zona de notificaciones y ajustes rápidos, que no presentan ningún cambio respecto a Android estándar, salvo por un botón en la parte inferior de la pantalla que nos permite acceder a todo el historial de notificaciones pasadas, incluidas aquellas que hayamos descartado.

Lenovo ha incorporado una funcionalidad muy útil llamada Aplicaciones Duales, que crea una segunda instancia de una aplicación que se puede configurar con distintos parámetros. Esto nos permite, por ejemplo, tener dos aplicaciones de WhatsApp, cada una configurada con una cuenta diferente.

Lenovo también ha incluido muchas opciones de control mediante gestos:

  • Captura rápida: Con la pantalla apagada, podemos presionar dos veces cualquier botón de volumen para tomar una foto.
  • Doble toque en la pantalla para iluminar: Con la pantalla apagada, un doble toque en la pantalla la ilumina
  • Gestos sobre el botón flotante: Doble toque, un toque o pulsación larga sobre un botón flotante para ejecutar ciertas acciones
  • Botón de encendido para activar la cámara: Tocar dos veces el botón de encendido abre la app de Cámara sin desbloquear el teléfono
  • Lámpara rápida: Mantener presionada la tecla de Inicio cuando la pantalla está bloqueada enciende la linterna rápidamente
  • Reducir volumen de tono de timbre: Reduce automáticamente el volumen del tono de timbre al levantar el teléfono

Lenovo ha incluido una app llamada Temas que no solamente permite modificar los iconos, widgets y aspecto del interfaz, sino que también permite personalizar el diseño de la pantalla de bloqueo, la pantalla de llamadas, la pantalla de tareas y el marcador telefónico.

 

 

Por último, Lenovo permite la creación de escenas, que es una forma de agrupar un conjunto de ajustes y acciones (Bluetooth, brillo, abrir aplicación, GPS, protección de la vista nocturna, tono y volumen) para que activen al conectarnos a una red WiFi concreta o en función de la hora del día.

Esto permite, por ejemplo, desactivar Bluetooth al entrar en casa o bajar el volumen del teléfono en horario nocturno.

 

Aplicaciones incluidas

El Lenovo K6 incluye unas pocas aplicaciones pre-instaladas como Lenovo Companion, McAfee Security, SHAREit y SYNCit. A continuación vamos a repasar brevemente en qué consiste cada una de estas aplicaciones.

Lenovo Companion es una herramienta de Lenovo que permite realizar un diagnóstico del dispositivo, encontrar soluciones a problemas y buscar actualizaciones del software del teléfono. Desde esta esta app podemos acceder también a los foros y comunidades de Lenovo para encontrar ayuda.

McAfee Mobile Security es una suite de seguridad que busca amenazas en nuestro dispositivo y analizar las apps que tenemos instaladas.

SHAREit es una herramienta para compartir mensajes, imágenes, vídeos, etc. con otras personas de forma sencilla. El principal inconveniente es que el receptor también debe tener instalada esta app, por lo que su utilidad está algo limitada.

SYNCit es una app que permite realizar copias de seguridad de nuestros contactos, mensajes, registro de llamadas y otros contenidos a la nube o una tarjeta SD.

Multimedia

El Lenovo K6 cuenta con dos altavoces estéreo en la parte de atrás, que suenan con un volumen bastante potente y considerablemente mejor que otros teléfonos de un rango de precios similar.

Su ubicación hace que el sonido quede amortiguado cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa o al sujetar el teléfono en horizontal.

La idea de sonido estéreo nos gusta mucho, pero nos hubiera gustado que Lenovo hubiera colocado estos altavoces en el frontal.

El Lenovo K6 es compatible con la tecnología de sonido Dolby Atmos y, de hecho, Lenovo ha incorporado una app en el teléfono que permite establecer el modo de reproducción: película, música, juego, voz o personalizado.

Aunque el teléfono suena bastante bien para lo que estamos acostumbrados, no dejan de ser altavoces de un tamaño bastante pequeño, por lo que los bajos no suenan con suficiente intensidad.

El Lenovo K6 utiliza Play Música de Google como reproductor de música por defecto. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos.

También ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify. Otra opción interesante es que permite crear mezclas al instante basadas en las canciones que más te gustan o en tus artistas favoritos.

La aplicación de Play Películas permite comprar o alquilar películas para disfrutar de ellas en el teléfono.

El precio de una película como Doctor Strange es de 13,99€/16,99€ (SD/HD) para compra.

La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, lugares, fecha, personas y cosas.

En el apartado «cosas» podemos ver fotografías organizadas según elementos que ha identificado Google en las fotos. Por ejemplo, podemos ver fotos donde aparezcan «coches», «comida» o «pájaros».

Fotos también permite realizar ciertos retoques a la imagen como girar, recortar, aplicar filtros, ajustar la exposición, controlar el contraste, etc.

Otra posibilidad que ofrece Fotos es crear collages y animaciones a partir de fotografías, o crear películas combinando fotografías y vídeos.

 

La aplicación Fotos es también la utilizada para disfrutar de vídeos. El interfaz de reproducción de vídeo es muy simple y no ofrece ninguna funcionalidad avanzada más allá de los controles de reproducción habituales.

La reproducción de vídeo es buena y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo 1080p compatibles con suavidad. Sin embargo, no hemos podido ver vídeos 4K codificados con H.264 o HEVC — en cualquier caso, no parece probable que vayamos a querer reproducir vídeos con tanta resolución en este teléfono.

Hemos probado a reproducir vídeos de Netflix, YouTube y otras plataformas de vídeo en streaming y hemos podido disfrutar de películas sin ningún problema.

 

Cámara de fotos

Lenovo ha optado por incorporar un sensor de 13MP y una lente con apertura f/2.0 en la cámara trasera, que lamentablemente no cuenta con estabilización óptica.

En cuanto al interfaz de la cámara, en la parte derecha encontramos los habituales botones de captura de foto y grabación de vídeo, así como la última foto tomada y un botón para acceder a varios modos que, en algunos casos, tienen también submodos:

  • Modo Profesional
  • Modo Panorámica
  • Modo Paisaje nocturno artístico: submodos paisaje urbano nocturno, personas en movimiento, escenario e interior con poca luz
  • Modo HDR artístico: submodos Klasicno, automóvil, naturaleza muerta y ciudad
  • Modo Cámara rápida
  • Modo Cámara lenta.

A la izquierda encontramos un botón para conmutar entre cámara frontal y trasera, el control del flash y el acceso a los ajustes de cámara.

 

El modo profesional ofrece un buen número de controles manuales como ajustar la exposición, sensibilidad ISO, velocidad de disparo, distancia de enfoque y balance de blancos.

No hemos encontrado de activar el modo HDR normal, y los modos HDR artísticos que ofrece el teléfono producen imágenes bastante irreales, como podemos apreciar en la siguiente captura utilizando el modo ‘HDR ciudad’.

 

Una de las funcionalidades más interesantes que incluye el software de cámara del Lenovo K6 es la Composición Inteligente.

Lenovo ha trabajado con fotógrafos de prestigio para ayudar al usuario a componer fotografías. Cuando el teléfono detecta una escena familiar (por ejemplo, una foto de comida), sugiere activar la composición inteligente y te va guía para que encuadres la fotografía de la mejor forma posible.

Por ejemplo, aquí podemos ver cómo el software detecta que estamos ante comida y nos sugiere que nos acerquemos a la tarta y la centremos en pantalla para tomar una mejor fotografía.

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía, en escenas bien iluminadas el teléfono es capaz de tomar fotografías con bastante detalle gracias a su sensor de 13MP. También ofrece una buena reproducción de los colores, aunque en ocasiones pueden parecer algo apagados.

A continuación podemos ver una muestra de fotografía tomada en condiciones de buena iluminación:

 

Cuando la luz escasea, la ausencia de estabilización óptica comienza a pasar factura y la calidad de la imagen se resiente.

Ahora bien, el resultado con poca luz es bastante bueno para un teléfono de este precio, ya que la imagen resultante muestra bastante detalle. A continuación podemos ver un ejemplo de fotografía tomada con poca luz.

 

A continuación hemos incluido una galería de fotografías tomadas con el Lenovo K6 en tamaño original, donde se puede apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Lenovo K6 es capaz de grabar vídeos en resolución 1080p, pero lamentablemente no es posible grabar en resolución UHD (3840×2160).

La calidad de la imagen es buena, con una nitidez correcta y unos colores vivos.

 

La cámara frontal posee un sensor de 8MP y permite tomar selfies con una calidad bastante buena. A continuación podéis ver un selfie captado con la cámara del Lenovo K6.

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado, la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio y competidores

El Lenovo K6 no está a la venta en la página oficial de Lenovo España (aparece el Lenovo K5), pero podemos encontrarlo en sitios como Amazon o Mediamarkt por un precio de EUR 199.

En el mismo rango de precios también encontramos otras alternativas interesantes como el Moto G4 Plus ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01FLZC9Y8]) con una pantalla Full HD de 5.5″, procesador Snapdragon 617, 2GB de RAM y cámara de 13MP.

Otra alternativa es el Huawei P9 Lite ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01DYN5N06]) con una pantalla Full HD de 5.2″, procesador Kirin 650, 3GB de RAM, cámaras de 13MP/8MP y batería de 3.000 mAh.

El ZTE Blade V7 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01D0I0RN8]) llega con un precio inferior, pero cuenta con unas especificaciones interesantes: pantalla Full HD de 5.2″, procesador Mediatek MT6753, 2GB de RAM, cámaras de 13MP/5MP y batería de 2.500 mAh.

 

Conclusiones

El Lenovo K6 es un smartphone de gama media con unas especificaciones bastante interesantes para su precio, que es bastante comedido.

Comenzando por su diseño, el Lenovo K6 cuenta con una construcción de metal que lo hace bastante agradable al tacto.

No es tan fino ni tan ligero como otros smartphones que hemos probado, pero su tamaño de pantalla hace que no sea un dispositivo voluminoso ni tampoco pesado.

Uno de los aspectos donde los fabricantes suelen recortar en los terminales de gama media es en la pantalla.

Sin embargo, el Lenovo K6 llega con un panel Full HD que ofrece una gran nitidez y un brillo de pantalla bastante elevado.

El contraste de la pantalla no es muy alto y la pantalla tiene un cierto tinte azulado que se nota ligeramente en aplicaciones con fondo blanco, como un navegador.

Las especificaciones técnicas del Lenovo K6 no son para tirar cohetes. Cuenta con un procesador de gama media, el Snapdragon 430 de finales de 2015, que viene acompañado por una GPU Adreno 505 y tan solo 2GB de RAM.

No podemos negar que nos hubiera gustado ver un procesador como el Snapdragon 617 y algo más de memoria RAM para favorecer la multi-tarea, aunque también es cierto que no hemos sufrido muchos cierres de apps en segundo plano por falta de memoria.

 

En el día a día, el teléfono responde con rapidez a nuestras órdenes y, salvo un parón momentáneo, no hemos experimentado problemas a la hora de utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, etc.

Obviamente el rendimiento del teléfono queda lejos del que obtenemos en un dispositivo de gama alta, y se nota una menor fluidez a la hora de abrir apps o hacer scroll por páginas web complejas. Los juegos 3D que hemos probado se han movido bastante bien, a pesar de no contar con una GPU de última generación.

El Lenovo K6 solo cuenta con 16GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan al menos de 10GB libres nada más sacarlo de la caja.

La buena noticia es que el almacenamiento puede ampliarse mediante una tarjeta micro-SD hasta 128GB (eso sí, a costa de perder la funcionalidad de Dual SIM) y además soporta Adoptable Storage, por lo que podemos formatear la tarjeta como una extensión del almacenamiento interno. No todos los fabricantes permiten esta opción.

La autonomía del Lenovo K6 es muy buena, por encima de otros smartphones de gama media del mercado, y la carga del teléfono también resulta bastante rápida.

El Lenovo K6 cuenta con dos altavoces traseros estéreo. Aunque su ubicación no es la mejor, son compatibles con Dolby Atmos y suenan bastante mejor de lo que solemos escuchar en teléfonos de esta gama de precio.

En el aspecto software, el teléfono llega con Android Marshmallow y Lenovo ha mantenido una experiencia de uso muy próxima a Android, aunque con algunas funcionalidades añadidas interesantes.

Una de nuestras funcionalidades favoritas es Aplicaciones Duales, que permite tener dos instancias de una misma app con diferente configuración. Esto puede ser muy útil para tener dos cuentas de WhatsApp, por ejemplo, en el mismo teléfono.

Otra funcionalidad interesante es la posibilidad de proteger el acceso a una app mediante huella dactilar, PIN o contraseña.

También es destacable la cantidad de gestos que soporta el teléfono, y que nos permiten encender la linterna, activar la cámara, encender la pantalla o reducir el volumen del timbre con simples pulsaciones de teclas y movimientos del teléfono.

La cámara trasera de 13MP del Lenovo K6 nos ha dejado con un buen sabor de boca, ya que el teléfono es capaz de tomar capturas con gran nitidez y manteniendo el ruido bastante contenido en condiciones de poca luz, a pesar de no contar con estabilización óptica. La cámara frontal con 8MP también realiza un buen trabajo.

El software de cámara permite acceder a un modo manual muy versátil y, como curiosidad, ofrece una funcionalidad llamada Composición Inteligente, que nos guía para conseguir el encuadre más adecuado de una fotografía en función del tipo de escena.

El Lenovo K6 no está a la venta en la página oficial de Lenovo España, pero podemos encontrarlo en sitios como Amazon o Mediamarkt por algo menos de 200 euros.

Lo mejor:

  • Construcción de metal con un tacto agradable
  • Pantalla de 5″ Full HD, que ofrece una gran nitidez y un nivel de brillo adecuado
  • Fluidez en el manejo del interfaz y las apps más comunes
  • Capa de personalización de software poco intrusiva pero con funcionalidades interesantes (Aplicaciones Dual, Zona Segura, Temas, Escenas)
  • Cámara con controles manuales que toma fotografías con bastante calidad
  • Altavoces estéreo con sonido potente y de bastante calidad
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD compatible con Adoptable Storage
  • Autonomía elevada y carga rápida
  • Lector de huella dactilar por contacto
  • Radio FM
  • LED de notificaciones

Lo peor:
  • Pantalla con colores algo sobresaturados y un cierto tinte azulado
  • Conectividad WiFi solo en la red de 2.4GHz
  • Memoria RAM limitada a solo 2GB de RAM
  • Ranura para la tarjeta micro-SD compartida con la segunda SIM
  • Altavoces situados en la parte de atrás
  • Conector micro-USB en la parte superior del teléfono (algo incómodo para el coche, por ejemplo)
  • Ausencia de NFC

Nota: El teléfono Lenovo K6 ha sido cedido amablemente por Lenovo España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B01L9NOCOG]

💻 ¡Ofertón! Windows 10 Pro por 8,64€ y Office 2019 Pro por 32,93€ en MMORC [ Cupones ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario