Quitar este panel

Análisis del Sony Xperia X Performance a fondo y opinión

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

Sony generó grandes expectativas entre los seguidores de la marca cuando presentó su nueva serie Xperia X en el Mobile World Congress. Esta serie estaba formada inicialmente por el Xperia X, el Xperia XA y el Xperia X Performance.

De los tres modelos presentados en febrero, el Xperia X Performance estaba llamado a ser el más potente de 2016, si bien recientemente la compañía ha presentado el Xperia XZ con unas especificaciones bastante parecidas al X Performance.

El Sony Xperia X Performance posee algunos ingredientes de un teléfono de gama alta – como un procesador Snapdragon 820 y una cámara de 23MP con enfoque ultrarrápido – pero se queda algo corto en muchos otros aspectos – como la memoria RAM, la resolución de la pantalla o el tamaño de la batería – si lo comparamos con otros teléfonos estrella de grandes marcas.

El Sony Xperia X Performance se comercializa por EUR 649, un precio similar al de muchos otros teléfonos de gama alta, aunque podemos encontrarlo en Amazon por [amazon template=precio&asin=B01GTM1GJQ]. La pregunta que nos hacemos es, si por este precio, el Sony Xperia X Performance es la mejor opción.

Hemos tenido la oportunidad de utilizar el Sony Xperia X Performance durante varias semanas, lo que nos ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación os contamos nuestras impresiones al respecto.

 

 

Diseño y construcción

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-2La serie Xperia Z ha dejado paso a la nueva serie Xperia X, que apenas presenta cambios significativos en diseño respecto a su predecesora.

A grandes rasgos, los nuevos teléfonos de la serie Xperia X mantienen una apariencia muy similar a la de cualquier smartphone Sony de los últimos años, lo cual hace que cada vez sea más difícil distinguir por su aspecto los distintos modelos.

El Sony Xperia X Performance apuesta una vez más por el diseño Omnibalance de Sony, que se caracteriza por el equilibrio y la simetría en todos los ejes.

El Sony Xperia X Performance sigue un estilo industrial en el que predominan las líneas rectas con esquinas ligeramente redondeadas.

El frontal del teléfono cuenta con un cristal 2.5D que está ligeramente redondeado en los bordes y se introduce de manera elegante en el cuerpo del teléfono.

La parte de atrás del Sony Xperia X Performance ya no es de cristal, como en los antiguos modelos de la marca, sino que está hecha de metal, con un acabado tipo cepillado en el que las huellas dactilares no quedan marcadas. Esto hace que el teléfono sea más resistente, ya que el acabado en cristal era bastante delicado.

Los bordes que rodean el teléfono no son de metal sino de plástico, lo cual resulta algo decepcionante en un teléfono de este precio. La única ventaja que vemos en que no tenga un cuerpo completamente de metal es que es necesaria la presencia de líneas de antena, que suelen estropear la estética del dispositivo.

Aunque el diseño del Sony Xperia X Performance es elegante, en mi opinión peca de de ser demasiado repetitivo respecto a los modelos anteriores. Quizás sea porque por mis manos han pasado ya muchos modelos de Sony Xperia en los últimos años, pero me hubiera gustado sentirme sorprendido al abrir la caja – la mayor sorpresa es la colorida caja interior.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-3

 

A diferencia del Xperia X que tuvimos oportunidad de probar hace unos meses, el Sony Xperia X Performance posee protección frente al agua y el polvo gracias a la certificación IP68 que garantiza inmersiones de hasta 1,5 metros durante 30 minutos.

Esto significa que no tenemos que preocuparnos si el teléfono se moja y que podemos limpiarlo bajo el grifo, aunque no deberíamos sumergirlo a propósito.

El Sony Xperia X Performance cuenta con un perfil más grueso que otros teléfonos, ya que posee un grosor de 8,6 mm. Se encuentra claramente por encima de teléfonos como el Galaxy S7 (7.9 mm), el LG G5 (7.7 mm) o el iPhone 7 Plus (7.3 mm).

 

El Sony Xperia X Performance está disponible en cuatro colores – blanco, negro grafito, verde oro y oro rosado – que tiñen el frontal, los laterales y la parte de atrás del teléfono.

Nosotros hemos probado el color verde oro, como se puede apreciar en las fotografías, que particularmente no me convence demasiado pero es cuestión de gustos.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-4La parte de delante del Sony Xperia X Performance está ocupada principalmente por la pantalla, rodeada de un marco no demasiado grueso a izquierda y derecha, aunque algo más amplio de lo deseable por encima y por debajo de la pantalla.

Sony ha incorporado dos pequeños altavoces estéreo frontales en el Xperia X Performance, situados encima y debajo de la pantalla.

El tamaño de los altavoces es bastante discreto, aunque lejos de estar pegados a los bordes como en modelos anteriores, se encuentran en medio de los marcos.

Encima de la pantalla encontramos el logotipo de Sony en letras grandes pero con un color discreto, uno de los altavoces, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad y luz.

También dispone de un LED que se ilumina en distintos colores cuando recibimos notificaciones o para indicar el estado de carga. Este LED está integrado en el altavoz superior de tal forma que cuando está apagado no es visible.

En la parte inferior no encontramos ningún botón ya que son virtuales y aparecen dibujados sobre la propia pantalla cuando son necesarios. El único elemento que se encuentra debajo de la pantalla es el segundo altavoz frontal.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-5En la parte de atrás encontramos, en la esquina superior izquierda, la cámara principal que, a diferencia de modelos anteriores de la serie Xperia Z, no cuenta con una inscripción detallando sus características.

La cámara está a ras de la superficie, lo que puede provocar que se raye el cristal protector si lo apoyamos con frecuencia de ese lado.

Sony no ha especificado si el cristal que cubre la cámara es de zafiro, por lo que conviene tener un cierto cuidado.

Debajo de la cámara encontramos el flash, que es de un solo tono a diferencia de otros teléfonos que incorporan dos LEDs de colores diferentes.

En el centro encontramos el logotipo de XPERIA en letras bastante discretas y no hay ninguna otra inscripción en el teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, con forma alargada debido a que alberga el lector de huellas dactilares.

Más abajo encontramos el botón de volumen, que es algo corto para nuestro gusto ya que apenas hay distancia entre la zona de subir volumen y la de bajar volumen. Además está colocado muy abajo, en una zona bastante alejada del pulgar, por lo que no resulta nada cómodo pulsarlo.

Justo al lado podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-6

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta las ranuras para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

Lamentablemente cada vez que extraemos la bandeja el teléfono se reinicia sin darnos tiempo si quiera a salir de las aplicaciones que tengamos abiertas.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-7

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el conector de auriculares.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-8

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector micro-USB y, a diferencia de otros modelos anteriores de Sony, no posee un enganche para pasar una correa.

Aunque algunos fabricantes han empezado a incorporar conectores USB-C – más pequeños y reversibles – en sus teléfonos, Sony se mantiene fiel al micro-USB tradicional.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-9

 

Los bordes del teléfono son redondeados, así que no se clavan en la mano aún cuando apretamos el teléfono con fuerza y, por tanto, el agarre del teléfono es bueno. 

La parte de atrás del teléfono no posee ninguna textura, por lo que el teléfono resulta algo resbaladizo en la mano. Además, la parte trasera es completamente plana, por lo que no se adapta bien a la forma de la mano.

Por suerte esto tiene la ventaja de que es fácil operar con el teléfono cuando este está poyado sobre una superficie como una mesa, ya que otros teléfonos “bailan” al tocar la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-10

Pantalla

El Sony Xperia X Performance posee un panel LCD IPS de 5″, un tamaño que para muchos es el ideal ya que no es tan grande como para ser considerado un phablet pero, a la vez, no es tan pequeño como para que sea incómodo leer textos pequeños.

La resolución de la pantalla es Full HD, es decir, 1.920 x 1.080 píxeles. Aunque algunos puedan argumentar que otros teléfonos estrella tienen resoluciones más elevadas (como Quad HD), la realidad es que para este tamaño de pantalla la densidad de píxeles de 441 ppp es más que suficiente y los píxeles individuales resultan indistinguibles.

 

El único inconveniente de esta resolución es que limita su uso en aplicaciones de Realidad Virtual, pero Sony no ha lanzado ningún casco para uso con smartphone por el momento.

La matriz de sub-píxeles del Sony Xperia X Performance es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En este tipo de pantallas los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen uno a continuación de otro de forma alineada.

A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas PenTile de los paneles AMOLED, donde los sub-pixeles se organizan irregularmente con formas geométricas. El patrón PenTile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista si la resolución no es lo suficientemente elevada.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-11

Pantalla RGB del panel LCD IPS del Sony Xperia X Performance

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo de la pantalla es bastante  elevado, alrededor de los 575 nits según nuestras propias mediciones. Este valor se encuentra por encima de la mayoría de los smartphones que hemos probado, incluyendo el Galaxy S7 edge (521 nits) y el HTC 10 (447 nits), aunque no llega al nivel del iPhone 7 (623 nits) o el LG G5 (850 nits).

 

La gama de colores del panel del Sony X Performance es excelente para un panel LCD ya que cubre un 99,99% del espacio de color sRGB.

Con el modo de imagen que viene activado por defecto, X-Reality for Mobile, el error medio en la fidelidad de los colores podría ser mejor tratándose de un teléfono de gama alta ya que el valor medio Delta E es de 5 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo es 10.1 dE, que se da precisamente en el color verde. A modo de ejemplo, el iPhone 7 obtiene un valor medio Delta E de 1.5 y un valor máximo de 3.6.

Sony parece utilizar un gamut de color que está fuera del estándar sRGB y produce unos colores demasiado sobresaturados, especialmente en los tonos verdes. Dado que Android no cuenta con una buena gestión del color, el resultado es que las imágenes se ven saturadas de manera artificial.

Al desactivar X-Reality for Mobile, los resultados de nuestras pruebas apenas cambian ya que este modo solo parece afectar a la visualización de fotografías y vídeos en la app de Galería. En cualquier caso recomendamos desactivarlo para una reproducción de colores más natural.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.154ºK, muy por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado marcado.

Sony ofrece un control para ajustar el balance de blancos, y en nuestras pruebas hemos obtenido un blanco bastante puro incrementando el color rojo y, en menor medida, el color verde. El valor de gamma resulta ser de 2.26, bastante cercano al valor ideal de 2.2.

El color negro es relativamente profundo ya que nuestro colorímetro ha medido 0,477 nits. Lógicamente no llega al nivel de una pantalla AMOLED, donde los píxeles de color negro son completamente negros ya que no se iluminan. El contraste del Xperia X Performance es adecuado con un ratio de 1.200:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un lado, aunque el brillo se reduce ligeramente.

Como comentábamos anteriormente, el Xperia X Performance incorpora tres modos de mejora de pantalla: X-Reality for mobile (activado por defecto, mejora la calidad para obtener una imagen más clara, más nítida y más natural), Super Vívido (satura los colores para obtener imágenes surrealistas y vibrantes) y Desactivado.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-12

Hardware y rendimiento

El Sony Xperia X Performance cuenta con el que, hasta hace poco, era el procesador más potente de Qualcomm, el Snapdragon 820 (Qualcomm ha lanzado recientemente el Snapdragon 821). Este procesador llega con dos núcleos Kryo a 2.15 GHz y dos núcleos Kryo a 1.6GHz, y viene acompañado por una GPU Adreno 520.

Sin embargo, el Xperia X Performance solo incorpora 3GB de RAM, cuando la mayoría de los teléfonos de gama alta de 2016 llegan con 4GB y algunos incluso con 6GB de RAM. Aunque la diferencia entre 3 y 4 GB de RAM puede no ser demasiado grande, da la impresión de que Sony ha recortado en algunos aspectos.

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks sintéticos.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-13

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 133.542 puntos, una puntuación muy alta a la par que los teléfonos más potentes de 2016.

 

En el benchmark Geekbench 4 ha conseguido 1593/36613 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados buenos pero algo por debajo de otros teléfonos estrella.

 

En el apartado de almacenamiento, el Sony Xperia X Performance no destaca en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura ya que cuenta con almacenamiento interno de tipo eMMC en lugar del más moderno UFS 2.0.

 

Hemos comparado los tiempos de carga de varios juegos exigentes – Asphalt 8, N.O.V.A. 3 y Modern Combat 5 – el Sony Xperia X Performance no sale mal parado, como se puede apreciar en la gráfica.

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 801 ms, un resultado que no es precisamente espectacular.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 6.792 puntos, un valor que está por encima de la mayoría de teléfonos de gama alta.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados buenos, con una puntuación de 26.497 puntos en Ice Storm Unlimited.

 

En la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados similares a los de los teléfonos estrella de 2016.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido de nuevo unos resultados correctos en comparación con otros teléfonos de gama alta, especialmente en las pruebas On-screen debido a su resolución 1080p.

 

Los resultados que ha obtenido el Sony Xperia X Performance son similares a los que obtienen otros teléfonos estrella de 2016 con procesador Snapdragon 820. En algunas pruebas ha quedado por encima y en otras por debajo, pero no hay grandes sorpresas en las puntuaciones.

Dejando a un lado los resultados de los benchmarks, el Xperia X Performance responde rápidamente a nuestras órdenes y se maneja con fluidez, sin parones, en aplicaciones habituales como Google Maps, Facebook, Twitter, WhatsApp, etc. A esto ayuda sin duda la potencia del procesador y la menor resolución de la pantalla.

En los juegos que hemos probado – como Asphalt 8, Modern Combat 5, N.O.V.A. 3 y Unkilled – el rendimiento del teléfono ha sido bueno y el juego se mueve con una tasa de imágenes por segundo elevada aun con el nivel de calidad gráfica al máximo.

De hecho, utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos. Estos resultados son excelentes, por encima de otros teléfonos de gama alta que hemos probado.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt 829100%64%19%
Modern Combat 54397%61%18%
Unkilled30100%43%22%


Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D, pero no demasiado. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 34ºC, un valor bastante bajo

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-14

 

El Sony Xperia X Performance posee 32GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres unos 20 GB para el usuario nada más sacarlo de la caja.

Por suerte es posible añadir una tarjeta micro-SD de hasta 200GB de capacidad para ampliar el espacio, aunque dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podemos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones.

Además, lamentablemente Sony no ha adoptado la funcionalidad Adoptable Storage de Android Marshmallow, por lo que no podemos formatear la tarjeta micro-SD como si fuera almacenamiento interno.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-15En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia X Performance es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2,4 y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, DLNA, NFC y GPS-A.

No incorpora emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad. Tampoco cuenta con radio FM.

La conectividad 4G es Cat. 9, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 450 Mbps.

El Sony Xperia X Performance alcanzó los 236 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps.

En la prueba de conexión 4G hemos obtenido una velocidad de descarga de 43 Mbps y de subida de 5 Mbps, unos resultados buenos.

El puerto USB permite conectar dispositivos de almacenamiento externos, pero no basta con conectarlos sino que tenemos que acceder a una opción del menú Conexión de Dispositivos para detectar dispositivos conectados por USB.

 

Batería

La batería del Sony Xperia X Performance no es reemplazable y posee una capacidad de 2.700 mAh, algo escasa para una pantalla de 5″.  El Huawei P9 y el Sony Xperia Z5 cuentan con una batería más grande a pesar de tener un cuerpo más pequeño, lo que se traduce en una mayor autonomía.

 

El Sony Xperia X Performance llega con una batería Qnovo, que según la compañía aguanta cientos de ciclos de carga más que las baterías de litio convencionales antes de reducir su capacidad. Esto significa que al cabo de uno o dos años después de comprar el Xperia X Performance, seguirás teniendo la misma autonomía.

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Sony Xperia X Performance ha aguantado 6 horas y 28 minutos con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits. Este valor de autonomía es bastante inferior al que obtuvimos con el Xperia X, y se sitúa por debajo de muchos otros smartphones de gama alta.

 

En la práctica, la autonomía del Sony Xperia X Performance es correcta, y no tendremos mucho problema en llegar al final del día aún con un uso moderado.

2016-10-23-17-24-24Una funcionalidad interesante que ya hemos visto en otros móviles Sony es el modo Stamina.

Este modo restringe las funciones de GPS, vibración mejora de la imagen, rendimiento de la representación, etc. para reducir el consumo de la batería.

Además, cuando los datos en segundo plano están restringidos mediante la función de optimización de batería de Android, no se actualizan el correo electrónico ni otras aplicaciones que dependen de la sincronización.

Podemos seleccionar si este modo está siempre activado, si se activa automáticamente cuando la batería alcanza un porcentaje en concreto o nunca.

Sony ha incorporado un modo llamado Ultra Stamina que prolonga considerablemente la duración de la batería.

Este modo deshabilita la conexión a Internet a través de WiFi y datos móviles, la pantalla de Inicio cambia y mantiene solo las funciones básicas del móvil en funcionamiento: teléfono, contactos, mensajes, cámara, álbum, calendario, alarma/reloj, calculadora, radio FM, ajustes y música.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-16

 

Cuando se activa el modo Ultra Stamina, el Xperia X Performance cambia el fondo de la pantalla a blanco y negro, aunque los iconos siguen mostrando color. Al desactivarla, el teléfono se reinicia, por lo que tarda algo más de tiempo en volver al modo normal.

El Sony Xperia X Performance es compatible con la tecnología de carga rápida Quick Charge 2.0 de Qualcomm, que le proporciona 5,5 horas de autonomía en tan solo 10 minutos de carga. Sin embargo, la compañía podría haber incorporado la última versión de la tecnología de carga rápida de Qualcomm, Quick Charge 3.0.

Utilizando un cargador rápido, el proceso de carga completo tarda un total de 2 horas y 22 minutos. Como se puede ver en la siguiente gráfica, el proceso de carga es más rápido hasta el 70% y luego se ralentiza hasta llegar al 100%.

carga-sony-xperia-x-performance

 

El Sony Xperia X Performance incorpora un lector de huella dactilar en el botón de encendido que resulta bastante cómodo de utilizar. Los zurdos encontrarán la posición del lector de huella algo más incómoda pero aún con todo puede utilizarse sin grandes dificultades.

Un inconveniente de la posición de este lector de huella es que resulta complicado desbloquear el teléfono cuando está apoyado sobre una mesa, pero no hay ninguna posición perfecta para el lector de huella y esta es una de las mejores.

Dejando a un lado los aspectos ergonómicos, la tasa de acierto del sensor de huella del Xperia X Performance es muy elevada, y durante nuestras pruebas no hemos tenido ningún problema para utilizarlo con normalidad.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-17

 

Interfaz y funcionalidades

2016-10-23-17-55-40El Sony Xperia X Performance llega con Android 6.0.1 Marshmallow.

Aunque Android 7 Nougat ya está disponible, la realidad es que ningún smartphone ha actualizado todavía a la última versión.

Por encima del sistema operativo, Sony incorpora su propia capa de personalización, que ha experimentado un cierto rediseño para modernizarse.

Por suerte, la capa de personalización de Sony no introduce demasiados cambios respecto a Android original.

Algunos aspectos, como la barra de notificaciones, los accesos directos o el cajón de aplicaciones son casi calcados a Android puro, lo cual es una buena noticia.

Un aspecto que nos gusta es que, si arrastramos la pantalla hacia abajo desde el centro, accedemos a un buscador de aplicaciones que también sugiere aplicaciones (las utilizadas más frecuentemente) y recomienda otras que no tenemos instaladas. De esta forma podemos localizar rápidamente una aplicación sin tener que buscarla por el escritorio o por el cajón de aplicaciones.

Como ya es habitual, el Sony Xperia X Performance no posee botones frontales físicos sino que muestra tres botones virtuales en la pantalla: Atrás, Inicio y Tareas.

En la pantalla principal, encima de estos botones, se encuentran los accesos directos al menú de aplicaciones y hasta cuatro aplicaciones adicionales (o carpetas con aplicaciones en su interior).

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-18

 

El cajón de aplicaciones muestra todas las aplicaciones instaladas, y allí encontramos la posibilidad de ordenar las aplicaciones alfabéticamente o bien personalizar el orden a nuestro gusto, así como mostrar las aplicaciones más utilizadas y aquellas que hemos descargado más recientemente.

El panel de notificaciones del Sony Xperia X Performance presenta pocas diferencias con respecto a Android estándar. Podemos ver todas las notificaciones que hemos recibido en el teléfono, ajustar el brillo de la pantalla, y acceder a Ajustes Rápidos para funciones como Wi-Fi, Bluetooth, Giro Automático, etc.

2016-10-23-18-44-29Al pulsar al botón de Tareas se muestran todas las aplicaciones abiertas en modo baraja, siendo posible cerrar una de ellas arrastrándola hacia la izquierda o la derecha.

Sony ha decidido prescindir de las Pequeñas Aplicaciones que estaban presentes en la serie Xperia Z.

Se trataba de un conjunto de aplicaciones (calculadora, calendario, navegador, etc.) que se mostraban en una ventana flotante que permanece a la vista incluso aunque abriéramos otras aplicaciones.

Por ser un terminal Sony, el Xperia X Performance permite reproducir la pantalla del teléfono en una televisión Smart TV de Sony emparejándolo mediante NFC.

Si posees una PS4, la funcionalidad Remote Play permite jugar a los juegos de la PS4 en cualquier lugar de la casa con el teléfono. Puedes utilizar el Xperia X Performance como una pantalla remota, utilizando el controlador DualShock 4 de la PS4 para manejar el juego. No hemos podido probar esta funcionalidad ya que no disponemos de esta consola.

Sony también ofrece la posibilidad de descargar temas para personalizar nuestro teléfono, algunos de ellos son gratuitos y otros son de pago. Aquí podemos ver algunos de ellos que hemos descargado.

 

Un añadido interesante de Sony es la posibilidad de encender la pantalla dando un doble toque sobre la pantalla, así como apagarla si hacemos un doble toque sobre una zona del escritorio que esté vacío.

 

Aplicaciones incluidas

El Sony Xperia X Performance incluye algunas aplicaciones exclusivas de Sony como Noticias, Lifelog, Movie Creator, y What’s New entre las más destacables. A continuación os comentamos nuestras impresiones de cada una de ellas.

2016-10-23-21-47-01Noticias es un lector de noticias de fuentes populares de Deportes, Cultura y ocio, Negocios, Tecnología, etc.

En el apartado Mis Feeds podemos seleccionar entre diversos feeds pero por el momento no parece funcionar la opción de añadir la URL de un feed RSS.

En comparación con otros agregadores de contenidos como BlinkFeed de HTC o Flipboard de Samsung, Noticias queda por detrás en cuanto a funcionalidades.

Lifelog es una herramienta que permite registrar tu actividad física y fijar tus propios objetivos.

Puedes registrar de forma automática las actividades diarias, las calorías que has quemado, cómo has dormido y dónde has pasado el tiempo. Si cuentas con una pulsera Sony Smartband, la información capturada se integra en la aplicación.

Movie Creator crea automáticamente películas con las fotos y vídeos que tomas.

La aplicación What’s New es un mercado de aplicaciones de Sony que hace la competencia a Google Play Store aunque no aporta ningún valor diferencial y no resulta especialmente intuitiva de manejar.

 

Adicionalmente, Sony ha incluido diversas aplicaciones de terceros como TrackID (para registrar canciones que estén sonando en el ambiente e identificarlas), Boceto (para dibujar o tomar notas a mano alzada), AVG Protection (un antivirus que además protege el dispositivo frente a robos o accesos inadecuados), Kobo eBooks (para leer libros electrónicos), Amazon Compras Facebook, Spotify, LinkedIn y SwiftKey Teclado.

Como podemos ver, Sony ha incorporado una gran cantidad de aplicaciones, aunque la mayor parte de ellas no aporta gran cosa y podríamos prescindir perfectamente de ellas. Por suerte todas estas aplicaciones pueden ser desinstaladas para liberar espacio.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-19

Multimedia

Como ya hemos comentado antes, el Sony Xperia X Performance incorpora dos altavoces en el frontal del teléfono, que ofrecen un sonido estéreo. Los altavoces suenan bien y con un volumen aceptable, aunque el sonido carece de profundidad y bajos.

En el apartado de sonido, el Sony Xperia X Performance ofrece diversas funcionalidades que serán del agrado de los aficionados a la música:

  • DSEE HX, que mejora la calidad de los archivos de música comprimidos para que tengan una calidad similar a la alta resolución restaurando el sonido de alto rango.
  • Clear Audio+, que optimiza los ajustes de sonido
  • Sonido envolvente para auriculares
  • S-Force Front Surround, que reproduce virtualmente sonido envolvente realista
  • Normalizador dinámico, que minimiza las diferencias de volumen entre canciones o vídeos.

El teléfono soporta audio de alta resolución (LPCM, FLAC, ALAC, DSD) gracias al amplificador USB DAC/DAC, pero requiere auriculares con alimentación por USB. Para aquellos que deseen realizar ajustes manuales, incorpora un ecualizador de cinco bandas con diversas opciones,.

El Sony Xperia X Performance incorpora cancelación activa de ruido, una funcionalidad interesante para quienes prefieran escuchar música mediante auriculares.

Sony afirma que esta tecnología permite reducir «hasta el 98% del ruido ambiental» cuando se utilizan auriculares como los Sony MDR-NC31EM ([amazon template=precio&asin=B00HX9AJ5M]) junto al Sony Xperia X Performance.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-20Para reproducir música contamos con la aplicación Música, que permite escuchar canciones almacenadas en el teléfono y procedentes de servidores multimedia conectados a la misma red Wi-Fi.

Música se integra con otros servicios de música como Spotify, aunque nos da la impresión de que dicha integración se limita a un acceso directo a la aplicación desde Música.

Música se conecta al servicio Gracenote para descargar portadas de álbumes e información adicional de las canciones.

Música permite reproducir canciones que estén almacenadas en un servidor multimedia conectado a la red, así como actuar como servidor multimedia para que otros dispositivos reproduzcan música almacenada en el teléfono.

La aplicación permite editar directamente la información del fichero de sonido (título, intérprete, álbum, año y número de pista).

 

La aplicación Álbum muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por meses y ubicaciones, y crea pases de imágenes con música de fondo y transiciones. También puede conectarse a redes sociales como Facebook, Picasa o Flickr, y a dispositivos de la red local (por ejemplo servidores NAS).

La aplicación también permite editar una imagen y aplicarle distintos efectos, recortarla, ajustar el contraste, etc.

 

La aplicación Vídeo es similar a Álbum salvo que, como su propio nombre indica, está orientada a la reproducción de ficheros de vídeo.

La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es excelente gracias a su pantalla, que como hemos comentado presenta buenos ángulos de visión, negros razonablemente profundos y un brillo elevado. Los dos altavoces frontales también ayudan a que el sonido de los vídeos suene fuerte y claro.

Una funcionalidad que encontramos en las aplicaciones de Sony de reproducción de música y vídeo es el botón de enviar contenido que permite reproducir cualquier contenido multimedia del teléfono en un dispositivo compatible con Miracast o Google Cast.

Por ejemplo, es posible enviar contenido multimedia del teléfono a una televisión con Wi-Fi vía duplicación de imagen o DLNA. Y también es posible enviar música a un altavoz mediante Bluetooth.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-21

 

Cámara de fotos

Sony utiliza un sensor Exmor RS de 23 MP de tamaño 1/2,3″, así como una lente G de 24 mm con apertura f/2.0.

La compañía también ha destacado que el Sony Xperia X Performance cuenta con enfoque automático híbrido predictivo, una funcionalidad que pudimos probar en primera persona en Mobile World Congress y que permite enfocar objetos en movimiento con más facilidad. El teléfono no cuenta con enfoque por láser.

 

El objetivo de la cámara es gran angular de 24 mm, por lo que caben más elementos en la imagen que con las cámaras de otros teléfonos.

Aquí podemos una comparativa de la misma fotografía tomada por cuatro teléfonos, donde es evidente que la cámara del Xperia X Performance es la de mayor angular.

 

El sensor del Sony Xperia X Performance es de los más grandes pero también lo es la resolución, por lo que el tamaño del píxel resulta ser más pequeño que otros teléfonos de gama alta. En la práctica esto significa que es probable que las fotografías presenten un ruido elevado a niveles altos de sensibilidad ISO.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-22

 

Lamentablemente el Sony Xperia X Performance no dispone de estabilización óptica y únicamente apuesta por la tecnología Steadyshot de estabilización vía software para grabación de vídeo, que no ofrece tan buenos resultados.

El acceso a la cámara se realiza rápidamente pulsando sobre el icono de la aplicación Cámara o manteniendo pulsado unos segundos el botón dedicado que encontramos en un lateral. Al pulsar sobre la aplicación, las opciones y parámetros de la cámara se mantienen.

Sin embargo, como en modelos anteriores, no ocurre lo mismo si pulsamos sobre el botón dedicado, ya que en ese caso accedemos siempre al modo Automático Superior.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-23

 

El interfaz de la cámara muestra, a la izquierda, los controles manuales de flash, selección de cámara y acceso rápido a opciones: aplicaciones de cámara, vídeo, automático superior y manual. A la derecha encontramos los botones de disparo y ajustes, así como una miniatura de la última fotografía tomada.

Sony incorpora un buen número de aplicaciones de cámara:

  • Efecto de AR permite sacar fotos con personajes o escenas virtuales, algo muy llamativo pero que solo utilizaremos una vez.
  • Creador de adhesivos crea adhesivos a partir de fotografías tomadas
  • Estilo Retrato permite realizar ciertos retoques sobre nuestra cara
  • Efecto creativo permite escoger entre multitud de efectos – brillo-contraste, matiz-saturación, espejo, película antigua, efectos movimiento, mosaico, trayectoria, nostálgico, miniatura, intenso, tono, ojo de pez, boceto a color, boceto con lápiz, tira cómica, color parcial, obturador Harris y caleidoscopio – que se aplican y muestran en la pantalla en tiempo real sobre la imagen que captura la cámara.
  • Timeshift video permite grabar vídeos a cámara lenta
  • Sound Photo permite sacar fotos con sonido de fondo.
  • Barrido panorámico permite tomar fotos panorámicas fácilmente sin necesidad de trípode, simplemente pulsando sobre el obturador y moviendo lentamente el teléfono de izquierda a derecha haciendo un barrido.
  • Cara en la foto combina las imágenes captadas por la cámara frontal y la cámara principal

Existe un acceso directo que nos permite añadir nuevos modos, que son descargados de la tienda de aplicaciones What’s New. No deja de ser extraño que Sony haya incluido de serie modos tan tontos como el ‘Efecto AR’ pero que sin embargo tengamos que descargar modos mucho más útiles como el de ráfaga (Timeshift Burst) o fondo desenfocado.

 

Por defecto la cámara activa el modo Automático Superior, que identifica la escena y selecciona automáticamente el modo preestablecido más idóneo. También se ocupa de reducir el ruido, evitar que las fotos salgan movidas, e incrementar el rango dinámico.

El Sony Xperia X Performance cuenta con un sistema de detección de caras, que enfoca y ajusta la exposición y balance de blancos a las caras captadas en la imagen, así como detección de sonrisas para tomar la foto en el momento justo. Sin embargo, muchos modos solo permiten realizar fotografías a 8 MP, por lo que perdemos buena parte de la resolución del sensor.

El modo de disparo Manual proporciona más opciones de control para los usuarios más expertos ya que permite modificar parámetros como el balance de blancos, la sensibilidad ISO, la exposición, el tipo de medición etc.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-24El software de la cámara permite escoger entre 17 escenas: piel suave, instantánea suave, anti movimiento, paisaje, corrección contraluz HDR, retrato nocturno, escena nocturna, crepúsculo manual, alta sensibilidad, gourmet, mascota, playa, nieve, fiesta, deportes, documento y fuegos artificiales.

Ahora bien, de nuevo estas escenas solo están disponibles si disparamos a una resolución de 8MP o inferior.

Una de las nuevas funcionalidades de la cámara del Sony Xperia X Performance es la capacidad de hacer seguimiento de objetos en movimiento.

Esto permite marcar un objeto sobre la pantalla y que el teléfono lo mantenga enfocado aunque se mueva. En las pruebas que hemos hecho funciona mejor cuando el movimiento es lento y cuando el objeto a seguir destaca respecto al fondo.

Uno de los problemas tradicionales de Sony en sus cámaras – el retardo de disparo – parece haber sido solucionado ya que el Xperia X Performance es capaz de capturar fotografías mucho más rápido que otros teléfonos sony que hemos probado.

Para analizar la calidad de la cámara, hemos realizado una comparativa entre la cámara del Sony Xperia X Performance (23MP) con las de varios smartphones de gama alta: iPhone 7 Plus (12MP, OIS), LG G5 (16MP, OIS) y HTC 10 (12MP, OIS).

En primer lugar, podemos observar una comparativa de fotografías tomadas sobre las doce de la mañana, cuando había mucha luz a pesar de que era un día lluvioso. La imagen captada por el Sony Xperia X Performance resulta muy nítida, posiblemente gracias a que cuenta con el sensor de mayor resolución.

Tanto los ladrillos como las hojas de los árboles y los carteles se ven con gran nitidez en comparación con el resto de teléfonos, especialmente frente al HTC 10 y iPhone 7 Plus que cuentan con cámaras de 12MP.

comparativa-sony-xperia-x-performance-lg-g5-htc-10-iphone-7-plus-teknofilo

 

Esta nueva escena ha sido captada alrededor de las ocho de la tarde, cuando apenas queda luz ambiente y, por tanto, los teléfonos tienen grandes dificultades para contener el ruido.

La imagen captada por el Sony Xperia X Performance con poca luz resulta decepcionante, con un nivel de ruido muy superior al de otros teléfonos. Bien sea por la ausencia de estabilización óptica o por el pequeño tamaño de los píxeles, la realidad es que la calidad de imagen del Xperia X Performance no está a la altura de lo que esperábamos.

La calidad de la fotografía nocturna mejora significativamente si capturamos a una resolución de 8MP, pero obviamente esto implica una menor resolución y nitidez. Además, cambiar de resolución cada vez que tomas una fotografía con poca luz es algo bastante tedioso que va contra la filosofía de hacer fotos de manera rápida y sencilla con el teléfono.

comparativa-noche-sony-xperia-x-performance-lg-g5-htc-10-iphone-7-plus-teknofilo

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Sony Xperia X Performance en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Sony Xperia X Performance puede grabar vídeo a 1080p a 30 / 60 fps, pero no es capaz de grabar vídeos con resolución 4K. Es posible que no sientas la necesidad de grabar vídeos en esta resolución, pero hoy en día es lo que se espera de un teléfono de gama alta.

A continuación podemos ver un vídeo [email protected] capturado por el Sony Xperia X Performance.

La cámara frontal es de 13 MP, cuenta con gran angular de 22 mm y permite grabar vídeo Full HD 1080p por lo que debería ser más que suficiente para los amantes de los selfies.

Aquí dejamos un selfie capturado con la cámara frontal, que no destaca especialmente por su nitidez.

dsc_0032

 

Llamadas de voz

El Sony Xperia X Performance ofrece reducción de ruido de fondo gracias a su micrófono secundario, que hace que cuando estemos en un entorno ruidoso el ruido de fondo no llegue al otro extremo.

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-25

Precio y competidores

En la web oficial de Sony podemos encontrar el Sony Xperia X Performance por EUR 649, si bien en Amazon España se vende por un precio más asequible de [amazon asin=B01GTM1GJQ&template=precio&chan=default].

El Sony Xperia X Performance se enfrenta a muchos rivales interesantes en la gama alta que merece la pena revisar antes de decidirnos por este teléfono. Vamos a repasar algunos de ellos.

Si buscas un teléfono con un diseño muy atractivo, el Samsung Galaxy S7 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01BTZFQX0]) posee pantalla Super AMOLED de 5.1″ con resolución QHD, un procesador Exynos 8890 muy rápido, 4GB de RAM, cámara de 12MP, almacenamiento ampliable mediante micro-SD, batería de 3.000 mAh y resistencia al agua.

El LG G5 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01D5ZVO2O]) cuenta con un cuerpo de metal, una pantalla QHD de 5.3″, un procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, 32GB de almacenamiento no ampliable, cámara doble de 16MP,  batería de 2.800 mAh y un diseño modular.

El HTC 10  ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01E6U1TCW]) es un teléfono muy atractivo con una pantalla de 5.2″ con resolución QHD, procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, almacenamiento ampliable, cámara principal de 12MP y frontal de 5MP, y batería de 3.000 mAh.

Otra buena opción es el Honor 8 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01J0RYCRA]) que cuenta con diseño muy atractivo, pantalla Full HD de 5.2, procesador Kirin 950, 4GB de RAM, almacenamiento ampliable, cámara principal dual de 12MP y frontal de 8MP, y batería de 3.000 mAh.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-26

 

Conclusiones

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-27De entre todos los smartphones de Sony que he probado a lo largo de los años, el Xperia X Performance es probablemente el que más desconcertado me ha dejado.

El Sony Xperia X Performance incorpora muchas características propias de un smartphone de gama alta – incluido su elevado precio – pero, al mismo tiempo, Sony ha recortado algunas características que le impiden competir de igual a igual frente a otros smartphones de gama alta.

Comenzando por su diseño, el Sony Xperia X Performance posee una apariencia sobria y elegante con una cubierta trasera metálica y un acabado de calidad.

Además, Sony ha recuperado en el X Performance la resistencia al agua de la que carecen otros modelos de la serie Xperia X.

Sin embargo, el diseño del X Performance es demasiado repetitivo respecto a los modelos de los últimos años e, incomprensiblemente, Sony ha sustituido el metal de los bordes laterales por plástico policarbonato con apariencia metálica. El efecto está bien conseguido pero la sensación al tacto no es la misma.

El Sony Xperia X Performance cuenta con un panel LCD de 5″ con resolución Full HD y un buen nivel máximo de brillo, aunque algo por debajo de los mejores teléfonos estrella del momento. Si bien es cierto que la mayoría de los smartphones de gama alta incorporan paneles QHD, la densidad de píxeles es más que adecuada si no estás pensando en aplicaciones de Realidad Virtual.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-28

 

A juzgar por su nombre, esperábamos que el Sony Xperia X Performance fuera toda una bestia en cuanto a rendimiento. Si bien incorpora el mismo procesador Snapdragon 820 que montan los principales teléfonos estrella del momento, el teléfono se queda algo corto en ciertos aspectos.

El Sony Xperia X Performance solo cuenta con 3GB de RAM, cuando la mayoría de los teléfonos estrella incorporan 4GB o, incluso, 6GB de RAM. Además, el almacenamiento interno es de tipo eMMC, que es considerablemente más lento que el almacenamiento UFS 2.0 que utilizan el Galaxy S7 o el LG G5, y esto impacta en los tiempos de carga.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-29En el día a día, el rendimiento del Xperia X Performance es bueno, tanto en las apps habituales como en juegos 3D exigentes.

Ahora bien, me hubiera gustado que contase con especificaciones algo más potentes, a la altura de sus principales rivales, para que aguante mejor el paso del tiempo.

Como es habitual en los terminales Sony, la cámara del Xperia X Performance deja un sabor agridulce.

Por un lado, las imágenes poseen una excelente nitidez en condiciones de buena luz y su algoritmo de seguimiento de movimiento funciona razonablemente bien aunque, a decir verdad, no es una función que uses todos los días.

Sin embargo, el ruido de la imagen cuando la luz escasea es excesivamente alto en comparación con otras cámaras de gama alta, posiblemente debido a la ausencia de estabilización óptica y al pequeño tamaño del píxel.

El software de cámara ofrece una gran cantidad de funcionalidades (modo manual, escenas predeterminadas, aplicaciones de cámara, etc.), pero algunas de ellas solo están disponibles al capturar fotografías a 8MP. A la hora de grabar vídeo, echamos de menos la posibilidad de grabar con resolución 4K, algo que se da por sentado en un terminal de gama alta de 2016.

Uno de los aspectos mejor conseguidos del Xperia X Performance es la presencia del lector de huella dactilar en el botón de encendido situado en el lateral del teléfono. Además de ser cómodo de utilizar al sostener el teléfono en la mano, resulta rápido y fiable a la hora de identificar nuestra huella.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-30

 

El Sony Xperia X Performance llega con una batería algo justa para una pantalla de 5″, y en nuestras pruebas la autonomía no ha sido tan elevada como en otros Xperia que hemos probado.

A pesar de que algunos fabricantes de gama alta ya han incorporado el conector USB Tipo-C, Sony ha vuelto a apostar por el conector tradicional. Dado que el uso del USB Tipo-C tiene sus ventajas peor también sus inconvenientes, a día de hoy no echamos de menos este conector.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-31La capa de personalización software de Sony es elegante, y su diseño se ha modernizado respecto a versiones anteriores. Ahora, por ejemplo, es posible arrastrar la pantalla hacia abajo para acceder a un buscador rápido de aplicaciones por nombre.

Algunos fabricantes incorporan funcionalidades por encima de Android que no tienen gran utilidad, pero Sony incorpora algunas de las más interesantes.

Por ejemplo, el modo Stamina permite controlar el consumo de batería, las aplicaciones multimedia ofrecen funciones útiles (como la descarga de carátulas o ajustes de sonido) e incorpora un gestor de temas.

La mayor debilidad del Sony Xperia X Performance se encuentra en su precio, ya que por EUR 649 (o algo menos en Amazon España) podemos encontrar otros smartphones más completos.

Si el teléfono costase menos, sería una excelente opción para un teléfono de gama media-alta, pero mientras no baje de precio tiene difícil ser el elegido entre rivales como el Samsung Galaxy S7, el LG G5 o el HTC 10, por citar algunos de ellos..

Lo mejor:

  • Diseño elegante, aunque demasiado continuista respecto a los modelos anteriores.
  • Pantalla con un nivel máximo de brillo adecuado y amplios ángulos de visión
  • Almacenamiento interno de 32GB ampliable mediante micro-SD hasta 200 GB.
  • Batería Qnovo, que aguanta más ciclos de carga antes de deteriorar su capcidad
  • Cámara de fotos con bastantes posibilidades de control manual y un modo de enfoque predictivo híbrido para tomar fotos de elementos en movimiento
  • Lector de huella dactilar en el botón de encendido con una excelente tasa de reconocimiento
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a una capa de personalización ligera de Android y unas especificaciones hardware bastante potentes.
  • Capa de personalización de Sony con funcionalidades interesantes por encima de Android
  • Altavoces frontales estéreo y funcionalidades avanzadas de sonido
  • Resistencia al agua

Lo peor:
  • Pantalla con resolución «solo» Full HD y una reproducción del color / balance de blancos mejorable
  • Botón de volumen de pequeño tamaño y en una posición bastante incómoda de alcanzar con el pulgar
  • Cámara de fotos sin estabilización óptica y con algunas funciones que solo están disponibles para resoluciones iguales o inferiores a 8MP.
  • Nitidez y ruido en situaciones de poca luz muy mejorable al dispara en 23MP. Grabación de vídeo sin opción de 4K.
  • Rendimiento elevado pero por debajo de otros teléfonos de gama alta con 4GB de RAM y almacenamiento UFS 2.0
  • Carga rápida QuickCharge 2.0, pero no QuickCharge 3.0. Ausencia de carga inalámbrica.
  • Sin radio FM ni emisor de infrarrojos

Nota: El teléfono Sony Xperia X Performance ha sido cedido amablemente por Sony España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&chan=default&asin=B01GTM1GJQ]

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario