Análisis del Sony Xperia X Performance a fondo y opinión


🎁 ¡Sorteo! Sorteamos una 🎮 Xbox One S 1 TB Edición FortniteParticipar ]

Ir a página

Precio y competidores

En la web oficial de Sony podemos encontrar el Sony Xperia X Performance por EUR 649, si bien en Amazon España se vende por un precio más asequible de EUR 228,54.

El Sony Xperia X Performance se enfrenta a muchos rivales interesantes en la gama alta que merece la pena revisar antes de decidirnos por este teléfono. Vamos a repasar algunos de ellos.

Si buscas un teléfono con un diseño muy atractivo, el Samsung Galaxy S7 ( EUR 300,00) posee pantalla Super AMOLED de 5.1″ con resolución QHD, un procesador Exynos 8890 muy rápido, 4GB de RAM, cámara de 12MP, almacenamiento ampliable mediante micro-SD, batería de 3.000 mAh y resistencia al agua.

El LG G5 ( EUR 199,99) cuenta con un cuerpo de metal, una pantalla QHD de 5.3″, un procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, 32GB de almacenamiento no ampliable, cámara doble de 16MP,  batería de 2.800 mAh y un diseño modular.

El HTC 10  ( EUR 219,99) es un teléfono muy atractivo con una pantalla de 5.2″ con resolución QHD, procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, almacenamiento ampliable, cámara principal de 12MP y frontal de 5MP, y batería de 3.000 mAh.

Otra buena opción es el Honor 8 ( EUR 219,00) que cuenta con diseño muy atractivo, pantalla Full HD de 5.2, procesador Kirin 950, 4GB de RAM, almacenamiento ampliable, cámara principal dual de 12MP y frontal de 8MP, y batería de 3.000 mAh.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-26

 

Conclusiones

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-27De entre todos los smartphones de Sony que he probado a lo largo de los años, el Xperia X Performance es probablemente el que más desconcertado me ha dejado.

El Sony Xperia X Performance incorpora muchas características propias de un smartphone de gama alta – incluido su elevado precio – pero, al mismo tiempo, Sony ha recortado algunas características que le impiden competir de igual a igual frente a otros smartphones de gama alta.

Comenzando por su diseño, el Sony Xperia X Performance posee una apariencia sobria y elegante con una cubierta trasera metálica y un acabado de calidad.

Además, Sony ha recuperado en el X Performance la resistencia al agua de la que carecen otros modelos de la serie Xperia X.

Sin embargo, el diseño del X Performance es demasiado repetitivo respecto a los modelos de los últimos años e, incomprensiblemente, Sony ha sustituido el metal de los bordes laterales por plástico policarbonato con apariencia metálica. El efecto está bien conseguido pero la sensación al tacto no es la misma.

El Sony Xperia X Performance cuenta con un panel LCD de 5″ con resolución Full HD y un buen nivel máximo de brillo, aunque algo por debajo de los mejores teléfonos estrella del momento. Si bien es cierto que la mayoría de los smartphones de gama alta incorporan paneles QHD, la densidad de píxeles es más que adecuada si no estás pensando en aplicaciones de Realidad Virtual.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-28

 

A juzgar por su nombre, esperábamos que el Sony Xperia X Performance fuera toda una bestia en cuanto a rendimiento. Si bien incorpora el mismo procesador Snapdragon 820 que montan los principales teléfonos estrella del momento, el teléfono se queda algo corto en ciertos aspectos.

El Sony Xperia X Performance solo cuenta con 3GB de RAM, cuando la mayoría de los teléfonos estrella incorporan 4GB o, incluso, 6GB de RAM. Además, el almacenamiento interno es de tipo eMMC, que es considerablemente más lento que el almacenamiento UFS 2.0 que utilizan el Galaxy S7 o el LG G5, y esto impacta en los tiempos de carga.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-29En el día a día, el rendimiento del Xperia X Performance es bueno, tanto en las apps habituales como en juegos 3D exigentes.

Ahora bien, me hubiera gustado que contase con especificaciones algo más potentes, a la altura de sus principales rivales, para que aguante mejor el paso del tiempo.

Como es habitual en los terminales Sony, la cámara del Xperia X Performance deja un sabor agridulce.

Por un lado, las imágenes poseen una excelente nitidez en condiciones de buena luz y su algoritmo de seguimiento de movimiento funciona razonablemente bien aunque, a decir verdad, no es una función que uses todos los días.

Sin embargo, el ruido de la imagen cuando la luz escasea es excesivamente alto en comparación con otras cámaras de gama alta, posiblemente debido a la ausencia de estabilización óptica y al pequeño tamaño del píxel.

El software de cámara ofrece una gran cantidad de funcionalidades (modo manual, escenas predeterminadas, aplicaciones de cámara, etc.), pero algunas de ellas solo están disponibles al capturar fotografías a 8MP. A la hora de grabar vídeo, echamos de menos la posibilidad de grabar con resolución 4K, algo que se da por sentado en un terminal de gama alta de 2016.

Uno de los aspectos mejor conseguidos del Xperia X Performance es la presencia del lector de huella dactilar en el botón de encendido situado en el lateral del teléfono. Además de ser cómodo de utilizar al sostener el teléfono en la mano, resulta rápido y fiable a la hora de identificar nuestra huella.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-30

 

El Sony Xperia X Performance llega con una batería algo justa para una pantalla de 5″, y en nuestras pruebas la autonomía no ha sido tan elevada como en otros Xperia que hemos probado.

A pesar de que algunos fabricantes de gama alta ya han incorporado el conector USB Tipo-C, Sony ha vuelto a apostar por el conector tradicional. Dado que el uso del USB Tipo-C tiene sus ventajas peor también sus inconvenientes, a día de hoy no echamos de menos este conector.

analisis-sony-xperia-x-performance-teknofilo-31La capa de personalización software de Sony es elegante, y su diseño se ha modernizado respecto a versiones anteriores. Ahora, por ejemplo, es posible arrastrar la pantalla hacia abajo para acceder a un buscador rápido de aplicaciones por nombre.

Algunos fabricantes incorporan funcionalidades por encima de Android que no tienen gran utilidad, pero Sony incorpora algunas de las más interesantes.

Por ejemplo, el modo Stamina permite controlar el consumo de batería, las aplicaciones multimedia ofrecen funciones útiles (como la descarga de carátulas o ajustes de sonido) e incorpora un gestor de temas.

La mayor debilidad del Sony Xperia X Performance se encuentra en su precio, ya que por EUR 649 (o algo menos en Amazon España) podemos encontrar otros smartphones más completos.

Si el teléfono costase menos, sería una excelente opción para un teléfono de gama media-alta, pero mientras no baje de precio tiene difícil ser el elegido entre rivales como el Samsung Galaxy S7, el LG G5 o el HTC 10, por citar algunos de ellos..

Lo mejor:

  • Diseño elegante, aunque demasiado continuista respecto a los modelos anteriores.
  • Pantalla con un nivel máximo de brillo adecuado y amplios ángulos de visión
  • Almacenamiento interno de 32GB ampliable mediante micro-SD hasta 200 GB.
  • Batería Qnovo, que aguanta más ciclos de carga antes de deteriorar su capcidad
  • Cámara de fotos con bastantes posibilidades de control manual y un modo de enfoque predictivo híbrido para tomar fotos de elementos en movimiento
  • Lector de huella dactilar en el botón de encendido con una excelente tasa de reconocimiento
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a una capa de personalización ligera de Android y unas especificaciones hardware bastante potentes.
  • Capa de personalización de Sony con funcionalidades interesantes por encima de Android
  • Altavoces frontales estéreo y funcionalidades avanzadas de sonido
  • Resistencia al agua
Lo peor:
  • Pantalla con resolución «solo» Full HD y una reproducción del color / balance de blancos mejorable
  • Botón de volumen de pequeño tamaño y en una posición bastante incómoda de alcanzar con el pulgar
  • Cámara de fotos sin estabilización óptica y con algunas funciones que solo están disponibles para resoluciones iguales o inferiores a 8MP.
  • Nitidez y ruido en situaciones de poca luz muy mejorable al dispara en 23MP. Grabación de vídeo sin opción de 4K.
  • Rendimiento elevado pero por debajo de otros teléfonos de gama alta con 4GB de RAM y almacenamiento UFS 2.0
  • Carga rápida QuickCharge 2.0, pero no QuickCharge 3.0. Ausencia de carga inalámbrica.
  • Sin radio FM ni emisor de infrarrojos
Nota: El teléfono Sony Xperia X Performance ha sido cedido amablemente por Sony España para la realización de este análisis.

Ir a página