Quitar este panel

Análisis de la cámara inteligente para exteriores de Yale

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado de la cámara Yale.

Yale, conocido fabricante de soluciones de seguridad doméstica inteligente, ha presentado recientemente nuevos productos, como su cámara inteligente para exteriores de Yale (🛒 129,99€).

La cámara para exteriores de Yale ofrece un amplio ángulo de visión de 154º, grabación en resolución 1080p, visión nocturna, monitorización por zonas y batería integrada para 4-6 meses.

Desde hace unos días, vengo utilizando la cámara para exteriores de Yale en mi casa y, a continuación, os traigo mis impresiones.

 

Instalación de la cámara

El primer paso para utilizar estas cámaras es instalar la app Yale Home en tu smartphone iOS o Android, crear una nueva cuenta (si no tienes ya una) y añadir la cámara siguiendo las instrucciones de la app.

Durante el proceso de configuración, la app pide que escanees el código QR de la cámara, pero su tamaño es tan pequeño que mi iPhone 15 Pro no ha podido enfocarlo. Imagino que otros smartphones tendrán el mismo problema.

Por ello, he tenido que optar por introducir el número de serie de la cámara, situado justo debajo del código QR. Aquí me he encontrado con una nueva dificultad: Las letras y números son tan pequeños que cuesta distinguirlos.

De hecho, he introducido la letra final letra «Q» como «O» repetidas veces y la app no me ha advertido de que el número de serie no era correcto. Sin embargo, la app no conseguía conectarse a la cámara. Una vez que me he dado cuenta de que la última letra era incorrecta, he introducido el número de serie correctamente y, tras un par de intentos, he conseguido conectarme a la cámara, introducir la contraseña de la red WiFi de mi casa y añadirla a mi cuenta de Yale.

Proceso de configuración de la cámara

 

La cámara utiliza conectividad WiFi en la banda de 2.4 GHz para conectarse a Internet. Esto significa que es importante que, en el lugar donde coloques la cámara, haya una buena cobertura de red WiFi, ya que, de lo contrario, tendrás problemas para ver el vídeo o, incluso, recibir notificaciones de movimiento.

Algunas cámaras de otros fabricantes, como Eufy, utilizan la banda de 866 MHz, cuya principal ventaja es que ofrece un alcance superior a las redes WiFi de 2.4 GHz. El inconveniente de este tipo de cámaras es que requieren un dispositivo adicional que haga pasarela entre la red inalámbrica de 866 MHz y la red WiFi / cableada de la casa.

En mi casa, tengo conectividad WiFi en todas partes, incluso en el exterior, por lo que no he tenido ningún problema en colocar la cámara en el lugar donde he querido.

 

La instalación de la cámara es bastante sencilla, ya que puede colocarse tanto sobre una superficie plana (aunque en este caso no estará sujeta a nada) como anclada a una pared. La cámara en sí no es demasiado grande, ya que mide 52 × 55 × 91 mm (excluyendo la solución de montaje con tornillos) y pesa 205 gramos.

Además, viene con una solución de montaje que permite mantener la misma posición tras retirar la cámara para recargar la batería. Esto se consigue mediante una placa que montas sobre la pared y sobre la que se engancha la cámara con su soporte articulado.

Esto es útil si configuras zonas de detección o privacidad, ya que, con otras cámaras que he probado, al retirarlas para cargar su batería, tienes que reconfigurar las zonas una vez que las vuelves a colocar en su lugar.

La cámara cuenta con la certificación IP65, por lo que resisten perfectamente la lluvia o la nieve. En la parte inferior, protegidos por unas tapas de goma, encontramos el conector USB-C de alimentación y el botón de encendido.

Aunque Yale no ofrece ninguna guía sobre dónde colocar la cámara para obtener los mejores resultados, mi experiencia con otras cámaras me dice que debes colocarla a una altura de 2-3 metros y, dentro de lo posible, evitando que le dé el sol de frente. El rango de detección de movimiento por la noche es de hasta 6 metros.

 

La cámara tiene una batería integrada de 6.500 mAh que, supuestamente, dura 4-6 meses, aunque estas cifras pueden variar en función del número de detecciones de movimiento y grabaciones, así como el número de veces que se enciende su lámpara integrada para iluminar el entorno.

La carga se realiza a través del puerto USB-C que integra en la parte inferior. El proceso de carga lleva aproximadamente 5-6 horas utilizando un cargador de 2A y una hora más si utilizas un cargador de 1A.

Si quieres mantener la cámara permanentemente conectada a la corriente, no debes utilizar un cable USB-C normal, sino el cable Yale Outdoor USB, que está protegido frente al agua para mantener la resistencia IP65 de la cámara.

Existe una accesorio opcional en forma de panel solar que permite recargar la batería por el día gracias a la luz solar. Es una buena alternativa para quienes quieren olvidarse de cargar las baterías cada unos pocos meses.

 

Funcionamiento

La app Yale Home permite configurar las opciones de detección de movimiento para la cámara. La app permite establecer una zona de detección dentro del campo visual, de forma que se ignore el movimiento fuera de dicha zona, así como ajustar la sensibilidad de detección de movimiento en cinco niveles.

Zona de detección

 

Es posible configurar el tipo de detección: persona, mascota, paquete, vehículo o cualquier movimiento. Es importante notar que la detección de mascota, paquete o vehículo requieren una suscripción adicional, mientras que la detección de movimiento y persona están incluidas sin coste adicional.

Lamentablemente, no cuenta con reconocimiento facial, por lo que el sistema no puede identificar entre un miembro de la familia y un extraño. Algunas cámaras inteligentes sí que ofrecen esta capacidad, aunque suele estar limitado a las cámaras de interior.

También es posible establecer una zona de privacidad, que son áreas sobre el campo de visión en las que quieres que la cámara coloca una casilla negra de privacidad.

Zona de privacidad

 

Yale permite grabar sonido junto con los vídeos, establecer la calidad de vídeo (1080p o 720p), configurar la duración del clip (10 a 60 segundos), elegir una marca de agua (marca de tiempo y logotipo) y establecer el tiempo de reactivación de movimiento (0 a 60 segundos).

La cámara 3 incorpora un foco que ayuda a capturar mejores imágenes por la noche, permitiendo incluso la grabación de vídeo en color. Si, por alguna razón, no te gusta que se active el foco, puedes utilizar únicamente el LED de infrarrojos para una visión nocturna en blanco y negro.

 

La cámara ofrece un gran campo de visión de 154 grados, que es de los más amplios que he visto en una cámara de este tipo. Yale no aporta detalles sobre el tamaño del sensor o la apertura de la lente.

La calidad de imagen del vídeo es correcta, especialmente por el día, pero por la noche la calidad de imagen sufre bastante y aparece bastante ruido. A continuación, podemos ver un par de vídeos grabados durante la noche.

 

 

Una característica interesante es que la cámara cuenta con un micrófono y un altavoz, por lo que puedes hablar con quien esté delante de la cámara utilizando la app de tu teléfono. El audio bidireccional se escucha bastante bien y se puede ajustar el volumen, aunque se cuela bastante el ruido ambiente.

A diferencia de algunas cámaras, no cuenta con una sirena para ahuyentar a un intruso. Tampoco cuenta con un modo antirrobo que detecta que está siendo movida.

La app permite revisar todos los eventos de vídeo que ha registrado cada cámara en los últimos días, siendo posible ver el vídeo e incluso descargarlo a tu teléfono.

 

Otra opción de personalización son las notificaciones. Es posible configurar el contenido de las notificaciones a más eficiente (solo texto), normal (texto detallado sobre el tipo de detección) o rico (texto detallado y una imagen en miniatura).

Las grabaciones se guardan en el propio dispositivo, que cuenta con almacenamiento flash para 2 días de grabaciones en 1080p y 3-4 días de grabaciones 720p, considerando 20 vídeos por día de 10 segundos de duración.

También existe la posibilidad de guardarlas en la nube durante 30 días si te suscribes al Plan de la Cámara (4 €/mes), que ofrece grabación en la nube y detección de movimiento avanzado por IA.

La cámara se conecta con Google Assistant y Amazon Alexa, pero, por el momento, no ofrece soporte para Apple HomeKit. Tampoco ofrece soporte para IFTTT ni otros sistemas de control domótico.

 

Precio

La cámara inteligente para exteriores de Yale tiene un precio de 129,99€. Actualmente, puedes conseguir un 10% de descuento en tu primera compra con el código BIENVENIDO.

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario