Análisis de los auriculares Bose QuietControl 30 y opinión [REVIEW]

Bose es una de las marcas más prestigiosas de productos de sonido. La compañía se caracteriza por ofrecer productos de una gran calidad que, por lo general, también vienen acompañados de un precio acorde.

Bose estrenó su tecnología de cancelación activa de ruido con los auriculares QuietComfort 20. Hasta entonces, los auriculares con cancelación de ruido eran bastante voluminosos, pero la compañía demostró con los QuietComfort 20 que era posible fabricar unos auriculares compactos que caben en un bolsillo.

El año pasado, con la llegada del iPhone 7 (y otros smartphones) sin conector de auriculares, la compañía decidió que era el momento de volver a innovar. Con los auriculares QuietControl 30, Bose ha conseguido llevar su excelente tecnología de cancelación activa de ruido a auriculares inalámbricos que se insertan en el oído.

Los auriculares Bose QuietControl 30 están a la venta por 299 euros en sitios como Amazon España.

He tenido oportunidad de probar durante algunas semanas (y algún que otro viaje en avión) los auriculares inalámbricos Bose QuietControl 30, y a continuación os cuento mis impresiones al respecto.

 

Diseño y empaquetado de los auriculares

Como otros fabricantes de auriculares, Bose ha optado por un diseño de tipo “gargantilla” para sus nuevos auriculares QuietControl 30. Todos los componentes internos — el procesador, el chip Bluetooth y la batería — están ocultos en un aro que se coloca alrededor del cuello.

El cuerpo del QC30 tiene un acabado en plástico que resulta suave el tacto. Es más fino en el centro que en los extremos, lo que ayuda a que sea suficientemente flexible para que podamos ponérnoslo y quitárnoslo del cuello con facilidad.

Las partes que se insertan en los oídos están hechas de silicona y tienen una forma cónica que se inserta de forma cómoda en el oído, donde se mantienen firmes. En mis pruebas, ninguno de los dos extremos se ha escapado del oído en ningún momento, aunque es cierto que si te mueves mucho puede dar la impresión de que vayan a salirse.

Si el tamaño de las piezas que se insertan en el oído es demasiado grande o demasiado pequeño, puedes cambiarlas por otras de mayor y menor tamaño que vienen incluidas en la caja.

 

El cable del lado derecho contiene un pequeño mando a distancia que permite modificar el volumen, pausar/reproducir una canción o alterar el nivel de cancelación de ruido. El botón central también permite iniciar comandos de voz, como Siri, o marcación por voz.

Por suerte, Bose ha diseñado estos controles de forma que sean fácilmente distinguibles al tacto. Los tres botones principales para ajustar el volumen y reproducir o pausar pistas se pueden distinguir gracias a que el botón central está hundido, y los otros dos botones para alterar el nivel de cancelación de ruido están al otro lado.

Quizás hubiera sido mejor idea integrar estos controles en el propio collar, ya que estos controles añaden algo de peso a uno de los lados. El único botón que incorpora el collar es el de encendido, que pulsas una vez para encender o apagar los auriculares y mantienes apretados para iniciar el emparejamiento Bluetooth.

Bose ha incluido en la caja una funda circular dura que permite guardar los auriculares cuando no están en uso. Es algo aparatosa, por lo que puede que encuentres más cómodo dejar los auriculares al cuello si planeas volver a utilizarlos pronto.

 

Conexión y calidad de sonido

Los auriculares están diseñados con emparejamiento Bluetooth y NFC, por lo que resulta muy sencillo conectarlos a cualquier dispositivo compatible.

Según Bose, el alcance de la conexión es 10 metros, lo que en la práctica significa que podemos mantener la conexión sin fallos al movernos dentro de una misma habitación o en una habitación adyacente.

La calidad del sonido es excelente, como era de esperar en unos auriculares Bose. El sonido es claro y permite apreciar todos los detalles de la música, y los bajos suenan con potencia y amplitud.

Una de las funcionalidades más destacables de los QC30 es la cancelación activa de ruido. Los auriculares consiguen reducir en gran medida el ruido ambiente del entorno, especialmente en lugares con un ruido de fondo constante, como la cabina de un avión, en casa con la lavadora funcionando, etc. Si el ruido de fondo es más errático — por ejemplo, una conversación entre dos personas al lado — la cancelación no es tan efectiva.

Con algunos auriculares con cancelación de ruido, se escucha un sonido de fondo de tipo “susurro” que puede resultar molesto. Los auriculares QC30 emplean circuitos electrónicos para minimizar el ruido de fondo y hacer que sea prácticamente indetectable.

Los auriculares llegan con una app para Android e iOS llamada Bose Connect que permite controlar algunos aspectos de los auriculares, aunque lamentablemente no ofrece un ecualizador para ajustar el sonido a nuestro gusto.

Uno de los ajustes disponibles es una barra deslizante que permite controlar la cantidad de ruido de fondo que queremos dejar pasar. Esto puede resultar útil si, por ejemplo, queremos seguir escuchando el ruido de los coches por seguridad si vamos caminando por la calle, o no queremos perdernos avisos por megafonía en el aeropuerto.

 

Otra funcionalidad interesante de la app es la posibilidad de compartir la música con otro par de auriculares Bose inalámbricos en la misma habitación. Esto significa que puedes compartir lo que estás escuchando con otra persona que utilice auriculares inalámbricos de la marca. Lamentablemente no hemos podido probar esta funcionalidad ya que no contamos con un segundo par de auriculares.

Los auriculares QuietControl 30 se cargan con el cable USB proporcionado en la caja, que se conecta a la gargantilla y al puerto USB de un ordenador o a un cargador de pared. El proceso completo de carga dura unas 3 horas y la autonomía está en torno a 10 horas.

No obstante, si se agota la batería, una carga rápida de unos 15 minutos proporciona aproximadamente una hora de reproducción.

 

Precio

Los auriculares Bose QuietControl 30 ofrecen una calidad de sonido excelente y una tecnología de cancelación de ruido muy efectiva.

Su único inconveniente es el precio, ya que cuestan 299 euros en sitios como Amazon España. Es el precio que hay que pagar por un producto excepcional al que es difícil encontrar fallos.

Auriculares Bose QC30

Quizás te interese

El Xiaomi Mi MIX 2 se deja ver en un vídeo publicado por su diseñador Phillippe Starck

El año pasado, Xiaomi colaboró con el diseñador francés Phillippe Starck para el diseño del Mi …