fbpx


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

Análisis de SanDisk iXpand Wireless Charger, la base de carga inalámbrica que hace backup de las fotos y vídeos

Una búsqueda de cargadores inalámbricos en Amazon devuelve miles de resultados. Aunque hay algunas diferencias en cuanto a diseño y potencia de carga, todos hacen esencialmente lo mismo: cargar la batería de tu smartphone sin cables.

SanDisk ha anunciado hoy iXpand Wireless Charger, un cargador inalámbrico para smartphones que hace mucho más que cargar la batería de tu smartphone iPhone o Android.

Esta base de carga realiza una copia de seguridad automática de tus fotografías, vídeos y contactos cuando apoyas el teléfono para que se cargue, gracias a que cuenta con un almacenamiento integrado de 128 o 256 GB.

Por tanto, si dejas el teléfono apoyado sobre esta base de carga por la noche, puedes dormir tranquilo sabiendo que, le pase lo que le pase a tu smartphone, tus mejores recuerdos siempre estarán a salvo.

La base de carga SanDisk iXpand Wireless Charger está disponible en Amazon por 100,99€ (128GB) y 146,99€ (256GB). SanDisk nos ha enviado la base de carga y, tras varios días utilizándola, a continuación os traigo mis impresiones.

 

Backup automático de tus fotos y vídeos en calidad original hasta 256 GB

El cargador SanDisk iXpand Wireless Charger realiza automáticamente una copia de seguridad de las fotografías, vídeos y contactos almacenadas en tu iPhone o smartphone Android. La copia se almacena en la propia base de carga, que cuenta con una capacidad de 128 o 256 GB.

Si eres usuario de iPhone, iCloud ya realiza una copia de seguridad de tus fotos o vídeos, pero si tienes más de 5GB de datos tienes que contratar mayor capacidad y pagar una suscripción mensual. En mi caso tengo 74GB ocupados en fotos y vídeos en mi iPhone XS, así que supero de sobra los 5GB gratuitos.

Si eres usuario de Android, Google Fotos también realiza una copia de seguridad de tus fotos y vídeos, pero el número de fotos y vídeos que se guardan en calidad original es limitado salvo que contrates una suscripción mensual.

Con SanDisk iXpand Wireless Charger no tienes que pagar ninguna suscripción ya que la copia de seguridad se guarda en la propia base de carga, en calidad original y con la única limitación de la capacidad total de la base, 128 o 256 GB.

 

Una base de gran tamaño con carga rápida a 10W

La mayoría de las bases de carga inalámbrica son bastante más pequeñas que los smartphones para las que están diseñadas y, de hecho, a veces eso hace que el teléfono no se cargue bien si no se acierta a colocarlo en el lugar correcto.

Sin embargo, la base de carga SanDisk iXpand Wireless Charge es bastante voluminosa. De hecho, es más alta y más ancha que los iPhone XS y Samsung Galaxy S10 5G con los que la he probado, ya que mide 10 x 20 centímetros y tiene un grosor de 1,95 cm.

Dejando a un lado el tamaño, la base está fabricada en plástico blanco con una superficie de goma antiarañazos y una base antideslizante. Esto unido a su gran tamaño hace que el teléfono descanse plácidamente sobre la base sin riesgo de que se mueva.

La base posee un conector de corriente y un conector microUSB que permite conectar la base a un ordenador como si fuera un almacenamiento externo. Me hubiera gustado más ver un conector USB-C ya que, en mi casa, cada vez tengo menos cables micro-USB (y no viene ninguno en la caja).

La base es capaz de cargar de manera inalámbrica a 10W, que es más de lo que necesitan los últimos iPhone (7.5W) pero menos de lo que admiten algunos smartphones que soportan carga inalámbrica a 15W o incluso superior.

La carga se realiza con seguridad ya que el producto posee un sistema de detección de objetos extraños, cuenta con protección contra sobrecargas y carga adaptativa. También es compatible con teléfonos con fundas y puede cargar a través de fundas de hasta 3 mm de espesor.

 

Copias de seguridad automáticas a través de una app

Lo primero que tienes que hacer tras conectar la base de carga a la corriente es instalar la app Cargador iXpand desde la Play Store para Android o App Store para iOS.

The app was not found in the store. 🙁

La app detecta inicialmente la base de carga mediante Bluetooth pero más adelante solicita la contraseña de tu red WiFi, así que supongo que la transferencia de las fotografías, vídeos y contactos se realiza mediante una conexión WiFi.

Como es obvio, la app pide ciertos permisos para acceder a tus fotografías, vídeos y contactos. Una vez terminada la configuración, cada vez que apoyas el teléfono sobre la base de carga se inicia la copia de seguridad de los nuevos elementos.

La app permite ver en todo momento el almacenamiento ocupado / total en el teléfono y en la base de carga. También puedes ver todas las fotografías, vídeos y contactos de los que se ha hecho copia y, si lo deseas, restaurar algunos de ellos.

Otra funcionalidad interesante es que, al hacer una copia de seguridad, ofrece la posibilidad de liberar espacio mostrando qué archivos ocupan más espacio. Estos serán, obviamente, los vídeos. Sólo tienes que tocar el botón Liberar espacio para borrarlo del dispositivo pero mantenerlo en la base de carga.

En caso de que vayas a compartir la base de carga con otras personas, cada uno puede crear su propia cuenta de manera que nadie pueda acceder a la copia de seguridad de tus fotografías y vídeos. Esto es muy útil si quieres mantener tu contenido privado fuera de la vista de otras personas.

 

Precio y disponibilidad

La base de carga SanDisk iXpand Wireless Charger está disponible en Amazon por 100,99€ con una capacidad de 128GB y 146,99€ con 256GB.