Quitar este panel

Análisis de Echo Auto (2ª gen) a fondo y opinión

💿 ¡Rebajas VIP-URcdkey! Licencia Windows 11 por solo 18€ y Office 2016 por 23€ [ Saber más ]

En 2020, Amazon lanzó el Echo Auto, el primer dispositivo Echo diseñado exclusivamente para su uso en carretera. Este dispositivo ofrecía a los conductores la posibilidad de disfrutar fácilmente de todas las funcionalidades de Alexa en su coche, por un precio asequible.

Ahora, la compañía ha preentado la segunda generación de Echo Auto (🛒 69,99€), que como su antecesor ha sido diseñado para disfrutar de las funcionalidades de Alexa sin levantar las manos del volante en vehículos que no tienen soporte de IA incorporado.

El nuevo Echo Auto llega con un nuevo diseño más delgado e incluye un soporte adhesivo que ofrece más flexibilidad a la hora de ubicarlo en el coche.

He tenido oportunidad de probar a fondo el Echo Auto (2ª gen.) durante varios días y, a continuación, os traigo mis impresiones.

Diseño y montaje

El Echo Auto es un dispositivo compacto de color negro que tiene un módulo de micrófono rectangular de 52 x 23 mm en el extremo.

Este micrófono cuenta con dos botones Acción y Silenciar que permiten iniciar una orden a Alexa (en lugar de decir la frase la activación «Alexa») o silenciar el micrófono si no queremos que nos escuche. Al pulsar cualquiera de estos botones, la parte superior del micrófono se ilumina en color azul o rojo respectivamente.

Amazon ha incluido un soporte adhesivo que encaja en la parte trasera del micrófono, lo que permite colocarlo en nuestro vehículo en algún lugar donde pueda escuchar nuestra voz con claridad.

En este aspecto, merece la pena notar que cuenta con cinco micrófonos para captar nuestra voz que, según Amazon, permiten que Alexa te oiga incluso sobre el ruido del aire acondicionado o de la carretera, o sobre la música que tienes puesta. En mis pruebas, he podido comprobar que esto es así y Echo Auto ha sido capaz de reconocer mi voz sin mucho problema incluso con la música puesta.

 

Dado que el módulo de micrófono es bastante pequeño, no es difícil encontrar una pequeña superficie plana en el coche donde colocarlo, aunque esto dependerá de cómo sea tu vehículo por dentro. Ahora bien, debes tener en cuenta que del micrófono sale un cable, por lo que tendrás que buscar un lugar donde el cable no moleste.

Más cerca del conector USB-A del Echo Auto encontramos el módulo de altavoz, que posee una salida de audio auxiliar de 3.5 mm en caso de que tengamos que conectar nuestro Echo Auto al vehículo mediante un cable. Se incluye un cable auxiliar de audio en la caja.

En caso de que tu coche no tenga un puerto USB-A libre, Amazon ha incluido un adaptador de mechero con un puerto USB-A y un puerto USB-C. Este cargador ofrece carga rápida Quick Charge 3.0 y, según Amazon, podría ser compatible con velocidades de carga más rápidas en dispositivos compatibles con USB PD, pero no cuenta con un certificado USB-IF para USB PD.

El hecho de que Echo Auto venga con un puerto USB-A en lugar de USB-C es una decisión comprensible, dado que muchos vehículos vienen equipados con el conector antiguo. Sin embargo, algunas marcas ya solo incorporan puertos USB-C en sus coches desde hace algunos años, lo que limita a la hora de conectar Echo Auto salvo que utilices adaptadores.

 

Conexión al vehículo

La conexión a los altavoces del vehículo puede realizarse de dos formas: mediante Bluetooth a tu smartphone (si este se puede conectar mediante Bluetooth a los altavoces del coche) o a través de un cable de audio siempre que tu vehículo tenga una entrada de 3.5 mm.

Si tienes que utilizar un cable para la alimentación y otro para el sonido, es posible que acabes con demasiados cables por en medio, así que lo ideal es emplear la conexión Bluetooth para el audio si está disponible.

 

En este punto es importante notar que no todos los vehículos son compatibles con la conectividad Bluetooth de Echo Auto. En esta página encontrarás la lista de vehículos incompatibles para los que tendrás que recurrir a la conexión por cable, siempre que tengan una entrada de 3.5 mm.

También hay algunos móviles que no son compatibles con la conectividad Bluetooth de Echo Auto. En la misma página indicada, encontrarás la lista de smartphones incompatibles con Echo Auto.

La configuración inicial de Echo Auto se realiza a través de la app Alexa del móvil, que se conecta mediante Bluetooth. La app te guía en la configuración del dispositivo, que comienza preguntándote si la forma habitual de reproducir ´música en el coche es mediante Bluetooth, conexión auxiliar, Apple CarPlay con cable o Apple CarPlay inalámbrico.

Funcionalidades de Echo Auto

Una vez que Echo Auto está instalado en tu vehículo, pues invocar al asistente como en cualquier otro altavoz inteligente con Alexa con solo pronunciar «Alexa, …».

Debes tener en cuenta que cualquier petición que hagas a Alexa requiere conectividad móvil de tu smartphone, por lo que en caso de que pierdas la cobertura, Alexa no contestará a tus peticiones.

Puedes preguntar a Alexa por las últimas noticias («¿cuáles son las noticias de hoy?»), la previsión meteorológica («¿qué tiempo va a hacer hoy?»), eventos deportivos («¿cuándo juega el Madrid?»), conversión de moneda o unidades («¿cuántos euros son 10 dólares?»), tráfico («¿cuánto tardo en llegar al trabajo?») o preguntas generales («¿por qué el cielo es azul?»), por citar algunas.

Alexa también puede ayudarte a la hora de poner un temporizador («pon un temporizador de 10 minutos»), una alarma («pon una alarma todos los días a las 8 de la mañana»), un recordatorio («recuérdame que compre papel de regalo») o añadir elementos a una lista («añade patatas a la lista de compra»).

 

Una de las características destacadas de Alexa es la posibilidad de aumentar sus habilidades añadiendo skills que permiten interactuar con servicios de terceros.

También hay disponibles juegos como Trivial Pursuit o Veo-veo que pueden ayudar a amenizar un viaje largo, sobre todo si hay niños en el vehículo. Y siempre puedes pedirle que te cuente un chiste.

Otra de las funcionalidades más útiles de Alexa es para el control de tu hogar digital. Puedes controlar luces, interruptores, termostatos y otros dispositivos compatibles mediante la voz. De esta forma, si vas en el coche, puedes decir a Alexa que encienda la calefacción o las luces antes de que llegues. En mi caso, puedo incluso pedirle que abra la puerta del garaje, que la controlo mediante Alexa.

Alexa también permite realizar llamadas utilizando tu smartphone, por lo que actúa como un sustituto del sistema de manos libres de tu vehículo. También puedes realizar una llamada «Drop In» a otro altavoz Echo de tu casa (o de un amigo/familiar), así como realizar un anuncio («Llego en casa en 5 minutos») que sonará por todos los Echo de tu hogar.

Por último, es posible utilizar Alexa para escuchar música de streaming de Amazon Music, Apple Music, Spotify y Deezer, podcasts con iVoox, o emisoras de radio de cualquier parte del mundo con TuneIn. Debes tener en cuenta, no obstante, de que en caso de que la música no está localmente en tu smartphone, estarás gastando datos móviles.

 

En general, la utilidad de Echo Auto radica en lo inmerso que estés en el ecosistema de Amazon: dispositivos inteligentes, música en streaming y skills de terceros de Amazon. Para muchas otras cuestiones, ya tienes el asistente virtual de tu teléfono, ya sea Siri o Google Assistant.

Precio

El precio del Echo Auto (2ª gen.) es de 69,99€ en Amazon España y solo está disponible en color negro.

A día de hoy, no hay ningún competidor en el mercado que ofrezca estas funcionalidades en el vehículo, por lo que el principal competidor es el asistente de voz que incorpore tu propio vehículo o smartphone (Siri, Google Assistant) o el uso de Android Auto / Apple CarPlay.

💿 ¡Rebajas VIP-URcdkey! Licencia Windows 11 por solo 18€ y Office 2016 por 23€ [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
50%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario