Quitar este panel

Análisis de los Google Pixel Buds A-Series

👋 ¡Te interesa! Los mejores robots aspirador que puedes comprar por menos de 500€ [ Saber más ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado de los auriculares Google Pixel Buds A-Series.

En octubre de 2020, Google presentó sus auriculares Pixel Buds y, en junio de este año, la compañía dio a conocer una alternativa más económica, Pixel Buds A-Series, por 99€.

A pesar de su menor coste, los Pixel Buds A-Series mantienen la misma calidad de sonido que los Pixel Buds originales, soportan comandos «OK Google» y ofrecen resistencia al agua y sudor IPX4. Sin embargo, Google ha tenido que eliminar algunas características como la carga inalámbrica del estuche y los controles táctiles para ajustar el volumen.

He tenido oportunidad de probar los auriculares Google Pixel Buds A-Series durante algunas semanas y, a continuación, os traigo mis impresiones.

Diseño

Nada más abrir el embalaje de los Pixel Buds A-Series, nos encontramos con el estuche de carga que, como los auriculares, están fabricados en plástico.

El estuche tiene forma ovalada, con una tapa en la parte superior que se puede abrir y cerrar muy fácilmente, incluso con una sola mano.

En la parte inferior del estuche encontramos un conector USB-C para cargar el estuche (y, por tanto, los auriculares). En la parte trasera encontramos un botón par iniciar el emparejamiento y, en la parte delantera, un LED se ilumina para indicarnos el estado de carga de los auriculares (si está el estuche abierto) o del propio estuche (si está cerrado).

 

Con el estuche abierto, el LED se ilumina en color blanco si los auriculares están completamente cargados y en color naranja si al menos uno de los auriculares está cargando. En caso de que los auriculares tengan carga pero el estuche no, el LED parpadea en color naranja.

Con el estuche cerrado, el LED indica la carga del estuche cuando se conecta a la corriente o si la tapa acaba de cerrarse. El LED se ilumina en color blanco si el estuche está cargado o es capaz de cargar los auriculares, al menos, con una carga completa; parpadea en color naranja si el estuche tiene menos del 20% de batería (menos de una carga completa para los auriculares); y se ilumina en color naranja si el estuche se está cargando.

Con unas dimensiones de 63 x 47 x 25 mm y un peso de 53 gramos con los auriculares dentro, el estuche resulta bastante compacto y ligero. En la parte trasera, el estuche cuenta con un imán que permite sujetar el estuche a una superficie metálica.

Cada auricular tiene su sitio en el estuche y debemos insertarlos correctamente para que se carguen. Por suerte, Google ha incluido unos imanes que hacen que, cuando estás cerca de colocar el auricular en su sitio, este se vea atraído.

 

Los auriculares tienen un tamaño compacto y están disponibles en dos colores: blanco y oliva. Presentan un aspecto curioso, con un pequeño saliente flexible que parece una antena, pero cuyo objetivo es asegurar que permanecen inmóviles en la oreja aunque hagamos movimiento bruscos.

En mi caso, estos auriculares me han resultado cómodos en el oído y, con un peso de 5 gramos, se sienten tan ligeros que a veces casi te olvidas de que los llevas puestos.

La presencia de un área táctil para interactuar con el auricular significa que no tienes que echar mano del teléfono cada vez que quieres realizar una acción. Ambos auriculares soportan los mismos gestos:

  • Una pulsación simple permite responder llamadas y reproducir/pausar la reproducción
  • Una pulsación doble permite saltar una pista
  • Una pulsación triple permite ir a la pista anterior
  • Una pulsación larga permite activar Google Assistant (solo en Android 6.0 o superior).

El cambio de volumen solo es posible a través de Google Assistant o mediante el teléfono (es la única opción si usas un iPhone). Es una pena no tener un control para subir o bajar el volumen directamente desde los propios auriculares, como en los Pixel Buds de 2020.

Lo bueno de Google Assistant es que está permanentemente escuchando, por lo que no es necesario pulsar ningún botón para invocarlo sino únicamente pronunciar las palabras de activación.

 

Los auriculares vienen con almohadillas de silicona en tres tamaños — grande, mediano y pequeño — así que tienes opciones donde elegir para asegurar un ajuste óptimo.

La certificación IPX4 indica que puede utilizarse bajo lluvia muy fuerte, pero no debe sumergirse en agua. En la práctica, los auriculares no sufrirán daños aunque los utilices en una sesión de ejercicio físico en la que sudes.

Configuración

El emparejamiento de los auriculares con tu smartphone es muy sencillo, ya que basta con mantener pulsado el botón de la parte trasera durante unos segundos mientras la tapa está abierta para iniciar el proceso.

Si utilizas un smartphone Android, verás aparecer una tarjeta en la parte inferior de la pantalla con una imagen de los auriculares y un botón para iniciar la conexión. Tras pulsar ese botón, en la tarjeta verás una invitación para descargar la app Pixel Buds desde Play Store.

En caso de que utilices un iPhone, no existe una app Pixel Buds para iOS, por lo que la funcionalidad de estos auriculares con un teléfono de Apple está limitada.

 

La conexión entre el teléfono y los auriculares se realiza a través de Bluetooth 5, y las opciones de codec son AAC y SBC. No son compatibles con aptX, pero el público objetivo de estos auriculares probablemente no notará la diferencia .

No es posible emparejar los auriculares con dos dispositivos a la vez, como un ordenador y un smartphone, para poder cambiar de uno a otro cuando entre una llamada. Se trata de una función presente en otros auriculares que resulta muy útil. Lo que sí que puedes hacer, por supuesto, es emparejarlos con varios dispositivos, pero no con dos de ellos al mismo tiempo

 

La app Pixel Buds permite ver el nivel de carga de las baterías de cada auricular individual y del estuche, siempre que la tapa esté abierta o los auriculares estén fuera del estuche, así como actualizar el firmware cuando hay una nueva versión.

Además, la app ofrece diversas funcionalidades:

  • Asistente de Google: Permite configurar qué notificaciones deben anunciarse, si debe reproducirse un sonido al inicio, etc.
  • Buscar dispositivo: Permite hacer sonar el auricular izquierdo o derecho, así como ver la última ubicación conocida.
  • Controles táctiles: Permite activar o desactivar los controles táctiles, pero no es posible personalizarlos.
  • Sonido: Permite activar el refuerzo de graves y el sonido adaptable para optimizar el volumen en función del ruido ambiental (más sobre esto en el apartado Sonido)
  • Detección de auricular: Permite activar que los auriculares reproduzcan el audio automáticamente cuando los tienes en el oído y lo pausen cuando no están dentro.

Sonido

Con un driver dinámico de 12 mm, los Pixel Buds A-Series producen un sonido agradable y equilibrado, sin potenciar en exceso ninguna banda de frecuencias.

Por defecto, el ajuste de Refuerzo de graves está desactivado, por lo que los auriculares son muy adecuados para mantener conversaciones de voz — ya sean llamadas de teléfono o videoconferencias . Al activar este ajuste, la música suena con más cuerpo al potenciarse los bajos.

La otra opción de sonido disponible es Sonido Adaptable, que ajusta el volumen de los auriculares en función del ruido ambiente. Esta opción funciona bastante bien, pero puede ser desactivada si no te acaba de convencer.

 

Lamentablemente, los auriculares no ofrecen cancelación activa de ruido, por lo que no son los auriculares más adecuados para ser utilizados en entornos ruidosos o en medios de transporte como el avión.

En cuanto a los micrófonos, son capaces de captar el sonido en ambientes ruidosos, lo que permite mantener conversaciones sin dificultades por la calle.

Batería

Según Google, los auriculares ofrecen 5 horas de reproducción o 2,5 horas de conversación con una única carga, y de hasta 24 horas de reproducción si contamos con la carga del estuche.

En mi experiencia, estas cifras se acercan bastante a la realidad, aunque es complicado medir el tiempo real de uso y, entre otro factores, depende del volumen al que escuches la música en cada momento y la distancia la teléfono.

Estas cifras no son especialmente altas para unos auriculares que no ofrecen cancelación activa de ruido, aunque no debería ser un problema ya que no es habitual pasar tantas horas con los auriculares puestos.

El estuche puede cargar los auriculares rápidamente ya que, con solo 15 minutos en el estuche, obtienes 180 minutos de reproducción, o 90 minutos de conversación.

La única forma de cargar el estuche y los auriculares es mediante el conector USB Tipo-C, ya que no soporta carga inalámbrica — una funcionalidad exclusiva de los Google Pixel Buds.

Precio

Los auriculares Google Pixel Buds A-Series están a la venta por 🛒 99€. Se trata de un precio mucho más asequible que los Pixel Buds (2ª gen.), que costaban 199€, pero tenían algunas funcionalidades adicionales como un estuche con carga inalámbrica.

Como alternativa, tenemos los Samsung Galaxy Buds2 (🛒 113€), que ofrecen una buena calidad de sonido, un diseño compacto y ergonómico, y cancelación activa de ruido.

Conclusiones

Los Pixel Buds A-Series llegan en un estuche de forma ovalada, y los auriculares en sí presentan un tamaño muy compacto que hace que resulten cómodos en los oídos. La superficie de los auriculares tiene un área táctil que permite realizar algunas acciones, aunque no es posible ajustar el volumen.

La app Pixel Buds solo está disponible para Android. Permite comprobar la carga, actualizar el firmware, localizar los auriculares si se han perdidos y ajustar el sonido con opciones como el Refuerzo de Graves, que potencia los bajos, o el Sonido Adaptable, que adapta sutilmente el volumen de los auriculares al ruido ambiente.

 

A pesar de su menor coste, los Pixel Buds A-Series mantienen la misma calidad de sonido que los Pixel Buds originales y soportan comandos «OK Google» sin tener que pulsar ningún botón.

No obstante, se echan de menos ajustes más avanzados, como un ecualizador de varias bandas, y la cancelación activa de ruido para aislarnos del entorno.

Los Pixel Buds A-Series presentan una autonomía decente de 5 horas de reproducción o 2,5 horas de conversación — aunque podría ser algo mayor teniendo en cuenta que no hay cancelación activa de ruido — y ofrecen carga rápida mediante un conector USB Tipo-C.

Sin embargo, con respecto a los Pixel Buds, Google ha tenido que eliminar algunas características, como la carga inalámbrica del estuche.

👋 ¡Te interesa! Los mejores robots aspirador que puedes comprar por menos de 500€ [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
33%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
67%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario