iPad Pro de 12.9″: Análisis a fondo y opinión


🎁 ¿Vas a comprar un OnePlus 7 / 7 Pro? Aquí tienes 10€ de descuento para la tienda oficial [ Descuento 10€ ]

Hardware y rendimiento

Apple acostumbra a incorporar un procesador en los iPads más potente que los que incluye en los teléfonos. El iPad Air 2 del año pasado contaba con un procesador mejorado llamado A8X, mientras que el iPhone 6 poseía un procesador A8.

Este año Apple ha hecho lo propio y ha incorporado el nuevo procesador A9X en el iPad Pro. El chip A9X cuenta con dos núcleos a 2.26 GHz y viene acompañado por 4GB de RAM de tipo LPDDR4, aunque esto no ha sido confirmado oficialmente por Apple.

De acuerdo con Apple, el chip A9X multiplica por 1,8 el rendimiento de la CPU del iPad Air 2, lo que permite editar secuencias de vídeo 4K y manipular imágenes 3D.

En el aspecto gráfico, el iPad Pro posee muchos más píxeles en la pantalla que cualquiera de los iPad anteriores, por lo que también requiere una mayor potencia gráfica. Respecto al iPad Air 2, la potencia gráfica se ha duplicado.

Apple también ha desvelado información sobre cómo se ha incrementado la potencia respecto al iPad original: 22 veces más potencia de CPU y 360 veces más rendimiento de GPU.

Una parte importante del incremento de potencia del iPad Pro se debe al nuevo controlador de almacenamiento, que ofrece una velocidad de lectura y escritura muy elevada.

A continuación vamos a ver en los benchmarks cómo se comporta el iPad Pro.

iPad Pro - 4

 

En el benchmark AnTuTu v6 el iPad Pro ha obtenido 182.1645, una marca excelente en comparación con el iPad Air 2 del año pasado.

Dado que se trata de una nueva versión del benchmark con resultados no comparables con versiones anteriores, todavía no tenemos muchos dispositivos frente a los que medir el tablet.

[show-rjqc id=»101″]

 

En el benchmark Geekbench, el iPad Pro obtiene 3165/5336  puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, un rendimiento excepcional.
[show-rjqc id=»87″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0.2 ha dado 185 ms, un resultado muy bueno.

[show-rjqc id=»89″]

 

En cuanto a potencia de gráficos 3D, el benchmark 3DMark se queda corto en los tests Ice Storm y Ice Storm Extreme, y arroja unos resultados de 33.364 puntos en Ice Storm Unlimited. Como se puede observar en el gráfico adjunto, se trata de unos resultados muy elevados.

[show-rjqc id=»90″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados excelentes, como se puede apreciar en la gráfica.

[show-rjqc id=»69″]

 

Los benchmarks han confirmado que el iPad Pro es el tablet más potente del mercado. Apple ha conseguido mejorar significativamente el rendimiento de su CPU y de su GPU, y mantiene un año más su liderazgo en rendimiento frente a los procesadores de los tablets Android.

Durante nuestras pruebas, el iPad Pro ha demostrado ser capaz de mover sin ninguna dificultad el interfaz iOS 9, ejecutar con fluidez aplicaciones exigentes, y renderizar con rapidez páginas webs complejas. Hemos sido incapaces de encontrar alguna aplicación o juego que se le «atragante» a este iPad.

Aunque a día de hoy tanta potencia está infrautilizada, es de esperar que en un futuro cercano los desarrolladores comiencen a lanzar aplicaciones que saquen el máximo partido a la capacidad del hardware.

Hemos probado algunos juegos 3D exigentes como Asphalt 8, y el iPad Pro lo mueve con total suavidad. Ahora bien,  aquellos juegos que requieren tocar en distintas zonas de la pantalla resultan algo incómodos de utilizar en un tablet de estas dimensiones.

Otro inconveniente es que en algunos juegos los gráficos se ven borrosos ya que no están preparados para una resolución tan elevada. Por ejemplo, en el juego Plantas contra Zombies 2 los dibujos de zombies y plantas no son nítidos.

iPad Pro - 5

Asphalt 8 corriendo en el iPad Pro

 

La navegación con Safari funciona rápido: las páginas web cargan rápidamente y el zoom funciona con suavidad.

Con un buen número de páginas web abiertas simultáneamente en distintas pestañas, el iPad Pro es capaz de navegar con fluidez. Incluso realizando varias tareas a la vez, como utilizar una aplicación cuando estamos descargando otra, el rendimiento del iPad Pro se ha mantenido inalterado.

El iPad Pro también incorpora el co-procesador M9 de movimiento, que detecta continuamente los movimientos del tablet por medio del acelerómetro, giroscopio, brújula, y el nuevo barómetro, consumiendo mucha menos batería que si lo hiciera la CPU. Por primera vez el co-procesador M9 está integrado dentro chip A9X, lo que permite reducir el consumo de energía.

El iPad Pro se comercializa en versiones de 32 y 128 GB, y como ya es bien conocido Apple no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante tarjetas micro-SD. Resulta extraño que Apple no haya incorporado una versión intermedia con 64GB.

iPad Pro - 6En el aspecto de conectividad, el iPad Pro va bien servido gracias a conectividad Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac (2.4 y 5 GHz), LTE/4G, y Bluetooth 4.2.

En el apartado Wi-Fi, el soporte de 802.11ac garantiza velocidades hasta tres veces más rápidas que 802.11n.

En cuanto a la velocidad de conexión 4G, alcanza los 150 Mbps de descarga y 50 Mbps de subida.

En las pruebas que realizamos la velocidad de conexión tanto por Wi-Fi como por 4G fue muy satisfactoria.

Se alcanzaron 108 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida en Wi-Fi 802.11n con una conexión de cable 120/12 de Vodafone, y 81 Mbps de bajada y 28 Mbps de subida con una rápida conexión 4G de Vodafone.

Apple no proporciona muchos detalles técnicos sobre la batería pero, según los chicos de iFixIt, el iPad Pro cuenta con una batería de 10.307 mAh.

[show-rjqc id=»62″]

 

Apple indica una autonomía de 10 horas de navegación por Internet vía WiFi (o 9 horas utilizando la conexión de datos móviles) y de reproducción de vídeo o música, exactamente igual que con el resto de iPads de la familia.

En nuestras pruebas la batería del iPad Pro ha sido correcta pero no espectacular. Parece que Apple ha preferido dotar al iPad Pro de grandes y potentes altavoces aun a costa de no poder incorporar una batería más grande.

La batería tarda en cargarse completamente unas cuatro horas y media. Esta cantidad de tiempo es bastante alta y se debe principalmente a que Apple sigue incorporando el mismo cargador de 12W que viene con el iPad Air 2.

Nos hubiera gustado que Apple incorporase un cargador compatible con más potencia o una tecnología de carga rápida.

A pesar de que iOS 9 incorporó un modo de bajo consumo para ahorrar batería cuando más lo necesitamos, este modo no parece estar presente en el iPad Pro. Desconocemos a qué se debe esta omisión.

Echamos de menos opciones que nos permitan optimizar el consumo de la batería, de forma similar a lo que encontramos en otros dispositivos Android — por ejemplo, el modo Stamina de los Sony Xperia o el modo Ultrahorro de Energía de los Samsung Galaxy.

Apple ha incorporado el lector de huella dactilar Touch ID, que ya vimos por primera vez en el iPhone 5s y que también formaba parte del iPad Air 2.

Personalmente no siento la necesidad de proteger el acceso a mi tablet de la misma forma que lo hago con mi teléfono, ya que es un dispositivo que saco menos de casa y que además utilizan varios miembros de la familia.

Además, mientras que en el iPhone resulta muy cómodo desbloquear el teléfono pulsando el botón Inicio al cogerlo en la mano, en el tablet es un movimiento menos natural.

En cualquier caso, como ya hemos comentado en otros análisis, Touch ID es más fiable y rápido que otras alternativas, aunque los últimos dispositivos Android se acercan cada vez más.

iPad Pro - 7