Análisis del Moto Z a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Pantalla

Lenovo Moto utiliza un panel Super AMOLED de 5.5″ con resolución Quad HD (2560 x 1440 píxeles) en el Moto Z, lo que implica una densidad de píxeles espectacular de 535 ppp.

El tamaño de la pantalla puede resultar algo grande para algunos usuarios, pero personalmente disfruto mucho de paneles de este tamaño que no llegan a la categoría de phablet y permiten disfrutar de contenidos multimedia, navegación web, etc. con gran comodidad.

[table id=17 /]

 

El panel del Moto Z es de tipo Super AMOLED, por lo que cuenta con una matriz de sub-pixeles de tipo PenTile.

En las matrices PenTile los tres sub-píxeles rojo-verde-azul se colocan formando disposiciones geométricas con un número desigual de sub-píxeles de cada color. Esto es diferente a lo que ocurre en las matrices RGB de las pantallas LCD, donde los sub-píxeles se colocan uno a continuación de otro.

A igualdad de resolución, las pantallas LCD con matriz RGB se ven más nítidas que las pantallas OLED con matriz PenTile, que poseen una resolución efectiva inferior. A pesar de su matriz PenTile, la densidad de píxeles del Moto Z es tan elevada que resulta extremadamente nítida.

Los textos y los iconos se ven muy nítidos y, por más que hemos intentado fijarnos, no hemos conseguido notar a simple vista el patrón en zig-zag que suele caracterizar a este tipo de paneles.

Aunque habitualmente utilizamos el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para medir la calidad de la pantalla, en esta ocasión no hemos podido realizar pruebas tan exhaustivas debido a que la app Calman para Android se cierra inesperadamente en el Moto Z. Por tanto, en esta ocasión nuestras pruebas de pantalla son más limitadas.

El Moto Z ofrece dos modos de color: estándar y brillante. Por defecto está seleccionado el modo brillante, que incrementa la saturación de los colores, pero si buscas colores realistas, te recomendamos que actives el modo estándar..

El brillo máximo se encuentra alrededor de los 514 nits según nuestras propias mediciones. Este valor se consigue activando el control de brillo automático y sometiendo al teléfono a una luz muy elevada, ya que en el modo manual el brillo máximo no supera los 365 nits.

Este valor de brillo máximo es bastante alto para un terminal con pantalla AMOLED, que suelen ser menos brillantes que las LCD, y está a la altura del Galaxy S7 edge (520 nits).

[show-rjqc id=»116″]

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.430 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla tiene un tinte de color azul dominante. Esto se nota especialmente al utilizar aplicaciones con fondo blanco, como el navegador.

El color negro es muy profundo, ya que nuestro colorímetro no ha conseguido detectar ningún brillo. Esto hace que el contraste sea teóricamente infinito, y esto se nota sobre todo al observar la pantalla del teléfono a oscuras, por ejemplo, al ver una película, ya que las bandas negras de encima y debajo de la imagen son invisibles.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Ir a página