Análisis del Nokia 6 a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Nokia 6.

HMD Global se hizo en 2016 con la licencia de uso de la marca Nokia que estaba en manos de Microsoft y, desde entonces, ha lanzado cuatro smartphones con Android llamados Nokia 3, Nokia 5, Nokia 6 y Nokia 8, además de la reedición del clásico Nokia 3310.

Los smartphones de Nokia ofrecen una experiencia de Android pura, lo que permite a la compañía actualizar sus dispositivos rápidamente cuando aparecen nuevos parches de seguridad y, presumiblemente, también lo harán con nuevas versiones de Android.

El Nokia 6 es un terminal de gama media que llega con un cuerpo de aluminio, pantalla de 5.5″ con resolución Full HD, procesador Snapdragon 430, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámara trasera de 16MP, cámara frontal de 8MP, batería de 3.000 mAh y Android Nougat.

Hemos tenido la oportunidad de utilizar el Nokia 6 durante varias semanas, lo que nos ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación os contamos nuestras impresiones al respecto.

Índice

 

Diseño y construcción

El Nokia 6 está construido en aluminio mediante un proceso de laminado de precisión que, según la compañía, requiere 55 minutos de fabricación a partir de un bloque sólido de metal.

El Nokia 6 está disponible en seis colores que tiñen la parte de atrás y los laterales del teléfono, aunque en la web de Nokia España únicamente se comercializa en Azul Templado y Plata/Blanco.

El modelo que he probado es el de color azul templado, como se puede apreciar en las fotografías.

El frontal es siempre de color negro, y posee un cristal 2.5D ligeramente curvado en la zona cercana a los bordes que le aporta un acabado bastante atractivo.

Los marcos por encima y debajo de la pantalla son bastante anchos, algo esperable en un smartphone de este rango de precios, y los marcos laterales tampoco son especialmente estrechos, pero entran dentro de lo razonable.

Nokia ha incorporado un botón capacitivo ovalado debajo de la pantalla, que hace las veces de lector de huella dactilar y botón de Inicio. A los lados tenemos los habituales botones táctiles que se iluminan para mostrar los iconos de Atrás Recientes.

En la parte de atrás encontramos líneas de antena en la parte superior e inferior, pero su color oscuro hace que se confundan con la parte de atrás y pasen totalmente desapercibidas.

 

El cuerpo de aluminio del Nokia 6 ofrece buenas sensaciones al tacto pero la forma cuadrada del teléfono, con pocas curvas, hace que no se acabe de adaptar bien a la forma de la mano. Los bordes del teléfono son angulosos y esto hace que se claven en la mano al sujetar con fuerza el teléfono.

El frontal está recubierto de Gorilla Glass, por lo que debería ser un smartphone bastante resistente. Durante el tiempo que hemos probado el Nokia 6, no hemos notado signos de arañazos o golpes.

A continuación, vamos a examinar en detalle los elementos que encontramos en cada lado del teléfono.

La parte de delante del Nokia 6 está ocupada principalmente por la pantalla, rodeada de un marco lateral a izquierda y derecha con un grosor medio.

Encima y debajo de la pantalla encontramos unos espacios bastante amplios, como es habitual en los dispositivos de gama media a los que todavía no ha llegado la moda de las pantallas casi sin marcos.

En la zona de encima de la pantalla encontramos la cámara frontal, el altavoz del oído, los sensores habituales de proximidad y luminosidad y el logotipo de NOKIA en color gris, que pasa bastante desapercibido.

En la parte inferior, encontramos el botón físico de Inicio que alberga el lector de huella dactilar y, a izquierda y derecha, dos botones capacitivos invisibles para Atrás y Recientes que en ocasiones se iluminan.

Lamentablemente, Nokia no ha integrado un LED de notificaciones en la versión internacional del dispositivo pero curiosamente sí que cuenta con él en China. Tampoco hay Pantalla Always-On ni encendido mediante doble toque, por lo que es necesario encender la pantalla manualmente para ver si hay notificaciones pendientes.

En la parte de atrás encontramos, en la parte superior, el módulo con la cámara que está rodeado por un borde plateado.

Este módulo integra la lente y el flash de doble tono, separados unos 1,5 centímetros entre sí.

El módulo de cámara sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, por lo que debemos tener cuidado para que el cristal que protege la cámara no acabe rayándose.

En la zona central, alineado al centro, encontramos el logotipo de NOKIA en disposición vertical, con letras de un color tan oscuro que apenas son visibles sobre el color de la superficie trasera.

Por último, en la parte inferior encontramos algunas inscripciones sobre certificaciones del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, al lado, un único botón alargado de volumen. Los dos botones son firmes y presentan un recorrido adecuado.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta la ranura para la tarjeta SIM y micro-SD.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector micro-USB (nada de USB-C), así como el altavoz principal.

 

Como era de esperar, Nokia no ha dotado a este teléfono de protección frente al agua, por lo que debemos tener cuidado y evitar que sufra derrames, salpicaduras o lluvia.

Ir a página