Quitar este panel

Análisis de los Google Pixel Buds Pro

🎁 ¡Descuento hasta 91%! Licencia para siempre de Windows 10 por 13€ y Office por 21€ [ Oferta ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado de los auriculares Google Pixel Buds Pro.

En octubre de 2020, Google presentó sus auriculares Pixel Buds y, en junio del año pasado, la compañía dio a conocer una alternativa más económica, Pixel Buds A-Series, por 99€. Este año, la compañía ha presentado los Pixel Buds Prounos auriculares más avanzados, por 219€.

Los Pixel Buds Pro traen un nuevo diseño que se adapta mejor al oído, ofrecen cancelación activa de ruido, mejoran la resistencia al agua de la carcasa y la dotan de carga inalámbrica, aumentan la autonomía y añaden nuevos gestos.

He tenido oportunidad de probar los auriculares Google Pixel Buds Pro durante algunas semanas y, a continuación, os traigo mis impresiones.

Diseño

Nada más abrir el embalaje de los Pixel Buds Pro, nos encontramos con el estuche de carga. Como su antecesor, tiene forma ovalada, con una tapa en la parte superior que se puede abrir y cerrar muy fácilmente, incluso con una sola mano.

En la parte inferior del estuche encontramos un conector USB-C para cargar el estuche (y, por tanto, los auriculares). En la parte trasera encontramos un botón par iniciar el emparejamiento y, en la parte delantera, un LED se ilumina para indicarnos el estado de carga de los auriculares (si está el estuche abierto) o del propio estuche (si está cerrado).

 

Con el estuche abierto, el LED se ilumina en color blanco si los auriculares están completamente cargados y en color naranja si al menos uno de los auriculares está cargando. En caso de que los auriculares tengan carga pero el estuche no, el LED parpadea en color naranja.

Con el estuche cerrado, el LED indica la carga del estuche cuando se conecta a la corriente o si la tapa acaba de cerrarse. El LED se ilumina en color blanco si el estuche está cargado o es capaz de cargar los auriculares, al menos, con una carga completa; parpadea en color naranja si el estuche tiene menos del 20% de batería (menos de una carga completa para los auriculares); y se ilumina en color naranja si el estuche se está cargando.

Con unas dimensiones de 63 x 50 x 25 mm y un peso de 62 gramos con los auriculares dentro, el estuche resulta bastante compacto y ligero.

Cada auricular tiene su sitio en el estuche y debemos insertarlos correctamente para que se carguen. Por suerte, Google ha incluido unos imanes que hacen que, cuando estás cerca de colocar el auricular en su sitio, este se vea atraído.

 

Los auriculares en sí tienen un tamaño compacto y están disponibles en cuatro colores: gris niebla, carbón, verde lima y coral.

En mi caso, estos auriculares me han resultado cómodos en el oído y, con un peso de 6,2 gramos (con la almohadilla mediana), se sienten tan ligeros que a veces casi te olvidas de que los llevas puestos.

La presencia de un área táctil para interactuar con el auricular significa que no tienes que echar mano del teléfono cada vez que quieres realizar una acción. Los dos auriculares soportan los mismos gestos:

  • Una pulsación simple permite responder llamadas y reproducir/pausar la reproducción
  • Una pulsación doble permite saltar una pista, rechazar una llamada o interrumpir Google Assistant
  • Una pulsación triple permite ir a la pista anterior
  • Arrastrar el dedo hacia delante permite subir el volumen
  • Arrastrar el dedo hacia atrás permite bajar el volumen
  • Una pulsación larga permite conmutar entre el modo de cancelación de ruido y el modo transparencia. También es posible configurar que este gesto en uno de los dos auriculares (o ambos) active Google Assistant.

Lo bueno de Google Assistant es que está permanentemente escuchando, por lo que también es posible invocarlo con solo pronunciar las palabras de activación.

Al menos uno de los auriculares que lleves puestos debe estar configurado para Assistant si quieres recibir notificaciones habladas. Un ejemplo de notificación hablada es el aviso de un nuevo mensaje («Tienes un mensaje de Luis»)

 

Los auriculares vienen con almohadillas de silicona en tres tamaños — grande, mediano y pequeño — así que tienes opciones donde elegir para asegurar un ajuste óptimo. Las almohadillas cuentan con un diseño que se ajusta a la forma de tu oreja y crean un sellado suave.

Como veremos más adelante, unos sensores miden activamente la presión de tu canal auditivo para que los auriculares de botón la reduzcan, si es necesario, para evitar la sensación de oído taponado.

La certificación IPX4 de los auriculares indica que puede utilizarse bajo lluvia muy fuerte, pero no debe sumergirse en agua. En la práctica, los auriculares no sufrirán daños aunque los utilices en una sesión de ejercicio físico en la que sudes.

Ahora la funda tiene certificación IPX2, lo que significa que son resistentes a cantidades pequeñas de agua, como el sudor. Por tanto, no trates de lavarlos con agua, es mejor limpiarlos con un paño húmedo.

Configuración

El emparejamiento de los auriculares con tu smartphone es muy sencillo, ya que basta con mantener pulsado el botón de la parte trasera durante unos segundos mientras la tapa está abierta para iniciar el proceso.

Si utilizas un smartphone Android, verás aparecer una tarjeta en la parte inferior de la pantalla con una imagen de los auriculares y un botón para iniciar la conexión. Tras pulsar ese botón, en la tarjeta verás una invitación para descargar la app Pixel Buds desde Play Store.

Si usas un Pixel, esta app ya está instalada, aunque quizás debas actualizarla. A mí la app me dio muchos errores como cierres inesperados hasta que me di cuenta de que estaba pendiente de actualizar la app.

En caso de que utilices un iPhone, no existe una app Pixel Buds para iOS, por lo que la funcionalidad de estos auriculares con un teléfono de Apple está limitada.

 

La conexión entre el teléfono y los auriculares se realiza a través de Bluetooth 5, y las opciones de codec son solo AAC y SBC. AAC tiende a funcionar mejor con los iPhones y de manera más inconsistente con los teléfonos Android.

Lamentablemente, Google no incluye ningún codec mejor para Android como aptX o LDAC, que ofrecen una mejor calidad de sonido, especialmente si vas a consumir música en alta definición.

Un punto interesante Los auriculares soportan conectividad multipunto, lo que significa que pueden cambiar de un dispositivo a otro automáticamente, incluso en dispositivos Apple o Windows. Así, puedes estar viendo un vídeo en tu ordenador, pausar la reproducción, empezar a reproducir música con el móvil y los auriculares comienzan a sonar. Si paras la música y vuelves al vídeo, el sonido se reanuda en los auriculares.

De igual forma, si estás usando el portátil y entra una llamada, los auriculares cambian automáticamente a la llamada sin que tengas que hacer nada.

 

La app Pixel Buds permite ver el nivel de carga de las baterías de cada auricular individual y del estuche, siempre que la tapa esté abierta o los auriculares estén fuera del estuche, así como actualizar el firmware cuando hay una nueva versión.

Además, la app ofrece diversas funcionalidades:

  • Asistente de Google: Permite configurar qué notificaciones deben anunciarse, si debe reproducirse un sonido al inicio, etc.
  • Buscar dispositivo: Permite hacer sonar el auricular izquierdo o derecho, así como ver la última ubicación conocida.
  • Controles táctiles: Permite activar o desactivar los controles táctiles, así como personalizar el gesto de mantener pulsado en el auricular derecho e izquierdo por separado.
  • Sonido: Permite escoger el modo de control de ruido: cancelación de ruido, transparencia o desactivado.
  • Prueba de ajuste de almohadilla: Lleva a cabo una comprobación del sellado de la almohadilla a través de la reproducción de un audio de muestra.
  • Cambio de audio Permite activar que los auriculares conmuten automáticamente entre fuentes de audio de Android. Para que esto funcione, es necesario que los dispositivos estén enlazados a la misma cuenta de Google que tus auriculares.
  • Multipunto: Permite que los auriculares conectarse a 2 dispositivos a la vez. Cuando estés reproduciendo contenido multimedia, tus auriculares pueden cambiar a llamadas entrantes de los dispositivos conectados automáticamente.
  • Detección de auricular: Permite activar que los auriculares reproduzcan el audio automáticamente cuando los tienes en el oído y lo pausen cuando no están dentro

Sonido

Con un driver dinámico de 11 mm, los Pixel Buds Pro producen un sonido agradable, sin potenciar en exceso ninguna banda de frecuencias.

Google no ha incluido modos de sonido prestablecidos, ni tampoco un ecualizador de sonido de varias bandas, aunque esto debería llegar en otoño junto con el audio espacial, que tampoco está presente. Ahora bien, para disfrutar del audio espacial, probablemente necesitarás un Pixel, ya que es una tecnología propietaria.

Lo que sí que ha incluido Google es Ecualizador de volumen. En teoría, esta funcionalidad ajusta la ecualización según aumentas o reduces el volumen. En la práctica, parece que ajusta los bajos y los agudos en relación al volumen para que, con niveles de volumen bajos, se potencien esas frecuencias, mientras que a volúmenes más alto, se reducen.

 

Los Pixel Buds Pro son los primeros auriculares de Google con cancelación activa de ruido. Según Google, los auriculares incluyen un chip propietario de audio de seis núcleos que maneja el sistema de cancelación.

En la práctica, la cancelación de ruido funciona bien, reduciendo notablemente los ruidos monótonos — como el tráfico rodado, el motor de un avión, el zumbido del aire acondicionado o el viento azotando los árboles — pero no hace mucho con otros ruidos más esporádicos como conversaciones cercanas o ladridos de perros, por citar algunos ejemplos.

En silencio, se escucha en ocasiones un ligero siseo de fondo como resultado de frecuencias que no se cancelan totalmente. Sin embargo, una vez que comienzas a escuchar música, este siseo desaparece por completo.

Para evitar la sensación de taponamiento en el oído cuando usas auriculares con cancelación de ruido y almohadillas con un buen sellado, los auriculares contienen sensores que ayudan a aliviar la sensación de presión.

Estos sensores miden constantemente la presión en el canal auditivo para que los auriculares puedan aliviarla activamente y se sientan cómodos. Para los más preocupados por la privacidad, estas mediciones nunca salen del auricular y se borran inmediatamente después de ser procesadas para la cancelación del ruido.

Google también ha incluido un modo transparencia, que deja pasar el sonido del exterior. Este modo funciona bastante bien, aunque no suena tan natural como otros auriculares — por ejemplo, los AirPods Pro, que destacan especialmente en este aspecto — sino que el sonido se nota ligeramente amortiguado.

 

Centrándonos en la calidad de sonido, los Pixel Buds Pro cuentan con transductores de 11 mm que, a pesar de ser más pequeños que los de los Pixel Buds A-Series, suenan mejor, con un sonido más rico gracias a unos graves más profundos y una mayor nitidez.

En mis pruebas, no he detectado que el sonido se distorsione a volúmenes altos y, en general, la calidad está a la altura de los mejores auriculares de este tipo.

Los Pixel Buds Pro también funcionan bien como auriculares para hacer llamadas. Cada uno de los auriculares tiene tres micrófonos con cubiertas de malla que bloquean el viento y un sensor que detecta cuándo estás hablando.

En mis pruebas, los micrófonos han demostrado ser capaces de captar el sonido en ambientes ruidosos, lo que permite mantener conversaciones sin dificultades por la calle.

Batería

Según Google, con la función Cancelación de Ruido Activa inhabilitada, los auriculares ofrecen 11 horas de reproducción con una única carga, y de hasta 31 horas de reproducción si contamos con la carga del estuche.

Con la función Cancelación de Ruido Activa habilitada, los auriculares ofrecen 7 horas de reproducción con una única carga, y de hasta 20 horas de reproducción si contamos con la carga del estuche.

En mi experiencia, estas cifras se acercan bastante a la realidad, aunque es complicado medir el tiempo real de uso y, entre otro factores, depende del volumen al que escuches la música en cada momento y la distancia la teléfono.

Estas cifras son bastante buenas para unos auriculares totalmente inalámbricos con cancelación activa de ruido, al menos en comparación con otros rivales similares.

 

El estuche puede cargar los auriculares rápidamente ya que, con solo 5 minutos en el estuche, obtienes 1 hora / 3 horas de reproducción con / sin cancelación activa de ruido.

Es posible cargar el estuche y los auriculares mediante el conector USB Tipo-C, así como también a través de carga inalámbrica.

Precio

Los auriculares Google Pixel Buds Pro están a la venta por 🛒 219€. Se trata de un precio mucho más asequible que los Pixel Buds A-Series, que cuestan 🛒 99€, pero estos últimos no tienen funcionalidades avanzadas como la cancelación activa de ruido o un estuche con carga inalámbrica.

Conclusiones

Los Pixel Buds Pro llegan en un estuche de forma ovalada, y los auriculares en sí presentan un tamaño muy compacto que hace que resulten cómodos en los oídos. La superficie de los auriculares tiene un área táctil que permite realizar algunas acciones, incluyendo controlar el volumen.

La app Pixel Buds solo está disponible para Android. Permite comprobar la carga, actualizar el firmware, localizar los auriculares si se han perdido, modificar el gesto de pulsación larga, configurar Google Assistant, seleccionar el tipo de cancelación de ruido, probar el ajuste de las almohadillas y más cosas.

 

Los auriculares ajustan muy bien en el oído gracias a sus almohadillas, que están disponibles en tres tamaños, y proporcionan un buen sellado. Además, los Pixel Buds Pro ofrecen una buena cancelación activa de ruido, reduciendo notablemente el ruido del entorno. Google ha incluido un modo transparencia que permite escuchar el sonido ambiente.

La calidad del sonido se sitúa en la gama alta, con una buena respuesta frecuencial, que no tiene nada que envidiar a otros auriculares del mismo rango de precios.

En el aspecto de ausencias, solo soporta los codecs SBC y AAC, pero no aptX o LDAC para disfrutar de sonido en alta definición con mejor calidad. No cuenta con un ecualizador de varias bandas, aunque en teoría esta funcionalidad llegará en otoño. El audio espacial tampoco está disponible, pero, de nuevo, es una funcionalidad que Google planea añadir más adelante.

Google ha incluido conectividad multipunto para que los auriculares estén conectados a dos dispositivos a la vez (por ejemplo, el móvil y el ordenador), así como cambio de audio para conmutar automáticamente de un dispositivo a otro siempre que estos dispositivos estén asociados a la misma cuenta de Google que los auriculares.

Los Pixel Buds Pro presentan una buena autonomía de 11 horas de reproducción (o 7 horas con la cancelación activa de ruido). Ofrecen carga rápida mediante un conector USB Tipo-C, y también soporta carga inalámbrica.

¿Merece la pena hacerse con los Pixel Buds Pro? Si estás metido en el ecosistema de Android y buscas unos auriculares con buen sonido, una notable cancelación activa de ruido y una buena autonomía, los Pixel Buds Pro son una gran elección.

💻 ¡Ofertón! Office 2021 para siempre desde 13.52€ y Windows 10 por solo 7.422€ [ Más info ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario