Análisis del Primux Evo y opinión


¡SORTEOS! Sorteamos un ZTE Blade A610 Plus, un Xiaomi Mi A1 64GB, un Xiaomi Mi MIX 2 y un Xiaomi Mi Max 2 [ Ver sorteos ]

Primux Tech es una compañía gallega que fue fundada en el año 2006. En su catálogo encontramos un buen número de smartphones y tablets Android, así como otro portátiles, cámaras y otros accesorios.

Hace unos meses tuvimos oportunidad de probar el Kappa P500, el smartphone más asequible de la compañía, y hoy os traemos el Primux Evo, un modelo bastante más potente que llega con un precio bastante de 189 euros.

El modelo Primux Evo llega con una pantalla de 5″ con resolución Full HD, un procesador Snapdragon 615, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento, cámaras de 13MP/8MP y batería de 3.050 mAh.

Hemos podido probar durante algunas semanas el Primux Evo, y a continuación os presentamos nuestra opinión.

 

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Software
  5. Batería
  6. Cámara
  7. Precio
  8. Conclusiones

 

Diseño y construcción

El Primux Evo está construido en plástico, aunque su aspecto es algo más premium que otros teléfonos que hemos probado.

La cubierta trasera del teléfono posee un brillo y una textura con micro-surcos que recuerda al metal, y el marco que rodea el teléfono también posee una apariencia metálica.

El frontal del teléfono es de color negro y no destaca especialmente por su originalidad, aunque el botón de Inicio está marcado por un círculo de color gris que nos recuerda al de los teléfonos de ZTE.

Las huellas dactilares quedan bastante marcadas en el frontal del teléfono — a pesar de que supuestamente lleva un recubrimiento anti-huellas — pero la textura de la parte trasera hace que esta quede libre de dedos.

Los bordes y esquinas del Primux EVO son redondeados, por lo que el teléfono se siente bastante bien en la mano incluso cuando lo agarramos con fuerza. El tamaño de la pantalla se encuentra justo al límite para que podamos escribir cómodamente con una sola mano, si bien es imposible alcanzar las esquinas con el dedo.

El Primux Evo tiene unas dimensiones de 140 x 70 x 8.9 mm y pesa 140 gramos. Aunque no es un teléfono fino, tampoco se nota demasiado grueso en la mano y no resulta para nada pesado.

En la parte de delante, encontramos una pantalla de 5 pulgadas con unos marcos laterales que son algo más anchos de lo que nos gustaría.

Debajo de la pantalla encontramos el botón Inicio y, a izquierda y derecha, dos botones que solamente se iluminan cuando utilizamos el teléfono.

El botón de la izquierda nos permite ir hacia atrás, mientras que el de la derecha nos permite cambiar entre tareas.

En el frontal también encontramos la cámara de selfies situada junto al auricular para el oído, encima de la pantalla.

Primux ha incluido un LED de notificaciones al lado de la cámara, un detalla que es de agradecer ya que muchos fabricantes han comenzado a prescindir de este elemento.

Por lo demás, no encontramos ningún elemento en el frontal que denoten que nos encontramos ante un teléfono de la marca Primux.

La parte trasera es de plástico pero posee una textura de micro-surcos formando círculos concéntricos que resulta bastante agradable al tacto e impide que se resbale en la mano.

La cámara se encuentra centrada en la parte superior y posee forma circular con un embellecedor de aspecto metálico bordeándola.

La cámara sobresale ligeramente, lo cual nos preocupa ya que puede acabar rayándose el cristal que la protege si la apoyamos habitualmente de ese lado.

Para iluminar escenas oscuras, Primux ha decidido incluir un flash que se encuentra inmediatamente debajo de la cámara.

Justo debajo de la cámara y el flash encontramos el logotipo de Primux con acabado en espejo.

En el lateral derecho se encuentran los botones de encendido y de volumen, y ambos tienen un tacto y un recorrido adecuado. En el lateral izquierdo no encontramos ningún elemento.

 

En la parte superior podremos encontrar la entrada de jack 3,5mm. En la parte inferior encontramos un puerto micro-USB y lo que parecen ser dos altavoces, uno a cada lado. Sin embargo, solo uno de los altavoces emite sonido, ya que el otro no es real.

 

Si retiramos la cubierta trasera, tenemos acceso al interior del smartphone. Allí encontramos las bandejas para las dos tarjetas micro-SIM y para la tarjeta microSD, así como la batería que no es reemplazable.

 

Pantalla

Primux ha incorporado en el Evo un panel Sharp de tipo LCD IPS con una diagonal de 5″ y una resolución de 1920 x 1080 píxeles, lo que implica una elevada densidad de píxeles de 441 ppp.

Se trata de una resolución muy elevada para una pantalla de este tamaño, por lo que los textos y las imágenes se ven extremadamente nítidas. Muchos teléfonos optan por paneles con resolución 720p para este tamaño de pantalla, por lo que todo es un punto a favor que Primux no haya escatimado en este punto.

La pantalla está protegida por un cristal Dragontail resistente a impactos, rayones y torsiones.

En nuestras pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, utilizando el modo de imagen estándar, hemos medido un brillo máximo de 361 nits, un valor no muy elevado que puede dificultar el uso de la pantalla bajo la luz del sol.

El contraste resulta ser correcto, en torno a 1700:1, y la fidelidad de colores es bastante buena con un error medio de 3.8 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y un error máximo de 9.9 dE, que se produce en el color azul.

 

La cobertura del espacio de color sRGB es elevada, en torno a un 99,8%, pero la temperatura de color es 7.088ºK, un valor por encima del valor de referencia de 6.500ºK, por lo que la pantalla presenta un tinte azulado.

Los ángulos de visión son amplios y podemos observar la pantalla desde un lado sin que se note una pérdida significativa de brillo o contraste, ni que los colores se distorsionen.

En general, la calidad de la pantalla es bastante buena, aunque echamos de menos un poco más de brillo para esas situaciones en las que la luz del sol no nos deja ver bien la pantalla.

 

Hardware

El Primux Evo cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 615 de ocho núcleos Cortex-A53 a 1.5GHz y una GPU Adreno 405, todo ello acompañado por 2GB de RAM.

Se trata de unas especificaciones correctas, propias de un smartphone de gama media, por lo que cabe esperar un rendimiento razonable de este terminal aunque nada espectacular.

Los resultados de los diversos benchmarks que hemos llevado a cabo reflejan que, en efecto, se trata de un terminal con una potencia más que suficiente para usuarios que no sean demasiado exigentes. Por ejemplo, en AnTuTu ha obtenido una puntuación de 32.081 puntos,  en línea con otros smartphones de gama media.

 

En el aspecto gráfico, el Primux Evo ofrece un rendimiento bastante modesto a pesar de su limitada resolución

 

Dejando a un lado los benchmarks, el teléfono se mueve con suavidad tanto a la hora de desplazarnos por el interfaz como de utilizar aplicaciones habituales – Twitter, Facebook, WhatsApp, etc. Lógicamente se nota que no estamos ante un teléfono de gama alta y, de vez en cuando, las limitaciones del procesador y de la memoria RAM salen a relucir.

Por ejemplo, a la hora de navegar por páginas web, a veces se nota que el dibujo de la pantalla va algo por detrás de nuestros dedos, sobre todo al hacer scroll o zoom.

Por otro lado, el cambio entre aplicaciones resulta ser bastante fluido, y el arranque de las aplicaciones también es rápido.

En el apartado de juegos, hemos probado el juego de carreras Asphalt 8 y, en el modo de calidad alta (que se configura por defecto), se notan ciertas pérdidas de frames en algunas ocasiones.

En el modo de calidad medio, el juego tampoco va completamente suave, sino que sigue habiendo momentos en los que se notan las limitaciones de la GPU.

Su memoria de 2GB de RAM puede resultar algo escasa para un terminal actual. Esto hace que no podamos tener muchas apps abiertas simultáneamente, y en ocasiones al volver a alguna app que habíamos abierto, esta ha sido cerrada por el sistema.

El Primux Evo llega con solo 16GB de almacenamiento, de los que solo quedan libres 12GB nada más sacarlo de la caja. Por suerte el almacenamiento puede ser ampliados mediante tarjetas micro-SD de hasta 128GB.

En cuanto a conectividad, el Primux Evo ofrece conectividad 4G, y conectividad WiFi 802.11 b/g/n/ac en la banda de 2.4GHz y 5GHz. También cuenta con Bluetooth 4.0, GPS y radio FM, así como soporte de SIM dual.

 

Por suerte, el Primux Evo cuenta con giroscopio, por lo que si eres aficionado a Pokémon GO no tendrás ningún problema en hacer uso de la Realidad Aumentada (RA) para capturar a las criaturas del juego.

Por otro lado, el Primux Evo no cuenta con lector de huella dactilar, algo que empieza a popularizarse incluso entre smartphones de precio asequible.

 

Software

El teléfono corre Android 5.0, una versión algo antigua de Android dado que ya empiezan a llegar los primeros smartphones con Android 7.0 Nougat. Nos gustaría que Primux actualizase el terminal para que, al menos, corriera Android 6.0 Marshmallow, aunque no lo vemos muy probable.

Primux no ha hecho grandes cambios sobre Android original, sino que la experiencia que tenemos es similar a la de Android puro. Entre las pocas diferencias que encontramos está un conjunto de accesos directos en la pantalla de bloqueo que permiten abrir rápidamente la calculadora, lanzar el reproductor de música, tomar un selfie, añadir un contacto y leer un código QR.

 

Durante el uso del terminal nos hemos encontrado en alguna ocasión con que el botón de Inicio y Tareas no respondía, sino que únicamente podías ir hacia Atrás. Para solucionar el problema hemos tenido que apagar la pantalla y volver a encenderla varias veces hasta que se ha solucionado.

En cuanto a aplicaciones, Primux ha incluido una app llamada Helpbook bastante útil, que está pensada para modificar el interfaz de usuario (es decir, el launcher) y adaptarlo a personas mayores o niños.

El interfaz para personas mayores resulta muy sencillo de manejar, con botones de gran tamaño y pocas opciones a elegir para que no se líen. El interfaz para niños es muy colorido y cuenta con animaciones, y además permite a los padres limitar las aplicaciones y juegos que pueden utilizar.

 

También ofrece una opción llamada Help Launcher Deluxe que viene a ser un launcher personalizable y con accesos directos a las funcionas más usadas.

Por supuesto el Primux Evo cuenta con todos los servicios de Google y lleva instalada la tienda Google Play Store de apps.

 

Batería

El Primux Evo cuenta con una batería no reemplazable de 3.050 mAh, una cantidad bastante elevada para un teléfono con pantalla de 5″.

Hemos sometido al teléfono a nuestra prueba de batería habitual PCMark Work 1.0 con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits, y hemos obtenido una autonomía de 6 horas y 36 minutos. Se trata de una capacidad correcta pero no espectacular en comparación con otros smartphones de gama media.

 

El Primux Evo ha tardado en cargar por completo cerca de 3 horas, una espera que es bastante larga aunque por suerte el 90% se alcanza en unas 2 horas, mientras que el 10% restante lleva casi una hora.

 

Cámara

El Primux Evo posee una cámara principal de 13MP y flash, y una cámara frontal de 8MP. 

En nuestras pruebas, hemos obtenido resultados correctos al tomar las fotografías con buena luz. Las capturas presentan un colorido vivo, una exposición adecuada y un buen nivel de nitidez gracias a sus 13MP.

 

El enfoque no es demasiado rápido, por lo que conviene no tomar fotografías demasiado rápidamente ya que corremos el riesgo de que acaben saliendo mal enfocadas. El manejo del interfaz de cámara es bastante rápido y, en general, no hemos encontrado ningún problema de usabilidad.

Cuando la luz escasea, las fotografías presentan bastante ruido, como era de esperar al no contar con estabilización óptica.

A continuación os dejamos con una pequeña galería de fotografías tomadas con el Primux Evo.

 

La cámara frontal de 8MP ofrece una calidad correcta, como podemos apreciar en este selfie.

2016-10-23-14-57-05

 

Precio

El Primux Evo está a la venta en su página web por 189 euros, un precio bastante atractivo. También puedes encontrarlo en Amazon por un precio algo inferior.

Por este precio encontramos otras opciones interesantes, como el Moto G4 ( EUR 144,99), que cuenta con unas especificaciones técnicas bastante parecidas, una pantalla más grande y Android 6.0. Sin embargo, su batería es bastante más escasa que la del Primux Evo.

 

Conclusiones

El Primux Evo posee un cuerpo de plástico, por lo que su aspecto no es tan sofisticado como otros terminales más costosos que cuentan con chasis de metal. Aún con todo, el aspecto del teléfono es bastante bueno ya que la cubierta trasera posee una textura que produce un efecto visual atractivo.

La pantalla del Primux Evo cuenta con un panel LCD IPS muy nítido (441 ppp) que ofrece buenos ángulos de visión, un contraste adecuado y un colorido fiel a la realidad. Lamentablemente el brillo máximo es algo escaso, lo cual puede dificultar su uso a plena luz del día.

 

El rendimiento del smartphone es más que suficiente para cualquier usuario que no sea demasiado exigente. Es capaz de mover sin problema el interfaz de Android y no hemos experimentado parones en aplicaciones habituales como WhatsApp, Twitter o Facebook, por citar algunas.

Las principales limitaciones de potencia se dan cuando tenemos muchas aplicaciones abiertas, ya que el sistema se ve obligado a cerrar algunas, o al desplazarnos por páginas web complejas, donde se nota un cierto de retardo.

Hemos tenido oportunidad de probar algunos juegos 3D exigentes, donde se notan pérdidas momentáneas de frames en momentos de mucha acción. La elevada resolución de la pantalla y la limitada potencia de la GPU son los principales causantes de la pérdida de rendimiento en este tipo de juegos.

La batería del Primux Evo es bastante generosa para un terminal de 5″, por lo que la autonomía del teléfono es correcta, aunque no espectacular.

El proceso de carga dura unos dos horas y, lamentablemente, no cuenta con carga rápida.

En el apartado software, echamos de menos que Primux no haya actualizado el software a Marshmallow, ya que el Primux Evo corre Android 5.0 Lollipop.

Primux no ha hecho apenas cambios sobre Android Marshmallow y tampoco ha añadido bloatware.

Nos encontramos ante una experiencia de Android prácticamente pura, salvo por la inclusión de una interesante app que que modifica el aspecto del launcher para su uso por personales mayores y niños.

En cuanto a la cámara, su enfoque no es excesivamente rápido. Las fotografías con buena luz ofrecen una buena calidad de imagen, aunque cuando la luz escasea las limitaciones de la cámara se hacen patentes. La cámara frontal ofrece una calidad adecuada.

En definitiva, si buscas un terminal con una pantalla nítida, un potencia correcta sin grandes pretensiones y una gran autonomía, el Primux Evo es una excelente opción.

Lo mejor:

  • Diseño bastante atractivo a pesar de tener un cuerpo de plástico
  • Pantalla con excelente nitidez y buena reproducción de los colores
  • Fluidez adecuada en el manejo del interfaz y apps habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, etc.
  • Opción de utilizar launchers adaptados para personas mayores y niños
  • Cámara de fotos con calidad de imagen correcta en condiciones de buena luz
  • Ranura micro-SD para ampliar el almacenamiento
  • Ausencia de bloatware
  • Soporte de SIM dual
  • Radio FM

Lo peor:

  • Pantalla con brillo máximo limitado, lo que dificulta su uso a plena luz del día
  • Cámara con enfoque algo lento y con un rendimiento pobre en escenas de poca luz.
  • Rendimiento algo limitado en juegos 3D exigentes
  • Proceso de carga de la batería algo lento
  • Sistema operativo Android Lollipop

Nota: El dispositivo Primux Evo ha sido cedido amablemente por Primux para la realización de este análisis.

  • javier soria

    Viene siendo un TCL M3G con otra marca, ya lo hizo Umi presentándolo como su modelo Emax Mini.

  • Mathordas
  • Miro

    Todo bien, pero no habéis escrito que todo movil es una pieca de plastico con calidad muy chino. Me ha caído desde 40 cm y la pantalla se ha roto completamente. Tengo que decir que reponer la cuesta 80 euro y la reparación no está cubierta por garantía.
    Yo nunca no compraría nada de Primux. Sería bastante buen movil si la pantalla costaría 30 o 40 euro, pero 80 ya es una broma.

  • Jose Luis Sanchez

    al final no me he enterado si la bateria es reemplazable o no. en un sitio pone que si y en otro que no….

    • Tienes razón, había una contradicción. La realidad es que **no** es reemplazable.