Análisis del Razer Phone a fondo y opinión

Ir a página

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Razer Phone.
El sector de los videojuegos es uno de los más boyantes de la industria tecnológica, y movió el año pasado 94.000 millones de dólares. Razer es uno de los fabricantes más veteranos y reconocidos de este sector, destacando especialmente en la fabricación de hardware para juegos.

A finales del año pasado, Razer decidió entrar de lleno en el mercado de los dispositivos móviles lanzando el Razer Phone, un smartphone especialmente dirigido a los aficionados de los videojuegos que destaca por tres aspectos: potencia, pantalla y sonido.

El Razer Phone llega con una pantalla de 5.7″ con resolución QHD, procesador Snapdragon 835, 8GB de RAM, 64GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámara trasera dual de 12MP, cámara frontal de 8MP y batería de 4.000 mAh. Corre Android 8.1 y viene con el launcher Nova de serie.

El Razer Phone está a la venta por 729,99 euros, un precio que lo sitúa cerca de otros smartphones de gama alta.

Tras varias semanas de uso, os presentamos  a continuación nuestro análisis en profundidad de este smartphone.

Índice de páginas

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware y Batería
  3. Software y Multimedia
  4. Cámara y Llamadas
  5. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

El Razer Phone es un smartphone bastante voluminoso, con un cuerpo rectangular caracterizado por superficies planas y esquinas angulosas que se aleja de las formas redondeadas que vemos en otros dispositivos de gama alta, como el Samsung Galaxy S9 o el iPhone X.

Si el diseño del Razer Phone te resulta familiar, posiblemente se deba a que está inspirado en el desaparecido Nextbit Robin, el primer y único smartphone de Nextbit.

Esta marca fue adquirida por Razer a principios de 2017, lo que supuso una pista sobre las intenciones de la compañía de lanzar un smartphone para juegos antes o después.

Mientras que la mayoría de fabricantes de smartphones de gama alta han optado por pantallas con ratio 18:9 y marcos estrechos rodeándolas, Razer se ha mantenido fiel al ratio tradicional 16:9.

Los marcos que rodean la pantalla son bastante anchos pero, por suerte, hay una buena razón para ello: Razer ha incluido dos grandes altavoces estéreo a cada lado de la pantalla — quizás algo más grandes de lo necesario.

El Razer Phone ha sido diseñado para ser utilizado en horizontal, por lo que los grandes marcos a ambos lados de la pantalla resultan ser un buen lugar para apoyar las manos y tapar menos trozo de la pantalla mientras estás jugando.

El cuerpo del Razer Phone es metálico y cuenta con líneas de antena en la parte de atrás y los laterales, aunque Razer ha disimulado perfectamente su aspecto para que no sean apenas visibles frente a la pintura negra del chasis.

El color negro del Razer Phone resulta bastante atractivo y nos recuerda al diseño de otros dispositivos de gaming de la marca.

La parte de atrás presenta un diseño minimalista en el que destaca el logotipo de la marca formado por tres serpientes entrelazadas en color plateado. En la esquina superior izquierda encontramos la cámara, que sobresale ligeramente de la superficie.

Con 8 mm de grosor y 197 gramos, el Razer Phone es un poco ladrillo y no resulta especialmente cómodo de utilizar en vertical. Además, sus esquinas afiladas hacen que se clave en la piel si lo llevas en un bolsillo estrecho.

El acabado metálico de la cubierta trasera hace que el teléfono resulte bastante resbaladizo, lo que unido a su peso hace que debamos tener cuidado para que no se deslice en la mano

A continuación, vamos a revisar los elementos que encontramos en la superficie del teléfono.

La parte delantera de Razer Phone está ocupada principalmente por la pantalla y sus grandes marcos.

Como ya hemos comentado, la pantalla está rodeada por unos marcos bastante anchos encima y debajo de la pantalla, que albergan un par de altavoces estéreo.

Encima de la pantalla encontramos la cámara frontal y los sensores de iluminación y proximidad, ocultos tras una superficie circular junto a la cámara.

En la parte inferior no encontramos ningún elemento, aunque Razer podría haber incorporado un botón de inicio y un lector de huella si se lo hubiera propuesto.

A diferencia de la mayoría de terminales, el lector de huella dactilar no se encuentra en la parte frontal ni en la de atrás sino en un lateral.

En la parte trasera encontramos una superficie de aluminio con líneas de antena muy poco visibles en la parte superior e inferior.

En la esquina superior izquierda encontramos la cámara trasera dual, junto con un flash LED.

Tanto las cámaras como el flash se encuentran en un módulo que sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, aunque por suerte no lo suficiente para que el teléfono baile al pulsar sobre la pantalla mientras está apoyado.

En la zona central superior encontramos el logotipo de Razer en color plateado, formado por tres serpientes entrelazadas.

El resto de la superficie trasera del Razer Phone está libre de cualquier elemento.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, que actúa también como lector de huella dactilar.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos dos botones circulares para subir y bajar el volumen.

 

La parte superior del teléfono está libre de cualquier elemento.

 

La parte inferior del teléfono posee solamente un conector USB Tipo-C.

 

El acabado mate de este dispositivo hace que las huellas dactilares no queden marcadas en la superficie, por lo que no tendrás que pasar el tiempo limpiando la superficie como en otros dispositivos construidos en cristal o con un acabado brillante.

Lamentablemente, el Razer Phone no es resistente a inmersiones, por lo que debemos tener precaución para que no se caiga al agua.

Pantalla

El Razer Phone posee una gran pantalla IGZO LCD de 5.7″ con relación de aspecto 16:9. La denominación IGZO no se refiere a un nuevo tipo de panel sino al tipo de transistor utilizado, que ofrece mejoras consumo de energía.

Nos hubiera gustado ver un panel OLED ya que estos producen negros más profundos, un gamut de color más amplio y un menor consumo de energía. Sin embargo, parece que este tipo de paneles no es compatible con el refresco a 120Hz que, como veremos más adelante, es una de las características más destacadas de este panel.

La resolución de la pantalla es Quad HD (2560 x 1440 píxeles), lo que implica una elevada densidad de píxeles elevada de 515 ppp. La pantalla del Razer Phone se ve muy nítida ya que los píxeles individuales son indistinguibles, pero no es compatible con la plataforma Daydream VR de Realidad Virtual de Google por el tipo de panel que utiliza.

La pantalla está protegida por Gorilla Glass 3, por lo que debería estar a salvo de arañazos, aunque nos hubiera gustado más ver una versión más reciente de esta protección como Gorilla Glass 5.

Al tratarse de una pantalla LCD, la matriz de sub-píxeles es de tipo RGB. Esto quiere decir que cada píxel está formado por tres sub-píxeles rojo, verde y azul, colocados en una hilera.

Matriz RGB del panel LCD de Razer Phone

 

La característica más destacada de la pantalla del Razer Phone es su tasa de refresco de 120Hz, el doble de lo que solemos ver en otros smartphones. Esta elevada tasa de refresco hace que todo se mueva con más suavidad, desde el scroll al desplazarnos rápidamente por una página web hasta aquellos juegos que no están limitados en FPS.

Por defecto, la tasa de refresco del sistema es 90Hz, por lo que debemos aumentarla a 120Hz en Ajustes si queremos sacar el máximo partido al teléfono. En cuanto a los juegos, la app Potenciador de juegos permite elegir la tasa máxima de refresco, con un máximo de 120Hz.

Además de contar con una elevada tasa de refresco, la pantalla del Razer Phone ofrece una gran amplitud de color.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con los espacios de color, todos los smartphones de gama cubren el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3.

Por otro lado, la tecnología HDR incrementa el rango dinámico de tonos de color que se muestran en la pantalla. El panel del Razer Phone es compatible con HDR, al igual que otros smartphones de gama alta de Samsung, LG o Apple.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Huawei P20 Pro ofrece tres modos de reproducción de color: naturales, reforzados y vívido. El modo de color por defecto es reforzado, que está a medio camino en intensidad entre los modos de color natural y vívido.

Con el modo reforzado activo, la fidelidad de color es correcta ya que el error medio se sitúa en 4.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y el error máximo en 9.1 dE.

En este modo de color, la pantalla cubre el 99% del espacio sRGB, el 75% del espacio de color más amplio DCI-P3 y el 53% del espacio Rec. 2020. La temperatura de color resulta ser 7927ºK, un valor que está muy por encima de la temperatura óptima de 6.500ºK, por lo que presenta un tinte azulado. El valor de gamma, 1.8, está algo alejado del valor ideal 2.2.

Resultados de la pantalla en el modo de color reforzado

 

Si pasamos al modo de colores naturales, la fidelidad de color mejora ligeramente hasta un error medio de 4 dE y un error máximo de 9.1 dE.

Con este modo de color, se cubre también el 99% del espacio sRGB, el 75% del espacio de color más amplio DCI-P3 y el 53% del espacio Rec. 2020. La temperatura de color resulta ser 7.972ºK y el valor de gamma, 2.0, está algo alejado del valor ideal 2.2.

Resultados de la pantalla en el modo de color natural

 

Por último, en el modo de colores vívidos, la fidelidad de color empeora hasta un error medio de 5.6 dE y un error máximo de 10.9 dE ya que en este modo los colores se muestran artificialmente sobresaturados.

Con este modo de color, se reproduce un gamut de color más amplio ya que, además de cubrir por completo el espacio sRGB, se alcanza un 96% del espacio de color más amplio DCI-P3 y el 69% del espacio Rec. 2020. La temperatura de color resulta ser 7.950ºK y el valor de gamma, 1.9, algo alejado del valor ideal 2.2

Resultados de la pantalla en el modo de color vívido

 

El brillo máximo del Razer Phone se encuentra alrededor de 300 nits con el brillo al máximo en modo manual, pero aumenta a 390 nits si establecemos el modo automático y nos encontramos bajo un entorno muy iluminado como la luz del sol. Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con la pantalla totalmente en blanco.

En esta gráfica comparativa, reflejamos el valor de brillo máximo con la pantalla al 100% en color blanco (100% APL, como se suele indicar técnicamente).

 

Este valor máximo de brillo con el 100% de la pantalla iluminada es bastante bajo, sobre todo tratándose de un panel LCD. Otros smartphones de gama alta rondan los 550-600 nits en las mismas condiciones. El color negro es relativamente profundo, en torno a 0,2 nits, por lo que el contraste resulta ser alrededor de 2.000:1.

En el caso del Razer Phone, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque el brillo se ve reducido.

Razer no ha incluido una funcionalidad de Pantalla Siempre Activa pero sí que ha incluido la Pantalla Ambiente, que activa la pantalla cuando llega una notificación o al levantar el teléfono de la mesa para consultarlo.

Otra funcionalidad que ha incluido Razer es la posibilidad de encender la pantalla con un doble toque, así como de apagarla también con el mismo gesto.

Ir a página