Quitar este panel

Análisis del Samsung Galaxy A5 (2017) a fondo y opinión [REVIEW]

💿💻 ¡Ofertón! Consigue tu clave Windows 10 Pro por 9,76€ y Office 2019 Pro por 39,54€ en MMORC [ Ver oferta ]

Samsung estrenó el año 2017 anunciando los nuevos miembros de la familia Galaxy A, formada por smartphones de gama media-alta que heredan muchas funcionalidades de la serie Galaxy S a un precio más asequible.

Si bien la compañía presentó como novedades los modelos Galaxy A3 (2017), Galaxy A5 (2017) y Galaxy A7 (2017), a España solamente van a llegar los dos primeros, al menos por el momento.

El Samsung Galaxy A5 (2017) llega con un precio de 429 euros (algo más barato en Amazon) y unas especificaciones muy interesantes: pantalla Super AMOLED Full HD de 5.2″, procesador octa-core a 1.9GHz, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámaras frontal y trasera de 16MP f/1.9 y batería de 3.000 mAh.

El Samsung Galaxy A3 (2017) llega con un precio de 329 euros y no solamente tiene un tamaño inferior sino que también cuenta con unas especificaciones algo más modestas: pantalla Super AMOLED HD de 4.7″, procesador octa-core a 1.6GHz, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento, cámaras frontal y trasera de 13MP/8MP y batería de 2.350 mAh.

Samsung nos ha hecho llegar el Galaxy A5 (2017) antes de su llegada oficial a España, así que hemos tenido tiempo suficiente para llevar a cabo un análisis a fondo. A continuación os contamos nuestras impresiones al respecto.

 

Diseño y construcción

El Galaxy A5 (2017) posee un acabado propio de un smartphone de gama alta, ya que cuenta con una construcción en cristal y metal que se asemeja mucho a la del Galaxy S7.

De hecho, no es difícil confundir el Galaxy A5 (2017) con el Galaxy S7 ya que ambos cuentan con un marco de aluminio, cristales en la parte de delante y de atrás, botón físico de Inicio y unas proporciones parecidas.

Ahora bien, los más observadores notarán ciertas diferencias en el diseño de ambos terminales.

Por ejemplo, la cámara y el botón de Inicio del Galaxy A5 (2017) están totalmente integrados en la superficie, sin sobresalir ni un milímetro para ofrecer un acabado uniforme.

El cuerpo del Galaxy A5 (2017) es resistente gracias a su estructura metálica y la parte de atrás posee un cristal ligeramente curvado que favorece el agarre y ofrece un acabado elegante.

Evidentemente el diseño del Galaxy A5 (2017) no es tan exquisito como el del Galaxy S7 edge, con la doble curvatura de su pantalla, pero no tiene mucho que envidiar a otros teléfonos de gama alta.

La pantalla cuenta con unos marcos laterales bastante estrechos y, en general, Samsung ha aprovechado bastante bien el espacio, aunque no nos hubiera importado ver algunos milímetros menos de anchura en los marcos por encima y por debajo de la pantalla.

La cubierta trasera no es retirable, por lo que no tenemos acceso al interior del teléfono. Esto implica que la batería no es reemplazable, aunque a decir verdad cada vez hay menos teléfonos que ofrezcan esta característica.

 

El terminal en bastante delgado, ya que tiene 7.9 mm de grosor (exactamente igual que el Galaxy S7). En cuanto al peso, está en línea con otros teléfonos con un tamaño de pantalla similar aunque, en algunos casos, es ligeramente más pesado. 

 

El Samsung Galaxy A5 (2017) está disponible en cuatro colores inspirados en la naturaleza – Black Sky, Gold Sand, Blue Mist y Peach Cloud – y nosotros hemos probado la versión en color azul (Blue Mist), como puede apreciarse en las fotografías.

La parte de delante del Samsung Galaxy A5 (2017) está ocupada principalmente por la pantalla, rodeada de un marco estrecho a izquierda y derecha.

Encima de la pantalla encontramos el logotipo de SAMSUNG en letras grandes y plateadas, el auricular para el oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad y luz.

No cuenta con LED de notificaciones, aunque gracias a la pantalla Always On Display de la que hablaremos más adelante, no echamos de menos este elemento.

En la parte inferior encontramos el característico botón alargado de Inicio que incorpora Samsung a sus teléfonos y que integra un lector de huella dactilar por contacto.

A ambos lados del botón de Inicio se encuentran los botones capacitivos de Atrás y Reciente, que normalmente permanecen ocultos y solo se encienden cuando estamos utilizando el teléfono.

En la parte de atrás encontramos, en la parte superior central, la cámara principal que está a ras de la superficie del teléfono

Debemos tener cuidado al apoyar el teléfono boca arriba porque es posible que se raye el cristal de la cámara.

A un lado de la cámara encontramos el flash LED, de un solo tono. En esta ocasión Samsung no ha incorporado el sensor de ritmo cardíaco que incluye en la gama Galaxy S.

Debajo de la cámara se encuentra el logotipo de Samsung en letras grandes plateadas

Por último, en la parte inferior, cerca de la base del teléfono, encontramos el texto de algunas certificaciones que apenas es visible.

A pesar de que la cubierta trasera es de cristal, las huellas dactilares no quedan apenas marcadas. Ahora bien, el color azul claro que hemos probado tiende a acumular algo de suciedad.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, que es pequeño pero que resulta cómodo de apretar. Encima del botón de encendido está el altavoz principal en una posición bastante inusual — no recordamos ningún teléfono que tenga el altavoz colocado en este lugar.

 

En el lateral izquierdo encontramos los dos botones de volumen, que también resultan cómodos de pulsar. Más abajo encontramos el compartimento para la tarjeta nano-SIM, que requiere de un objeto punzante para que sea accesible.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el compartimento para la tarjeta micro-SD, que requiere de un objeto punzante para que sea accesible.

 

La parte inferior del teléfono cuenta con un conector USB-C y un conector de auriculares. Aunque el conector USB-C todavía no se ha popularizado fuera de la gama alta, Samsung ha optado por incorporarlo en el Galaxy A5 (2017), por lo que debes tenerlo en cuenta para hacerte con cables de este tipo.

 

El agarre del teléfono es cómodo ya que los bordes del teléfono no son angulosos sino que presentan una cierta curvatura. Ahora bien, la parte de atrás del teléfono es completamente plana y algo resbaladiza, por lo que debes agarrar el teléfono con fuerza por los lados para evitar que pueda caerse.

Una ventaja de que la parte de atrás sea plana es que resulta fácil utilizar el teléfono cuando este está apoyado sobre una superficie como una mesa, ya que otros teléfonos “bailan” al pulsar la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

Por último, Samsung ha dotado al nuevo terminal con protección IP68 frente al agua para que no nos preocupemos si el terminal se moja o, incluso, para limpiarlo cómodamente debajo del grifo. Hemos probado a darle algún que otro chapuzón y lo ha resistido sin ningún problema.

Pantalla

El Galaxy A5 (2017) posee una pantalla Super AMOLED de 5,2″, un tamaño muy interesante ya que es lo suficientemente grande para navegar por Internet, disfrutar de juegos y ver películas con comodidad, pero no es tan grande como para que resulte demasiado aparatoso.

La resolución de la pantalla es Full HD, es decir, 1920 x 1080 píxeles. Se trata de una resolución más que suficiente para una pantalla de este tamaño, aunque algunos teléfonos de gama alta — como el Galaxy S7 — incorporan paneles con resolución QHD, que son más indicados para aplicaciones de realidad virtual.

 

La densidad de píxeles es muy elevada ya que nos encontramos en 424 ppp, un valor similar a muchos terminales de gama alta.

Ahora bien, como es habitual en los paneles AMOLED, la matriz de sub-píxeles del Samsung Galaxy A5 (2017) es de tipo PenTile. En este tipo de pantallas los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen en formas geométricas, en lugar de estar uno a continuación de otro de forma alineada.

A igualdad de resolución, las pantallas PenTile se ven menos nítidas que las pantallas RGB de los paneles LCD. El patrón PenTile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista si la resolución no es lo suficientemente elevada, como ocurría en los smartphones antiguos.

Por suerte en el caso del Galaxy A5 (2017) esto no es un problema ya que la densidad de píxeles es muy alta y el efecto de zigzagueo no es apreciable a simple vista.

Pantalla PenTile del panel Super AMOLED del Samsung Galaxy A5 (2017)

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Uno de los aspectos importantes a la hora de analizar una pantalla AMOLED es el brillo máximo, ya que generalmente este tipo de pantallas ofrecen un nivel de brillo inferior a las pantallas LCD.

En el caso del Galaxy A5 (2017), según nuestras propias mediciones, el brillo máximo regular del teléfono se encuentra alrededor de 350 nits, aunque se incrementa hasta 544 nits si activamos el modo automático y estamos bajo una luz muy intensa.

Un brillo máximo de 544 nits es un valor muy elevado para una pantalla AMOLED, y está por encima de otros teléfonos con pantallas de este tipo que hemos probado, como el Samsung Galaxy S7 edge (521 nits) o el Moto Z (514 nits).

 

Con el modo de color activo por defecto, Adaptive Display, la fidelidad de colores no es demasiado buena ya que la pantalla tiende a saturar los colores en exceso. El error medio resulta ser 6.9 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 14.7 dE, un valor bastante elevado.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.687 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador, sobre todo si tenemos al lado otra pantalla bien calibrada con la que comparar.

Si activamos el modo de color Básico, los resultados de fidelidad del color mejoran significativamente. El error medio pasa a ser 1.9 dE, y el error máximo se reduce a 4 dE. En este modo de color, la temperatura de color es 6.654 ºK, un valor excelente, y la cobertura del gamut de color sRGB es 97%.

Los resultados del modo de color Básico son muy buenos, si bien los colores se muestran bastante más apagados — realmente es el modo Adaptive Display el que muestra colores demasiado saturados. Ahora bien, hay muchos usuarios que prefieren colores vivos (aunque sean irreales) a colores realistas.

El color negro es muy profundo, como era de esperar en una pantalla AMOLED, lo que implica que el contraste es muy elevado, teóricamente infinito. Esto hace que, por ejemplo, al ver una película, las franjas horizontales negras encima y debajo de la pantalla se vean completamente negras en lugar de gris oscuro.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

La pantalla ofrece un modo de Filtro de luz azul que reduce la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla. Es posible activarlo manualmente o programar su activación, bien sea en un horario prefijado o del anochecer al amanecer.

Hardware y rendimiento

En el interior del Galaxy A5 (2017) encontramos un procesador de ocho núcleos a 1.9GHz.

Aunque Samsung no ha revelado qué chip en particular incorpora el Galaxy A5 (2017), las herramientas de análisis que hemos utilizado revelan que incorpora un procesador Exynos 7880 fabricado en un proceso de 14nm con ocho núcleos Cortex A53 y una GPU Mali T830.

Es importante notar que el procesador Exynos 7880 ha sido fabricado en un proceso de 14nm, al igual que el potente Exynos 8890 del Galaxy S7, mientras que el Exynos 7580 que incorporaba el Galaxy A5 (2016) del año pasado fue fabricado en 28nm. Esto significa que cabe esperar un mayor rendimiento de este procesador y/o una mayor eficiencia energética.

Hemos sometido al Galaxy A5 a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta. La comparación puede ser algo injusta ya que la mayoría de dispositivos son más caros, pero hemos preferido enfrentarlo a teléfonos de gama alta del año anterior que a teléfonos menos potentes de gama media.

 

En el benchmark AnTuTu v6, el teléfono ha dado un resultado de 61.127 puntos, una puntuación bastante superior al modelo del año pasado aunque alejada de los teléfonos más potentes del momento.

 

En el benchmark Geekbench, ha conseguido 764/3949 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo. Si bien el rendimiento con un solo núcleo no es especialmente alto en comparación con otros teléfonos de gama alta, el rendimiento multi-núcleo es muy elevado gracias a sus ocho núcleos.

 

En el apartado de acceso al almacenamiento interno, el teléfono no destaca especialmente en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura del almacenamiento, posiblemente porque su almacenamiento sea eMMC y no UFS, aunque Samsung no ha revelado este detalle.

 

Además del benchmark AndroBench, hemos comparado los tiempos de carga de varios juegos exigentes — Asphalt 8, Modern Combat 5 y N.O.V.A. 3 — y el teléfono queda en una posición intermedia.

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1184 ms, un resultado similar al modelo del año pasado que no es para nada espectacular.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.609 puntos en la versión 1.0 del test y 3.901 puntos en la versión 2.0 más moderna. Se trata de unos valores que no destacan especialmente en comparación con otros terminales de gama alta pero tampoco están mal.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados modestos, con una puntuación de 13.281 puntos en Ice Storm Unlimited, aunque no espectaculares.

 

En la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados por debajo de otros teléfonos estrella del momento.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido de nuevo unos resultados bastante bajos en comparación con otros teléfonos de gama alta, como se puede apreciar en la gráfica.

 

Observando los resultados de los benchmarks, puede dar la impresión de que el rendimiento del Galaxy A5 (2017) no está a la altura de otros terminales. Sin embargo, debemos tener en cuenta que hemos comparado su rendimiento con el de smartphones de gama alta con un precio bastante superior.

Si comparamos estos resultados con el de otros teléfonos de gama media, el teléfono sale muy bien parado. De hecho, en algunos aspectos, el rendimiento del Galaxy A5 (2017) se acerca bastante al de otros smartphones de gama alta.

Los 3GB de memoria RAM con los que cuenta el teléfono permiten mantener varias aplicaciones en memoria, sin que el sistema cierre de forma inesperada apps.

En el aspecto gráfico, sin embargo, el Galaxy A5 (2017) queda lejos de los teléfonos de gama alta en los benchmarks.

Estos resultados no nos han sorprendido ya que incorpora una GPU de finales de 2014, que se ha visto ampliamente superada por nuevos modelos.

Dejando a un lado los benchmarks y centrándonos en la experiencia personal de uso, durante el tiempo que he estado probando el teléfono, se ha movido con gran fluidez. No he experimentado parones al utilizar aplicaciones habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, Instagram, etc.

El teléfono se mueve con rapidez y responde de manera inmediata a nuestras pulsaciones. La navegación en webs complejas no presenta ningún problema, y el teléfono responde con suavidad a la hora de hacer zoom o scroll por páginas con muchos elementos gráficos.

También he probado juegos 3D exigentes como Asphalt 8, Unkilled y Modern Combat 5. El Galaxy A5 (2017) me ha sorprendido gratamente ya que, a pesar de que su GPU no es la más potente, los juego se mueven con fluidez y no he notado pérdida excesiva de frames.

 

De hecho, utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos. Estos resultados son excelentes, como se puede apreciar en la tabla, aunque la GPU ha tenido que exprimirse al máximo.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt 829100%80%12%
Unkilled2999%71%15%
Modern Combat 52998%55%10%


 

El teléfono se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada, especialmente en juegos 3D, pero no demasiado. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 34ºC, un valor bastante bajo.

El Galaxy A5 (2017) cuenta con un almacenamiento de 32GB. El sistema operativo, el interfaz Grace UX y las aplicaciones preinstaladas ocupan unos 8 GB, una cantidad bastante razonable. Por suerte, el teléfono es compatible con tarjetas micro-SD y podemos utilizar una de estas tarjetas hasta 256GB para ampliar el almacenamiento.

Sin embargo, Samsung ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes de Android Marshmallow, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

La razón que dio Samsung para inhabilitar esta función en sus teléfonos es que los usuarios utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, y eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna ya que está cifrada.

En el aspecto de conectividad, el Galaxy A5 (2017) ofrece LTE/4G Cat. 6 (300 Mbps de descarga, 50 Mbps de subida), Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en la banda de 2.4 y 5GHz, NFC y Bluetooth 4.2. También cuenta con radio FM, pero no posee emisor de infrarrojos.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Samsung Galaxy A5 (2017) alcanzó los 246 Mbps de bajada y 32 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps.

En la prueba de 4G, se alcanzaron los 15 Mbps de bajada y 7 Mbps de subida con una conexión de Movistar bajo una cobertura no demasiado buena.

Samsung también ha incorporado Download Booster, una funcionalidad de refuerzo de desgargas por HTTP de ficheros grandes (más de 30MB).

Esta funcionalidad hace uso de la red Wi-Fi y red móvil 3G/4G simultáneamente para acelerar al máximo la descarga de los ficheros.

En la práctica, dado que los operadores imponen límites de descarga a alta velocidad, no parece probable que vayamos a querer hacer uso del tráfico 4G cuando tenemos disponible una red WiFi, por muy grande que sea el fichero.

El Samsung Galaxy A5 (2017) llega con un puerto USB-C pero solo es compatible con la especificación USB 2.0, así que está limitado a velocidades de transferencia de 480 Mbps. Este puerto es compatible con USB OTG para conectar periféricos, pero no tiene soporte MHL para salida de vídeo. Por suerte, hay conector de auriculares para escuchar música sin tener que recurrir a unos auriculares USB o Bluetooth.

Por último, el Galaxy A5 (2017) cuenta con un lector de huella dactilar similar al que encontramos en los últimos teléfonos de Samsung, es decir, por contacto. En las pruebas que hemos realizado ha funcionado muy bien, identificando nuestra huella rápidamente y sin errores.

Batería

Un aspecto destacable del teléfono es su autonomía, ya que cuenta con una batería de 3.000 mAh que no puede reemplazarse. Se trata de una batería con un tamaño bastante aceptable para un teléfono de este tamaño.

 

En la prueba de batería de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un espectacular resultado de 10 horas y 10 minutos. Este resultado está muy por encima de otros teléfonos que hemos probado y nos ha sorprendido gratamente.

 

En la práctica, la autonomía del Galaxy A5 (2017) es muy buena y no tenemos ningún problema en llegar al final del día con una buena cantidad de batería libre. Además Samsung incorpora dos modos de ahorro energía: el modo ahorro de energía medio y el modo ahorro de energía máximo.

El modo ahorro de energia medio limita el rendimiento máximo de la CPU, desactiva las interacciones visuales, limita el brillo máximo y desactiva Always On Display. Este modo extiende la autonomía 1 hora y 9 minutos.

El modo ahorro de energia máximo se basa en el modo anterior pero reduce todavía más el brillo máximo, impide el uso de redes WiFi y 3G/4G en segundo plano y cambia el aspecto a un tema oscuro casi monocromo. Este modo extiende la autonomía 14 horas y media.

Lamentablemente en este último modo el teléfono queda incomunicado por 3G/4G y WiFi al apagar la pantalla.

Por tanto, no recibimos ninguna notificación de correo electrónico, mensaje de WhatsApp o de cualquier otro tipo cuando el teléfono está en reposo hasta el momento de encender la pantalla.

Por suerte Samsung permite personalizar estos niveles ajustando diversos parámetros y desactivando algunas de las funciones de ahorro de cada modo.

Lógicamente no se trata de modos que uno quiera tener activos todo el tiempo, pero resultan muy útiles cuando estamos en los últimos minutos de autonomía y queremos mantener el teléfono activo durante unas horas.

El Galaxy A5 (2017) cuenta con carga rápida, y afortunadamente Samsung ha incorporado un cargador compatible con esta tecnología en la caja del producto.

En total, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 31 minutos con el cargador incluido, si bien el 50% se alcanza en poco más de media hora. La carga es más rápida hasta el 80%, y luego el ritmo de carga disminuye ligeramente.

 

Funcionalidades software

El Samsung Galaxy A5 (2017) corre Android 6.0.1 Marshmallow, lo cual puede sonar un poco decepcionante ya que a estas alturas esperaríamos que cualquier smartphone que sale al mercado llegase con Nougat.

Durante la presentación de los smartphones en España nos aseguraron que el teléfono recibirá Nougat próximamente, así que confiamos en que sea cuestión de poco tiempo.

Por encima del sistema operativo, Samsung incorpora la capa de personalización Grace UX.

La capa software de Samsung ofrece un aspecto bastante atractivo, que sigue las líneas de diseño Material Design de Google.

Aún con todo, hay algunos aspectos que no acaban de convencernos, como la alteración de los iconos de las apps para añadirles un fondo plano con esquinas redondeadas. Por suerte esto se puede desactivar en los Ajustes del teléfono.

Por defecto, la pantalla principal muestra un widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google, y queda espacio para colocar 2 hileras de 4 iconos debajo. Samsung permite juntar más los iconos de las aplicaciones y configurar cuadrículas 4×4, 4×5 o 5×5.

En la parte inferior puedes colocar cuatro iconos junto al acceso directo al cajón de aplicaciones.

 

Los iconos de las apps del escritorio poseen una funcionalidad similar a 3D Touch, ya que basta con pulsar sobre un icono y mantenerlo apretado para que aparezca un menú contextual con cuatro acciones: añadir a carpeta segura, poner en modo inactivo, desinstalar e info de la aplicación.

Lamentablemente ninguna de estas acciones es un atajo a una acción dentro de la app, sino que son siempre las mismas acciones.

El panel de notificaciones es de color blanco y muestra una primera fila de iconos que nos dan acceso rápido a ciertos ajustes. Algunos de estos iconos – como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. – abren diversas opciones al pulsarlos.

Debajo de esta primera hilera de accesos directos aparecen las notificaciones, aunque es posible posible desplegar diez accesos directos adicionales, el control de brillo y un buscador arrastrando la primera hilera hacia abajo.

 

Un aspecto que nos gusta bastante de las notificaciones es que podemos bloquear cómodamente cualquier notificación con solo pulsar la opción «Bloquear Notificaciones», al final de la lista de notificaciones. De esta forma podemos bloquear rápidamente una app molesta (sí, juegos, hablamos de vosotros) para que no muestre notificaciones.

Ajustes

La pantalla de ajustes ya no muestra varias pestañas como ocurría en el pasado sino muestra un listado de grupos de opciones – Conexiones, Sonidos y vibración, Notificaciones, Pantalla, etc. – y al entrar en cada grupo accedemos a los ajustes individuales.

El Samsung Galaxy A5 (2017) también cuenta con Flipboard Briefing, una pantalla que se encuentra a la izquierda de la pantalla de inicio y donde podemos ver una selección de noticias.

En la página principal podemos ver arriba el artículo destacado de cada categoría y, si seguimos bajando, podemos ver todas las noticias de cada categoría.

Una de mis funcionalidades favoritas de los últimos dispositivos de Samsung es Always On Display, que muestra permanentemente información útil y notificaciones en la pantalla aún cuando está apagada. Podemos seleccionar varios diseños en los que se muestra el reloj, el calendario o una imagen – además de los iconos de las notificaciones.

La pantalla Always On Display es capaz de mostrar cualquier notificación, lo cual resulta muy útil ya que en cualquier momento podemos comprobar de un vistazo rápido si tenemos algo pendiente de atender.

La pantalla Always On Display se oscurece cuando la luz ambiente es baja y se apaga por completo cuando el Galaxy A5 (2017) está en tu bolsillo. También es posible programar su apagado, en caso de que te moleste por la noche para dormir.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de dos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla.

Un aspecto curioso de la pantalla de bloqueo es que el papel tapiz que viene por defecto cambia de color al girar la pantalla hacia derecha o izquierda, y los colores que se muestran dependen del color del teléfono.

El Samsung Galaxy A5 (2017) incorpora la función Multi Window para ejecutar aplicaciones en pantalla dividida, aunque tampoco la pantalla es tan grande como para poder hacer multitarea cómodamente.

Para activar esta función tenemos que pulsar el botón de aplicaciones recientes y pulsar sobre un icono de dos rectángulos que aparece junto al símbolo ‘X’ de cerrar de las aplicaciones compatibles.

Si pulsamos sobre el punto que aparece en la línea divisoria de ambas ventanas podemos acceder a distintas opciones: intercambiar ventanas, arrastrar y soltar contenido, y expandir una ventana para que ocupe toda la pantalla.

No todas las aplicaciones pueden ejecutarse en multi-ventana, sino que solamente podemos hacerlo con las aplicaciones de Samsung que vienen pre-instaladas en el teléfono y algunas de terceros como Facebook, WhatsApp, Twitter, etc.

En cualquier caso, Android Nougat incorpora esta funcionalidad, por lo que es posible que Samsung opte por la implementación de Android, en lugar de la suya propia, cuando llegue la nueva versión.

El teclado del Galaxy A5 (2017) incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas o dictando por voz, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, etc.

 

Samsung ha incluido dos navegadores diferentes en el Galaxy A5 (2017): el propio navegador de Android personalizado por Samsung y el navegador Chrome de Google.

El navegador de Samsung posee algunas funcionalidades que no encontramos en el navegador Chrome, como la posibilidad de ampliar una zona de la pantalla si mantenemos pulsado un texto, lo que permite seleccionar y copiar un texto fácilmente.

A diferencia de Chrome, el navegador de Samsung no es capaz de sincronizar las pestañas abiertas con un navegador de escritorio. Chrome también incorpora una función para reducir el tráfico de datos comprimiendo las páginas web en los servidores de Google antes de enviarlas al dispositivo.

Una preocupación de algunos usuarios es que otras personas puedan curiosear en su teléfono cuando lo prestan para hacer una llamada, consultar una web o cualquier otro uso. Pensando en ellos, Samsung ha creado la Carpeta Segura, que permite proteger el acceso a imágenes, notas y aplicaciones de forma sencilla. 

Además, si introducimos una aplicación dentro de la Carpeta Segura, se crea una nueva instancia de la misma, de forma que podemos saltarnos la limitación que tienen las apps que no permiten configurar múltiples cuentas – por ejemplo podríamos tener dos WhatsApps, dos Snapchats, dos Periscopes, etc.

 

El Samsung Galaxy A5 (2017)  incorpora algunas funcionalidades de control mediante movimientos y gestos:

  • Smart alert, que hace vibrar al dispositivo cuando lo coja para avisar de llamadas perdidas y mensajes
  • Smart stay, que detecta si estás mirando la pantalla y la mantiene encendida mientras la miras
  • Silenciar rápido, que permite silenciar las llamadas entrantes y alarmas cubriendo la pantalla con la mano o dando la vuelta al dispositivo.
  • Direct call, que llama al contacto cuyos detalles se ven en pantalla al acercar el teléfono al oido.
  • Desplazar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.
  • Captura completa, que muestra opciones adicionales después de realizar una captura de pantalla, por ejemplo para capturar áreas ocultas de la pantalla.

Samsung ofrece un modo con una mano que permite controlar el dispositivo fácilmente con una mano. Pulsando rápido el botón Inicio tres veces, se reduce el tamaño de la pantalla, y cambia el el tamaño y posición del teclado para escribir más fácilmente con una sola mano.

Otra novedad que ha incorporado Samsung es la posibilidad de enviar un mensaje de SOS a los contactos de emergencia al pulsar el botón Encendido tres veces rápidamente. El mensaje puede incluir imágenes captadas por las cámaras y una grabación de audio.

Samsung ha incorporado en el Galaxy A5 (2017) el sistema de pago Samsung Pay, que combina el uso de las tecnologías NFC y MST (Magnetic Secure Transmission) con el lector de huella dactilar y el escáner de iris para poder pagar en comercios utilizando el móvil como una tarjeta de crédito.

En mi pruebas, sin embargo, no ha funcionado ya que parece que Samsung Pay no está todavía habilitado en el Galaxy A5 (2017) — posiblemente porque estoy probando este terminal antes de que se venda oficialmente en España.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos – llamadas entrantes, notificaciones o alarmas – a determinadas horas, pudiendo establecer algunos contactos y aplicaciones como permitidos para que sus notificaciones sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que nos parece básico y fácil de implementar.

Samsung sigue incorporando la suite de seguridad Knox, pensada especialmente para los usuarios empresariales, y que se integra con los principales fabricantes de soluciones de gestión de dispositivos móviles de ámbito empresarial.

Por supuesto el Galaxy A5 (2017) también soporta Smart Lock, lo que significa que no necesitas desbloquear el dispositivo con huella dactilar, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca – por ejemplo, un reloj inteligente, un auricular Bluetooth, etc .

Es fácil configurar nuevos dispositivos en los que confías, y también puedes configurar ubicaciones en las que confías, como tu casa o la oficina, aunque la aplicación te avisa de que el radio de estas ubicaciones es de 80 metros.

Samsung ha movido a los ajustes la antigua aplicación Smart Manager que permitía gestionar desde un único punto la batería, el almacenamiento, la memoria RAM y la seguridad.

Las principales funciones que ofrece son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, y conocer aplicaciones con un consumo anormal de batería.
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios, y eliminar datos de usuario no utilizados.
  • RAM: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Seguridad del dispositivo: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de Intel.

Samsung ha incorporado su funcionalidad Game Launcher, que organiza todos los juegos en un solo lugar de forma automática, y ofrece funciones interesantes mientras juegas como: anular alertas al jugar, bloquear de teclas Atrás/Recientes, minimizar sin detener, capturar pantalla y grabar vídeo.

Game Launcher también permite ahorrar energía durante las partidas, y para ello ofrece tres modos:

  • Modo desactivado: resolución normal y velocidad de fotogramas de 60 fps
  • Ahorrar energía: resolución baja y velocidad de fotogramas de 60 fps
  • Ahorrar energía al máximo: resolución extremadamente baja y velocidad de fotogramas de 30 fps.

El modo de grabación de una partida permite también grabar tu propia cara utilizando la cámara frontal y combinar ambos vídeos en la pantalla. La fuente del sonido puede ser el micrófono del teléfono o el audio del juego.

 

Samsung ha incorporado una app llamada Samsung Themes que, como habrás adivinado, permite modificar el tema del interfaz. Podemos seleccionar por separado fondos de pantalla y conjuntos de iconos, así como aplicar temas completos que también incorporan sonidos.

Algunos temas son gratuitos pero otros son de pago. El buscador de temas permite buscar por tonos de color, en caso de que andemos buscando un tema con un tono de color en particular.

Por último, Samsung ofrece su servicio Samsung Cloud para que puedas realizar copias de seguridad de tu dispositivo de forma segura y sincronizar los datos entre todos los dispositivos Samsung. La compañía ofrece 15GB de almacenamiento gratuito.

Las copias de seguridad se inician una hora después de que el teléfono se haya conectado a una red WiFi y se esté cargando con la pantalla apagada. La copia se inicia 24 horas después de la última copia de seguridad.

Aplicaciones incluidas

Samsung ya no incorpora de serie en sus teléfonos tantas apps como hacía antiguamente, sino que ahora opta por incluir unas pocas apps y el resto pueden descargarse desde la Tienda Galaxy Apps. A continuación vamos a revisar algunas de las apps que vienen pre-instaladas.

Samsung ha mejorado la aplicación S Health dedicada al cuidado de nuestra salud, que ya va por la versión 5 y posee una interfaz más minimalista.

La aplicación hace uso del podómetro que incorpora el Galaxy A5 (2017) para medir nuestros pasos y se integra con muchos accesorios, tanto de Samsung como de otras marcas.

Samsung ha incluido una vez más S Voice, su asistente personal tipo «Siri» que responde a órdenes de voz como «llamar Carlos móvil», «grabar voz», «poner la alarma a las 6 de la mañana», «encender Wi-Fi» , «leer noticias», «¿cuál es el tiempo hoy?» o «navegar a Sant Cugat, Barcelona.»

Personalmente no encuentro mucha utilidad al uso de asistentes de voz, independientemente de que se trate de S Voice, Siri, Cortana o cualquier otro.

La suite de aplicaciones de Microsoft – Word, Excel, Powerpoint, OneNote, OneDrive y Skype – viene de serie en el Galaxy A5 (2017).

Muchas de las aplicaciones que encontrábamos antiguamente preinstaladas en los teléfonos la marca – como Samsung Music, Kids Mode, S Note, Car Mode, S Translator, Slide Sync, y Video – no están instaladas pero se encuentran disponibles para descargar en la tienda Samsung Apps dentro del apartado GALAXY Essentials, en caso de que alguien las eche de menos

Por otro lado, Samsung sigue potenciando su tienda Samsung Apps de aplicaciones, aunque como ya hemos comentado en otros análisis no vemos que aporte nada de especial frente a Google Play.

 

Multimedia

El Samsung Galaxy A5 (2017) no es un smartphone que destaque especialmente por su sonido, sobre todo si lo comparamos con terminales que incorporan doble altavoz estéreo frontal – aunque cada vez son menos.

El teléfono posee un altavoz en una posición bastante inusual, ya que está colocado en el lado derecho, pero que resulta bastante cómoda para que no se tape accidentalmente.

A pesar del pequeño tamaño del altavoz, la potencia del sonido es elevada, aunque los bajos carecen de cuerpo, como era de esperar.

Samsung ofrece la posibilidad de descargar su propio reproductor Música (el de la imagen adjunta) pero no lo trae pre-instalado, sino que nos encontramos con Play Música, el reproductor de Google.

Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos. También ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify. Otra opción interesante es que permite crear mezclas al instante basadas en las canciones que más te gustan o en tus artistas favoritos.

Tiene soporte de listas de reproducción pero es incapaz de descargar portadas de discos o las letras de las canciones, por citar alguna limitación.

Samsung ha incorporado algunas funciones interesantes de sonido como Sound Alive para ajustar la ecualización; y Adapt Sound para calibrar el sonido emitido a través de los auriculares a la respuesta frecuencial de nuestro oído.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono. La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas.

 

La reproducción de vídeo es excelente y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo compatibles con suavidad gracias a su procesador de ocho núcleos. Además, el elevado contraste de la pantalla y los negros puros hacen las películas se vean muy bien.

He probado a reproducir dos vídeos con resolución 4K con codificaciones H.264 y HEVC. Mientras que el fichero con codificación H.264 se ha reproducido con total suavidad — a una tasa de 29.970 fps — el fichero con codificación HEVC no se ha podido reproducir con el visor por defecto y con BSPlayer la tasa ha sido muy baja, en torno a 3 fps.

 

Como curiosidad, el reproductor de vídeo incorpora una nueva opción que permite crear un GIF animado de 6 segundos a partir de una secuencia de vídeo.

Una funcionalidad  que incorporan los teléfonos más potentes de Samsung es la reproducción de vídeo en una ventana, que permite reducir el tamaño del vídeo a una ventana que se muestra por encima del interfaz del Galaxy A5 (2017).

Esto permite que sigas utilizando el resto del teléfono y, por tanto, que puedas responder un WhatsApp, mandar un mensaje, o cualquier otra actividad sin dejar de ver el vídeo.

Cámara de fotos

Samsung ha dotado al Galaxy A5 (2017) de una cámara trasera con sensor de 16MP y apertura f/1.9, un valor de apertura bastante amplio que permite que la lente deje pasar una gran cantidad de luz. Sin embargo, carece de estabilización óptica y aparentemente tampoco cuenta con enfoque por detección de fase — o al menos Samsung no lo publicita.

El Galaxy A5 (2017) posee flash pero es de un tono único con un único LED, lo cual normalmente no produce tan buenos resultados como los flashes de doble LED que llevan otros teléfonos.

 

Samsung incorpora diversos modos de disparo – automático, Pro, panorámica, cámara rápida, HDR, noche y comida – y es posible descargar nuevos modos de disparo de su tienda, aunque en este momento solo aparecen Animated GIF y Sports Shot.

Un modo interesante para los más expertos es el modo Pro, que permite ajustar manualmente distintos parámetros como el enfoque, ISO (Auto, 100, 200, 400 y 800), modo de medición (centro-compensando, matriz o punto), exposición (-2.0 a 2.0), y balance de blancos (auto, luz del día, nublado, incandescente y fluorescente).

El arranque de la aplicación Cámara es muy rápido. Además, Samsung ha incorporado la posibilidad de abrir la Cámara con una doble pulsación del botón Inicio, lo que permite estar listo para tomar una foto en poco tiempo.

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía, a continuación vamos a comparar las imágenes captadas por el Samsung Galaxy A5 (2017) (16MP, OIS) con varios smartphones: el iPhone 7 Plus (12MP, OIS), el Samsung Galaxy S7 edge (12MP, OIS), el LG G5 (16MP, OIS), el LG X Cam (13MP), y el LG X Power (13MP).

En primer lugar hemos querido comparar la nitidez de la imagen y para ello hemos ampliado la misma zona de una imagen capturada por las cámaras a una hora a la que hay mucha luz natural.

El Samsung Galaxy A5 (2017) ofrece una imagen muy nítida, por encima de otros smartphones de gama alta como el Samsung Galaxy S7 edge o el iPhone 7 Plus gracias a su sensor de mayor resolución. En la comparativa produce un resultado muy similar al LG G5, que cuenta con una resolución de 16MP.

La reproducción de colores del Samsung Galaxy A5 (2017) es buena, y las fotografías muestran un colorido fiel a la realidad.

 

A continuación, hemos repetido la misma prueba en una escena nocturna para apreciar el rendimiento del sensor con poca luz.

En esta ocasión la calidad de la cámara del Samsung Galaxy A5 (2017) queda bastante por debajo de los teléfonos estrella como el Samsung Galaxy S7 edge, el iPhone 7 Plus o el LG G5 — probablemente porque estos cuentan con estabilización óptica — pero mejor que otros smartphones de precio más bajo.

En cuanto al colorido, el Galaxy A5 (2017) ofrece una imagen con un tinte anaranjado demasiado intenso.

 

A continuación puedes ver una galería de fotografías tomadas con el Samsung Galaxy A5 (2017) en tamaño original para apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Samsung Galaxy A5 (2017) es capaz de grabar vídeos en resolución 1080p, pero lamentablemente no es posible grabar en resolución UHD (3840×2160). La calidad de la imagen es buena, con una nitidez correcta y unos colores vivos.

 

La cámara frontal posee un sensor de 16MP con una lente que tiene una apertura f/1.9, y permite tomar buenos selfies. Cuenta con una función de flash frontal que ilumina toda la pantalla en un color blanco intenso para iluminar nuestra cámara.

A continuación podéis ver un selfie captado con la cámara del Galaxy A5 (2017).

 

La cámara frontal posee un ángulo de visión bastante amplio pero, si quieres incluir a más gente en la fotografía, puedes hacer uso del modo selfie panorámico.

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de Contactos de Samsung y la de Teléfono cumplen adecuadamente con su cometido. Si abrimos los detalles de un contacto, se muestran todas las posibles formas de contactar con él, incluso mediante aplicaciones de terceros como WhatsApp.

Una funcionalidad interesante es que puedes realizar una llamada rápidamente arrastrando el dedo de izquierda a derecha sobre el nombre de un contacto. Si lo arrastras en dirección contraria le envías un mensaje de texto.

Precio y competidores

El Samsung Galaxy A5 (2017) se comercializa a un precio recomendado de EUR 429 en la web de Samsung, aunque puede obtenerse por [amazon template=precio&chan=default&asin=B01N6M3K34] en Amazon. A continuación vamos a repasar algunos de sus principales rivales.

Aunque el Galaxy A5 (2017) es un teléfono de gama media-alta que guarda bastantes similitudes con el Galaxy S7, su competidor por precio sería más bien el Samsung Galaxy S6 de 2015, que puedes encontrar por unos [amazon template=precio&chan=default&asin=B00TX5OFL8].

El Samsung Galaxy S6 cuenta con una pantalla de más resolución, un chip más potente, y una cámara trasera con estabilización óptica, pero carece de resistencia al agua, ranura para micro-SD, radio FM y no ofrece una autonomía tan elevada.

Si prefieres un smartphone más reciente, el hermano pequeño del Samsung Galaxy A5 (2017) es el Galaxy A3 (2017). Este modelo cuesta EUR 329, pero además de tener un tamaño de pantalla inferior cuenta con unas especificaciones inferiores en cuanto a potencia del procesador, resolución de la pantalla, memoria RAM, almacenamiento interno, etc.

Otro posible smartphone en este rango de precios es el Huawei P9 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01DO2VU8Q]), que llega con una cámara dual trasera de 12MP y un chip algo más potente. Ahora bien, la autonomía del Galaxy A5 (2017) es superior y es resistente al agua.

Tampoco podemos olvidarnos del OnePlus 3T (EUR 439), que llega con un potente chip, 6GB de RAM y 64GB de almacenamiento (pero no ampliable mediante micro-SD). Llega también con dos cámaras de 16MP, una frontal y una trasera, pero una pantalla más grande.

Por supuesto, hay muchos más smartphones que se mueven con este rango de precios y que pueden ser una buena opción.

 

Conclusiones

Samsung no tenía que irse muy lejos para diseñar un smartphone atractivo, ya que su actual teléfono estrella Galaxy S7 es considerado por muchos como un teléfono realmente bello.

Por ello, no nos sorprende que el Samsung Galaxy A5 (2017) cuente con un sofisticado diseño en metal y cristal muy parecido al del Galaxy S7, que incluso lo mejora en algunos aspectos — como el hecho de que la cámara y el botón Inicio no sobresalgan ni un milímetro. Además, por primera vez, la serie Galaxy A (2017) es resistente al agua.

La pantalla del Samsung Galaxy A5 (2017) ofrece una calidad de imagen excelente con una nitidez elevada, colores negros profundos y contraste casi infinito gracias a su panel Super AMOLED. Los colores pecan de excesivamente saturados, como es habitual en los paneles de Samsung, pero si cambiamos al modo de color Básico obtenemos una fidelidad de colores muy elevada

Atrás quedan los días en que las pantallas Super AMOLED eran poco brillantes, y de hecho el Galaxy A5 (2017) supera en brillo máximo a muchos smartphones con este mismo tipo de panel — aunque queda por debajo del brillo máximo de otros smartphones con pantallas LCD, que son más fáciles de utilizar bajo la intensa luz del sol.

 

Además de una pantalla de gran calidad, Samsung ha incorporado la funcionalidad Always On Display que muestra permanentemente la hora y los iconos de todas las notificaciones pendientes de leer.

El Galaxy A5 (2017) no puede competir en rendimiento frente a los smartphones más potentes del momento, que consiguen puntuaciones mucho más elevadas en los benchmarks. Sin embargo, su procesador Exynos 7880 con 3GB de RAM hacen que el teléfono se mueva con mucha suavidad en el día a día.

En el uso diario, el Galaxy A5 (2017) ha demostrado ser un teléfono muy capaz, sin ningún tipo de retardo a la hora de utilizar apps habituales (WhatsApp, Twitter, Facebook, etc.), navegar por webs complejas o movernos por el interfaz.

La gestión de la multi-tarea es buena, y el teléfono aprovecha extraordinariamente sus 3GB de RAM para mantener múltiples apps activas a la vez.

Sobre el papel, el rendimiento gráfico del Galaxy A5 (2017) está por debajo de otros teléfonos estrella, y así lo han demostrado los benchmarks.

Sin embargo, en las pruebas que hemos realizado con juegos 3D exigentes, el teléfono no ha mostrado signos de excesiva pérdidas de frames. Quizás en un futuro, con juegos más avanzados, las limitaciones de la GPU se hagan patentes, pero a día de hoy no es el caso.

Además, si te gusta jugar, Samsung ha incorporado Game Launcher para grabar una partida, silenciar las notificaciones, desactivar los botones capacitivos y más opciones mientras estamos jugando.

Samsung incorpora 32GB de almacenamiento, que pueden ser ampliados fácilmente mediante tarjetas micro-SD hasta 256GB. Lamentablemente Samsung no habilitado la función “Adoptable Storage” de Marshmallow, por lo que no podemos formatearlo como una extensión del almacenamiento interno.

 

Uno de los aspectos  destacables del Galaxy A5 (2017) es su autonomía, que es excelente gracias a su batería de 3.000 mAh, la eficiencia del procesador, el bajo consumo del panel Super AMOLED y las optimizaciones del software. De hecho, en nuestras pruebas, ha superado ampliamente a otros smartphones de gama alta.

Samsung ha dotado al Galaxy A5 (2017) de un cómodo lector de huella dactilar situado en el botón de Inicio, que permite desbloquear el teléfono con rapidez y con una tasa de acierto muy elevada.

El teléfono llega con Android 6.0.1 Marshmallow y, por encima, la capa de software Grace UX (la misma que debutó con el Galaxy Note 7).

Aunque no podemos ocultar que nos hubiera gustado que llegase con Nougat de fábrica, la compañía ha prometido actualizar el teléfono próximamente.

A lo largo de los años, Samsung ha ido eliminando funcionalidades y apps poco utilizadas de su capa software y las ha movido a su tienda Galaxy Apps para no ocupar espacio y recursos inútilmente.

La optimización de espacio ha llegado al punto de que, por ejemplo, en el Galaxy A5 (2017) no encontramos una aplicación propia de Samsung para reproducir música, sino que debemos utilizar la aplicación de Google.

Los ajustes avanzados de sonido, sin embargo, siguen presentes, y podemos ajustar la ecualización y adaptar el sonido a nuestra respuesta auditiva.

El Samung Galaxy A5 (2017) ofrece la gran cantidad de funcionalidades software que hemos visto en otros dispositivos de la marca.

Entre las funcionalidades más interesantes encontramos la multi-ventana, el control por gestos, varios modos de ahorro de energía, algunas funciones de limpieza del dispositivo, la aplicación de un filtro de color azul a la pantalla, la personalización mediante Samsung Themes, la posibilidad de proteger contenidos en una Carpeta Segura e incluso la posibilidad de realizar pagos móviles con Samsung Pay (cuando esté habilitado).

 

En el apartado fotográfico, el Samsung Galaxy A5 (2017) cuenta con dos cámaras de 16MP y apertura f/1.9 en la parte de delante y en la parte de atrás.

La cámara principal es capaz de capturar instantáneas muy nítidas en condiciones de buena luz aunque, cuando la luz escasea, la ausencia de estabilización óptica pasa factura y las imágenes presentan más ruido que las capturadas por otros smartphones de gama alta. En cuanto a la grabación de vídeo, lamentablemente no es posible grabar vídeos con resolución 4K sino únicamente 1080p. La cámara frontal cumple adecuadamente con su función.

El Samsung Galaxy A5 (2017) llega con un precio algo elevado, 429 euros, aunque en Amazon está algo más barato y probablemente en unos meses esté a un precio más asequible.

En el mercado existen smartphones con un precio similar y especificaciones superiores en algunos apartados. Sin embargo, esto no quita para que que el Galaxy A5 (2017) sea una excelente opción de compra ya que combina un exquisito diseño, una excelente pantalla, una gran autonomía y algunas funcionalidades software muy interesantes como Game Launcher, Always On Display, Carpeta Segura y Samsung Pay.

Lo mejor:

  • Diseño sofisticado con un cuerpo construido en metal y cristal.
  • Pantalla de 5.2″ con panel Super AMOLED que ofrece excelente nitidez, contraste, fidelidad de color (si activas el modo Básico) y ángulos de visión. Brillo elevado aunque por debajo de algunos smartphones con pantalla LCD.
  • Pantalla Always On Display siempre activa que muestra notificaciones e información relevante en todo momento
  • Fluidez en el manejo del teléfono gracias a un procesador de ocho núcleos bastante competente y 3GB de RAM
  • Cámara con buen rendimiento en condiciones de buena luz y múltiples opciones de control manual
  • Mejoras interesantes de Samsung sobre Android como Game Launcher, Multi-Window, Carpeta Segura, modos de ahorro de energía, creación de GIF animados, Samsung Pay, etc.
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD hasta 256GB
  • Excelente autonomía de la batería, que se ve mejorada por los modos de ahorro de energía. Carga rápida de la batería.
  • Lector de huella dactilar por contacto, que permite desbloquear el teléfono con comodidad y rapidez sin arrastrar el dedo.
  • Resistencia frente al polvo y el agua
  • Radio FM

Lo peor:
  • Rendimiento gráfico por debajo de los teléfonos estrella del momento, aunque responde bastante bien con los juegos actuales
  • Almacenamiento externo micro-SD no compatible con la funcionalidad Adoptable Storage de Android
  • Calidad mejorable de la cámara en condiciones de poca luz, posiblemente porque carece de estabilización óptica. Grabación de vídeo limitada a resolución Full HD
  • Android Marshmallow de fábrica (aunque será actualizado a Nougat próximamente)
  • Batería no reemplazable
  • Precio algo elevado

Nota: El teléfono Samsung Galaxy A5 (2017) ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B01N6M3K34]

💿💻 ¡Ofertón! Consigue tu clave Windows 10 Pro por 9,76€ y Office 2019 Pro por 39,54€ en MMORC [ Ver oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario