¡Oferta! Auriculares inalámbricos 🎧TaoTronics S60 con cancelación de ruido por 44,99€ con cupón SKBM2TG5 [ Amazon ]

Análisis y opinión de la funda con batería Smart Battery Case del iPhone XS

Una de las mayores frustraciones que tenemos los usuarios con los smartphones es la duración de su batería, que siempre está por debajo de lo que nos gustaría.

La tecnología de baterías no ha evolucionado al mismo ritmo que el resto de los componentes y, si haces un uso intensivo del smartphone, no es raro que tengas que recurrir a cargar el teléfono en algún momento del día.

Con el objetivo de reducir nuestra dependencia de los enchufes y las baterías portátiles, Apple ha lanzado recientemente fundas con batería Smart Battery Case para el iPhone XS, XS Max y XR — un movimiento inesperado dado que, el año pasado, Apple no lanzó fundas con batería para los iPhone X / 8 / 8 Plus.

He tenido oportunidad de probar la funda Smart Battery Case del iPhone XS durante varios días y, a continuación, os cuento mis impresiones sobre este accesorio.

 

Autonomía mejorada hasta un 75% y total integración con iOS

La Smart Battery Case de Apple no es una funda con batería al uso, sino que aporta una integración con iOS que no encontramos en fundas de otros fabricantes.

El porcentaje de batería restante en la funda está visible en cualquier momento en el widget de Batería del Centro de Notificaciones, así como al conectar o desconectar el cargador en la pantalla de bloqueo.

De igual forma, también se muestra un icono en forma de rayo que nos permite saber si la funda se está cargando en un momento dado.

Me hubiera gustado que Apple también mostrase la información sobre el estado de la Smart Battery Case en el Centro de Control ya que, por su mayor accesibilidad, es el lugar al que suelo acudir habitualmente cuando quiero conocer el nivel de batería de mi iPhone.

Según Apple, con la nueva funda puedes aumentar el tiempo en conversación de 20 a 33 horas, el tiempo de navegación por Internet de 12 a 21 horas y el tiempo de reproducción de vídeo de 14 a 24 horas. Esto significa que la autonomía se ve mejorada en torno a un 65-75% gracias al uso de la funda.

En mis pruebas durante los últimos días, puedo confirmar que estas cifras son bastante acertadas. Aunque es complicado medir el aumento de batería (no hay dos días iguales), la realidad es que llego al final del día muchísimo más holgado que antes.

 

Carga inteligente por cable o de forma inalámbrica

El primer reto al que te enfrentas cuando recibes la funda Smart Battery Case, es averiguar cómo se introduce el iPhone XS en la funda sin romperla. El truco está en la mitad superior de la funda, cuyos laterales son flexibles y permiten abrirlos de forma que entre el iPhone XS y resbale hacia abajo.

Una vez introducido el iPhone XS en la funda, comienza a cargarse a partir de la energía acumulada en su batería, por lo que la Smart Battery Case puede servir incluso como base de carga temporal.

Como novedad frente a modelos anteriores, Apple ha dotado a la funda Smart Battery Case de carga inalámbrica, por lo que cargar la batería es tan sencillo como apoyar el iPhone con la funda sobre una base de carga compatible con Qi (consejo: apoya la zona central de la funda sobre la base de carga, no la zona en la que sobresale la batería, ya que la bobina de carga está por el centro).

Si no haces uso de la carga inalámbrica o vas con prisa, puedes conectar un cargador convencional a través del puerto Lightning de la funda que sustituye al puerto del iPhone. En este aspecto, merece la pena mencionar que el puerto Lightning de la funda se comporta como el del iPhone, por lo que podemos conectar cualquier accesorio que normalmente utilicemos con el iPhone.

Tanto si utilizas un cargador inalámbrico como si empleas un cargador convencional con cable, Apple ha implementado una gestión inteligente de la carga que prioriza la carga de la batería del iPhone frente a la carga de la batería de la funda.

La máxima velocidad de carga se consigue utilizando un adaptador de corriente USB-C de Apple de 18 vatios o más. Con cargadores de gran potencia, es posible incluso que el iPhone y la funda se están cargando a la vez.

Por supuesto, también es posible cargar la funda Smart Battery Case sin que el iPhone esté en su interior, tanto por cable como de forma inalámbrica. En este caso, la funda cuenta con un LED en la zona interior que se ilumina para mostrar si la funda está cargando (naranja) o si ya está totalmente cargada (verde).

 

Mayor grosor y peso: el precio a pagar por una mejor autonomía

El diseño de la funda Smart Battery Case es similar al de otras fundas de de Apple, con un exterior de silicona (no hay versión de piel) en colores blanco o negro y un interior de micro fibra pero cuenta con una joroba en la parte de atrás, en cuyo interior se encuentra la batería.

Mientras que en otras fundas Smart Battery Case más antiguas el abultamiento estaba en la zona central, en la nueva la batería se ha movido a la parte inferior, lo cual mejora bastante el agarre.

Si una de las razones que te enamoró del iPhone XS fue su tamaño compacto, siento decirte que la funda Smart Battery Case añade peso y, sobre todo, grosor al iPhone, aunque para ser justos no resulta excesivamente molesto. Quizás lo más complicado sea introducir y sacar el iPhone del bolsillo si llevas pantalones ajustados debido al grosor extra que añade la batería.

En cuanto al contorno alrededor del frontal, prácticamente no hay diferencia con una funda convencional y, de hecho, si observas el iPhone XS de frente con la funda puesta, no notarás apenas diferencia con una funda convencional.

Como curiosidad, a pesar de no estar diseñada específicamente para el iPhone X, he podido comprobar que la funda del iPhone XS encaja en el iPhone X del año pasado y funciona perfectamente.

Ahora bien, la posición de la cámara trasera, el micrófono y el altavoz del iPhone X no coincide a la perfección con los orificios de la funda, por lo que la experiencia sonora puede verse afectada.

 

Mi experiencia con la Smart Battery Case y conclusiones finales

Soy una persona suficientemente cuidadosa como para llevar el iPhone XS sin funda, por lo que no me planteo añadir una funda tan voluminosa como la Smart Battery Case para un uso diario.

Además, tengo distribuidos por la casa, la oficina e incluso el coche un buen número de cargadores inalámbricos, por lo que habitualmente no suelo tener problemas de agotamiento de la batería.

Dicho esto, la funda Smart Battery Case me resulta muy útil para aquellos días en los que me mantengo alejado de un cargador, por ejemplo en un viaje de trabajo o de placer. También la aprovecho aquellos días festivos en los que, por diversas circunstancias, paso todo el día en la calle o fuera de casa.

Si por tu modo de vida pasas mucho tiempo alejado de un cargador y andas con una batería portátil a cuesta o buscando enchufes a los que engancharte, esta funda puede ser tu salvación ya que aumentar significativamente la autonomía del iPhone XS a costa de incrementar el grosor y peso.

Su precio de 149 € no es barato pero, teniendo en cuenta la excelente integración en iOS, la inteligencia a la hora de priorizar la carga y la calidad de los materiales, en mi opinión la Smart Battery Case es la mejor funda con batería que puedes comprar para tu iPhone.