¡SORTEOS! Sorteamos LG G6, OnePlus 5T y pack de productos Aukey [ Ver sorteos ]

Análisis de Sony Cyber-shot DSC-QX10 y QX100 en profundidad

Sony Cyber-shot DSC-QX10 y QX1000

Los dos dispositivos que probamos en esta ocasión son la ‘prueba viviente’ del la cruenta batalla que se está librando entre smartphones y cámaras compactas de gama baja…que parecen ir ganando los primeros. Ante la pujanza de los teléfonos, las cámaras compactas tiran de zoom y de tamaño de sensor para lograr aquello que a los móviles les va a costar mucho salvo que aumenten su tamaño hasta hacerse poco prácticos.

En estos tiempos de transición estamos viendo todo tipo de variantes: cámaras con conectividad, cámaras con sistema operativo Android, móviles con zoom óptico como el Samsung Galaxy S4 Zoom (con el consiguiente aumento de tamaño) y móviles con sensores que mejoran sustancialmente la calidad de imagen como el Nokia Lumia 1020.

Pero Sony, con la ventaja de producir sus propios sensores, sorprendió al mercado en septiembre del año pasado con unos dispositivos que pretenden dotar de mayores capacidades fotográficas a cualquier smartphone.

Así, nos encontramos con dos modelos, el QX10, con el sensor de una compacta ‘normal’ y un zoom generoso y la QX100, que lleva nada menos que el laureado sensor de la RX100 II, así como su objetivo.

Vamos a ver cómo se comportan estos dispositivos a la hora de sustituir a una cámara compacta.

 

Características principales de los dispositivos

QX-10

  • Objetivo equivalente a un 25-250 mm con aperturas f3.3-5.9 y estabilización óptica
  • Sensor BSI-CMOS de 18 megapíxeles tipo 1/2.3”
  • Rango de sensibilidad de 100 a 3200 ISO (*)con la actualización de firmware 2.0
  • Grabación de imágenes en jpeg
  • Grabación de vídeo 1920×1080 (30p) (*)con la actualización de firmware 2.0
  • Comunicación con smatrphones por WiFi o NFC

QX-100

  • Objetivo equivalente a un 28-100 mm con aperturas f1.8-4.9 y estabilización óptica
  • Sensor BSI-CMOS de 20 megapíxeles tipo 1”
  • Rango de sensibilidad de 160 a 12800 ISO (*)con la actualización de firmware 2.0
  • Grabación de imágenes en jpeg
  • Grabación de vídeo 1920×1080 (30p) (*)con la actualización de firmware 2.0
  • Comunicación con smatrphones por WiFi o NFC

 

Aspecto exterior, ergonomía y sistema de menús

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Como ya indican las propias cajas de los dispositivos, las Sony Cyber-shot QX10 y QX100 son dispositivos cilíndricos que integran todos los componentes de una cámara digital…excepto la pantalla LCD. La idea es que el teléfono proporciona la pantalla trasera y el dispositivo aporta un sensor y un objetivo mayores que los que puede aportar un teléfono sin que sus dimensiones se disparen.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Un aspecto importante y que nos asalta al contemplarlo es el encaje con el móvil, sobre todo teniendo en cuenta la gran disparidad de tamaños existente. En este sentido, Sony lo ha resuelto con una montura que en caja mediante unos brazos extensibles. Aunque al principio genera cierta desconfianza, hay que admitir que el conjunto queda ajustado sólidamente al teléfono. Otra opción que apunta Sony es la de que la funda del móvil incorpore esta montura, y eso lo ha hecho lógicamente con uno de sus móviles.
Además muy recientemente, se ha añadido un adaptador para tabletas.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Así, los dispositivos incorporan una batería, ranura para tarjeta micro-SD y controles de encendido/apagado y disparador. También se incluye un control de zoom.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Existe también una palanca para ensamblar/desensamblar los dispositivos con sus ‘monturas’ y la carga de la batería se realiza con una conexión micro-USB. Se incluye una correa que recomendamos para prevenir accidentes.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Y eso es todo en cuanto a controles físicos, el resto de cambios se deben realizar desde el aplicativo de control Sony Play Memories. Por tanto, el primer paso para poder utilizar el dispositivo es instalar la aplicación en el móvil y luego identificar el dispositivo introduciendo el código que se encuentra en las instrucciones. Es un proceso un poco farragoso pero sólo debe realizarse una sola vez por dispositivo.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

La aplicación es la misma que hemos podido probar en la RX100 II aunque en cada cámara muestra distintas opciones de acuerdo con sus prestaciones. Con ella podemos disparar y accionar el zoom, acciones que también podemos realizar con botones específicos en el dispositivo.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Tanto en la QX10 como en la QX100 el aplicativo permite seleccionar entre foto fija o película y entre varios modos de disparo (Inteligente Auto, Automático Superior, Program). En la QX100 también existe el modo de prioridad a la apertura y, con la actualización de firmware 2.0, el modo de prioridad a la velocidad.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Además de estos aspectos, hay pocos parámetros más que controlar y este es precisamente uno de los defectos que se pueden achacar a estos dispositivos, especialmente al QX100 al que se le supone mayor ambición por la calidad de imagen.

Así, podemos forzar la subexposición o sobreexposición, cambiar el balance de blancos, autodisparo, modo de autoenfoque, tamaño de imagen, tamaño de imagen a guardar en el móvil,… y poco más. No hay manera de controlar el ISO, por ejemplo, un aspecto muy útil si se cuenta con el sensor de la Sony Cyber-shot DSC-QX100.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Con la aplicación se pueden visionar las fotografías transmitidas al móvil, pero no los vídeos. En este sentido recomendamos transmitir una versión reducida de 2 MB y no el tamaño original para que la operativa sea más ágil. Las imágenes con toda la resolución  mejor guardarlo en la microSD y así además tenemos dos copias por seguridad.

Además, con las imágenes ya en el móvil, las podemos compartir con la aplicación que deseemos y aplicarles filtros y efectos creativos, ya que la propia aplicación de Sony no permite ninguno, ni a posteriori ni mucho menos durante la toma.

Nuestras impresiones con la ergonomía son que, especialmente con la QX10, el conjunto es bastante cómodo una vez montado. La QX100, al ser más voluminosa y pesada quizás no balancee tan bien, pero es usable en todo caso.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

El mayor problema que vemos no es cuando los dispositivos no están montado sino sobre la decisión de montarlos o desmontarlos del móvil. Es decir, está claro que no es cómo llevar el móvil con los dispositivos montados, especialmente el QX100, pero el hecho de que cada vez que se encienden y apagan hay cierto decalaje por la conexión aplicación-dispositivo, hace que se cree cierta duda sobre si desmontarlos o mantenerlos por si sale una oportunidad de fotografía. Por supuesto, lo que no recomendamos es desmontar el accesorio que hace de ‘montura’ mientras dure la jornada o tengamos ya muy claro que no vamos a hacer más fotografías.

Respecto a la responsividad, los dispositivos son bastante rápidos en su operación y los único lunares son los que están relacionados con la conexión móvil-dispositivo. Así, ya hemos comentado que al encender hay algunos segundos hasta que se conectan, a veces es un proceso relativamente rápido y en ocasiones tarda un poco más.

Hay que tener en cuenta también que se está transmitiendo continuamente al móvil al imagen, a modo de liveview, y en ocasiones hemos notado un cierto retardo en la imagen que vemos en la pantalla del móvil. No era frecuente ni mucho menos y suponemos que depende mucho del estado del móvil, si está realizando otras tareas….y también del modelo y su capacidad de proceso. Por otra parte cuando se realiza una foto y ésta se transmite al móvil hay que esperar también un par o tres segundos para poder seguir fotografiando.

El enfoque se realiza en el punto central o es posible seleccionar una zona del encuadre simplemente pulsando en el punto deseado de la imagen de la pantalla. Nos ha resultado bastante práctico y el enfoque se realiza de forma bastante rápida. No hay opción de enfoque manual ni macro, aunque la QX100 mantiene la filosofía de las RX100, que no tienen un modo macro específico pero permiten siempre un enfoque a unos 5cm.

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100

 

Hemos comentado que los dispositivos tienen una batería y este también es un punto mejorable. La autonomía está alrededor de las 200 imágenes y además el consumo de batería del móvil, la gran asignatura pendiente de los smartphone, se resiente con el uso. La consecuencia es que hemos de estar pendientes de dos baterías, aunque por lo menos usan el mismo cable cargador (en el caso de Android).

 

Efectos digitales

No hay opciones para aplicar efectos digitales en las imágenes ni antes ni después de la toma, incluyendo las habituales en esta sección HDR y panorámicas. Es una lástima porque la aplicación de las cámaras de los móviles, incluso las más básicas de Android, permiten más opciones. De todas formas, la filosofía era la de compartir la aplicación que ya utilizan otras cámaras de la marca y seguramente el aumentar sus funcionalidades requeriría un rediseño importante.

 

Calidad de imagen

La calidad de imagen es la razón de ser de los dispositivos Cyber-shot DSC-QX10 y QX100. En el primer caso, la propuesta de valor es un sensor ‘tradicional’ de cámara digital compacta con un zoom óptico ‘generoso’ que no pueden igualar los móviles. La QX100 sube la apuesta: ¿cual ha sido la compacta avanzada más laureada en los últimos tiempos, ¿la RX100? No se hable más, tomamos su sensor y su objetivo y ya tenemos un módulo que promete una calidad de imagen que a los móviles les va a costar mucho de igualar.

A continuación una secuencia de tomas de la QX10 donde se puede apreciar lo que se puede esperar de su zoom:

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100
QX10 – 25mm

 

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100
QX10 – 110 mm
Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100
QX10 – 250mm

 

La QX100:

Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100
QX100 – 28mm
Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100
QX100 – 50mm
Sony Cyber-shot DSC-QX10 QX100
QX100 – 100mm

 

Podemos apreciar que el rango de la primera es mucho más versátil, y difícil de conseguir, por no decir imposible, con las dimensiones de un smartphone normal.

Por otro lado, uno de los ‘sacrificios’ aplicados a la combinación sensor/zoom de la QX100 es el rango, a cambio de una buena luminosidad en 28mm.

Las imágenes de la QX10, vistas al 100%, presentan unos efectos de la compresión bastante evidentes. La QX100 sin embargo presenta imágenes más ‘limpias’. De todas formas, la ergonomía de la cámara hace que no nos sintiéramos del todo confortables con la posición de disparo, lo cual muchas veces revierte en la nitidez de la toma al producirse cierta trepidación.

Respecto a la calidad de los objetivos, el de la QX10 presenta bastante diferencia entre el centro y las esquinas. A más ampliación se hace difícil observarlo ya que la nitidez general disminuye.

 

La QX100 es más nítida pero también presenta diferencia entre centro y esquinas:

 

En lo relativo al ruido, nos ha sido complicado poder hacer un test de ISO ya que ninguna de las dos cámaras permite seleccionarlo de forma separada. Aunque intentamos jugar con la apertura en la QX100, en condiciones de poca luz el dispositivo tendía a usar ISOs altos.

De todas formas, lo que se aprecia es un esperado mejor comportamiento del QX100 que soporta bastante bien un ISO 3200 y algo más justo de la QX10 que a 800 ISO ya empieza a mostrar sus limitaciones. Hemos añadido una imagen de nuestro test de la RX100 II para poder comparar con si prima hermana la QX100 con la que comparte sensor y objetivo:

 

Como podemos apreciar las prestaciones son similares entre los dispositivos del mismo sensor.

En cuanto a las aberraciones cromáticas, nos parecieron estar a un nivel similar (el objetico de la QX100 nunca ha destacado en este aspecto en sus encarnaciones en la familia RX).

 

Para entender lo que aportan estos dispositivos, a continuación adjuntamos una comparativa de la misa imagen producida por un móvil BQ Aquaris 4.5, QX10 y QX100 (acopladas al mismo móvil, aunque éste no influye en la calidad de imagen):

 

La cámara del Aquaris es muy básica y podemos apreciar que el nivel de detalle que produce está a años luz de lo que conseguimos con cualquiera de los dispositivos QX. También se aprecia la mejor definición de la QX100.

 

 

Video

En estos dispositivos el video tiene una funcionalidad básica. No se pueden hacer ajustes y no se pueden reproducir desde la aplicación Play Memories de Sony.

La reciente actualización de firmware (2.0) permite la grabación de vídeo full HD, aunque suponemos que se mantiene la compresión mp4 y no llegarán al nivel de calidad apreciado en la RX100. Las muestras que incluimos están todavía en la resolución anterior, 1440×1080.

QX10

 

QX100

 

 

WiFi

En esta cámara el WiFi es una función consustancial al dispositivo, no una función añadida, de forma que pueda conectarse con el móvil como hemos comentado a lo largo del artículo.

 

 

Galería de imágenes

QX10

 

QX100

 

Precio

Actualmente la QX10 puede encontrarse por  EUR 169,76 y la QX100 por - en Amazon España.

También se pueden adquirir en la web de Sony aunque a un precio superior: EUR 199 en caso de la QX10 y EUR 449 en caso de la QX100.

Está por ver si los usuarios estarán dispuestos a desembolsar esta cantidad por un dispositivo que permite mejorar las prestaciones de la cámara de su smartphone. No nos parece un precio desorbitado pero sí es cierto que va más allá del coste de un accesorio.

 

 

Conclusiones

La verdad es que el anuncio de los dispositivos Sony Cyber-shot DSC-QX10 y QX100 nos generó escepticismo y curiosidad a partes iguales, sobre todo de cara a la operatividad resultante del conjunto. Una vez hemos podido pasar unos días con ellos, tenemos que decir que el conjunto es usable, aunque todavía creemos que tiene recorrido si la firma cree que es un concepto que vale la pena evolucionar.

Entre las virtudes destacaríamos la capacidad de aumentar (drásticamente en el caso de la QX100) la calidad de imagen que podemos tomar con nuestro smartphone, sea éste de gama alta, media o baja y la facilidad de uso del conjunto, cosa no tan evidente en el primer momento.

Entre las deficiencias a pulir, quizás se esperan más opciones de control (sobre todo, de nuevo, en la QX100) y a veces la transmisión WiFi hace que se ralentice el funcionamiento del conjunto. A la QX10 se le puede achacar que, frente a los smartphones de gama alta, sólo aporta un mayor rango de zoom ya que la calidad es la de una compacta ‘normal’, que está siendo bastante igualada por los móviles de gama alta.

Otra cuestión es el sentido que puede tener un dispositivo que debe llevarse encima además del móvil y que no solo tiene su batería sino que añade algo de consumo adicional a las ya de por sí castigadas baterías del móvil. A cambio, nos beneficiaremos de las grandes pantallas del smartphone y podremos compartir fotografías de calidad de forma natural.

De todas formas, no es nuestra función resolver el dilema, el usuario/consumidor es quien dictará sentencia.

Lo mejor

  • Posibilidad de mejorar la la calidad de imagen de cualquier smartphone
  • Facilidad de uso
  • Posibilidades ‘sociales’ al compartirse las fotos de forma natural con el móvil
  • Conexión física con el móvil bastante bien resuelta

Lo peor

  • Pocas opciones de control, sobre todo la QX100, destinada a usuarios más avanzados
  • Autonomía reducida (y afecta también a la del smartphone)
  • La comunicación WiFi ralentiza la respuesta general de los dispositivos
  • El precio puede ser disuasorio, si se trata como un accesorio

Nota: Los dispositivos Sony Cyber-shot DSC-QX10 y QX100 han sido cedido amablemente por Sony España para la realización de este análisis