Quitar este panel

Análisis del altavoz Bluetooth Tronsmart Studio y opinión [REVIEW]

💻 Te interesa: Consigue Windows 10 Pro por 11€ y Office 2019 por 36€ [ Ofertón ]

Existe una gran variedad de altavoces Bluetooth en el mercado, por lo que resulta complicado decidirse por uno o por otro sin tener oportunidad de probarlos.

Por suerte, la gente de Tronsmart nos ha enviado su altavoz portátil Tronsmart Studio, cuyas características más destacadas son: gran potencia (30W), conectividad Bluetooth 5.0, sincronización de audio con hasta 100 altavoces, luna arga autonomía con carga rápida y un precio de solo 79,99€.

Hemos tenido oportunidad de probar este altavoz durante algunos días y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones.

Diseño y conexiones

El altavoz Tronsmart Studio es un dispositivo portátil con un aspecto elegante y un diseño minimalista, que cuenta acabados de buena calidad. Su carcasa es de aluminio endurecido, por lo que resiste bien los golpes y caídas, y cuenta con una base de goma para que no se desplace.

Vulkkano Blast cuenta con certificación IPx4 que lo hace resistente a salpicaduras de agua, por lo que puede mojarse bajo la lluvia sin temor de que se estropee. Ahora bien, no es sumergible por lo que debemos tener cuidado de que no caiga al agua.

Sus dimensiones son 20,7 x 7 x 5,8 mm y tiene un peso moderado de 760 gramos, así que es un dispositivo fácilmente transportable. Su bajo centro de gravedad hace que sea casi imposible volcarlo.

En la parte superior ,encontramos varios botones: retroceder canción / bajar volumen, reproducir/pausa, avanzar canción / subir volumen, encendido, Bluetooth, Broadcast y SoundPulse.

 

El botón de Bluetooth permite escoger la fuente de sonido: entrada auxiliar por cable, tarjeta de memoria o dispositivo Bluetooth.

El botón SoundPulse no solamente permite activar esta mejora de sonido, sino que también permite invocar el asistente virtual (Google Assistant o Siri) de nuestro smartphone y responder a una llamada.

En la parte superior, también encontramos algunos indicadores: cuatro de batería (0-25%, 25-50%, 50-75%, 75-100%), uno de Bluetooth, uno de Broadcast y otro de SoundPulse.

En la parte de atrás encontramos un compartimento para una tarjeta microSD, un conector de carga USB Tipo-C (me alegro de no encontrar un antiguo puerto micro-USB) y un conector de 3.5mm para la conexión una fuente de audio externa.

Sonido

El altavoz Bluetooth Tronsmart Studio integra 2 tweeters de alta frecuencia, 1 subwoofer central de baja frecuencia y 4 altavoces pasivos para proporcionar un sonido potente con graves contundentes.

Para mejorar el sonido, Tronsmart ofrece la tecnología SoundPulse, que mejora la experiencia de sonido proporcionando una salida sin distorsión y una experiencia de graves mejorada. En mi opinión, la activación de esta funcionalidad es obligada ya que, de lo contrario, el sonido se escucha con poco cuerpo.

Si prefieres afinar la respuesta frecuencial, es posible instalar la app Tronsmart (iOS | Android) en el teléfono para escoger distintos ajustes de ecualización: Sound Pulse, Bajo profundo, 3D, Alta fidelidad, Clásico, Vocal y Rock. Lo que no es posible es ajustar las bandas de frecuencia a voluntad, sino únicamente escoger uno de estos ajustes preestablecidos.

Desde la app también es posible consultar el nivel de batería, actualizar el firmare, escoger la entrada de audio, activar el modo Broadcast o apagar el altavoz.

 

El altavoz no admite conexión vía WiFi para AirPlay, Spotify Connect y otros protocolos de música en streaming, aunque podemos utilizar Bluetooth para reproducir cualquier sonido de cualquier app de nuestro smartphone. El alcance por Bluetooth 5.0 es de hasta 20 metros en el mejor de los casos.

En las pruebas que he realizado reproduciendo música con Apple Music, el sonido se escucha limpio y con matices. Presenta un buen nivel de graves a pesar del pequeño tamaño del altavoz y sin distorsión a niveles altos de volumen.

A pesar de su pequeño tamaño, el volumen máximo es muy elevado, por lo que es apto para entornos abiertos o para inundar de sonido una habitación grande. En general, la calidad de sonido no dista mucho de la que obtenemos en altavoces del mismo tamaño ,más costosos.

Dado el tamaño del altavoz, el sonido estéreo carece de separación de los canales izquierdo y derecho. Esto es lógico ya que para conseguir este efecto necesitamos altavoces mucho más grandes o separados.

 

Una de las funcionalidades destacadas es TuneConn, que permite conectar hasta 100 altavoces entre sí para reproducir música de forma sincronizada Dado que no dispongo más que de un altavoz, no he podido probarlo, pero en principio es tan sencillo como pulsar el botón Broadcast una vez en el altavoz «maestro» y dos veces en cada uno de los altavoces «esclavos».

Tronsmart Studio también puede utilizarse para realizar llamadas en manos libres, ya que incorpora un micrófono. En las pruebas que he hecho ha sido muy cómodo realizar llamadas con él, y la calidad del sonido es excelente gracias a su altavoz.

Autonomía

Como he comentado, la carga del altavoz se realiza a través de un cable USB Tipo-C. Me hubiera encantado que el altavoz llegase con una base de carga, en lugar de tener que conectar un cable USB para suministrar energía, o al menos que fuera un accesorio que se pudiera comprar por separado.

Tronsmart estima una autonomía de 15 horas con el volumen al 50%, una cantidad muy aceptable para un dispositivo de este tamaño, y un tiempo de carga de solo 3,5 horas.

En mi experiencia, estos tiempos coinciden bastante bien con la realidad aunque la autonomía depende en gran medida del volumen al que reproduzcas la música y la distancia a la que te encuentres de tu smartphone si estás conectado por Bluetooth.

Precio

El altavoz Tronsmart Studio tiene un precio muy atractivo de 79,99€ en Amazon.

Conclusiones

El Tronsmart Studio es un altavoz muy interesante para aquellos que andan buscando un dispositivo portátil con una buena calidad de sonido y una gran autonomía.

En mis pruebas reproduciendo música por Bluetooth, el altavoz nos ha demostrado que es capaz de producir un sonido potente, con matices ricos y bajos potentes, especialmente si activamos el modo de sonido SoundPulse.

 

Tronsmart Studio llega además con algunas funcionalidades interesantes, como la posibilidad de hacer llamadas en manos libres, los ajustes de ecualización preestablecidos a través de una  app, la reproducción sincronizada con hasta 100 dispositivos y la posibilidad de invocar el asistente virtual del smartphone.

Además, solo ofrece una buena autonomía de 15 horas y se puede cargar de forma rápida, en unas tres horas y media, a través de un conector USB-C.

En consecuencia, el altavoz Tronsmart Studio  es un dispositivo muy recomendable, especialmente por 79,99€.

Lo mejor:

  • Diseño elegante fabricado en aluminio resistente
  • Buena calidad del sonido emitido, con gran potencia y buen nivel de graves para el tamaño del altavoz
  • Dimensiones y peso apropiados para transportar el altavoz cómodamente
  • Conector USB-C estándar para cargar la batería con cualquier alimentador
  • Reproducción a través de Bluetooth 5.0, conector de 3.5 mm o tarjeta microSD
  • Funcionalidad de manos libres para realizar llamadas
  • Reproducción sincronizada con hasta 100 altavoces a la vez
  • Tecnología SoundPulse para mejorar la reproducción de sonido y ajustes predefinidos de ecualización a través de una app
  • Resistencia a salpicaduras y lluvia (IPx4)
  • Autonomía de 15 horas y carga rápida en 3,5 horas.

Lo peor:

  • Sin posibilidad de ajustar la ecualización de frecuencias a tu gusto (debes elegir uno de los modos preestablecidos en la app)
  • Sin base de carga, lo que obliga a conectar el cable para cargarlo.

Nota: El altavoz Tronsmart Studio ha sido cedido amablemente por Tronsmart para la realización de este análisis.

💻 Te interesa: Consigue Windows 10 Pro por 11€ y Office 2019 por 36€ [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario