BTicino Classe 100X: Análisis del videoportero con WiFi y opinión

🌼 ¡Rebajas Primavera! Consigue Windows 10 Pro por 7,40€ y más ofertas [ Ver ofertas ]

Si vives en una casa unifamiliar, seguro que alguna vez, estando fuera de casa, has deseado poder abrir la puerta a distancia a un repartidor que llega con un pedido, dejar pasar a un amigo o familiar, o incluso poder abrir la puerta si te has dejado la llave.

Por suerte, existen videoporteros que se conectan a Internet y permiten ver quién llama a tu puerta e incluso abrirla de forma remota.

He tenido oportunidad de probar uno de estos dispositivos llamado BTicino Classe 100X, de Tegui. En este artículo, os cuento mis impresiones.

Diseño moderno y minimalista

En mi casa, el BTicino Classe 100X ha sustituido al clásico portero automático con forma de teléfono que podemos encontrar en tantos hogares españoles, por lo que además de toda su funcionalidad, ha aportado un toque de diseño y modernidad a mi recibidor.

El BTicino Classe 100X posee un cuerpo de plástico de color blanco con un diseño minimalista. El elemento central del frontal es su pantalla de 5″ que, sin ser muy grande, tiene un tamaño suficiente para ver con comodidad a la persona que llama a tu puerta. No obstante, hay otros modelos con pantallas más grandes.

 

Debajo de la pantalla, encontramos varios botones táctiles:

  • Cuatro botones marcados con 1, 2, 3 y 4 puntos para comandos personalizables (intercomunicador, activación de cerraduras adicionales, etc.) (*)
  • Botón «estrella» para activar las luces de la escalera (*)
  • Botón «llave» para activar la cerradura y abrir la puerta
  • Botón «ojo» para activar la placa exterior o, si tienes varias cámaras, para pasar por todas ellas de forma cíclica

(*) Estos botones están sin uso en mi casa ya que tengo una instalación simple sin luces, cámaras o cerraduras adicionales.

En la parte inferior, encontramos algunos botones pulsables:

  • Botón «teléfono verde» para descolgar e iniciar la comunicación
  • Botón «teléfono rojo» para colgar e interrumpir la comunicación

En el lateral, se sitúa una rueda que permite regular el color, la luminosidad y el contraste de la pantalla, el volumen del audio, el volumen del tono de llamada y la configuración Wi-Fi.

Dispone además de LEDs para indicar el estado de la llamada y si la conexión Wi-Fi está activa (para que sepas que alguien ya ha contestado la llamada desde su móvil).

 

En cuanto a la unidad exterior de la calle, he instalado el modelo Sfera New de aluminio que cuenta con una cámara y una luz LED blanca para iluminar una etiqueta donde puedes escribir tu nombre, por ejemplo.

La orientación de la cámara se puede regular, lo que resulta útil para hacer que apunte a la puerta, que es donde la gente suele quedarse de pie esperando una vez que llama.

Como se puede observar en la fotografía, he añadido una visera en la parte superior y los laterales para que quede mejor protegida de la lluvia y el viento.

En mi caso, la instalación de ambas unidades interior y exterior fue realizada por un especialista ya que, entre otras cosas, fue necesario actuar sobre el cuadro eléctrico. Si eres manitas, es posible que puedas instalarlo por ti mismo pero yo preferí recurrir a un profesional.

Configuración inicial

Una vez instaladas las unidades exterior e interior, el primer paso a realizar es conectar la unidad interior BTicino Classe 100X a la red WiFi de casa. El proceso es realmente sencillo ya que basta con seguir las instrucciones del menú de ajustes para buscar la red e introducir la contraseña.

Tras configurar la red WiFi, puedes ver en cualquier momento el estado de la conexión inalámbrica desde la unidad interior, así como cambiar la conexión a otra red WiFi en caso necesario.

 

El siguiente paso es descargar la app Door Entry CLASSE100X a nuestro smartphone desde la App Store (iOS) o Play Store (Android). Ten cuidado porque hay otra app llamada Door Entry CLASSE300X que no es compatible por tratarse de otro modelo.

‎Door Entry CLASSE100X
‎Door Entry CLASSE100X
Developer: BTicino SpA
Price: Free
Door Entry CLASSE100X
Door Entry CLASSE100X
Developer: BTicino spa
Price: Free

Nada más abrir la app podremos crear una cuenta y enlazarla fácilmente con nuestra unidad interior con solo escanear un código QR que se muestra en la pantalla. También es posible crear cuentas de usuario adicionales para que otras personas puedan instalar la app en su teléfono, con un límite de 20 smartphones por cuenta de usuario, así como 20 smartphones en total .

No es posible crear usuarios temporales ni, por ejemplo, restringir la apertura de la puerta para ciertos usuarios a determinadas horas — algo que podría ser útil si tienes empleados del hogar.

Desde los ajustes de la propia app podemos actualizar el firmware del videoportero en caso de que haya una nueva versión, personalizar la pantalla de inicio de la app, seleccionar el timbre de la app, configurar la red WiFi y reiniciar el videoportero.

Uso del videoportero en el día a día

Como cualquier videoportero, cuando alguien llama a la puerta, la unidad interior emite un sonido y puedes acercarte para ver a la persona que ha llamado a través de la pantalla y, si lo estimas conveniente, iniciar una conversación y/o abrir la puerta.

La novedad de este videoportero es que puedes hacer esto mismo de la app del móvil como si estuvieras delante de la unidad interior. Para mí, esto ha sido mi salvación ya que recibo muchos paquetes.

 

El chalet en el que vivo tiene tres plantas y un jardín, por lo que en ocasiones me resulta útil contestar la llamada en el móvil en lugar de darme una carrrera hasta el videoportero, situado en el recibidor. Todavía resulta más útil si estoy en el jardín en la parte de atrás, ya que de no ser por la app no me enteraría de que alguien está llamando a la puerta.

No obstante, para mí el uso más interesante de la app ocurre cuando no estoy en casa, ya que puedo ver quién llama a la puerta y abrir desde cualquier lugar. Por ejemplo, cuando un mensajero trae algo y estoy fuera, puedo abrir la puerta exterior a distancia y pedirle que deje el paquete en un baúl que he colocado junto a la puerta.

Esto es realmente útil para gente que recibe muchos paquetes, ya sea de compras online o, como es mi caso, de productos para probar.

Funcionamiento de la app y las llamadas

Nota: Aunque la app está disponible en iOS y Android, en mi caso la he probado en un iPhone, por lo que todo lo que comento a continuación se basa en la experiencia en iOS.

Cuando una persona llama a tu puerta, recibes un aviso en la app en forma de notificación y basta pulsar sobre ella para abrir la app y contestar la llamada.

Debes estar atento al teléfono ya que una notificación puede pasar desapercibida fácilmente y, en ese caso, no te enterarías de que están llamando. En lugar de notificación, me gustaría que la app mostrase un aviso de llamada a pantalla completa — como hace WhatsApp cuando te entra una llamada de voz o vídeo.

En caso de que no contestes la llamada, aparece un globo rojo en el icono de la app pero, al abrirla, no hay ningún registro de llamadas sin atender, por lo que no es demasiado útil salvo para saber que alguien ha llamado a tu puerta.

Sería bueno que la app guardase un registro de todas las llamadas, antendidas o no, e incluso que guardase una captura de la cámara exterior para que puedas identificar quién había llamado a tu puerta — especialmente si nadie ha contestado.

Por suerte, todas estas mejoras que estoy comentando son implementables mediante software, por lo que mantengo la esperanza de que en un futuro la app se actualice y añada algunas de estas funcionalidades.

 

Al recibir la llamada y abrir la app, puedes pulsar sobre el botón descolgar para ver a la persona que está llamando y hablar con ella. En caso de quieras abrir la puerta, debes arrastrar un botón deslizante llamado «Cerradura» a la derecha.

Es posible configurar la app en varios smartphones, de forma que cualquier miembro de la familia puede contestar la llamada. La primera persona que contesta — ya sea desde el móvil o desde la unidad interior en casa — es la única que puede interactuar con la persona que ha llamado.

En cuanto a la calidad de la voz, la comunicación del sistema Classe 100X no es bidireccional de forma simultánea sino que, mientras una persona habla, se corta el micrófono de la que está escuchando y el altavoz de la que habla.

Esto puede complicar un poco el diálogo, sobre todo en entornos ruidosos en los que, por ejemplo, el ruido del viento de la calle es captado por la unidad exterior como si la persona estuviera hablando.

En mi experiencia, he encontrado bastante útil pulsar el botón «Silenciar micrófono» de la app entre frase y frase que pronuncio. Así me aseguro de escuchar bien a la persona que está en la puerta.

 

A día de hoy, solo es posible utilizar la app en manos libres. Me gustaría poder utilizar el auricular del oído para escuchar mejor a la persona que está en la puerta cuando yo estoy en un entorno ruidoso, así como para mantener conversaciones privadas.

Como funcionalidades interesantes, la app permite llamar a casa y establecer una comunicación a través de la unidad interior.

Otra característica útil es que se integra con las cámaras de seguridad Netatmo, de forma que además de ver la imagen captada por la cámara de la unidad exterior del videoportero, puedes ver las imágenes captadas por las cámaras de seguridad que tengas en casa.

Yo tengo varias cámaras Netatmo (cuatro Netatmo Security exteriores y una Netatmo Welcome interior) y, tras configurar mi cuenta en la app, se pueden ver todas las cámaras desplazando con el dedo la imagen. Esto me permite ver qué hace el mensajero una vez que le abro la puerta y entra en casa.

Por útimo, conviene que sepas que no es necesario que alguien llame para que puedas activar el vídeo desde la app y abrir la puerta. En cualquier momento puedes abrir la app para activar la cámara o arrastrar el botón deslizante «Cerradura» para abrir. Esto es útil si, por ejemplo, te llama alguien por teléfono porque está en la puerta de tu casa.

Precio

El kit de vídeo para 1 vivienda (2 hilos) con placa SFERA NEW y monitor manos libres CLASSE 100X avanzado tiene un precio oficial de 790 €, pero no te costará mucho encontrarlo a un precio inferior, alrededor de 400 €, en tiendas online.

Si ya tienes una unidad exterior con cámara y solo necesitas la unidad interior, que es la que permite la comunicación por WiFi, la unidad CLASSE100X cuesta menos de 300€.

Conclusiones

La idea de un videoportero WiFi es realmente interesante, ya que permite hablar con las personas que llaman a el la puerta de tu casa cuando estás fuera e, incluso, abrirles la puerta para que, por ejemplo, dejen un paquete en caso de un mensajero.

Un ode los videoporteros WiFi más completos es el BTicino CLASSE100X, que posee un diseño moderno con una pantalla de 5″ y queda bien en cualquier pared. Si no tienes una unidad exterior con cámara, la unidad Sfera New del mismo fabricante es compatible y también tiene un diseño atractivo.

Lo más interesante de este videoportero es su app para iOS y Android, que avisa de que alguien llama a tu puerta mediante una notificación. Al pulsar sobre la notificación, puedes ver quién ha llamado a tu puerta, hablar con ella y, si quieres, abrir la cerradura de la puerta para que pueda acceder.

 

La app admite definir múltiples usuarios con un total de hasta 20 smartphones emparejados. También es posible añadir cámaras de seguridad Netatmo, si tienes alguna, para ver las imágenes captadas por estas cámaras en la propia app.

Una limitación de la unidad BTicino Classe 100X es que solo permite una comunicacion unidireccional (no pueden hablar las dos personas a la vez). En ocasiones, esto dificulta el diálogo ya que, cuando una persona habla (o se cuela algún ruido), el micrófono de la otra persona se corta.

Me gustaría que fuera posible acercar el smartphone al oído para hablar, ya que actualmente la app solo se puede utilizar en manos libres. Tengo la esperanza de que en futuras versiones de la app se añada esta funcionalidad y otras — como un registro de llamadas perdidas o la posibilidad de limitar el acceso a ciertos usuarios fuera de ciertas horas.

Llevo utilizando el videoportero BTicino Classe 100X durante un mes y, en mi caso, no podría estar más contento de haberlo instalado ya que, por fin, puedo abrir la puerta a mensajeros que traen paquetes para que los dejen en la entrada.

En definitiva, si andas buscando un videoportero WiFi con un diseño atractivo y funcionalidades avanzadas, el BTicino Classe 100X es un dispositivo muy recomendable.

Lo mejor:

  • Sustituye a tu portero automático convencional de 2 hilos sin necesidad de cableado adicional — aunque puede que necesites actuar sobre el cuadro eléctrico, así que consulta a un especialista.
  • Unidad interior CLASSE100X con un diseño atractivo y una pantalla a color de 5″.
  • App para iOS / Android que permite recibir llamadas, ver vídeo captado por la cámara de la unidad exterior, hablar con la persona que está en la calle y abrir la puerta a distancia.
  • Funcionamiento sencillo de la app, apto para cualquier usuario aunque no tenga conocimientos técnicos
  • Posibilidad de definir varios usuarios en la app y todos ellos pueden contestar llamadas (el pimero que descuelga es el que atiende la llamada)
  • Integración con cámaras de seguridad Netatmo

Lo peor:

  • Aviso de de llamada como una notificación (en lugar de un aviso a pantalla completa), por lo que puede pasar desaparecibido.
  • Comunicación unidireccional: Solo una de las dos personas puede hablar a la vez y, en ocasions, el ruido ambiental (por ejemplo, viento) se interpreta como la que persona está hablando.
  • Posibles mejoras a la app como poder hablar sin usar manos libres o que se guarde un registro de llamadas perdidas.

Nota: El producto BTicino CLASSE100X ha sido proporcionado por Tegui para su análisis

🌼 ¡Rebajas Primavera! Consigue Windows 10 Pro por 7,40€ y más ofertas [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
25%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
75%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
3 Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario