Quitar este panel

Samsung Galaxy Tab A8: Análisis a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

LCD 10.5" (1200 x 1920 pixels), ratio 16:10

Procesador

Unisoc Tiger T618

Memoria RAM

3 / 4 GB

Almacenamiento

32 / 64 / 128 GB eMMC
Ampliable mediante microSD hasta 1 TB

Conectividad

WiFi 5, Bluetooth 5, GPS
Conectividad LTE/4G opcional

Cámara trasera

8MP AF

Cámara frontal

5MP

Audio

Cuatro altavoces estéreo, conector de auriculares (3.5 mm)

Sistema Operativo

One UI 3.3 sobre Android 11

Batería

7.040 mAh con carga rápida a 15W

Precio

229€ (32GB) / 259€ (64GB) / 309€ (128GB)
Consulta las mejores ofertas en 🛒 Amazon

💰 Hasta 91% de descuento: Windows 10 para siempre por 12€, Office por 22€ y más [ Ofertón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Samsung Galaxy Tab A8.

La tablet Samsung Galaxy Tab A8 fue anunciada a mediados de diciembre del año pasado, y llegó al mercado unas semanas después. Es la sucesora de la Samsung Galaxy Tab A7 de 2020, respecto a la que trae algunas mejoras.

La Samsung Galaxy Tab A8 cuenta con una pantalla LCD FullHD+ de 10.5″, procesador Tiger T618, 3/4 GB de RAM, 32/64/128 GB de almacenamiento, cámara trasera gran angular (8MP), cámara frontal gran angular (5MP) y batería de 7.040 mAh con carga rápida a 15W.

El precio de venta recomendado del Galaxy Tab A8 es 229€ (32GB) / 259€ (64GB) / 309€ (128GB) en sus variantes WiFi, y tienes que añadir 50€ para las variantes LTE/4G. Podemos encontrarlo a precios más económicos en tiendas online como Amazon.

He tenido oportunidad de probar el Galaxy Tab A8 durante algunas semanas y, a continuación, os traigo mis conclusiones tras un análisis detallado.

 

👉🏻 Índice del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Rendimiento
  4. Batería
  5. Software
  6. Multimedia
  7. Cámaras
  8. Precio
  9. Conclusiones

Diseño y construcción

La Samsung Galaxy Tab A8 es una tablet ligera y bastante fina, ya que cuenta con un grosor de solo 6,9 mm y un peso de 477 / 509 gramos (WiFi / WiFi+4G). Esto hace que sea una tablet que podemos transportar cómodamente en una mochila o incluso un bolso grande.

El tablet está construido en aluminio, con bordes laterales planos y esquinas redondeada. En la parte trasera, una tira de plástico recorre el lateral donde se encuentran los botones. Esta tira de plástico tiene el mismo aspecto que el resto de la cubierta trasera de metal, pero la unión de ambas piezas es claramente visible.

El tablet está disponible en colores gris, plata y oro rosa, por lo que tienes varias opciones entre las que elegir. El modelo que he probado es el de color gris, en el que las huellas dactilares apenas quedan marcadas en su superficie.

 

En el lado derecho, encontramos el botón de encendido y justo debajo está el botón alargado de volumen.

 

En el lado izquierdo, encontramos el compartimento para la tarjeta microSD y, en caso de que hayamos escogido la variante con LTE/4G, también la tarjeta nanoSIM.

 

En el lado superior solamente encontramos dos altavoces.

 

En la parte inferior encontramos un conector USB Tipo-C, el conector de auriculares y otros dos altavoces.

 

El frontal del Samsung Galaxy Tab A8 está dominado por su pantalla de 10.5″ rodeada por marcos  estrechos de aproximadamente 1 cm de anchura, que permiten sujetar el tablet con comodidad sin tocar la pantalla por accidente.

El tablet ofrece un buen aprovechamiento del espacio, con un ratio de pantalla a cuerpo de un 80% según GSM Arena. No es tan elevado como el del Galaxy Tab S8+ (85%) o Galaxy Tab S8 Ultra (90%), pero es adecuado para este rango de precios.

 

En la parte trasera encontramos la cámara en la esquina, que sobresale ligeramente de la superficie, así como el logotipo de SAMSUNG grabado en la esquina inferior.

Como era de esperar, el Samsung Galaxy Tab A8 no cuenta con resistencia al polvo y al agua, por lo que debemos tener cuidado para que no se moje. Un tablet no es un dispositivo que tenga tanto peligro de caer al agua como un smartphone, pero sería una protección interesante para poder usar el dispositivo en la piscina o en la bañera para ver vídeos, leer o navegador por Internet.

Pantalla

El Samsung Galaxy Tab A8 cuenta con una pantalla LCD de 10.5″ con resolución FullHD+ (1920 x 1200 píxeles), lo que supone una densidad de píxeles de 216 ppp.

Aunque en un móvil solemos exigir una densidad de píxeles superior, un tablet se ve a una distancia mayor, así la que esta densidad es más que suficiente.

El ratio de pantalla 16:10 es más alargado de lo que solemos encontrar en otros tablets. Este ratio permite disfrutar mejor de películas y vídeos, pero resulta menos práctico para tareas de productividad, navegar por Internet, utilizar varias apps a la vez, etc. De igual forma, utilizarlo en vertical resulta raro ya que su aspecto es alargado y estrecho.

Como era de esperar, la tasa de refresco es 60 Hz, por lo que no podremos disfrutar de una alta tasa de refresco como en otros tablets de gama alta.

 

A continuación, vamos a ver los resultados de un conjunto de pruebas de pantalla realizados con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

La fidelidad de color al mostrar contenidos sRGB resulta ser bastante mejorable, ya que el error medio dE es 8,2 (un valor por debajo de 4 se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 15.

La pantalla cubre un 92% del espacio de color sRGB, que es un valor algo escaso, pero lo que más me ha llamado la atención es la temperatura de color de 8.629ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500ºK. Esto implica un tinte azulado bastante marcado, especialmente en apps con fondo blanco.

Existe cierta tendencia a los fabricantes a hacer que sus pantallas azuleen ya que, instintivamente, los colores cálidos se asocian a cosas antiguas (como un papel viejo) y los colores fríos a cosas modernas. Lamentablemente, Samsung no ha añadido un ajuste de color blanco para afinar la temperatura de color.

Resultado de pruebas de pantalla

 

El brillo máximo de la pantalla es de unos 343 nits, que es un brillo adecuado para ver la pantalla en interiores, pero está lejos de lo que consiguen tablets de gama alta. Esto significa que, si quieres usar la tablet en exteriores, puedes tener problemas para ver la pantalla.

El color negro es bastante profundo, alrededor de 0,23 nits, lo que implica un contraste de alrededor de 1.500:1. Este valor está en línea con lo que vemos en otras tablets con pantalla LCD (las tablets con pantalla OLED presentan un contraste mucho más elevado).

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque el brillo se ve algo reducido.

 

Samsung ha incorporado una funcionalidad llamada Protector de la Vista que ajusta los niveles de luz azul de forma automática, en función de la hora del día, para reducir las molestias en los ojos y ayudar a conciliar el sueño por la noche.

Es posible ajustar la planificación  (siempre encendido, del anochecer al amanecer o determinadas horas), así como ajustar la temperatura de color.

Rendimiento

El Samsung Galaxy Tab A8 llega con la plataforma móvil Unisoc Tiger T618, que es un chip desconocido para la mayoría de los usuarios.

Se trata de un chip de gama básica fabricado en un proceso de 12 nm. Cuenta con ocho núcleos: dos de alto rendimiento Cortex-A75 hasta 2 GHz y seis de bajo consumo Cortex-A55 hasta 1,8 GHz. El chip incluye además un módem LTE, una GPU ARM Mali G52MP2 y un ISP de 3 núcleos.

El Samsung Galaxy Tab A8 llega con 3 o 4 GB de memoria RAM, que no es una cantidad especialmente alta, por lo que no cabe esperar un gran rendimiento multitarea.

Samsung ha incluido 32, 64 o 128 GB de almacenamiento eMMC, que es bastante lento en comparación con el almacenamiento UFS 2.0 o 3.0 que traen otros dispositivos más potentes.

En mi opinión, la variante de 32 GB se puede quedar corta tan pronto como empieces a instalar aplicaciones o juegos o qu guardes vídeos en local, ya que tiene solo unos 18 GB libres. Además, es la única variante que llega con 3 GB de RAM. Por tanto, mi recomendación es que te hagas con la variante de 64 GB o, si puedes permitírtelo, con la de 128 GB.

En todo caso, si necesitas ampliar el almacenamiento, tenemos buenas noticias, ya que admite tarjetas micro-SD hasta 1 TB.

El puerto USB-C es de tipo USB 2.0 y es compatible con OTG, por lo que puedes conectar una llave USB-C y acceder a ella como si fuera almacenamiento externo.

 

Si nos fijamos en los principales benchmarks, en AnTuTu v9 ha dado un resultado de 209.715 puntos, en Geekbench 5 ha obtenido 366/1.319 puntos y en PCMark ha conseguido 7.36 puntos. En los tres casos se trata de puntuaciones más bien modestas.

En cuanto al rendimiento gráfico, en 3DMark obtiene 183 puntos en Wild Life Extreme y 711 puntos en Wild Life, y en GFXBench consigue 6 FPS en Aztec Ruins OpenGL (3,6 FPS en offscreen a 1440p). De nuevo, son puntuaciones bastante bajas.

En los juegos 3D exigentes que he probado — Asphalt 9, Real Racing 3 y Call of Duty Mobile el rendimiento del Galaxy Tab A8 ha sido razonable, pero no es un tablet ideal para jugar.

Con el software GameBench Pro, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y, en los tres casos, se consiguen tasas de FPS buenas, aunque los juegos se han autoconfigurado con calidad gráfica baja.


👉 ¿Conoces GameBench Pro? GameBench Pro es la herramienta líder de la industria para medir el rendimiento de juegos en smartphones Android e iOS. Si quieres saber más, puedes visitar su página web.


Juego FPS (mediana) Estabilidad FPS FPS Min.-Máx.
%CPU
Asphalt 9 29 97% 20-30 13%
Real Racing 3
54 100% 48-60 9%
Call of Duty 59 98% 39-60 14%

Configuración de calidad de los juegos:

Asphalt 9: Calidad gráfica configurada a «predeterminado»
Real Racing 3: Calidad gráfica por defecto
Call of Duty Mobile: Calidad gráfica «baja» y cuadros por segundo a velocidad «media» por defecto

 

Dejando a un lado los benchmarks, la Samsung Galaxy Tab A8 se mueve con aparente fluidez, aunque se percibe una mayor lentitud que otros dispositivos con chips más potentes.

Abrir y cerrar aplicaciones puede ser algo lento, así como cambiar de una app a otra. Lo mismo ocurre con el cambio e orientación entre horizontal y vertical, que puede llegar a demorar hasta tres de segundos.

En tareas del día  día, como navegar por páginas web, ver vídeos de YouTube o Netflix y consultar redes sociales, el tablet rinde bien, aunque al hacer scroll a veces se notan pequeños saltitos.

 

En cuanto a conectividad, el Samsung Galaxy Tab A8 soporta WiFi 802.11a/b/g/n/ac, pero no es compatible con el estándar más moderno WiFi 6 (y menos aún con WiFi 6E).

Si quieres utilizar esta tablet cuando estás fuera de casa, el Samsung Galaxy Tab A8 se comercializa en una versión compatible con redes 4G.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por red Wi-Fi como por red celular han sido satisfactorias. El Samsung Galaxy Tab A8 ha alcanzado por WiFi a 5 GHz, estando junto al router, una velocidad de 190/233 Mbps de bajada/subida, por debajo de la capacidad máxima de mi red.

En la prueba de conectividad celular, he medido velocidades de alrededor de 24 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida con conexión 4G con Movistar.

 

Samsung Galaxy Tab A8 es compatible con Bluetooth 5.0 y soporta varios sistemas de posicionamiento (GPS, Galileo, Glonass, BeiDou), aunque tarda bastante en fijar la posición, tanto en interiores como en exteriores. No es compatible con NFC, aunque parece poco probable que vayas a realizar pagos móviles con el tablet.

Samsung no ha incorporado lector de huella dactilar, pero puedes desbloquear el tablet mediante reconocimiento facial haciendo uso de la cámara frontal.

El reconocimiento facial no acaba de funcionar bien. En muchas ocasiones, la identificación de la cara no se ha completado con éxito y me he visto obligado a introducir el PIN. Desconozco si se debe a falta de iluminación del entorno, a colocar el tablet demasiado cerca/lejos de la cara o, sencillamente, a que el sistema no es demasiado bueno.

Batería

Samsung Galaxy Tab A8 llega con una batería de 7.040 mAh, aunque Samsung no da ninguna información acerca de las horas de autonomía que puedes esperar.

En el día a día, la autonomía del Galaxy Tab A8 es buena y, en mis pruebas, he podido aguantar un par de días sin tener que cargar la tablet con un uso medio — principalmente navegación web y algún vídeo de YouTube ocasionalmente.

Si quieres mejorar la autonomía, puedes hacer uso del modo de ahorro de energía.

El modo de ahorro desactiva el uso de redes en segundo plano, la sincronización y la comprobación de la ubicación. También permite activar algunas opciones como reducir el rendimiento máximo de la CPU al 70% o reducir el brillo máximo a un 90%.

Además, hay una opción para ahorrar al máximo la batería que limita la ejecución de apps a solo las seleccionadas, limita todas las actividades en segundo plano, desactiva los contenidos Edge y cambia a un tema oscuro.

Por defecto, está activada una opción llamada Batería adaptable que limita el uso de la batería por parte de apps que no usas con frecuencia. La tablet va aprendiendo con el tiempo cuáles son tus patrones de uso de las aplicaciones.

Samsung también permite seleccionar individualmente aquellas aplicaciones que no queremos que consuman batería en segundo plano, así como la posibilidad de poner en inactivo apps cuando llevan un tiempo sin usarse.

Samsung Galaxy Tab A8 cuenta con carga rápida a 15W, pero Samsung incorpora un cargador convencional de 7,5W en la caja — no es para tirar cohetes, pero, al menos, viene un cargador — así que si quieres disfrutar de la máxima velocidad, tendrás que comprar el cargador de Samsung de 15W (🛒 9,90€)

Con el cargador incluido de 7,5W, el proceso de carga lleva nada menos que 4 horas y 40 minutos.

Software

Samsung Galaxy Tab A8 llega con Android 11 y, por encima del sistema operativo, incorpora la capa de personalización Samsung One UI 3.3.

El tablet recibirá dos actualizaciones completas del sistema operativo Android, por lo que debería llegar a ver Android 13. También está previsto que reciba parches de seguridad trimestrales durante cuatro años, lo que está muy bien para una tableta Android asequible.

El cajón de aplicaciones está activo por defecto, pero Samsung ofrece la opción de desactivarlo si preferimos tener todos los iconos en el escritorio.

Para acceder al cajón, basta con arrastrar ligeramente la pantalla hacia arriba estando en el escritorio. También es posible activar un botón que dé acceso al cajón de aplicaciones.

En los Ajustes podemos configurar que, al arrastrar la pantalla hacia abajo, no se abra el cajón sino el panel de notificaciones, algo que resulta útil ya que la zona de notificaciones y accesos rápidos queda algo lejos del dedo por la longitud de la pantalla.

Por defecto, la cuadrícula de iconos es 6×5, pero se puede ajustar a 5×5 o 8×5 según tus preferencias. De igual forma también podemos cambiar el tamaño de la cuadrícula del cajón de aplicaciones.

Por defecto, encontramos tres botones de navegación en la parte inferior, pero es posible activar gestos de deslizamiento si preferimos movernos por la interfaz mediante gestos. Si optamos por los botones, es posible ajustar el orden.

La pantalla principal muestra un gran widget con la hora y la temperatura y la barra de búsqueda de Google. Los iconos muestran el número de notificaciones pendientes por leer en un pequeño círculo, lo cual resulta bastante útil.

El panel de notificaciones muestra una primera fila de botones que nos dan acceso rápido a siete ajustes, sin ningún texto. Algunos de estos iconos — como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. — abren diversas opciones al mantenerlos pulsados.

Debajo de esta primera hilera de botones aparecen las notificaciones, aunque es posible desplegar muchos más botones y acceder al control de brillo arrastrando de nuevo la primera hilera hacia abajo o utilizando el gesto de arrastrar el panel de notificaciones con dos dedos.

Samsung permite personalizar la cuadrícula de botones y, si pulsamos en una flecha que hay junto al control de brillo, podemos (des)activar el brillo automático y situar el control de brillo encima del panel de notificaciones.

En la barra de estado podemos elegir si sólo deben mostrarse las 3 últimas notificaciones o todas las que quepan. De igual forma, podemos activar que se muestre el porcentaje de batería con un número.

Panel de notificaciones y accesos rápidos

 

Samsung permite girar la interfaz para poder utilizarla en modo horizontal, lo cual resulta útil ya que con frecuencia los tablets se sostienen de esta forma, por ejemplo si estamos viendo vídeos.

Modo horizontal de la interfaz de Samsung Galaxy Tab A8

 

La sección de Ajustes muestra un listado de grupos de opciones — Conexiones, Sonido, Notificaciones, Pantalla, Fondos, Pantalla Inicio, Pantalla Bloqueo, Datos biométricos y seguridad, Privacidad, Ubicación, Google, Nube y cuentas, Funciones avanzadas, Salud digital y controles parentales, Mantenimiento y batería y Aplicaciones — y al entrar en cada grupo accedemos a los ajustes individuales.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de unos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla. Por defecto, tenemos acceso a la apps Chrome y Cámara.

Samsung Galaxy Tab A8 incorpora la función Multi Window para ejecutar dos aplicaciones a la vez en pantalla dividida o en ventanas emergentes, y esta funcionalidad resulta especialmente útil si, por ejemplo, en una de las mitades colocas una app para tomar notas mientras en la otra mitad ves un contenido de interés.

 

El teclado de Samsung Galaxy Tab A8 resulta algo incómodo de utilizar a pantalla completa debido al gran tamaño de la pantalla, pero es posible activar un modo de teclado dividido en el que cada mitad del teclado está pegada a un borde e incluso un teclado flotante.

El teclado incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, modificar la anchura y altura del teclado, etc.

El Samsung Galaxy Tab A8 incorpora opciones de control mediante movimientos y gestos:

  • Cubrir pantalla para silenciar, que permite silenciar las llamadas entrantes y alarmas cubriendo la pantalla con la mano.
  • Deslizar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.
  • Doble pulsación para encender/apagar pantalla, que enciende o apaga la pantalla cuando la pulsas dos veces.

Samsung ofrece una opción llamada Notificaciones flotantes para que las aplicaciones que elijas envíen notificaciones que se pueden pulsar para ampliarlas en una ventana emergente. También es posible elegir Bocadillos, para que las notificaciones de conversaciones compatibles incluyan un icono que puedes pulsar para cambiar la conversación a la vista de bocadillo.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos — llamadas y alertas — a determinadas horas, pudiendo establecer algunos contactos como permitidos para que sus llamadas y mensajes sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que parece básico y fácil de implementar.

Samsung ha añadido una funcionalidad llamada Recordatorios de notificaciones para recibir recordatorios periódicos sobre notificaciones de aplicaciones y llamadas perdidas. Podemos escoger la frecuencia de los recordatorios, así como para qué aplicaciones se producirán.

Por supuesto, Samsung Galaxy Tab A8 también soporta Smart Lock, una funcionalidad que permite no tener que desbloquear el dispositivo con huella dactilar, cara, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca (por ejemplo, una pulsera inteligente, un auricular Bluetooth, etc.), si llevas el dispositivo encima o si estás en una ubicación en la que confías.

En el apartado Mantenimiento del Dispositivo, podemos gestionar desde un único punto diversos aspectos del rendimiento del tablet: la batería, el almacenamiento, la memoria RAM y la seguridad. Las principales funciones que ofrece son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, y conocer aplicaciones con un consumo anormal de batería.
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios, y eliminar datos de usuario no utilizados.
  • Memoria: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Protección del dispositivo: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de McAfee.

Samsung Galaxy Tab A8 ofrece la pantalla Edge, que muestra un panel con accesos directos a apps de uso frecuente, que pueden ser personalizados. Desde aquí, también es posible abrir varias apps simultáneamente en pantalla.

Samsung incluye Samsung Kids, que permite crear un espacio seguro para tus hijos, que es posible que utilicen este tablet incluso más que tú. Permite establecer límites en el tiempo de juego, conceder acceso solo a contactos y aplicaciones específicas, y ofrece un conjunto de juegos para los más pequeños.

Echo de menos algunas funcionalidades presentes en otros tablets como la Carpeta Segura para ocultar contenidos sensibles o Samsung DeX para utilizar el tablet como un ordenador.

Multimedia

Samsung Galaxy Tab A8 llega con cuatro altavoces, por lo que el sonido es bastante mejor de lo que solemos encontrar en un tablet de este precio. Además, cuenta con Dolby Atmos para ofrecer sonido envolvente 3D.

Un aspecto que merece la pena destacar es que incluye conector de auriculares, algo que cada vez se ve menos. Esto es una buena noticia para quienes pretenden utilizar el tablet para ver películas o vídeos sin ocupar el puerto USB-C o echar mano de auriculares Bluetooth.

 

Samsung ha optado por no incorporar su propio reproductor de música, sino que ha recurrido a Play Música, el reproductor de Google. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos, y ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify.

Samsung ofrece una aplicación propia llamada Galería para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el tablet. La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas.

 

La reproducción de vídeo es excelente y el tablet es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo compatibles.

Por supuesto, los vídeos de servicios de streaming como Netflix, HBO y Amazon Prime Video se ven sin ningún problema. El dispositivo cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que podemos reproducir vídeos HD de servicios protegidos por DRM como Netflix sin problemas.

Cámaras de fotos

Samsung ha incorporado una cámara trasera de 8MP con AF, pero no da información acerca de la apertura de la lente. Curiosamente, esta información también ha sido eliminada de los datos EXIF que se guardan junto a cada foto.

Esta cámara no viene acompañada por un flash, que resultaría útil a la hora de escanear documentos — una tarea bastante más común que hacer fotografías de paisajes.

 

Cámara trasera

La calidad de las fotografías tomadas con la cámara trasera es claramente mejorable. El rango dinámico es limitado y la cámara no ofrece HDR, por lo que el cielo se ve blanco. Además, la cámara tiende a sobreexponer ligeramente en algunas tomas.

Los colores se ven normalmente apagados, salvo que la cámara detecte una escena (flor, vegetación, etc.) e incremente la saturación hasta valores que son los normales en otros smartphones.

Fotografías tomadas con la cámara trasera en condiciones de buena luz

 

Los resultados empeoran en situaciones de poca luz, ya que el ruido hace acto de presencia y las capturas son apenas utilizables.

Fotografías tomadas con la cámara trasera en condiciones de poca luz

 

Grabación de vídeo

A la hora de grabar vídeo, es capaz de grabar a resolución [email protected], pero no admite grabación en 4K ni a 60fps en ninguna resolución.

Los vídeos por el día presentan una calidad de imagen correcta, aunque se nota algo temblorosa debido a la falta de estabilización electrónica. Por la noche, sin embargo, la calidad de imagen deja bastante que desear, con una gran cantidad de grano y pérdidas de enfoque continuas.

 

Cámara frontal

Samsung ha incorporado una cámara frontal de 5MP con capacidad de grabación de vídeo de [email protected], que permite llevar a cabo videollamadas con buena calidad.

Por supuesto, también podemos usar la cámara frontal para tomar selfies y, a continuación, podemos ver algunos ejemplos. Esta cámara tampoco soporta HDR, por lo que debes tener cuidado de no utilizar la cámara frontal con una ventana de fondo.

Selfies tomados con la cámara frontal

Precio

El precio de venta recomendado del Galaxy Tab A8 es 229€ (32GB) / 259€ (64GB) / 309€ (128GB) en sus variantes WiFi, y tienes que añadir 50€ para las variantes LTE/4G.

Podemos encontrarla a precios más económicos en tiendas online como Amazon.

Conclusiones

Samsung es el fabricante de Android que más fuerte ha apostado por los tablets y, en su catálogo, cuenta con dispositivos para todos los bolsillos.

Samsung Galaxy Tab A8 cuenta con un diseño atractivo, con una pantalla rodeada por unos marcos que no son excesivamente gruesos y un cuerpo de aluminio. Con un grosor de 6,9 mm y un peso de alrededor de 500 gramos, es un tablet cómodo de transportar.

La pantalla ofrece buena resolución para su tamaño, pero presenta un marcado tinte azulado y el brillo máximo no es muy elevado, lo que dificulta su uso bajo el sol.

 

Samsung Galaxy Tab A8 llega con el procesador Unisoc TigerT618, un chip de gama de entrada que se ha dejado ver poco en otros dispositivos. Viene acompañado por 3 o 4 GB de RAM y 32, 64 o 128 GB de almacenamiento eMMC.

El almacenamiento es ampliable mediante micro-SD hasta 1 TB de capacidad, por lo que estás bien cubierto si quieres almacenar muchas fotografías, vídeos o juegos.

Los resultados de los benchmarks muestran que Samsung Galaxy Tab A8 es un tablet con un rendimiento más bien modesto, cuya potencia queda lejos de lo que vemos en otros tablets más potentes (y caros).

En la práctica, el tablet se mueve bien, pero, en ocasiones, se hacen un poco largos los tiempos de espera al abrir o cambiar entre apps, rotar la orientación de la pantalla o, simplemente, obtener respuesta al pulsar sobre un botón. No es un tablet para gente impaciente.

En el aspecto de conectividad, Samsung Galaxy Tab A8 soporta Wi-Fi 5, Bluetooth 5.0 y, opcionalmente, se puede adquirir en una variante con LTE/4G. En cuanto a las velocidades de conexión, he obtenido valores que no son demasiado altos.

Samsung Galaxy Tab A8 cuenta con una batería de 7.040 mAh. La autonomía es buena y podrás aguantar un par de días alejado del cargador con un uso normal. Aunque el tablet soporta carga rápida a 15W, el cargador incluido es de solo 7.5W, por lo que el proceso de carga se hace muy largo — 4 horas y 40 minutos.

 

Un aspecto reseñable de Samsung Galaxy Tab A8 es que posee cuatro altavoces estéreo y soporta Dolby Atmos. Además, a diferencia de lo que nos encontramos en la gama alta, cuenta con un conector de auriculares de 3.5mm.

Lamentablemente, Samsung no ha integrado un lector de huella dactilar, por lo que estamos limitados al reconocimiento facial de la cámara frontal, que no acaba de funcionar demasiado bien. Al menos en mi caso, en muchas ocasiones, la cámara no reconoce mi cara correctamente y debo introducir el PIN.

El tablet llega con Android 11 y, por encima, Samsung One UI 3.3 con algunas funcionalidades software como los modos de ahorro de energía, la barra lateral Edge, Multi-Ventana o el control por gestos. Sin embargo, no encontramos algunas funcionalidades presentes en otros tablets de Samsung, como la carpeta segura o Samsung DeX.

Samsung ha incorporado una cámara trasera de 8MP,  que no ofrece una gran calidad de imagen. Carece de HDR y las capturas presentan colores apagados por el día, y están llenas de grano por la noche. En el frontal, encontramos una cámara de 5MP que puedes utilizar para realizar videollamadas con calidad, aunque tampoco soporta HDR.

 

En conclusión, Samsung Galaxy Tab A8 está indicado para usuarios que no quieren gastar mucho dinero en un tablet, pero quieren navegar por Internet, ver vídeos o consultar redes sociales de manera esporádica en una pantalla más grande.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un cuerpo de aluminio y un buen aprovechamiento del frontal con marcos estrechos rodeando la pantalla.
  • Pantalla en formato 16:10, ideal para consumir contenido multimedia como vídeos.
  • Opciones de almacenamiento de 32 / 64 / 128 GB y posibilidad de ampliarlo mediante una tarjeta micro-SD de hasta 1TB.
  • Mejoras interesantes de Samsung sobre Android como Game Launcher, Multi-Ventana, modos de Ahorro de Energía, pantalla lateral Edge, etc.
  • Cuatro altavoces estéreo y soporte de sonido espacial Dolby Atmos.
  • Buena autonomía, que te permitirá estar un par de días alejado del cargador sin mucho problema.
  • Conectividad celular 4G opcional.
  • Precio asequible

Lo peor:
  • Rendimiento limitado para juegos o apps exigentes, y cierta lentitud al realizar algunas tareas.
  • Sin reconocimiento de huella dactilar. El reconocimiento facial que no acaba de ir fino.
  • Carga excesivamente lenta (casi 5 horas) con el cargador incluido.

Nota: El Samsung Galaxy Tab A8 ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

💰 Hasta 91% de descuento: Windows 10 para siempre por 12€, Office por 22€ y más [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
25%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
75%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario