DESTACADO

Análisis del Huawei Mate S a fondo

Huawei nos sorprendió gratamente el año pasado con el lanzamiento del Mate7, un terminal de gama alta que tenía poco que envidiar a los teléfonos estrella del resto de fabricantes tradicionales.

Hace unos meses Huawei lanzó un nuevo terminal, el Huawei Mate S, que supera en especificaciones técnicas al Mate7, aunque cuenta con un tamaño de pantalla inferior. Para muchos usuarios esto será una ventaja ya que el tamaño del Mate S con su pantalla de 5.5″ es más manejable que el del Mate 7 con pantalla de 6″.

El Huawei Mate S cuenta con una pantalla de 5.5″ con resolución Full HD, procesador Kirin 935 con ocho núcleos a 2.2GHz, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámaras de 8MP y 13MP, y batería de 2.700 mAh. A estas especificaciones técnicas acompaña un cuerpo muy estilizado, de tan solo 7.2mm de grosor y 156 gramos de peso.

A día de hoy podemos encontrarlo por EUR 649 en la tienda de Huawei o algo más barato en tiendas online como Amazon, donde está a la venta por EUR 441,95.

Huawei también ha lanzado una variante del Mate S con 128GB de almacenamiento y pantalla Force Touch, una tecnología de panel sensible a la presión similar a 3D Touch de Apple, que lamentablemente todavía no ha llegado a España.

Hemos tenido la oportunidad de utilizar el Huawei Mate S durante varias semanas, lo que nos ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación os contamos nuestras impresiones al respecto.

 

Índice

 

Diseño y construcción

Huawei Mate S - 2Hace unos meses abrimos nuestro análisis del Huawei Mate 7 afirmando que se trataba de un teléfono con un tamaño demasiado grande.

De hecho, en el análisis expresábamos nuestro deseo de ver un terminal de Huawei con las mismas características que el Ascend Mate7 pero con tamaño de pantalla alrededor de 5″.

Por suerte Huawei ha escuchado a los usuarios a la hora de diseñar el Huawei Mate S, ya que este nuevo teléfono cuenta con un tamaño bastante más compacto que el Mate7.

Desde luego no se trata de un teléfono pequeño, ni mucho menos, pero está en línea con el tamaño de otros phablets como el iPhone 6 Plus, el Samsung Galaxy S6 edge+, etc.

Aún con todo, a muchos usuarios les seguirá resultando un teléfono grande ya que no es un teléfono que se transporte cómodamente en el bolsillo. Además, como ocurre con todos los phablets, no es posible alcanzar todas las zonas de la pantalla con el pulgar al sostener el teléfono con una sola mano.

Por suerte Huawei ha incorporado una una función en el interfaz de usuario que coloca las teclas de navegación de Android en un lado de la pantalla.

Otra funcionalidad relacionada es la posibilidad de mostrar un botón flotante en la pantalla, que se puede arrastrar hacia los bordes derecho o izquierdo para facilitar el acceso. El botón flotante se expande al pulsarlo y muestra accesos directos a Volver, Inicio, Tareas recientes, Pantalla de bloqueo, y Optimización.

Huawei Mate S - 3

 

Centrándonos en el diseño y construcción del terminal, el Huawei Mate S es un teléfono muy atractivo. Está fabricado en un cuerpo de una sola pieza de metal con una sutil curva en la parte de atrás que hace que se adapte muy bien a la palma de la mano.

En la cubierta trasera encontramos unas franjas de plástico que se utilizan para facilitar la transmisión de ondas. Estas franjas son bastante más delgadas y sutiles que las que posee el iPhone 6s en la parte de atrás.

El Huawei Mate S cuenta con una pantalla de cristal redondeado en los extremos, haciendo que resulte mucho más cómodo deslizar el dedo desde el extremo del teléfono. Esta curvatura 2.5D también aporta un toque de distinción al teléfono ya que el cristal de la pantalla se introduce elegantemente en el cuerpo de metal del teléfono.

El Huawei Mate S está disponible en colores blanco y gris, aunque el año que viene llegará también a España una variante en color rosado. El color impregna toda la superficie de metal del teléfono, y no solo los laterales como ocurre con otros teléfonos. El modelo que nosotros hemos probado es el gris, que nos parece bastante atractivo.

Las dimensiones y peso del Huawei Mate S son uno de sus puntos más destacables, ya que se trata de uno de los terminales de gran pantalla más fino y ligero que podemos encontrar.

ModeloTam.Dimensiones (mm.)Peso (gr.)
iPhone 5c4,0"124 x 59 x 8,9132
iPhone 5s4,0"124 x 59 x 7,6112
Microsoft Lumia 5324,0"119 x 65.5 x 11,6136
Sony Xperia Z1 Compact4,3"127 x 65 x 9,5 137
Moto E4,3"125 x 65 x 12,3142
Moto G4,5"130 x 66 x 11,6143
Nokia Lumia 6304,5"130 x 67 x 9,2134
bq Aquaris A4.54,5"132 x 63 x 8,75115
Samsung Galaxy A34,5"130 x 65.5 x 6,9110
Samsung Galaxy S5 mini4,5"131 x 65 x 9,1 120
HTC One mini 24,5"137 x 65 x 10,6 137
Sony Xperia Z3 Compact4,6"127 x 65 x 8129
HTC One4,7"137 x 68 x 9,3143
Nexus 44,7"134 x 69 x 9,1139
HTC Desire 5104,7"140 x 70 x 10158
Nokia Lumia 7354,7"135 x 68.5 x 8.9134
HTC Desire 6104,7"143 x 70 x 9,6143
Moto X4,7"129 x 65 x 10,4130
LG G2 Mini4,7"130 x 66 x 9,8121
iPhone 64,7"138 x 67 x 6,9129
Samsung Galaxy Alpha4,7"132 x 66 x 6,7115
Sony Xperia M24,8"140 x 71 x 8,6148
Nexus 54,95"138 x 69 x 8,6130
Sony Xperia Z15,0"144 x 74 x 8,5169
Nokia Lumia 8305,0"139 x 71 x 8,5150
Nokia Lumia 9305,0"137 x 71 x 9,8167
Samsung Galaxy S45,0"137 x 70 x 7,9130
Samsung Galaxy A55,0"139 x 70 x 6,7 123
HTC One M85,0"146 x 71 x 9,35160
HTC One M95,0"145 x 70 x 9,6157
LG G3 S5,0"138 x 70 x 10,3134
Moto G (2014)5,0"141 x 71 x 11149
Samsung Galaxy S55,1" 142 x 72,5 x 8,1 145
Samsung Galaxy S65,1" 143 x 70,5 x 6,8 138
Samsung Galaxy A5 (2016)5,2"145 x 71 x 7,3155
LG G25,2"138 x 71 x 8,9143
Sony Xperia Z25,2"147 x 73 x 8,2 163
Sony Xperia Z35,2"146 x 72 x 7,3152
Moto X (2014)5,2"141 x 72 x 9,9144
HTC Desire Eye5,2"152 x 74 x 8,5154
HTC Desire 8165,5"157 x 79 x 8165
LG G35,5"146 x 75 x 8,9151
OnePlus One5,5"153 x 76 x 8,9 162
OnePlus 25,5"152 x 75 x 9,8175
iPhone 6 Plus5,5"158 x 78 x 7,1 172
Huawei Mate S5,5"150 x 75 x 7.2156
Samsung Galaxy Note 35,7"151 x 79 x 8,3168
Samsung Galaxy Note 45,7"154 x 79 x 8,5176
Huawei Ascend Mate76,0"157 x 81 x 7,9185
Nexus 66,0"159 x 83 x 10,1184

 

Otros teléfonos con el mismo tamaño de pantalla, como el OnePlus 2 o el LG G4, poseen un cuerpo bastante más grueso y, en algunos casos, también más pesado. Solamente el iPhone 6s Plus posee un cuerpo más delgado que el Huawei Mate S, aunque su peso está por encima.

Como siempre en estos casos, existe un compromiso entre la delgadez del teléfono y la comodidad de sujeción o la capacidad de la batería. Huawei, Apple, Samsung, Sony y otras compañías optan por minimizar el grosor de sus terminales, mientras que HTC, Motorola y otras marcas favorecen el agarre y la capacidad de la batería gracias a un grueso perfil curvado.

Un aspecto que nos ha gustado mucho del Ascend Mate S es que el espacio está muy bien aprovechado. Mientras que en teléfono como el iPhone 6s Plus encontramos un gran espacio sin aprovechar por encima y por debajo de la pantalla, en este terminal el espacio es mínimo.

Huawei Mate S - FrontalLa parte de delante del Huawei Mate S está ocupada principalmente por la pantalla, cuyos marcos laterales son bastante estrechos.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído y, a su derecha, la cámara frontal y los sensores habituales de proximidad y luminosidad.

Estos sensores son prácticamente imperceptibles ya que se confunden totalmente con la superficie del teléfono.

A la izquierda se encuentra un pequeño LED de notificaciones multi-color que resulta invisible a simple vista, pero que se ilumina cuando la pantalla está apagada y llega algún tipo de notificación.

En la parte inferior solamente encontramos las letras plateadas del logotipo de HUAWEI y, como ya es habitual, no hay ningún botón físico sino que estos son virtuales y se muestran sobre la pantalla cuando es necesario.

Huawei Mate S - AtrasEn la parte de atrás encontramos la cubierta trasera metálica, que no se puede retirar y, por tanto, no tenemos acceso a la batería.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos la cámara principal, que sobresale ligeramente de la superficie.

El cristal que protege la cámara parece estar ligeramente hundido aunque no creemos que lo suficiente como para evitar el riesgo de que se raye si se apoya de ese lado con frecuencia.

Desconocemos si este cristal es de zafiro (como el del iPhone) o cuenta con alguna protección para evitar que se raye.

Al lado de la cámara encontramos el flash LED dual y, debajo de ella, encontramos el lector de huella dactilar del que hablaremos más adelante.

Un poco más abajo se encuentra grabado el logotipo de HUAWEI y, justo debajo, algunas inscripciones con datos de fabricación del terminal.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima de él, el botón de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

Huawei Mate S - Derecha

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta las ranuras para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

Huawei Mate S - Izquierda

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el conector de auriculares.

Huawei Mate S - Arriba

 

La parte inferior del teléfono posee un conector micro-USB. Aunque algunos fabricantes han empezado a incorporar conectores USB-C – más pequeños y reversibles – en sus teléfonos, Huawei se mantiene fiel al micro-USB tradicional.

A ambos lados del conector encontramos unos pequeños orificios que parecen ocultar dos altavoces. Sin embargo, en realidad solamente hay un altavoz al lado derecho ya que los orificios del lado izquierdo son solo decorativos.

Huawei Mate S - Abajo

 

Lamentablemente el Huawei Mate S no es resistente al agua, por lo que debemos tener precaución para que no se moje.

 

Pantalla

El Huawei Mate S posee un panel Super AMOLED de 5,5″, un tamaño que lo sitúa en la categoría de los phablets junto a otros pesos pesados como el iPhone 6s Plus, el OnePlus 2 o el LG G4, por citar algunos.

La resolución de la pantalla es 1080p, más que suficiente para un terminal de este tamaño a pesar de que últimamente algunos fabricantes “pierdan la cabeza” por dotar a sus teléfonos de resoluciones más elevadas como QHD o, incluso, 4K.

La densidad de píxeles resulta ser de 401 ppp, lo cual garantiza que la pantalla es muy nítida y los píxeles individuales son indistinguibles. Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, una densidad de píxeles por encima de 300 ppp

ModeloPantallaResoluciónTecnologíaPPP
iPhone SE4"1.136 x 640LCD IPS326
BQ Aquaris A4.54,5"960 x 540LCD IPS245
Sony Xperia Z5 Compact4,6"1.280 x 720LCD IPS323
Sony Xperia M55,0"1.920 x 1.080LCD IPS441
HTC One M95,0"1.920 x 1.080SuperLCD 3441
Moto G (2015)5,0"1.280 x 720LCD IPS294
Sony Xperia M4 Aqua5,0"1.280 x 720LCD IPS294
ZTE Blade S65,0"1.280 x 720LCD IPS294
HTC One A95,0"1.920 x 1.080AMOLED400
OnePlus X5,0"1.920 x 1.080AMOLED441
ZTE Blade V65,0"1.280 x 720LCD IPS294
Sony Xperia X5,0"1.920 x 1.080LCD IPS441
Sony Xperia X Performance5,0"1.920 x 1.080LCD IPS441
Google Pixel5,0"1.920 x 1.080LCD IPS441
Samsung Galaxy S65,1"2.560 x 1.440S-Amoled577
Samsung Galaxy S75,1"2.560 x 1.440S-Amoled577
Samsung Galaxy S6 edge5,1"2.560 x 1.440S-Amoled577
Sony Xperia XZ5,2"1.920 x 1.080LCD IPS424
Samsung Galaxy A5 (2016)5,2"1.920 x 1.080S-Amoled424
Sony Xperia Z55,2"1.920 x 1.080LCD IPS428
Microsoft-Lumia-9505,2"2.560 x 1.440S-Amoled564
Nexus 5X5,2"1.920 x 1.080LCD424
HTC 105,2"2.560 x 1.440SuperLCD 5564
Huawei P95,2"1.920 x 1.080LCD IPS423
Honor 85,2"1.920 x 1.080LCD IPS423
OnePlus 25,5"1.920 x 1.080LCD IPS401
Nubia Z115,5"1.920 x 1.080LCD IPS401
LG G45,5"2.560 x 1.440LCD IPS538
iPhone 6s Plus5,5"1.920 x 1.080LCD IPS401
iPhone 7 Plus5,5"1.920 x 1.080LCD IPS401
Samsung Galaxy S7 edge5,5"2.560 x 1.440S-AMOLED534
ASUS Zenfone 25,5"1.920 x 1.080LCD401
Moto Z Play5,5"1.920 x 1.080S-AMOLED401
Moto Z5,5"2.560 x 1.440S-AMOLED535
Moto G45,5"1.920 x 1.080LCD IPS401
Moto G4 Plus5,5"1.920 x 1.080LCD IPS401
Huawei Mate S5,5"1.920 x 1.080AMOLED401
Xiaomi Redmi Note 35,5"1.920 x 1.080LCD IPS403
Sony Xperia Z5 Premium5,5"2.160 x 3.840LCD IPS806
Moto X Play5,5"1.920 x 1.080LCD IPS403
OnePlus 35,5"1.920 x 1.080AMOLED401
Google Pixel XL5,5"2.560 x 1.440AMOLED534
Moto X Style5,7"2.560 x 1.440LCD IPS520
Samsung Galaxy S6 edge plus5,7"2.560 x 1.440AMOLED518
Nexus 6P5,7"2.560 x 1.440AMOLED518
Samsung Galaxy Note 75,7"2.560 x 1.440AMOLED518
Nexus 66"2.560 x 1.440AMOLED493
Huawei Mate 86"1.920 x 1.080LCD IPS368
Xiaomi Mi 55.15"1.920 x 1.080LCD IPS428

 

Al tratarse de una pantalla AMOLED, la matriz de sub-píxeles es de tipo Pentile. Esto quiere decir que los sub-píxeles rojo, verde y azul no están colocados en hileras RGB, como ocurre en las pantallas LCD, sino que están dispuestos en formas geométricas, como se puede apreciar en la imagen.

A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas Pentile de los paneles AMOLED. A bajas resoluciones, el patrón Pentile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista. Sin embargo, al tratarse de una pantalla con una resolución elevada, esto no supone ningún problema.

Huawei Mate S - 4

Pantalla PenTile del panel OLED del Huawei Mate S

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El nivel máximo de brillo resulta ser 337 nits, un valor relativamente bajo si lo comparamos con la pantalla Super AMOLED que incorpora el Samsung Galaxy S6 edge+ (500 nits) o con la pantalla LCD Del iPhone 6s (550 nits).

Por otro lado, el error medio en la fidelidad de los colores es relativamente elevado ya que resulta ser 7.1 dE, bastante por encima de otros teléfonos que hemos probado (a partir de 9-10 dE se considera una alta distorsión de los colores). El error máximo es 15 dE, un valor que también es bastante alto.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.521ºK, bastante superior al valor estándar de 6.500 ºK, lo que indica que la pantalla posee un cierto tinte azulado que es perfectamente apreciable sobre fondos de color blanco.

El Huawei Mate S presenta un ajuste de la temperatura de color de la pantalla por software, en caso de que quieras hacer que se vea algo más cálida. Hemos ajustado este control para que la temperatura de color de la pantalla sea 6500ºK y hemos repetido las pruebas de fidelidad de color.

Con la temperatura de la pantalla ajustada a 6500ºK, el valor medio de Delta E se ha reducido ligeramente a 6.1 dE, con un valor máximo de 14.6 dE. Por tanto parece que el problema de la falta de fidelidad de color no es fácilmente solucionable.

 

En cualquier caso, el tema de los colores es bastante personal. Si no necesitas una pantalla calibrada, probablemente la no encuentres ningún problema en la reproducción de colores del Huawei Mate S sino que quizás hasta disfrutes sus colores vivos más saturados de lo normal.

El color negro es muy profundo, como es de esperar en un panel AMOLED, ya que nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún brillo al mostrar el color negro. Esto hace que los colores negros no sea grises oscuros, como ocurre en la pantasllas LCD, y que el contraste sea, teorícamente, infinito.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un lado.

Como comentábamos en la introducción, existe una variante del Huawei Mate S que cuenta con una pantalla sensible a la presión – como 3D Touch de Apple – pero, por el momento, esta versión no ha aterrizado en España. Es una pena porque esta era una de las funcionalidades que más destacó Huawei durante su presentación del teléfono, y también es una de las que más nos gustaría ver implementada en Android.

Huawei Mate S - 5

 

Hardware y rendimiento

Huawei Mate S - 23El Huawei Mate S posee unas características relativamente potentes al incorporar un procesador Kirin 935 con cuatro núcleos Cortex-A53 a 2.2GHz y cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.8GHz.

Además también encontramos una GPU Mali-T628 MP4, y todo ello viene acompañado por 3 GB de RAM.

Huawei es uno de los pocos fabricantes que diseñan su propia arquitectura de chips, aunque internamente utilizan núcleos de ARM.

En el caso del chip Kirin 935, la compañía ha optado por núcleos Cortex A53 que ofrecen un rendimiento adecuado pero que, como veremos en los benchmarks, no pueden competir frente a los núcleos más potentes de los procesadores Snapdragon o Exynos.

Por otro lado, Huawei ha optado por una GPU que no destaca especialmente por su potencia, por lo que tampoco cabe esperar que el Huawei Mate S brille en las pruebas de rendimiento 3D.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks artificiales, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

Huawei Mate S - 6

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 46.249 puntos, una puntuación media que se ve superada por muchos otros teléfonos estrella.

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 686/3002 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, unos resultados bastante bajos para que lo que cabría esperar.

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1303 ms, que de nuevo es un resultado peor de lo esperado.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.501 puntos, un valor medio en comparación con otros terminales de gama alta.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados bastante decepcionantes, ya que su puntuación de 10.589 puntos en Ice Storm Unlimited es muy baja.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el Huawei Mate S ha obtenido unos resultados bastante bajos, como se puede apreciar en la gráfica.

 

Los resultados que ha obtenido el Huawei Mate S demuestran que  su CPU y GPU no están a la altura de los teléfonos más potentes del momento, sino que se encuentran bastante por debajo.

El procesador Kirin 935 no está a la altura de los chips más avanzados de Qualcomm o Samsung, aunque no por ello el teléfono se mueve con lentitud.

El Huawei Mate S responde rápidamente a nuestras pulsaciones y el interfaz se maneja con total suavidad. Durante el uso del teléfono no hemos detectado que se produzcan parones ni ningún otro signo de lentitud al utilizar aplicaciones habituales como Google Maps, Facebook, Twitter, WhatsApp, etc.

En el apartado de juegos, la GPU Mali-T628 que incorpora el teléfono no destaca especialmente por su potencia. Huawei ya ha utilizado esta misma GPU en otros teléfonos, pero su rendimiento no acaba de convencer si lo comparamos con las que incorporan otros teléfonos de gama alta.

Hemos probado a jugar a Asphalt 8 en calidad alta (modo seleccionado por defecto) y el rendimiento del juego deja bastante que desear. La tasa de imágenes por segundo es baja y la carrera no se desarrolla con fluidez sino que se nota que va a tirones. Al bajar la calidad a media, el rendimiento del juego mejora pero sigue sin ir todo lo fluido que vemos en otros teléfonos.

Huawei Mate S - 7

 

Huawei ha incorporado una aplicación llamada Administrador del teléfono que analiza el estado del teléfono y ofrece diversas formas de optimizar el rendimiento del teléfono.

Entre otras, esta aplicación puede proponer cerrar ciertas aplicaciones para reducir el consumo de energía o borrar ficheros grandes o aplicaciones poco usadas para liberar espacio.

Esta misma aplicación también permite bloquear llamadas y mensajes de ciertos usuarios, gestionar el tráfico de datos, controlar las aplicaciones que pueden enviar notificaciones, limitar el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña o huella, y establecer un modo No Molestar durante un horario.

 

El Huawei Mate S llega con 32GB de almacenamiento, si bien en otros países también se comercializa en versiones de 64GB y 128GB. Nada más salir de la caja quedan unos 24GB libres pero por suerte cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD de hasta 128GB.

Dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podemos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones.

Por suerte esto se solucionará con la llegada de Android 6.0 Marshmallow, que permite formatear las tarjetas micro-SD como si fueran almacenamiento interno.

Huawei Mate S - 8En el aspecto de conectividad, el Huawei Mate S es compatible con Wi-Fi 802.11 b/g/n a 2.4 GHz (pero no a 5 GHz), Bluetooth 4.1, 3G/HSPA+, 4G/LTE, radio FM, DLNA, MHL, NFC y GPS-A.

La conectividad 4G es Cat. 4, por lo que puede alcanzar velocidad máximas teóricas de 150 Mbps.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Huawei Mate S alcanzó los 36 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 120/12.

La razón por la que la velocidad de bajada es menor de la esperada es porque la conexión se realizó en la banda de 2.4GHz, que está bastante saturada en la zona donde hemos hecho las pruebas.

En la prueba de 4G, se alcanzaron los 55 Mbps de bajada y 22 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

La batería del Huawei Mate S no es reemplazable y posee una capacidad de 2.700 mAh. Se trata de una capacidad algo pequeña para su tamaño. Sin ir más lejos, el Sony Xperia Z5 Compact que analizamos hace unas pocas semanas contaba también con una batería de esta capacidad a pesar de tener una pantalla de tan solo 4.6”.

 

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Huawei Mate S ha aguantado 6 horas y 2 minutos con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits. Este valor es algo bajo en comparación con otros teléfonos que hemos probado.

 

En la práctica, la autonomía del Huawei Mate S es suficiente, y no deberíamos tener ningún problema en llegar al final del día aún con un uso intensivo. Ahora bien, la recarga a última hora de la noche será necesaria si queremos disfrutar al máximo del teléfono al día siguiente.

Huawei ha incorporadouna aplicación para gestionar el ahorro de energía. Esta aplicación permite escoger entre tres posibles modos de energía:

  • El modo Ultra mantiene disponibles solo las funciones básicas de llamadas y mensajes, por lo que no tenemos acceso a Internet vía WiFi o 3G/4G. Con la batería al 100%, este modo ofrece 64 horas y 30 minutos de autonomía.
  • Elmodo Inteligente ajusta automáticamente el uso de CPU y redes para un rendimiento equilibrado. Es el modo activado por defecto y, con la batería al 100%, ofrece una autonomía de 22 horas y 11 minutos.
  • El modo Rendimiento ajusta el uso de la CPU y redes para maximizar el rendimiento, por lo que es ideal para juegos y vídeos en línea. Con la batería al 100%, este modo ofrece 20 horas y 50 minutos de autonomía. Por problemas con el interfaz nos ha resultado imposible seleccionar este modo.

Esta aplicación también realiza un análisis del estado del teléfono para incrementar el ahorro de energía sugiriendo diversas acciones. Por ejemplo, la aplicación indica qué aplicaciones permanecen abiertas después de apagar la pantalla, propone reducir el tiempo de espera de la pantalla, etc.

Una funcionalidad que nos ha gustado es que permite seleccionar individualmente qué aplicaciones pueden seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla. Además el teléfono indica cuáles de ellas consumen mucha energía, para que sepamos dónde vamos a obtener los mayores beneficios.

 

Como se puede ver en la siguiente gráfica, el proceso de carga es bastante más rápido hasta el 90% y luego se ralentiza hasta llegar al 100%. En total, el proceso de carga completo tarda un total de 4 horas y 26 minutos con el cargador suministrado.

carga huawei mate s

 

Lamentablemente no cuenta con carga inalámbrica, algo que poco a poco se va generalizando en los teléfonos de gama alta.

El Huawei Mate S cuenta con un lector de huella dactilar de 360 grados, que permite desbloquear el teléfono y el acceso a ciertas zonas del teléfono colocando el dedo sobre el escáner dactilar que incorpora en la parte trasera, y sin necesidad de pulsar ningún botón.

Además del desbloqueo de la pantalla, Huawei permite usar el lector de huella dactilar para hacer gestos que permitan contestar llamadas, hacer fotos/grabar vídeos, detener alarmas, mostrar el panel de notificaciones, y pasar a la foto anterior/siguiente.

 

El sistema permite registrar hasta cinco huellas dactilares, una cantidad que parece suficiente ya que por la posición del lector lo más probable es que siempre utilicemos el mismo dedo para desbloquearlo.

Una vez que has registrado las huellas dactilares, la pantalla se activa con solo colocar el dedo en la parte de atrás, incluso sin tener que encender previamente la pantalla. Nos ha sorprendido la rapidez de desbloqueo, ya que es capaz de reconocer la huella dactilar en menos de un segundo.

En cuanto a la fiabilidad, el lector funciona muy bien una vez que eres consciente de que es necesario colocar el dedo bien centrado en el lector o, en caso contrario, el sistema no detecta la huella correctamente. En este aspecto el lector del iPhone resulta más fiable ya que es raro que tengamos que pasar el dedo más de una vez.

La posición del lector de huellas resulta algo incómoda ya que al estar en la parte de atrás, no podemos desbloquear el teléfono con la huella estando este apoyado sobre la mesa, sino que tenemos que cogerlo en la mano o utilizar el código de desbloqueo.

Huawei Mate S - 9

 

Interfaz y funcionalidades

2015-12-19 22.55.29El Huawei Mate S corre Android 5.1.1 Lollipop y, por encima del sistema operativo, Huawei ha incorporado su propia capa de personalización Emotion UI 3.1.

Se trata de una de las capas de personalización más agresivas que hemos visto, ya que modifica en gran medida el aspecto de Android y añade un gran número de funcionalidades adicionales.

Comenzando por su aspecto, los iconos de aplicaciones y carpetas tienen las esquinas redondeadas.

En nuestra opinión Huawei ha llevado esto demasiado lejos ya que añade un fondo artificial a aquellos iconos con fondo transparente, para poder recortarlos y que presenten el mismo aspecto redondeado.

Por ejemplo, en la imagen adjunta podemos apreciar el icono de Play Store con un fondo de color blanco y las esquinas recortadas que no favorecen para nada su aspecto.

Un aspecto interesante de la capa de personalización de Huawei es que permite rotar la imagen de la pantalla de bloqueo, de forma que cada vez que desbloqueamos el teléfono vemos una imagen diferente a la anterior.

Estando en la pantalla de bloqueo, si deslizamos el dedo desde la parte inferior hacia arriba aparecen unos accesos directos a la grabadora, la calculadora, la linterna y la cámara que nos recuerdan mucho a los de iOS.

En cuanto a widgets, Huawei no ha incorporado ninguno especialmente original sino que incluye los habituales de hora, clima, contactos, etc.

El Huawei Mate S viene con un gestor de temas que permite cambiar por completo el aspecto del teléfono. Es posible incluso personalizar cada tema en particular alterando la pantalla de bloqueo, la transición de la pantalla de bloqueo, el fondo de la pantalla principal, el icono de las aplicaciones, y el estilo de fuente.

Estos temas también afectan a los esquemas de color de las aplicaciones incluidas de serie en el teléfono.

 

En todos los temas encontramos una barra inferior de navegación con los típicos botones virtuales – Atrás, Principal y Tareas – que son personalizables ya que el teléfono permite elegir entre cuatro combinaciones

El Huawei Mate S también permite establecer una pantalla principal con estilo simple, donde solo se muestran unos pocos botones grandes. Parece una opción indicada para niños o personas mayores.

La zona de notificaciones presenta un aspecto bastante particular ya que las notificaciones van a pareciendo una debajo de otra en una línea temporal que marca la hora a la que ha llegado la notificación.

Los accesos directos a funciones comunes se encuentran en otra pestaña del área de notificaciones. Esto hace que sea algo más incómodo acceder a estas funciones, ya que requiere arrastrar hacia abajo la barra de notificaciones y posteriormente pulsar sobre la segunda pestaña.

Además, curiosamente, al principio no se muestran todos los accesos directos sino que únicamente aparecen 9 accesos. Si queremos ver los demás, tenemos que hacer scroll hacia abajo. No acabamos de entender por qué no los iconos no tienen un menor tamaño para que quepan más en la pantalla.

 

El administrador de tareas también posee un aspecto peculiar ya que las aplicaciones abiertas se colocan en una cuadrícula 2×2 y podemos cerrar una aplicación lanzándola hacia la parte superior de la pantalla o cerrar todas de golpe arrastrando toda la pantalla hacia arriba.

En la práctica este diseño no acaba de ser demasiado cómodo ya que nos obliga a hacer scroll por muchas páginas distintas hasta llegar a una aplicación que no hayamos usado recientemente.

Otra particularidad es que no existe un cajón de aplicaciones como tal sino que todos los iconos de las aplicaciones se muestran en el escritorio, como si estuviéramos en un teléfono con iOS solo que al ser Android también podemos tener widgets en el escritorio.

Por defecto tenemos cuatro pantallas en el escritorio pero podemos añadir más. Podemos establecer distintos efectos de transición entre las pantallas del escritorio, así como escoger el tamaño de la cuadrícula del escritorio: 4×5, 5×4 o 5×5.

Huawei Mate S - 10

 

Otra funcionalidad realmente curiosa es que cuando estamos editando las pantallas del escritorio podemos agitar el teléfono para que los iconos se alineen.

Como ya hemos comentado anteriormente, el teléfono ofrece funcionalidades para ahorrar energía. Sin embargo, lo que realmente nos ha gustado es la posibilidad de gestionar individualmente cada aplicación para distintos propósitos, ya que permite:

  • ajustar los permisos de cada aplicación para mostrar notificaciones y la ubicación de las mismas
  • ajustar los permisos de cada aplicación para seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla.
  • ajustar los permisos de cada aplicación para utilizar la conexión de datos móviles o la conexión WiFi, y conocer el consumo de datos por cada tipo de conexión

De esta forma podemos tener un control absoluto sobre las aplicaciones que se ejecutan en el teléfono y ajustar su uso a nuestras necesidades. Por ejemplo, podemos decidir que Twitter o Facebook no pueden ejecutarse en segundo plano, o que un juego no puede hacer uso de la conexión móvil.

 

Una funcionalidad interesante es que podemos hacer que se muestre en la barra superior del teléfono la velocidad instantánea de descarga.

El Huawei Mate S también ofrece una función de reconocimiento de voz. Si no encuentras el teléfono y sabes que está cerca, o si tienes las manos ocupadas y necesitas realizar una llamada, puedes utilizar el control por voz para buscar el teléfono y hacer llamadas. Lamentablemente por el momento los comandos de voz solo pueden darse en inglés.

Huawei también ha incorporado el control por gestos:

  • Movimientos: Voltear para silenciar, levantar para disminuir el volumen del timbre, acercar al oído para responder/hacer llamadas, agitar para reorganizar iconos, e inclinar para mover iconos.
  • Gestos con nudillos: tomar una captura de la pantalla o de parte de ella, realizar una grabación de la pantalla, dibujar letras para abrir aplicaciones, y pulsar dos veces para encender la pantalla.

Si la pantalla del teléfono te parece demasiado grande, te alegrará saber que Huawei ha incorporado una opción para manejar el interfaz de usuario con una sola mano arrastrando el dedo sobre la barra de botones.

Por último, Huawei también ofrece un modo de pantalla partida para poder ejecutar dos aplicaciones simultáneamente en la pantalla. La utilidad de esta función es limitada ya que no todas las aplicaciones son compatibles con este modo, y además el tamaño de la pantalla no es lo suficientemente grande.

Huawei Mate S - 11

 

Aplicaciones incluidas

Huawei apenas ha incorporado aplicaciones de terceros en el Mate S, algo que agradecemos profundamente ya que en otros teléfonos de la marca nos hemos encontrado con bastante bloatware.

Además de todas las funcionalidades que hemos revisado en los apartados anteriores, Huawei ha pre-cargado estas aplicaciones gratuitas de terceros:

  • Twitter, el cliente oficial de la conocida red de microblogging.
  • Facebook, el cliente oficial de la conocida red social.
  • WPS Office, una herramienta ofimática para abrir ficheros Word, Powerpoint, Excel, PDF, etc.

Por suerte Huawei permite desinstalar cualquiera de estas aplicaciones y recuperar este espacio. Y por supuesto, tenemos acceso a Play Store de Google para descargar cualquier aplicación. 

Huawei Mate S - 12

 

Multimedia

Huawei Mate S - 13El Huawei Mate S nos ha sorprendido muy gratamente en el aspecto sonoro, ya que, a pesar de contar con un solo altavoz en la parte inferior del teléfono, emite un sonido potente y con bastante riqueza de tonos.

Lógicamente no está a la altura de otros dispositivos con altavoces frontales como el Nexus 6 o el HTC One M9, pero suena bastante bien.

El único inconveniente es que el altavoz se encuentra en la parte inferior, por lo que resulta fácil tapar el altavoz con la mano al sostener el teléfono en horizontal.

El Huawei Mate S incorpora su propio software de reproducción de música con un interfaz simple y minimalista que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y carpeta.

El color de fondo del reproductor de música se ajusta a la portada del disco que se está reproduciendo en cada momento.

La portada en sí misma muestra dentro de un círculo, y en caso de que el fichero de música incorpore la letra de la canción, esta también se muestra en el reproductor. El reproductor permite crear listas de reproducción y marcar canciones como favoritas.

Lamentablemente el reproductor de música no es capaz de descargar carátulas automáticamente desde Internet, y tampoco incorpora un ecualizador de sonido. Es posible reproducir la música en un dispositivo externo pero aparentemente no es posible reproducir música almacenada en otros dispositivos de red.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono, que se muestran organizados por hora o álbum.

La visualización de las imágenes se realiza rápidamente, y también es posible reproducir las imágenes en un dispositivo remoto (como una televisión inteligente). Aparentemente no es posible reproducir imágenes almacenadas en un dispositivo conectado a la red.

Esta aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas herramientas como girar, filtrar (brillo, contraste, saturación, nitidez, reflejos, sombras, tonalidad, filtro B/N), ajustar, recortar, y belleza (suavizar, blanquear, adelgazar, nariz más fina, dientes blancos, agrandar ojos).

 

La aplicación Vídeo es similar a Álbum salvo que, como su propio nombre indica, está orientada a la reproducción de ficheros de vídeo.

La reproducción de vídeo es excelente y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros HD 1080p compatibles con suavidad gracias a su potente procesador.

La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es excelente gracias a su pantalla, que como hemos comentado presenta buenos ángulos de visión, negros muy profundos y unos colores vivos.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos sometido al Mate S a una completa batería de vídeos de prueba (todos ellos de corta duración y con formatos un tanto extraños). A continuación podemos ver los resultados de las pruebas:

Fichero Vídeo Audio Subs
Birds.mkv No
HDDVD.mkv No
Monsters.mkv No
Suzumiya.mkv No
Matrix.mkv No No No
Potter.mkv  –
Planet.mkv No No
Shrinkage.mp4  –
Shrinkage2.mkv
Planet 2.mp4 No  –
Elysium 4K.mp4 No No
Interstellar 4K.mp4 No No

 

Como se puede apreciar, este reproductor es bastante limitado ya que no permite escoger pistas de audio, no soporta subtítulos y no reproduce pistas de sonido DTS o AC3.

Tampoco ha sido capaz de reproducir los dos ficheros 4K que hemos probado utilizando el reproductor por defecto. Mediante un reproductor de terceros, BSPlayer, hemos conseguido reproducir estos títulos mediante decodificación por software, pero la tasa de imágenes por segundo es muy baja, en torno a 7 fps.

 

Huawei Mate S - 14

 

Cámara de fotos

La cámara principal del Huawei Mate S cuenta con un sensor de 13MP con tamaño 1/2.6” y una lente con apertura f/2.0.

El sensor está equipado con un array RGBW para aumentar la captación de luz, mejorar el rendimiento en escenas de alto contraste, y reducir el ruido. Además también incorpora estabilización óptica de imagen capaz de corregir hasta 1.2 grados de vibración.

La cámara además cuenta con un flash LED de dos tonos y un cristal de zafiro para proteger la lente.

Huawei Mate S - 15

 

En la pantalla de bloqueo existe un acceso directo a la cámara pero podemos tomar una captura de manera aún más rápida en poco más de un segundo si pulsamos el botón de bajar volumen dos veces rápidamente aun estando el teléfono bloqueado.

El teléfono apenas tiene tiempo para enfocar al tomar una de estas fotos Ultra-instantáneas, por lo que la captura no es siempre perfecta.

Como en todo el interfaz, Huawei ha optado por un diseño minimalista de la aplicación de cámara que nos recuerda a la del iPhone. A la izquierda tenemos controles para ajustar el flash, conmutar entre cámara frontal/trasera, o configurar diversas opciones:

  • HDR, que activa este modo de captura para mejorar los detalles en las áreas más claras y más oscuras de las fotografías
  • Mejor foto, que captura varias fotos seguidas para elegir después la mejor.
  • Reajuste de documentos
  • Supernoche, para obtener instantáneas con poca luz
  • Foco total, para capturar una imagen y seleccionar el punto de enfoque a posteriori
  • Nota de audio, que permite adjuntar una grabación de audio de hasta 10 segundos a una foto tomada
  • Panorámica, que nos permite capturar una imagen panorámica
  • Cámara profesional, que permite ajustar controles manuales
  • Marca de agua, que añade en una esquina la ubicación, fecha y hora en la que se tomó la fotografía.
  • Ajustes, que nos permite configurar diversos ajustes como la resolución de la imagen, el modo captura de sonrisas, el modo seguimiento de objetos, etc.

El modo de Cámara Profesional nos da acceso a diversos controles manuales como el nivel de sensibilidad ISO (Automático, 100-1600), la zona de medición de la exposición, la velocidad de disparo, la compensación de exposición, el modo de enfoque, y el balance de blancos.

A la derecha tenemos el botón de disparo y, encima de él, la posibilidad de aplicar filtros. Debajo del botón de disparo podemos ver una miniatura de la última fotografía tomada.

Justo al lado del botón de disparo podemos seleccionar diversas opciones: pintura con luz, belleza, foto, vídeo y secuencias.

Huawei Mate S - 16

 

En cuanto a la velocidad de la cámara, el arranque de la aplicación Cámara es casi instantáneo y el enfoque resulta ser bastante rápido.

Centrándonos en la calidad de la fotografía, hemos realizado una comparativa de la calidad de la cámara en una escena de poca luz enfrentando al Huawei Mate S (13MP, OIS) a las cámaras de un buen número de terminales: Asus Zenfone 2 (13MP), iPhone 6 Plus (8MP, OIS), Moto X Play (21MP), Moto X Style (21MP) y BQ Aquaris A4.5 (8MP).

Como se puede ver al pulsar sobre la imagen para verla en grande, la calidad de la fotografía tomada con poca luz por el Huawei Mate S es excelente, y está a la par de otros teléfonos de gama alta. Sin duda la estabilización óptica marca una gran diferencia con respecto a aquellos teléfonos que no la incorporan.

Los detalles de los carteles se aprecian con bastante claridad e incluso los ladrillos se ven mejor que en el resto de teléfonos.

comparativas fotos noche

 

A continuación incluimos otra comparativa entre estos teléfonos a plena luz del día.

La imagen capturada por el Huawei Mate S es también excelente, aunque en este caso la mayor resolución de los sensores que incorporan el Moto X Play y el Moto X Style hacen que las fotografías tomadas por estos teléfonos sean más nítidas.

comparativas fotos dia

 

En definitiva la cámara del Huawei Mate S ofrece una gran calidad de imagen y está a la altura de la de los mejores teléfonos del momento.

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Huawei Mate S en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Huawei Mate S puede grabar vídeo a 1080p pero no es capaz de grabar vídeos con resolución 4K ni a una tasa de 60 fps.

Los vídeos tienen buena calidad y, gracias a la estabilización de vídeo, las imágenes son muy fluidas. A continuación podemos ver un vídeo capturado por el Huawei Mate S.

 

La cámara frontal es de 8 MP, cuenta con un flash LED y permite grabar vídeo Full HD 1080p por lo que debería ser más que suficiente para los amantes de los selfies. La calidad de la imagen es bastante buena, como puede apreciarse en la siguiente imagen.

Huawei Mate S

 

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Huawei Mate S - 17

 

Precio y competidores

Huawei Mate S - 24En la web oficial de Huawei podemos encontrar el Mate S por EUR 649, y en Amazon España se vende por un precio más asequible de EUR 441,95.

Si nos fijamos en otros teléfonos de gran tamaño y gama alta, el Huawei Mate S compite frente a pesos pesados como el OnePlus 2, el Samsung Galaxy S6 edge+, el Sony Xperia Z5 Premium, el LG G4, o el Moto x Style.

El OnePlus 2 (EUR 399) es un terminal con pantalla Full HD de 5.5” que cuenta con unas características técnicas muy potentes gracias a un procesador Qualcomm Snapdragon 810, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento y cámara de 13MP. Ahora bien, su diseño y construcción no han sido tan cuidados como en el Huawei Mate S.

El Samsung Galaxy S6 edge+ ( EUR 475,00) es, para muchos, el teléfono Android más potente de 2015. Cuenta con una pantalla Super AMOLED QHD de 5.7” curvada a ambos lados, un potente procesador Exynos 7420, 4GB de RAM, 32/64 GB de almacenamiento, y cámara de 16MP. Su diseño es espectacular, aunque su precio resulta ser bastante elevado.

El Sony Xperia Z5 Premium ( -) ha sido uno de los últimos teléfonos en llegar. Cuenta con una pantalla 4K de 5.5”, procesador Snapdragon 810, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento y cámara de 23MP.

El LG G4 ( EUR 417,00) es un terminal que lleva ya bastantes meses en el mercado por lo que puede encontrarse a muy buen precio. Posee unos acabados menos sofisticados que el resto de terminales, pero cuenta con unas características igualmente potentes gracias a su pantalla LCD Full HD de 5.5”, procesador Qualcomm Snapdragon 808, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, y cámara de 16MP.

Por último, el Moto X Style ( EUR 266,00) es un teléfono de gran tamaño ya que posee una pantalla LCD de 5.7” con resolución QHD. Cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 808, 3GB de RAM, 16/32/64GB de almacenamiento, y cámara de 21MP.

 

Conclusiones

Huawei Mate S - 21Huawei nos sorprendió muy gratamente el año pasado con el lanzamiento del Ascend Mate7, un terminal de gran tamaño con especificaciones muy potentes y un precio atractivo.

Cuando analizamos el Ascend Mate7, nos quedamos con ganas de que Huawei lanzase un terminal con unas características similares, pero con una pantalla más pequeña de 6”.

Así ha sido ya que el nuevo Huawei Mate S cuenta con una pantalla de 5.5” y un tamaño más comedido.

El Huawei Mate S posee un aspecto muy atractivo gracias a su diseño estilizado y el uso de materiales sofisticados como cristal y metal.

El modelo que nosotros hemos probado, en color gris, posee el frontal en color negro. La pantalla se curva los extremos y se introduce suavemente en el chasis.

El cuerpo del teléfono es de una sola pieza, está construida en metal y presenta una ligera curvatura en la parte de atrás que favorece su agarre. Dado el tamaño de su pantalla, el Mate S no es un teléfono pequeño, pero Huawei ha optimizado bien el espacio y otros teléfonos como el iPhone 6s Plus son más grandes aún con el mismo tamaño de pantalla.

La pantalla del Huawei Mate S es una de sus mejores cualidades ya que cuenta con un panel Super AMOLED con resolución Full HD. Esto significa que es una pantalla extremadamente nítida (401 ppp), con un elevado contraste y colores muy vivos aunque poco fieles a la realidad. El brillo máximo no es tan alto como el que encontramos en otros teléfonos de gama alta.

Huawei Mate S - 19

 

El rendimiento del teléfono en los benchmarks nos ha decepcionado ligeramente ya que queda bastante por debajo de los teléfonos estrella de otros fabricantes. Es especialmente llamativo el bajo rendimiento de la GPU, que hace que juegos como Asphalt 8 vayan a tirones.

Dejando a un lado los benchmarks, el teléfono responde bien en el uso diario y no hemos encontrado signos de lag o parones en el uso de aplicaciones habituales como WhatsApp, Facebook, Twitter, Cámara de Fotos, etc.

Ahora bien, si estás pensando en hacerte con el Mate S para jugar, quizás deberías considerar otras opciones con CPUs/GPUs más potentes.

La autonomía del Huawei Mate S tampoco es excesivamente alta. Para un teléfono de este tamaño, su capacidad de batería se nos antoja algo escasa. Probablemente es el precio que tenemos que pagar por disfrutar de un teléfono bastante delgado.

Huawei Mate S - 22Huawei ha vuelto a apostar por un lector de huella dactilar en la parte de atrás, que permite desbloquear el teléfono con una gran rapidez.

No es tan fiable como otros lectores que hemos probado ya que, en ocasiones, no reconoce la huella a la primera.

Huawei ha incorporado su propia capa de personalización, EMUI 3.1, que presenta un aspecto que no acaba de convencernos.

Los iconos se muestran redondeados y, en lugar de ser transparente, poseen un fondo que no queda demasiado bien. Huawei ofrece un gestor de temas, pero todos son bastante parecidos.

En el aspecto software, Huawei ha incorporado un gran número de funcionalidades que complementan Android: gestos con el lector de huella y los nudillos, modos de ahorro de energía, control de consumo de batería y conexiones móviles por aplicación, reconocimiento de voz, control de movimientos del terminal, interfaz de una sola mano, ventana doble, etc.

La cámara de fotos del Huawei Mate S nos ha sorprendido muy gratamente, tanto en fotografías con buena luz como en entornos poco iluminados. Las imágenes captadas por el teléfono son nítidas incluso cuando la luz escasea, gracias al tamaño de su sensor y la tecnología de estabilización óptica.

Huawei Mate S - 20

 

El precio del Huawei Mate S también es una baza importante de este teléfono, ya que podemos encontrarlo en Amazon por EUR 441,95.

En definitiva, el Huawei Mate S es una excelente compra si andas buscando un teléfono con un diseño atractivo, una pantalla de gran tamaño, y una cámara a la altura de las mejores. Ahora bien, si eres aficionado a los juegos 3D, posiblemente el Mate S se te quede algo corto en rendimiento y autonomía de la batería.

Lo mejor:

  • Diseño elegante, buena construcción, y excelente ergonomía
  • Pantalla con una elevada densidad de píxeles, negros profundos, colores vivos y buenos ángulos de visión
  • Almacenamiento interno de 32GB ampliable mediante micro-SD hasta 128 GB.
  • Cámara de fotos con elevada resolución y excelente rendimiento en escenas de poca luz gracias a la estabilización óptica
  • Lector de huella dactilar en la parte de atrás reconocimiento muy rápido (aunque menos fiable que otros que hemos probado)
  • Gran número de funcionalidades software, algunas de ellas bastante útiles como el control de uso de energía y datos móviles a nivel de aplicación.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a una capa de personalización optimizada y un hardware razonablemente potente

Lo peor:

  • Capa de personalización con demasiados cambios estéticos respecto a Android y total ausencia de Material Design
  • Pantalla con un nivel de brillo máximo por debajo de lo esperable en un teléfono de gama alta
  • La funcionalidad de pantalla sensible a presión, Force Touch, solo está disponible en el modelo de 128GB que únicamente se comercializa en algunos países
  • Autonomía del teléfono algo “justa” debido a la limitada capacidad de su batería
  • Pobre rendimiento del teléfono en juegos 3D exigentes debido a una GPU algo anticuada
  • Ausencia de carga rápida o carga inalámbrica

Nota: El teléfono Huawei Mate S ha sido cedido amablemente por Huawei para la realización de este análisis.

Quizás te interese

El Huawei Mate S se deja ver antes de tiempo en una exposición

Posiblemente mañana conozcamos al sucesor del Huawei Mate 7, que fue lanzado hace un año, …