¿Aguantará el Moto Razr ser plegado y desplegado 100.000 veces seguidas?

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

Actualización: El Moto Razr solo ha aguantado 27.000 pliegues antes de que su bisagra dejara de funcionar con normalidad. Más información.

Mientras esperamos a que Samsung anuncie su Galaxy Z Flip el 11 de febrero, Motorola ya ha empezado a enviar su smartphone plegable, el Moto Razr, a los primeros compradores.

Ya hemos escuchado algunas quejas sobre el ruido que hace la bisagra cuando se abre y se cierra el smartphone, así como la suciedad que se puede llegar a acumular bajo la pantalla del teléfono, por lo que cabe preguntarse acerca de la resistencia del Moto Razr.

TE INTERESA:
Motorola: Es "normal" que aparezcan "bultos y protuberancias" en la pantalla del Moto Razr

CNet ha conseguido hacerse con un Moto Razr y quiere averiguar si este  smartphone plegable es capaz de plegarse hasta 100.000 veces. En su día, hicieron esta prueba con el Galaxy Fold, que aguantó casi 120.000 dobleces antes de que la pantalla se estropease.

Cnet ha publicado un stream en vivo en YouTube donde la máquina FoldBot de SquareTrade abre y cierra el Moto Razr, una y otra vez. Es bastante aburrido ver el streaming, pero seguro que será interesante ver si el Razr se rompe antes de llegar a los 100.000 pliegues o si aguanta lo suficiente.

Es importante tener en cuenta que esta prueba no es totalmente representativa del uso real. Los pliegues y despliegues se suceden a toda velocidad, por lo que se genera un calor en la bisagra que puede dañar el mecanismo. En la vida real, entre pliegue y despliegue pasaría mucho más tiempo.

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
67%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
33%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario