Aibo: Toma de contacto con el simpático (y caro) perro robótico de Sony

Sony lanzó hace unos meses la sexta generación de su popular mascota robótica llamada aibo, que combina la robótica moderna con un motor de IA basado en la nube y sensores de imagen avanzados.

Esto le da a aibo la capacidad de aprender, reconocer rostros y, con el paso del tiempo, desarrollar su propia personalidad única. Según Sony, ningún cachorro robot será exactamente igual a otro, ya que su desarrollo estará influenciado por el cuidado de sus dueños.

Su conjunto de actuadores permite al perro libertad de movimiento en 22 ejes, y aibo es capaz de expresarse moviendo su cola, moviendo sus orejas y haciendo pleno uso de sus dos ojos OLED. Ah, también puede ladrar. 

Sus sensores son capaces de reconocer frases habladas en inglés y japonés como “bang bang” para hacerse el muerto o “high ten” para chocar las dos patas. Sus cámaras registran sonrisas, lo que le permite recordar qué tipo de interacciones parecen hacer felices a sus cuidadores.

Aibo sale a la venta este mes en EE.UU. por 2.899 dólares (unos 2.500 euros), y hemos tenido oportunidad de jugar con él en la feria IFA 2018.