Algún día la funda de tu móvil podría hacer algo más que proteger tu teléfono

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

Incluso aunque no te guste la idea de poner una funda a tu teléfono, quizás cambies de opinión al ver la funda FlexCase que está siendo desarrollada entre la Universidad de Ciencias Aplicadas de Australia y Microsoft.

Cuando esta funda se abre, actúa como una extensión de la pantalla táctil de tu dispositivo que puedes incluso doblar para interaccionar de formas diferente con tu teléfono.

Por ejemplo, en lugar de realizar gestos de pinza con dos dedos sobre la pantalla para hacer zoom en un mapa, los usuarios podrían simplemente doblar la esquina de la funda hacia delante o hacia atrás.

Los circuitos piezoeléctricos del interior de la funda serían capaces de detectar pulsaciones, apretones, deslizamientos del dedo, e incluso podrían determinar cuánto está siendo doblado.

Todos estos gestos podrían servir como atajos o como formas nuevas de interactuar con la aplicación. Por ejemplo, podrías desplazarte rápidamente por un libro electrónico doblando el borde de la funda de la misma forma que lo harías al pasar las hojas de un libro real.

Además, dado que la funda contiene una pantalla de tinta electrónica de bajo consumo, podría servir como una extensión de la pantalla de tu smartphone. El contenido del portapapeles podría ser mostrado en esa pantalla, o podrías dejar un mapa con instrucciones en la funda mientras empleas otra aplicación.

Por el momento, la FlipCase es solo un proyecto de investigación que será presentado en la conferencia de Interacción Ordenador-Humano que tendrá lugar en mayo, pero en un futuro podría convertirse en algo real.

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario