Quitar este panel

Análisis de Rikki, el anillo inteligente español sin batería que sirve para pagar

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del anillo inteligente rikki.

Llevar tu tarjeta en un anillo y pagar con él cómodamente. Esa es la promesa de Rikki, el primer anillo inteligente español que, con un diseño elegante y minimalista, integra un chip NFC certificado por Visa y Mastercard que permite pagar por contacto.

Además de la comodidad que supone pagar sin sacar el móvil (o la tarjeta), ofrece otra ventaja: no necesita batería, por lo que siempre está disponible para pagar, incluso aunque no lleves tu smartphone encima.

El anillo Rikki está a la venta por un precio entre 110 y 150 euros en la web de rikki, en función del modelo que elijas. He tenido oportunidad de probar el anillo rikki modeo Gris Antracita Slim y, a continuación, os traigo mis impresiones.

 

👉🏻 Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Configuración  inicial
  3. Pagar con el anillo
  4. Precio
  5. Conclusiones

 

Diseño

El anillo Rikki cuenta con un diseño inspirado en el minimalismo japonés, según explica la compañía. Está disponible en varios colores (negro, gris, blanco o rosa), grosor (slim o wide) y tallas (6 diámetros), por lo que es difícil que no encuentres uno que te guste.

En mi caso, he optado por el modelo Gris Antracita Slim, que, con solo 5 mm de ancho y 2,5 mm de grosor, es más delgado que otros. En mi opinión, el anillo tiene un aspecto muy atractivo.

Modelos de anillo rikki disponibles

 

El anillo está fabricado con cerámica hipoalergénica a prueba de rayones y golpes, por lo que está preparado para el uso diario. No obstante, si planeas realizar alguna actividad donde el anillo puede sufrir golpes fuertes, es mejor que te lo quites.

Soporta inmersiones hasta 50 metros, así que puedes mantenerlo en el dedo mientras te duchas, practicas deportes acuáticos o, simplemente, te bañas en la playa sin preocuparte del móvil o cartera. Si a esto sumamos que no tiene batería, nos encontramos ante un anillo que puedes llevar puesto las 24 horas del día.

 

El anillo Rikki está disponible en varias tallas, desde talla 6 (55-57 mm de circunferencia) hasta talla talla 11 (69-70 mm de circunferencia). A la hora de pedir el anillo, debes elegir la talla que mejor se adapte al dedo donde pienses llevarlo puesto. Para ello, Rikki ofrece varias ayudas:

  • Medidor virtual: Con una moneda y la cámara de tu móvil, puedes tomar la medida del dedo en el que vayas a llevar el anillo.
  • Hilo o una cinta de papel: Basta con dar una vuelta alrededor del dedo donde quieres llevar el anillo con un hilo o una cinta, marcar donde se cruzan los cabos y medir el largo con una regla. Después, puedes buscar la talla que corresponde a la medida obtenida en esta página.
  • Medidor de talla: Puedes comprar un medidor en la web de rikki.io por 4,99€, que más tarde descontarán del pecio de compra del anillo.

En mi caso, utilicé tanto el medidor virtual como un hilo para obtener una medida de 5,5 o 6. Pedí el anillo con talla 6 y debo decir que me encaja perfectamente.

En todo caso, con el anillo llega un medidor de talla, de manera que si no te va bien tienes 20 días desde la entrega para enviar de vuelta el anillo y solicitar uno nuevo con la talla correcta, siempre que no hayas registrado todavía la tarjeta. No tendrás que hacerte cargo de los costes de transporte, ni los de devolución ni los del nuevo envío.

 

Configuración inicial

El anillo Rikki incorpora un chip que cumple con los estándares de lectura y grabación especialmente diseñados por Visa y Mastercard, de manera que sólo plataformas certificadas por estas empresas pueden grabar en ellos e interpretar sus datos.

De hecho, puedes utiliza el lector NFC de tu móvil para intentar leer los datos grabados en tu anillo, pero obtendrás el mensaje No hay ninguna aplicación compatible para esta etiqueta NFC. Y si te bajas una app de lectura y escritura de NFCs, podrás leer los datos técnicos que identifican el chip, pero no podrás leer la información grabada dentro (tu tarjeta bancaria) ni podrás editarla.

 

Existen dos formas de asociar una tarjeta Visa o Mastercard al anillo Rikki: (1) vinculando directamente una tarjeta VISA de Revolut o (2) creando una tarjeta puente Curve que redirige los gastos del anillo a la tarjeta de tu banco.

Para la primera forma, necesitas una tarjeta VISA de Revolut. En caso de que no conozcas Revolut, es un banco que se gestiona a través de una app. El proceso de alta es online y gratuito. En unos pocos minutos, tienes la tarjeta virtual que puedes asociar al anillo. Revolut es parte del sistema bancario español, tiene IBAN local y es compatible con BIZUM, por lo que yo lo utilizo con asiduidad.

Para la segunda forma, necesitas una tarjeta Curve, que también es gratuira. Lo interesante de la tarjeta Curve es que puedes asociar tarjetas tradicionales a la tarjeta Curve, y cada gasto se carga automáticamente a la tarjeta tradicional que elijas. Por ejemplo, yo tengo una tarjeta Curve que redirige todos los gastos a dos de mis tarjetas de Iberia o Plazo.

A continuación, te resumimos las ventajas e inconvenientes de cada opción:

Revolut Curve
Ventajas

La app de Revolut está en español y la vinculación con el anillo es muy simple.

El uso de Revolut trae ventajas como cashback, cambio de divisas muy competitivo, Bizum, etc.

Ofrece la posibilidad de emitir tarjetas para menores (Revolut Junior) que también son compatibles con el anillo.

Se abre una nueva cuenta bancaria pero cada gasto se carga automáticamente a una de las tarjetas tradicionales que has asociado a Curve.

Puedes asociar más de una tarjeta bancaria y con un clic escoger a cual de ellas repercutir los gastos del anillo en cualquier momento.

Inconvenientes Necesitas tener dinero en Revolut para los gastos del anillo.

La app está solo en inglés y el servicio de atención a cliente es lento.

Las tarjetas de los bancos EVO Banco, Abanca y Openbank no funcionan con esta solución. Tampoco la tarjeta AQUA del BBVA, pero si el resto de tarjetas de este banco.

 

En mi caso, he optado por la tarjeta Revolut. Una vez que has escogido la tarjeta que vas a utilizar con el anillo Rikki, el siguiente paso es grabarla en el propio anillo.

Aquí tenemos malas y buenas noticias para los usuarios de iPhone. La mala noticia es que actualmente no es posible grabar el chip NFC usando el teléfono. La buena noticia es que desde Rikki nos han confirmado que están a punto de lanzar la app también para el iOS y con dicha app también se podrá grabar el anillo.

Hasta que eso ocurra, Rikki propone dos alternativas para los usuarios de iPhone:

  • Utilizar un smartphone Android de confianza para realizar la grabación inicial del chip NFC y, después, borrar la app del teléfono. No la necesitarás para pagar.
  • Suministrar el número de tarjeta a Rikki en el proceso de compra mediante una pasarela segura para que te llegue el anillo preconfigurado.

En tu smartphone Android, debes descargar la app rikki desde la Play Store y seguir los pasos que aparecen en pantalla para grabar la tarjeta en el chip NFC, acercando la parte trasera del teléfono al anillo.

 

Una vez grabada la información de la tarjeta en el chip, no necesitas utilizar la app para realizar pagos. De hecho, no es necesario ni siquiera llevar el móvil encima para realizar un pago con el anillo.

Además de vincular la tarjeta con el anillo, la app ofrece otras funciones:

  • Activar/desactivar el anillo, que permite desactivar temporalmente y reactivar los pagos con el anillo.
  • Reemplazar la tarjeta, que borra la tarjeta actual y vincula una nueva tarjeta al anillo.
  • Restaurar datos de fábrica, que borra la tarjeta vinculada al anillo, elimina el anillo del teléfono y permite que un nuevo usuario pueda configurarlo para sí mismo.
  • Establecer en modo robo o pérdida, que borra la tarjeta vinculada al anillo y elimina el anillo de tu teléfono. Nadie podrá reutilizarlo excepto tú si lo recuperas más tarde.
  • Borrar el anillo en la app, que elimina el anillo del teléfono pero lo mantiene configurado. Es la opción ideal para los usuarios de iOS que no pueden grabar la tarjeta con su iPhone y tienen que pedir prestado un smartphone Android.

Lamentablemente, los usuarios de iOS no tienen acceso a estas funciones la no existir una app para iOS. Hasta que la app esté disponible, en caso de requerir alguna de estas funciones, tendrán que pedir prestado un smartphone Android a alguien de confianza, instalar la app, añadir el anillo y utilizarla.

 

Pagar con el anillo

El uso del anillo para pagar es realmente sencillo. Como cualquier tarjeta o dispositivo móvil habilitado para pagos, para que el terminal lo pueda leer, debes acercar el anillo a la zona del terminal de pagos donde se encuentra el lector. Suele ser fácilmente reconocible por el icono de unas ondas.

Este datáfono tiene el lector en un lateral

 

Es importante tener en cuenta los consejos que da Rikki a la hora de colocar el anillo cerca del datáfono. Debes colocar los nudillos sobre el lector NFC igual que si fueras a llamar a una puerta. No es buena idea adoptar otras posiciones de la mano porque dificultan la detección de la antena del anillo

Gestos correctos e incorrectos para pagar

 

A continuación, podemos ver un vídeo sobre el pago con el anillo en el TPV de un parking. No puede ser más sencillo. Acercas los nudillos y se realiza el pago. Parece magia. Es rara la ocasión en la que, al pagar con el anillo, no escuche un comentario del tipo «¿pero acabas de pagar con el anillo?» 🤯

 

Por supuesto, es posible realizar pagos en cualquier parte del mundo donde admitan Mastercard, no estando limitado su uso a España ni la Unión Europea. A todos los efectos, es como pagar con una tarjeta por contacto. De hecho, al igual que estas, para pagar importes superiores a 50€ en España (en otros países puede ser otra cantidad), es necesario introducir el PIN de la tarjeta original en el datáfono.

Aunque ya lo he mencionado, una de las ventajas de este anillo es que no tiene batería, sino que recibe la energía del propio lector de tarjeta cuando vas a pagar, como una tarjeta de crédito. Por tanto, no es necesario recargar el anillo como si fuera un dispositivo inteligente, sino que está siempre disponible para pagar.

Si te preguntas si es posible hacer pagos «accidentales» con Rikki, la respuesta es no. Para que un pago se haga efectivo tiene que haber buena cobertura, el datáfono tiene que estar en contacto con tu dedo, apuntando muy bien al lector NFC, y se tiene que mantener en contacto hasta oír el pitido del aparato.Sólo si trabajas a diario con un datáfono debes tener cuidado, pero en este caso puedes pausar los pagos del anillo mientras trabajes para que no se permita la lectura.

 

Precio

El anillo Rikki está a la venta por un precio que oscila entre 110 y 150 euros, en función del modelo que elijas. El anillo se paga una sola vez y no tiene ningún otro coste periódico asociado.

Como detalle, cada anillo viene con un joyero elaborado artesanalmente con madera de olivo de la costa del Mediterráneo.

 

Conclusiones

Mi experiencia con Rikki no podría ser mejor. Este anillo inteligente, de origen español, resulta muy cómodo para pagar sin tener que sacar la tarjeta o el móvil del bolsillo.

Su diseño minimalista resulta discreto y elegante, y existen diferentes opciones de color y grosor entre las que elegir. Su construcción resiste golpes y admite inmersiones hasta 50 metros, por lo que no tienes que preocuparte si te bañas o duchas con él. Yo ya lo he hecho en muchas ocasiones.

El proceso de pago es realmente sencillo, ya que basta con acercar los nudillos al lector de tarjeta para que se produzca la transacción. Nada de tener que rebuscar en el bolso para sacar el móvil o ni siquiera depender de él si te has ido a la playa, a correr, etc. El efecto «wow» está ahí, y es habitual escuchar mensajes de sorpresa de otras personas al pagar con un anillo.

 

Si eres usuario de Android, la app rikki permite registrar una tarjeta Revolut o Curve en el anillo. Me gustaría ver soporte nativo para tarjetas de otros bancos, pero, al menos, la tarjeta Curve permite asociar tarjetas de terceros, por lo que es la opción a elegir si quieres utilizar la tarjeta de tu banco.

Si eres usuario de iPhone, la cosa es algo más complicada, ya que actualmente no hay una app para iOS, pero nos han informado de que está en camino. Hasta entonces, tendrás que hacerte temporalmente con un teléfono Android para registrar la tarjeta y, posteriormente, puedes borrar el anillo y la app del teléfono.

Por último, una gran ventaja de este anillo es que no tiene batería, por lo que no tienes que preocuparte de cargarlo periódicamente. Por fin, un dispositivo inteligente que no necesita ser cargado nunca 🥳.

El anillo Rikki está a la venta por un precio que oscila entre 110 y 150 euros en la web de rikki, en función del modelo que elijas. Se paga una sola vez y no tiene ningún otro coste periódico asociado. Por todo ello, en mi opinión, es una compra muy recomendable, sobre todo si no eres usuario de reloj / pulsera inteligente con capacidad de pago.

Lo mejor:

  • Diseño minimalista con diferentes opciones de talla, color y grosor. Construcción en cerámica hipoalergénica resistente a golpes.
  • Compatibilidad con tarjetas Revolut y con casi cualquier tarjeta europea gracias al soporte de Curve.
  • Rapidez y sencillez a la hora de pagar con solo acercar el anillo al datáfono.
  • Sin batería, por lo que no tienes que preocuparte de cargar el anillo nunca.
  • Resistencia al agua para inmersiones de hasta 50 metros.

Lo peor:

  • Actualmente requiere un smartphone Android para registrar la tarjeta en el anillo, aunque sea de manera temporal. Próximamente habrá app para iOS.
  • Algunas tarjetas no son compatibles con Rikki ni siquiera a través de Curve (por ejemplo, EVO Banco, Abanca, Openbank y AQUA de BBVA), por lo que no pueden ser usadas con el anillo.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario