Análisis del Huawei Mate 8 a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Pantalla

El Huawei Mate 8 posee una pantalla de 6 pulgadas con panel IPS-Neo LCD y resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles).

La resolución de la pantalla puede resultar algo escasa para algunos, dado que la mayoría de los teléfonos de gama alta – Samsung Galaxy S7, LG G5, Moto X Style, etc. – optan por paneles QHD.

Huawei insiste en que no es necesario incrementar la resolución de las pantallas de los smartphones por encima 1080p, ya que la supuesta ganancia en nitidez no compensa en mayor consumo de la batería. Suponemos entonces que la decisión de dotar al Huawei Nexus 6P con un panel 5.7″ QHD fue cosa de Google.

En cualquier caso, compartimos la idea de Huawei de que una pantalla 1080p es más que suficiente para un terminal de este tamaño a pesar de que últimamente algunos fabricantes “pierdan la cabeza” por dotar a sus teléfonos de resoluciones más elevadas como QHD o, incluso, 4K (¿verdad, Sony?).

La densidad de píxeles resulta ser de 368 ppp, lo cual garantiza que la pantalla es muy nítida y los píxeles individuales son indistinguibles. Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, una densidad de píxeles por encima de 300 ppp es más que suficiente para garantizar una alta nitidez.

[table id=17 /]

 

Al tratarse de una pantalla LCD, la matriz de sub-píxeles es de tipo RGB. Esto quiere decir que los sub-píxeles rojo, verde y azul están colocados en hileras rojo-verde-azul (RGB), a diferencia de lo que ocurre en las pantallas AMOLED típicas de Samsung.

En las pantallas AMOLED los sub-píxeles están dispuestos en formas geométricas – normalmente diamantes – en una matriz de tipo Pentile. A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas Pentile, que producen un efecto de zigzagueo en las líneas rectas.

Ahora bien, las pantallas AMOLED tienen otras ventajas respecto a las pantallas LCD en cuanto a contraste, profundidad del color negro, viveza de los colores y consumo energético.

Huawei Mate 8 - 11

 

La pantalla está protegida por Gorilla Glass 4, así que debería mantenerse libre de arañazos si tenemos un poco de cuidado.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo del Huawei Mate 8 se encuentra alrededor de 477 nits según nuestras propias mediciones. Este es un valor adecuado, aunque es ampliamente superado por otros teléfonos de gama alta.

[show-rjqc id=»116″]

 

La gama de colores que puede mostrar el panel del Huawei Mate 8 es muy buena ya que cubre un 99,7% del espacio de color sRGB.

El color blanco presenta una temperatura de color de 9.075 ºK, muy por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla muestra un tono azulado que es fácilmente apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. El valor de gamma es bueno, 2.21.

 

La fidelidad en la reproducción de los colores es mejorable ya que el error medio resulta ser 5.6 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) con un error máximo resulta ser de 12 dE. Como ya hemos comentado, el principal problema es que la pantalla tiene un tinte azul que desvirtúa todos los colores.

Con la opción que incorpora el Mate 8 de ajustar la temperatura de color es posible obtener una mejor reproducción de los colores colocando el indicador en el ajuste máximo de ‘Más cálido’. Sin embargo, esto hace que el brillo máximo disminuya ligeramente.

El color negro es bastante profundo para una pantalla LCD (0,319 nits), como era de esperar ya que los paneles IPS-NEO se caracterizan por unos negros más oscuros que los paneles IPS convencionales. Aún con todo, queda lejos de los colores negros casi puros que ofrecen las pantallas AMOLED. En cualquier caso, el contraste es bastante elevado, alrededor de 1.476:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo. La pantalla del teléfono también resulta legible a plena luz del día, algo que siempre es de agradecer.

Huawei Mate 8 - 12

Ir a página