Análisis del Huawei Mate 8 a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Hardware

Huawei es uno de los pocos fabricantes de smartphones que fabrica sus propios chips y los incorpora en sus terminales más potentes.

En el pasado hemos visto el Huawei Ascend Mate 7 con el Kirin 925, el Huawei P8 con el Kirin 930, y el Huawei Mate S con el Kirin 935. Aunque el rendimiento general de los chips Kirin resulta ser bastante bueno, todos ellos suelen flaquear en el aspecto gráfico.

El Huawei Mate 8 incorpora un procesador Kirin 950 con ocho núcleos en una arquitectura big.LITTLE para menor consumo energético: cuatro núcleos Cortex-A72 a 2.3GHz para las tareas más intensivas en CPU y cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.8GHz que consumen menos energía para las tareas menos exigentes.

El chip ha sido construido en una línea de producción de 16nm, en lugar de los 28nm de las generaciones anteriores, lo que debería resultar en una mayor eficiencia energética. Aun con todo, los nuevos chips Qualcomm Snapdragon 820 y Samsung Exynos 8890 se construyen en 14nm.

En el aspecto gráfico encontramos una GPU Mali-T880, que no debería tener grandes problemas para mover con suavidad la pantalla 1080p del Mate 8.

Junto al procesador encontramos 3GB de RAM para la versión de 32GB de almacenamiento (que es la que hemos probado), y 4GB de RAM para la versión de 64GB. El nuevo procesador Kirin 950 es compatible con memoria LPDDR4 y por suerte Huawei ha optado por incorporar este tipo de memoria, aunque la frecuencia de trabajo, 1333MHz, es menor que la soportada por otros procesadores de Qualcomm y Samsung.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks artificiales, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

Huawei Mate 8 - 13

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 90.247 puntos, una puntuación muy alta aunque no llega a superar a los teléfonos estrella de otras marcas como Apple y Samsung.
[show-rjqc id=»100″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 1648/6282 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados espectaculares.
[show-rjqc id=»103″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 611ms, un resultado bastante bueno aunque mejorable.
[show-rjqc id=»104″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 6.460 puntos, un valor que destaca sobre otros terminales de gama alta.
[show-rjqc id=»105″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados inferiores otros teléfonos de gama alta, ya que su puntuación es de 17.577 puntos en Ice Storm Unlimited.
[show-rjqc id=»106″]

 

En la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados bastante mejorables.
[show-rjqc id=»95″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados más bien mediocres en comparación con otros teléfonos de gama alta.

Los resultados de las pruebas off-screen (aquellas que se llevan a cabo a resolución 1920 x 1080 independientemente de la resolución de la pantalla) han dejado claro que esta GPU está por debajo de las que incorporan los teléfonos más potentes del momento.

En las pruebas on-screen (a la resolución nativa de la pantalla), el Huawei Mate 8 tiene cierta ventaja ya que la resolución de su pantalla es sensiblemente inferior a la de otros teléfonos de gama alta con paneles QHD. Aún con todo, los resultados tampoco son nada destacables.

[show-rjqc id=»107″]

 

Los resultados que ha obtenido el Huawei Mate 8 demuestran que su CPU está a la altura de los procesadores más potentes del momento.

El Huawei Mate 8 responde rápidamente a nuestras pulsaciones y el interfaz se maneja con total suavidad. Durante el uso del teléfono no hemos detectado que se produzcan parones ni ningún otro signo de lentitud al utilizar aplicaciones habituales como Google Maps, Facebook, Twitter, WhatsApp, Periscope, etc.

El teléfono se mueve con mucha suavidad, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de conmutar entre unas tareas u otras. Tampoco hemos notado que el teléfono cierre caprichosamente aplicaciones por falta de memoria, como ocurre con otros teléfonos.

En el apartado gráfico, la GPU Mali-T880 no destaca de igual forma que lo hace la CPU, aunque la menor resolución de su pantalla respecto a la de otros teléfonos de gama alta hace que el rendimiento sea suficiente, al menos para los juegos de hoy en día.

Hemos probado a jugar a Asphalt 8 en calidad alta (modo seleccionado por defecto) y el rendimiento del juego es bueno. La tasa de imágenes por segundo es elevada y la carrera se desarrolla con fluidez sin tirones. .

Huawei Mate 8 - 14

 

Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 37ºC.

Huawei ha incorporado una aplicación llamada Administrador del teléfono que analiza el estado del teléfono y ofrece diversas formas de optimizar el rendimiento del teléfono.

Entre otras, esta aplicación puede proponer cerrar ciertas aplicaciones para reducir el consumo de energía, borrar ficheros grandes o aplicaciones poco usadas para liberar espacio, o desactivar Bluetooth si no hay ningún dispositivo para enlazar.

Esta misma aplicación también permite bloquear llamadas y mensajes de ciertos usuarios, gestionar el tráfico de datos, controlar las aplicaciones que pueden mostrar notificaciones flotantes o en el centro de notificaciones, limitar el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña o huella, y gestionar el consumo de batería.

 

El Huawei Mate 8 llega con 32GB de almacenamiento, si bien en otros países también se comercializa en versión de 64GB, que viene acompañada por 4GB de RAM. Nada más salir de la caja quedan unos 24GB libres pero por suerte cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD.

Dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podemos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones.

Huawei Mate 8 - 15En el aspecto de conectividad, el Huawei Mate 8 es compatible con WiFi 802.11 b/g/n/ac a 2.4 GHz y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, radio FM y NFC.

El sistema de posicionamiento es compatible con GPS, GLONASS y Beidou, así que no parece fácil que te pierdas en ninguna parte del Mundo.

La conectividad 4G es Cat. 6, por lo que puede alcanzar velocidad máximas teóricas de 300 Mbps.

La conectividad 4G del Huawei Mate 8 es compatible con todas las bandas de frecuencia que se utilizan en España, incluso la de 800 MHz, por lo que no tendrás ningún problema de cobertura.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Huawei Mate 8 alcanzó los 96 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 120/12. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 45 Mbps de bajada y 22 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

El conector micro-USB del Huawei Mate 8 se configura como solo carga cada vez que se conecta a un ordenador, pero es posible activar el modo de acceso a ficheros desde el área de notificaciones. También es compatible con USB OTG.

La batería del Huawei Mate 8 no es reemplazable pero posee una capacidad de 4.000 mAh. Se trata de una capacidad bastante grande incluso para un teléfono de este tamaño, aunque curiosamente ha disminuido en 100 mAh respecto al Huawei Mate 7.

[show-rjqc id=»109″]

 

 

En la prueba de batería de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un excelente resultado de 10 horas y 22 minutos. Este resultado está muy por encima de otros teléfonos que hemos probado y nos ha sorprendido gratamente.

[show-rjqc id=»108″]

 

En la práctica, la autonomía del Huawei Mate 8 es excelente, y no tendremos ningún problema en llegar al final del día a pesar de que hagamos un uso intensivo del teléfono durante el día. Probablemente podamos obtener hasta dos días completos de batería si hacemos un uso normal.

Huawei ha incorporado una herramienta para gestionar el ahorro de energía dentro de la aplicación Administración del Teléfono. Esta herramienta permite escoger entre tres posibles modos de energía:

  • El modo Ultra mantiene disponibles solo las funciones básicas de llamadas y mensajes, por lo que no tenemos acceso a Internet vía WiFi o 3G/4G.
  • El modo Inteligente ajusta automáticamente el uso de CPU y redes para un rendimiento equilibrado. Es el modo activado por defecto.
  • El modo Rendimiento ajusta el uso de la CPU y redes para maximizar el rendimiento, por lo que es ideal para juegos y vídeos.

Esta aplicación también realiza un análisis del estado del teléfono para incrementar el ahorro de energía sugiriendo diversas acciones. Por ejemplo, la aplicación indica qué aplicaciones son las que más energía consumen y que ajustes podemos modificar para reducir el consumo de energía (bajar brillo de la pantalla, desactivar la vibración, desactivar la sincronización, etc.).

Una funcionalidad que nos ha gustado es que permite seleccionar individualmente qué aplicaciones pueden seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla. Además el teléfono también indica qué aplicaciones consumen mucha energía para que sepamos dónde vamos a obtener los mayores beneficios.

 

El Huawei Mate 8 cuenta con carga rápida y, afortunadamente, Huawei ha incorporado un cargador compatible con esta tecnología en la caja del producto.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo tarda un total de 2 horas y 7 minutos con el cargador incluido, por debajo de las 2 horas y media que indican las especificaciones del teléfono. El 90% de la carga se obtiene en tan solo 1 hora y 15 minutos.

carga bateria huawei mate 8

 

Lamentablemente no cuenta con carga inalámbrica, algo que poco a poco se va popularizando entre los teléfonos de gama alta.

El Huawei Mate 8 cuenta con un lector de huella dactilar de 360 grados en la parte de atrás, que permite desbloquear el teléfono o acceder a aplicaciones protegidas colocando el dedo sobre el lector.

Además del desbloqueo de la pantalla, Huawei permite usar el lector de huella dactilar para hacer gestos que permitan contestar llamadas, detener una alarma o hacer fotos/grabar vídeos.

Sorprendentemente la función de tipo touchpad del lector de huella del Huawei Mate 7 no está presente en este teléfono, por lo que no podemos utilizar el lector de huella para pasar fotografías o arrastrar hacia abajo la zona de notificaciones.

Huawei Mate 8 - 16

 

El sistema permite registrar hasta cinco huellas dactilares, una cantidad que parece suficiente ya que por la posición del lector lo más probable es que siempre utilicemos el mismo dedo para desbloquearlo.

Una vez que has registrado las huellas dactilares, la pantalla se activa con solo colocar el dedo en la parte de atrás, incluso sin tener que encender previamente la pantalla. Nos ha sorprendido la rapidez de desbloqueo, ya que es capaz de reconocer la huella dactilar en solo una fracción de segundo.

En cuanto a la fiabilidad, el lector funciona muy bien una vez que eres consciente de que es necesario colocar el dedo bien centrado en el lector o, en caso contrario, el sistema no detecta la huella correctamente. En este aspecto el lector del iPhone resulta más fiable ya que es raro que tengamos que pasar el dedo más de una vez.

La posición del lector de huellas resulta algo incómoda ya que, al estar en la parte de atrás, no podemos desbloquear el teléfono con la huella estando apoyado sobre la mesa, sino que tenemos que cogerlo en la mano o utilizar el código de desbloqueo.

Ir a página