¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Análisis del juego indie INSIDE para Xbox One y PC

INSIDE1[1]

Inside es la esperada escuela de Limbo, un juego del estudio Playdead que nos sorprendió con su estética prácticamente en blanco y negro y sus entretenidos puzzles.

Inside sigue los pasos de Limbo ya que se trata de un juego de plataformas en el que tendremos que resolver puzzles a medida que avanzamos en un escenario 2D donde predominan los tonos grises y la oscuridad

El juego comienza en un bosque donde el protagonista, un niño de unos 12 años sin rostro, corre en solitario sin que sepamos muy bien por qué o para qué. La atmósfera del juego es fascinante, ya que nos traslada a un mundo de pesadilla en el que nos cruzaremos con humanos-zombies y extrañas máquinas que nos ayudarán a avanzar.

Los gráficos 2.5D del juego han sido diseñados con especial mimo, con animaciones muy cuidadas y efectos visuales muy realistas. El juego hace uso de luces volumétricas, destellos de lente y otros efectos que hacen que moverse por el juego sea toda una delicia visual.

La paleta de color está dominada por los tonos de gris pero se ve salpicada ocasionalmente por gotas de color (normalmente rojo) que contrastan de manera especial y resultan muy bienvenidas.

Los controles del juego son muy sencillos ya que solamente se utilizan dos botones: saltar y agarrar. En el aspecto sonoro, no se produce ningún diálogo en el juego y tampoco suena música de fondo. Lo único que se escucha son efectos de sonido, como nuestras pisadas, nuestra respiración o los mecanismos de las máquinas con las que interactuamos.

La dificultad del juego está muy bien medida ya que, si bien algunos puzzles resultan algo complicados de resolver, no nos hemos atascado en ninguno de ellos más de 10 minutos. El juego no es demasiado largo sino que en un solo día – unas 6 horas de juego – hemos conseguido completarlo.

En resumen, Inside es un título excelente para los amantes del género de plataformas, que te enganchará por su aterrante atmósfera, su cuidada estética y sus imaginativos puzzles. El juego está disponible en Xbox One (la versión analizada) y en PC Windows por 19,99 euros.