Análisis del iPad (2018) a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Software

El iPad de 2018 llega con iOS 11, la última versión del sistema operativo de Apple. En el momento de realizar este análisis, la última versión disponible es iOS 11.3.

Si ya eres usuario de un iPhone o un iPad, la configuración del iPad de 2018 no podría ser más sencilla ya que basta con que acerques tu dispositivo actual al iPad y captures con su cámara un código que aparece en la pantalla del iPad. A partir de ahí, se configurarán automáticamente todos los ajustes — opciones de configuración, fondos de pantalla, cuentas de correo electrónico, etc. — y se instalarán todas tus aplicaciones.

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, una de las ventajas de iOS es que Apple se encarga de actualizar los dispositivos, por lo que las actualizaciones llegan rápidamente, incluso a dispositivos bastante antiguos. De acuerdo a lo que hemos visto en otros dispositivos, el iPad de 2018 será actualizado durante muchos años.

En iOS, todas las aplicaciones se colocan en el escritorio, siendo posible crear carpetas para agrupar apps similares.

Al arrastrar la pantalla de arriba a abajo tenemos acceso a las notificaciones, con las que podemos interactuar sin necesidad de abrir la aplicación en muchos casos.

Si arrastramos la pantalla de abajo a arriba, aparece todas las apps abiertas y el centro de control, que son un conjunto de accesos rápidos que resultan útiles: modo avión, WiFi, Bluetooth, modo Noche, modo Silencio, bloquear rotación, control de brillo, etc.

En el menú de Ajustes, podemos seleccionar qué accesos rápidos se mostrarán en el Centro de Control, ya que por defecto no aparecen todos.

Una funcionalidad que puede resultar útil en ciertas ocasiones es la posibilidad de crear un vídeo grabando la pantalla, con o sin el micrófono del teléfono activado.

Otra funcionalidad interesante que está presente en los iPad (pero no en los iPhone) es el dock, donde puedes colocar aquellas apps a las que accedes con mayor frecuencia y puedes ver, a la derecha, las tres últimas apps abiertas o las que estás usando en ese momento en el iPhone o el Mac.

Si nos vamos a la pantalla que está a la izquierda del todo, veremos diversos widgets con información sobre nuestra agenda, sugerencias de apps por parte de Siri, destinos en mapas, etc. Las aplicaciones de terceros también pueden mostrar aquí su propia información.

iOS apuesta por su propio asistente inteligente Siri, que se activa al mantener apretado el botón Inicio o, si tenemos las manos ocupadas, al pronunciar «Oye Siri» estando la pantalla del tablet apagada.

El iPad de 2018 permite hacer uso de multi-tarea gracias a la funcionalidad SplitView, que permite mostrar dos aplicaciones a la vez sobre la pantalla. Para activarla basta con arrastrar la segunda app desde el dock hasta el marco derecho de la pantalla

Mientras que la mayoría de las apps nativas de Apple soportan el modo de pantalla dividida SplitView, no todas las apps de terceros permiten funcionar en este modo.

Modo pantalla dividida (Split View) de iOS 11 para utilizar dos apps a la vez

 

Apple no permite abrir dos instancias de una misma aplicación, una al lado de la otra, salvo en el caso del navegador Safari. Si mantienes pulsado un enlace, aparece una opción llamada «Abrir en Split View» que permite abrir una segunda instancia de Safari a la derecha.

Picture-in-Picture es otra funcionalidad de multitasking que permite reproducir vídeos y mantener conversaciones con FaceTime a la vez que empleas el tablet para otras tareas. El vídeo se coloca en la esquina de la pantalla en cuanto pulsas el botón Inicio, y es posible cambiar el tamaño y moverlo por toda la pantalla.

Una de las mejoras internas más interesantes de iOS 11 es el soporte del formato de vídeo HEVC (también llamado H.265) y del formato de imagen HEIF. HEVC y HEIF sustituyen a H.264 y JPEG como los formatos por defecto en los que se guardan los vídeos e imágenes en el iPad de 2018.

La ventaja de estos nuevos formatos es que ofrecen la misma calidad de imagen con un tamaño de archivo inferior, en torno a la mitad.

 

Apple también ha mejorado el funcionamiento de la pantalla de bloqueo. Al igual que con iOS 10, en esta pantalla podemos ver las últimas notificaciones recibidas desde la última vez que bloqueamos el iPad. Sin embargo, ahora basta con arrastrar la pantalla hacia arriba para que podamos ver notificaciones más antiguas.

Apple ha apostado muy fuerte por la Realidad Aumentada, e iOS 11 incorpora el framework ARKit que permite a los desarrolladores crear aplicaciones con esta tecnología. Con ARKit, basta con escanear con la cámara una superficie plana y, como por arte de magia, empezarán a aparecer objetos en 3D.

Dado el foco que ha puesto Apple en el sector educativo con el iPad de 2018, no es de extrañar que la compañía haya resaltado las ventajas de ARKit para formar a los estudiantes. Por ejemplo, gracias a algunas apps con ARKit podemos estudiar a fondo la anatomía de una rana con la app Froggipedia.

La app Froggipedia permite aprender mediante Realidad Aumentada

 

También podemos estudiar la anatomía humana con Complete Anatomy, que permite colocar ante nuestros ojos un esqueleto al que podemos ir añadiendo capas para examinar los distintos sistemas corporales.

La ventaja de utilizar la Realidad Aumentada frente a una app tradicional es que podemos ir moviendo en el aire el iPad y acercarlo/alejarlo para examinar zonas del cuerpo, sin tener que recurrir a gestos sobre la pantalla.

La app Complete Anatomy muestra el cuerpo humano en Realidad Aumentada

 

Dejando a un lado las aplicaciones educativas, también podemos utilizar ARKit para conocer mejor artículos que vamos a comprar en apps como la de IKEA, o disfrutar de juegos como AR Dragon.

En mi experiencia, ARKit funciona bien en el iPad de 2018, aunque en ocasiones resulta un poco complicado que detecte una superficie plana, especialmente si no es demasiado grande (por ejemplo una mesa en lugar del suelo). Es recomendable que la zona esté bien iluminada para que la detección se produzca más rápido.

Apple incorpora un buen número de aplicaciones de serie con iOS para mostrar fotografías, reproducir música, editar vídeos y documentos, ver mapas, tomar notas, etc. Sin embargo, la fortaleza de iOS reside en la App Store, donde podemos encontrar miles de apps y juegos para descargar, muchos de ellos adaptados a la gran pantalla del iPad.

Lamentablemente, iOS sigue sin ofrecer soporte multi-usuario, algo que resultaría muy útil en un dispositivo tan familiar como el iPad.

 

Lápiz Apple Pencil

Con la llegada del primer iPad Pro, Apple lanzó el lápiz Apple Pencil, un puntero que permite escribir y dibujar sobre la pantalla del iPad como si lo hiciéramos sobre una hoja de papel.

Hasta ahora, el uso de este accesorio estaba limitado a la familia iPad Pro pero esto ha cambiado con el iPad de 2018, que es el primer tablet asequible que es compatible con el Apple Pencil.

El Apple Pencil permite utilizar el iPad, no solo como una herramienta de consumo, sino también de creación de contenidos.

Esto es especialmente útil en el sector educativo, donde los alumnos deben tomar apuntes y realizar trabajos.

El Apple Pencil presenta un pequeño retardo al escribir o dibujar sobre la pantalla del iPad de 2018, ya que la tasa de refresco del panel no es tan elevada como en el iPad Pro (120 Hz), donde el retardo es imperceptible.

El Apple Pencil posee un sensor en su punta que determina de forma precisa la presión que estás aplicando, de forma que si presionas más fuerte obtienes un trazado grueso mientras que si presionas más suave obtienes líneas más finas.

También cuenta con dos sensores en su punta que calculan el ángulo y la inclinación de tu mano. De esta manera, cuando dibujas o pintas, la pantalla detecta la posición relativa de estos sensores y permite dibujar sombras con solo inclinar el Apple Pencil igual que harías con un lápiz.

Apple permite utilizar el Apple Pencil con diversas aplicaciones de iOS. Es posible, por ejemplo, realizar anotaciones a mano sobre documentos PDF, mensajes de correo electrónico o la aplicación Notas. La suite ofimática formada por Pages, Numbers y Keynote también ha sido actualizada para dibujar, crear bocetos o escribir con el Apple Pencil.

Apple ha actualizado el conjunto de apps de productividad de iWork — Pages, Numbers y Keynote — y, por primera vez, es posible dibujar, crear bocetos o escribir con el Apple Pencil directamente en estas apps.

Además, Smart Annotation, en beta permite a los usuarios enviar, recibir e incluir comentarios en un documento de Pagés con el Apple Pencil. Los comentarios y las correcciones se fijan de forma dinámica al texto y, a medida que añades comentarios y el documento cambia, las anotaciones permanecen en la parte del texto donde se incluyeron inicialmente.

Asimismo, existen muchos desarrolladores que han creado apps compatibles con el Apple Pencil. Entre ellas, encontramos desde aplicaciones de dibujo, como Procreate o Autodesk SketchBook, hasta aplicaciones de retoque fotográfico, como Affinity Photo o Pixelmator, pasando por aplicaciones de tomar notas como GoodNotes 4 o Notability.

También es posible utilizar el Apple Pencil en apps de educación, como Froggipedia, que permite diseccionar una rana utilizando el lápiz, como si manejásemos un bisturí.

La app Froggipedia permite diseccionar una rana con el Apple Pencil

 

Nos hubiera gustado que Apple incorporase reconocimiento de caracteres, pero por el momento tendremos que recurrir a aplicaciones de terceros.

Por ejemplo, la aplicación Smart Note permite convertir texto manuscrito a texto mediante reconocimiento de caracteres, y el resultado es bastante bueno, como se puede apreciar en este ejemplo.

 

El Apple Pencil posee una tapita magnética en el extremo opuesto a la punta que, si retiras, deja al descubierto el conector Lightning que permite cargarlo desde el iPad Pro. Dado el pequeño tamaño de esta tapita, el riesgo de perderlo cuando está cargando el Apple Pencil es bastante elevado.

Con una carga completa el Apple Pencil consigue una autonomía de hasta 12 horas y, si te quedas sin batería, con una carga de solo 15 segundos obtienes media hora de autonomía. Con un uso intenso, necesitas recargar el lápiz cada dos días aproximadamente.

Echo de menos en el Apple Pencil un botón que emule la pulsación del botón Inicio, con el objeto de poder manejar el iPad con una mano sin soltar el Apple Pencil en ningún momento.

Ir a página