Quitar este panel

Análisis del iPad Pro de 10.5″ a fondo y opinión [REVIEW]

💻 ¡Ofertón! Hazte con Office 2019 Pro Plus por solo 33,59€Más ofertas ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del iPad Pro de 10.5″.

A finales de 2015, Apple anunció el iPad Pro de 12.9″, un iPad de gran tamaño dirigido a aquellos usuarios que no solamente consumen contenidos con su tablet sino que también desean crear y editar contenidos con él. Junto a este tablet, Apple anunció su lápiz Apple Pencil, que se vende por separado.

Al iPad Pro de 12.9″ le siguió un modelo algo más pequeño, con pantalla de 9.7″, que contaba con un hardware similar pero algunas mejoras en la pantalla y en las cámaras. Su menor tamaño hacía que fuera más manejable.

Hace unas semanas, Apple anunció los nuevos iPad Pro de 2017, que llegan en tamaños de pantalla de 10.5″ y 12.9″. El modelo de 10.5″ posee unos marcos considerablemente más estrechos que el modelo de 9.7″ del año pasado, por lo que su tamaño sigue siendo bastante comedido.

El iPad Pro de 10.5″ llega con unas especificaciones muy potentes: pantalla con resolución 2.224 x 1.668 píxeles con refresco a 120Hz, procesador A10X, cámara principal de 12MP con estabilización óptica, cámara frontal de 7MP y cuatro altavoces estéreo.

Por cortesía de Apple, hemos tenido la oportunidad de probar el iPad Pro de 10.5″ junto con el Smart Keyboard y el Apple Pencil. A continuación, os presentamos nuestras impresiones tras haber utilizado estos dispositivos durante un buen tiempo.

 

Diseño y construcción

El iPad Pro de 10.5″ llega con un diseño prácticamente idéntico al modelo del año pasado. Cuenta con un aspecto muy elegante gracias a una construcción de aluminio que resulta agradable al tacto.

El uso de metal hace que el iPad Pro de 10.5″ sea más resistente a golpes y maltratos que otros tablets que cuentan con un acabado en cristal, como el Samsung Galaxy Tab S3, pero a la vez debemos tener cuidado ya que los arañazos y los golpes son más visibles que en el plástico.

 

Desde el primer iPad, anunciado en el año 2010, Apple se había mantenido fiel al tamaño de pantalla de 9.7″. Sin embargo, este año la compañía ha decidido incrementar ligeramente el tamaño de pantalla hasta las 10.5″.

Debido al aumento en la diagonal de la pantalla, el iPad Pro de 10.5″ posee un tamaño superior al iPad Pro de 9.7″, pero este incremento es inferior al que cabría esperar ya que Apple ha reducido la anchura de los marcos que rodean la pantalla, especialmente en los lados más largos.

iPad Pro 10.5″ (izquierda) y iPad Pro 9.7″ (derecha)

 

El iPad Pro de 10.5″ está disponible en cuatro acabados: plata, gris espacial, oro y oro rosa. El modelo que nosotros hemos probado es el gris espacial que, en mi opinión, es muy elegante.

El iPad Pro  de 10.5″ es uno de los tablets más finos y ligeros que podemos encontrar en el mercado, ya que posee un grosor de solo 6.1 mm. Su peso es de 469 gramos, que lógicamente se ve incrementado si utilizamos alguna funda protectora.

Hablando de fundas, Apple comercializa modelos en distintos colores que tapan y protegen la pantalla del tablet, pero este año ha dejado de fabricar la funda que recubría la parte de atrás del dispositivo. Nos gustaría ver una funda que cubriese por completo el dispositivo, tanto por delante como por detrás.

A continuación vamos a revisar todos los lados del tablet para ver qué elementos encontramos.

La parte delantera del iPad Pro de 10,5″ no se diferencia de otros iPad recientes que hemos visto.

El frontal está dominado por la gran pantalla, rodeada por unos marcos que, como hemos comentado, son más estrechos que en modelos anteriores pero permiten sujetar el iPad con comodidad.

A diferencia de otros tablets, no hay ningún problema si, al sujetar el iPad con una mano, tocamos la pantalla, ya que esa pulsación se anula y podemos manejarlo con la otra.

En otros tablets, si se toca una zona de la pantalla, ya no se registran otras pulsaciones.

Encima de la pantalla encontramos la cámara frontal, y debajo de la misma está el botón Inicio.

El botón de Inicio integra el sensor de huella dactilar Touch ID de segunda generación, que suponemos que, como en anteriores iteraciones, está recubierto de zafiro para evitar el desgaste y la pérdida de fiabilidad.

En la parte de atrás podemos encontrar, en la esquina superior izquierda, la cámara de fotos, que sobresale ligeramente de la superficie del tablet.

Debajo de la lente de la cámara encontramos el flash, un elemento que no es para nada común en un tablet.

Un poco más abajo, en el centro de la parte trasera, encontramos la manzana del logotipo de Apple, en color plateado con acabado en espejo.

En la parte inferior podemos leer “iPad” sin ninguna referencia al modelo específico. Debajo hay diversas inscripciones en letra pequeña y algunos logotipos.

Dado que hemos probado el modelo 4G, en la parte superior hay unas líneas de plástico de color blanco que rompen la uniformidad del aluminio para facilitar la transmisión y recepción de ondas electromagnéticas.

La parte de atrás tiende a ensuciarse bastante y requiere ser limpiada con bastante frecuencia, pero las huellas dactilares no quedan marcadas.

En el lateral derecho encontramos los botones de control de volumen y, en el modelo con conectividad móvil, el compartimento para la tarjeta nanoSIM, con una bandeja que se extrae al introducir un objeto punzante incluido en la caja del tablet.

 

En el lateral izquierdo está libre de botones, pero posee un conector que permite acoplar el teclado Smart Keyboard para proporcionarle energía y recibir las pulsaciones de las teclas.

 

En la parte superior encontramos el botón de encendido y el conector de auriculares, así como los dos altavoces superiores.

 

En la parte inferior está el conector Lightning y los dos altavoces inferiores a ambos lados del conector.

 

Lamentablemente el iPad Pro de 10.5″ no es resistente a inmersiones en agua, por lo que debemos tener cuidado de que no se moje.

Ahora que los últimos iPhone son resistentes al agua, nos hubiera gustado que el nuevo iPad también contase con esta protección ya que a mucha gente le gusta utilizar el tablet en la bañera o cerca del agua.

Pantalla

El nuevo iPad Pro posee una pantalla de 10,5″ que cuenta con un subsistema multi-táctil que es capaz de detectar los toques de los dedos y del lápiz Apple Pencil.

La pantalla del iPad Pro de 10.5″ posee un panel LCD IPS con una resolución de 2.224 por 1.668 píxeles, lo que implica la misma densidad de píxeles que encontramos en otras pantallas Retina: 264 ppp.

Esta densidad de píxeles es bastante elevada para un tablet, que se utiliza a una distancia mayor de los ojos que un teléfono. Las imágenes se ven muy nítidas y resulta imposible distinguir los píxeles individuales a simple vista.

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles — rojo, verde y azul — uno a continuación del otro.

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas AMOLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en forma de rombo.

Pantalla RGB del panel LCD del iPad Pro

 

Además de contar con una buena resolución, la pantalla del iPad Pro de 10.5 es compatible con la tecnología de HDR de alto rango dinámico. Apple no ha especificado qué formatos puede reproducir aunque suponemos que, como mínimo, será compatible con el estándar HDR10.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con HDR, se trata de una tecnología de paneles que permite mostrar unos rangos de color, contraste y brillo más amplios de lo habitual.

Los paneles HDR están diseñados para ir más allá del espacio de color sRGB / Rec. 709 estándar, tratan de cumplir con el estándar DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y apuntan a un espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, sino que se suelen quedar en torno al 60 por ciento, pero muchos paneles sí que se acercan a cubrir el espacio DCI-P3 completo. En concreto, Apple asegura que el iPad Pro cubre el 100% del espacio de color DCI-P3.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo es muy elevado, ya que se encuentra alrededor de los 617 nits según nuestras propias mediciones. Se trata de un valor muy alto para un tablet, y más elevado que los 540 nits que medimos en el iPad Pro de 9.7″ o los 480 nits del Samsung Galaxy Tab S3.

Con este nivel de brillo y el tratamiento anti-reflejos (1,8% de reflectividad) resulta posible utilizar el tablet en exteriores sin muchas dificultades.

La gama de colores del panel del iPad Pro es excelente ya que cubre un 99.8% del espacio sRGB. El error medio en la fidelidad de los colores es extremadamente bueno, ya que resulta ser 1.5 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo es 2.7 dE, de nuevo un valor excelente.

 

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

El color blanco presenta una temperatura de color de 6.800 ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tono azulado que es ligeramente apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador, si lo comparamos con un dispositivo perfectamente calibrado que esté al lado.

Para ajustar el balance de blanco a la luz ambiental, el iPad Pro de 10.5″ cuenta con la funcionalidad True Tone. El dispositivo cuenta con unos sensores de luz ambiental de cuatro canales que ajustan automáticamente el balance de blancos en función del color de la luz que ilumina nuestra estancia.

La tecnología True Tone pasa desapercibida la mayor parte del tiempo pero basta con desactivarla para notar la diferencia, sobre todo cuando estamos en un entorno iluminado por luz con cierto tono de color.

El color negro es bastante profundo incluso al nivel máximo de brillo, ya que se encuentra alrededor de 0,53 nits. No es un color negro puro como el que encontramos en una pantalla OLED, pero es bastante bueno para una pantalla LCD. El contraste resulta ser 1.200:1.

Apple ha incorporado una tecnología denominada Pro Motion, que incrementa la tasa de refresco de la pantalla de 60 a 120 Hz. Esta tecnología es suficientemente inteligente para adaptar la tasa de refresco al contenido que estamos visualizando. Por ejemplo, al reproducir una película a 48 fps, esta tasa pasa a ser de 48 Hz y, si vemos una imagen estática, la tasa disminuye drásticamente para reducir el consumo de batería.

La tecnología Pro Motion se hace notar al hacer scroll en una página web, ya que el contenido en movimiento resulta  más legible que en otros dispositivos, así como al movernos por el interfaz. Donde también se aprecia una mejora importante es a la hora de dibujar con el Apple Pencil, puesto que el retardo desaparece.

Apple no incorpora en los iPad la tecnología 3DTouch de panel sensible a la presión con la que cuentan los últimos iPhone. Esto hace que hay ciertas acciones que hacemos en el iPhone con una pulsación fuerte, no estén disponibles en el iPad Pro o se hagan de otra forma.

Hardware y rendimiento

El iPad Pro de 10.5″ cuenta con un potente procesador A10X Fusion. Este chip cuenta con una CPU de seis núcleos — tres núcleos de alto rendimiento y tres núcleos muy eficientes — y una GPU de doce núcleos.

En términos de rendimiento, Apple afirma que el procesador A10X Fusion es un 30% más potente en rendimiento bruto y un 40% más potente en potencia gráfica. Para ponerlo en perspectiva, el iPad Pro de 10.5″ ofrece en rendimiento gráfico que es 500 veces superior al del primer iPad.

Aunque Apple no desvela la cantidad de RAM de sus dispositivos, los benchmarks que hemos probado revelan la existencia de 4GB de RAM. Se trata de un salto considerable respecto a los 2GB de RAM del iPad Pro de 9.7″, aunque es la misma que ya tenía el primer iPad Pro de 12.9″

Una de las razones por las que el iPad Pro es tan rápido manejando gráficos es por la forma en la que Apple ha diseñado el chip. La CPU y la GPU comparten los 4GB de RAM, por lo que no se transfieren los gráficos de una a otra memoria.

A continuación vamos a ver en distintos benchmarks cómo se comporta el iPad Pro.

 

En el benchmark AnTuTu v6, el iPad Pro de 10.5″ ha obtenido 210.863, una marca brutal que supera a cualquier dispositivo que hayamos probado hasta la fecha.

You can't include multiple times the same chart.

 

En el benchmark Geekbench, el iPad Pro de 10.5″ obtiene 3909/9300 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, un rendimiento excepcional.

You can't include multiple times the same chart.

 

En cuanto a potencia de gráficos 3D, el benchmark 3DMark arroja unos resultados de 33.187 puntos en Ice Storm Unlimited. Como se puede observar en el gráfico adjunto, se trata de unos resultados muy elevados.

You can't include multiple times the same chart.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados excelentes, como se puede apreciar en la gráfica.

You can't include multiple times the same chart.

 

Los benchmarks indican que el iPad Pro de 10.5″ es un tablet extremadamente potente, con un rendimiento por encima de cualquier otro tablet del mercado.

El iPad Pro de 10.5″ responde a nuestras órdenes rápidamente, tanto a la hora de mover el interfaz como al utilizar aplicaciones cotidianas. El rendimiento del tablet no decae al utilizar dos aplicaciones a la vez en pantalla dividida, y tampoco notamos una disminución de rendimiento al utilizar una app mientras otra se descarga y se instala en segundo plano.

La navegación web funciona sin problemas. Las páginas web cargan rápidamente y el zoom funciona con suavidad incluso con un buen número de páginas web abiertas simultáneamente en distintas pestañas.

Ahora bien, no resulta fácil apreciar la mejora de potencia del iPad Pro frente a otros tablets menos potentes como el iPad (2017) o el iPad Air 2, ya que las aplicaciones más populares entre los usuarios — Safari, Twitter, Facebook, Netflix, YouTube, Mapas, etc. — no suelen requerir tanta potencia.

La mejora de potencia comienza a ser apreciable al utilizar aplicaciones exigentes que aprovechan al máximo la CPU/GPU. Una de estas apps es Affinity Photo, una excelente aplicación de edición de imagen profesional que ha dado el salto de macOS a iOS. Muchos de los efectos se aplican en tiempo real y, los que requieren mayor procesado, solo tardan unos segundos en aplicarse en imágenes de gran tamaño.

 

Otro aspecto donde el iPad Pro de 10.5″ presenta un mayor rendimiento frente a otros modelos de iPad es en los tiempos de carga de aplicaciones, que son inferiores en el nuevo dispositivo.

El iPad Pro incorpora el co-procesador M10 de movimiento, que descarga de ciertas tareas al procesador para ahorrar batería, permite la funcionalidad «Oye Siri» aún sin estar el iPad conectado a la corriente y calibra todos los sensores para que estén listos cuando se necesitan.

El iPad Pro de 10.5″ se comercializa en versiones de 64, 256 y, por primera vez, también 512GB. Como ya es bien conocido Apple no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante tarjetas micro-SD por lo que debes escoger con cuidado la capacidad que vas a necesitar.

Si bien 64GB deberían ser suficientes para la mayoría de los usuarios, debes tener en cuenta el uso que le das. Si planeas descargar películas de gran tamaño al tablet o capturar vídeos 4K, es posible que el almacenamiento se te quede corto.

En el aspecto de conectividad, el iPad Pro va bien servido gracias a conectividad Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac (2.4 y 5 GHz), LTE/4G, y Bluetooth 4.2.

En el apartado Wi-Fi, el soporte de 802.11ac garantiza velocidades hasta tres veces más rápidas que 802.11n.

La conectividad 4G alcanza una velocidad de descarga de hasta 450 Mbps.

En las pruebas que realizamos la velocidad de conexión tanto por Wi-Fi como por 4G fue muy satisfactoria.

Se alcanzaron 303 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi 802.11ac con una conexión de fibra óptica 300/30 de Vodafone, y 75 Mbps de bajada y 22 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

Apple no proporciona muchos detalles técnicos sobre la batería pero, según los chicos de iFixIt, el iPad Pro cuenta con una batería de 8.134 mAh. Esta capacidad supone un incremento de un 10% respecto a la del iPad Pro de 9.7″, aunque es de esperar que la pantalla de mayor tamaño también consuma más energía.

You can't include multiple times the same chart.

 

Apple indica una autonomía de 10 horas de navegación por Internet vía WiFi (o 9 horas utilizando la conexión de datos móviles) y de reproducción de vídeo o música, exactamente igual que con el resto de iPads de la familia.

En nuestra experiencia, la autonomía del iPad Pro de 10.5″ ha estado en línea con lo que promete Apple. Con un uso esporádico, podrás alcanzar una semana de autonomía sin problema pero, si el uso es intensivo, la batería se agotará en 6-10 horas en función del nivel de brillo de la pantalla y el tipo de tareas que realices.

Esta autonomía es superior a la que encontramos en un portátil convencional, pero está por debajo de lo que ofrece un notebook.

La batería tarda en cargarse completamente unas 3 horas y 35 minutos. Esta cantidad de tiempo es bastante alta, por lo que nos hubiera gustado que Apple incorporase un cargador compatible con más potencia o una tecnología de carga rápida.

 

Si posees un adaptador de corriente USB-C de Apple de 29,61 o 87 W para un MacBook, te alegrará saber que puedes reducir los tiempos de carga casi a la mitad con dicho adaptador si te haces con un cable conector Lightning a USB-C.

A pesar de que iOS incorpora un modo de bajo consumo para ahorrar batería en los iPhone, este modo no parece estar presente en los iPad. Por ello, echamos de menos opciones que nos permitan optimizar el consumo de la batería, de forma similar a lo que encontramos en dispositivos Android — por ejemplo, el modo Stamina de los Sony Xperia o el modo Ultrahorro de Energía de los Samsung Galaxy.

Apple ha incorporado el lector de huella dactilar Touch ID que permite mantener los contenidos de nuestro iPad a salvo de miradas ajenas. Por primera vez, Apple ha incorporado un lector Touch ID de segunda generación, que es algo más rápido a la hora de desbloquear que los modelos anteriores.

iOS 10: Interfaz y funcionalidades

El iPad Pro de 10.5″ corre iOS, el sistema operativo de Apple para dispositivos móviles.

En el momento de realizar este análisis, la última versión es iOS 10.3.2, aunque Apple ya ha presentado las novedades de iOS 11 que llegarán en otoño e incorpora un buen número de funcionalidades específicamente pensadas para el iPad.

Una de las ventajas que tiene utilizar dispositivos iOS es que reciben actualizaciones durante muchos años, aunque algunas funcionalidades no llegan a los dispositivos más antiguos por limitaciones de su hardware.

En iOS, todas las aplicaciones se colocan en el escritorio, si bien es posible crear carpetas para agrupar apps similares.

Como en otros sistemas operativos móviles, al arrastrar la pantalla de arriba a abajo tenemos acceso a las notificaciones, con las que es posible interaccionar para, por ejemplo, responder un mensaje o borrar un e-mail sin necesidad de abrir la aplicación.

Si arrastramos la pantalla de abajo a arriba, aparece un panel con un conjunto de accesos rápidos que resultan muy útiles: modo avión, WiFi, Bluetooth, modo Noche, modo Silencio, bloquear rotación, control de brillo, etc.

Si nos vamos a la pantalla que está a la izquierda del todo, veremos diversos widgets con información sobre nuestra agenda, sugerencias de apps por parte de Siri, destinos en mapas, etc. Las aplicaciones de terceros también pueden mostrar aquí su propia información.

iOS apuesta por su propio asistente inteligente Siri, que se activa al mantener apretado el botón Inicio o, si tenemos las manos ocupadas, al pronunciar «Oye Siri» estando la pantalla del tablet apagada.

Apple ha abierto Siri a los desarrolladores, así que ahora es posible utilizar el asistente digital de iOS para interactuar con otras aplicaciones. Llevará un tiempo hasta que los desarrolladores adapten sus apps, pero por el momento ya podemos interactuar con algunos como WhatsApp, El Tenedor, LinkedIn, Open Table, Uber y Viber.

El iPad Pro permite hacer uso de multi-tarea gracias a la funcionalidad SplitView, que permite mostrar dos aplicaciones a la vez sobre la pantalla. Para activarla basta con arrastrar el dedo desde el margen derecho del tablet hacia dentro para elegir la segunda aplicación que queremos ejecutar.

Al pulsar sobre ella se abrirá en la mitad derecha de la pantalla y deslizando la barra vertical que separa las dos aplicaciones activas podremos escoger qué parte de la pantalla ocupa cada una.

 

La lista de aplicaciones que pueden ejecutarse en la mitad de la pantalla es limitada. Mientras que la mayor parte de las aplicaciones nativas de iOS soportan estas funcionalidades, no todas las aplicaciones de terceros son compatibles.

Apple no permite abrir dos instancias de una misma aplicación, una al lado de la otra, pero en el caso del navegador Safari es posible tener dos ventanas abiertas si mantenemos presionado cualquier enlace y pulsamos sobre «Abrir en Split View».

Picture-in-Picture es otra funcionalidad de multitasking que permite reproducir vídeos y mantener conversaciones con FaceTime a la vez que empleas el tablet para otras tareas. El vídeo se coloca en la esquina de la pantalla en cuanto pulsas el botón Inicio, y es posible cambiar el tamaño y moverlo por toda la pantalla.

Apple incorpora un buen número de aplicaciones de serie con iOS para mostrar fotografías, reproducir música, editar vídeos y documentos, ver mapas, tomar notas, etc. Sin embargo, la fortaleza de iOS reside en la App Store, donde podemos encontrar miles de apps y juegos para descargar.

Una de las ventajas de utilizar un iPad frente a un tablet con Android es la mayor cantidad de apps cuyo interfaz ha sido adaptado para una gran pantalla. Muchas apps de Android no aprovechan el espacio adicional de la pantalla sino que muestran el mismo interfaz en un smartphone que en un tablet.

Lamentablemente, iOS sigue sin ofrecer soporte multi-usuario, algo que resultaría muy útil en un dispositivo tan familiar como el iPad.

 

Con la llegada de iOS 11 después del verano, el iPad Pro ampliará su utilidad como herramienta de productividad gracias a funcionalidades como:

  • Dock: El nuevo dock permitirá anclar a la parte inferior de la pantalla un mayor número de aplicaciones y ofrecerá un acceso rápido a las últimas apps abiertas.
  • Files: Esta nueva app permitirá gestionar ficheros locales del iPad y de servicios de almacenamiento en la nube como iCloud, Dropbox, Box, etc.
  • Arrastrar y Soltar: Esta nueva funcionalidad permite mover texto, gotografías y ficheros de una app a otra con los dedos.
  • Multitarea más sencilla: Con una app abierta, puedes abrir una segunda app directamente desde el Dock.
  • Gestor de tareas: La pantalla de multitarea también ha sido rediseñada y ahora permite cambiar de una app a otra más rápidamente.

Multimedia

Al igual que el iPad Pro de 9.7″, el nuevo tablet llega con cuatro altavoces de alta fidelidad integrados en la carcasa que emiten un sonido potente con una calidad excelente.

Aunque los cuatro altavoces producen frecuencias bajas, los altavoces que están colocados en la parte superior se ocupan de las frecuencias medias y altas. En función de si el tablet está siendo usado en orientación horizontal o vertical, el sonido que se emite por cada altavoz varía.

Centrándonos en las aplicaciones multimedia, la aplicación Música reproduce canciones transferidas al tablet vía la aplicación iTunes, compradas en iTunes Store, almacenadas en iCloud por medio de iTunes Match o mediante la suscripción a Apple Music.

La aplicación Música muestra las carátulas de los discos y fotos de los artistas, y nos permite organizar nuestras canciones por artistas, títulos, álbumes, géneros, recopilaciones y compositores.

Al reproducir una canción podemos ver la carátula, el título, los controles de reproducción, el progreso de la canción y podemos activar las opciones de «repetir» y «aleatorio.»

Cuando el tablet está bloqueado, desde la propia pantalla de bloqueo podemos controlar el reproductor, y también podemos controlar la reproducción desde el Centro de Control.

En la sección de Ajustes generales de iOS, no en la propia aplicación, podemos controlar algunas opciones de la aplicación, ajustar el ecualizador, limitar el volumen máximo, etc.

La aplicación Vídeos nos da acceso a las películas, series y programas de televisión almacenados en el tablet y en iCloud.

El tamaño de la pantalla del iPad Pro de 10.5″, su elevada resolución, su alto brillo y su baja reflectividad hacen que se trate de un dispositivo ideal para disfrutar de películas, incluso a plena luz del día. Llama la atención especialmente la baja reflectividad de la pantalla, incluso en comparación con el iPhone 7 Plus.

Dado que la pantalla tiene una relación de aspecto bastante cuadrada, es habitual que las películas presenten gruesas franjas negras encima y debajo de la imagen.

Como ya hemos comentado anteriormente, la pantalla del nuevo iPad Pro de 10.5″ es compatible con la tecnología HDR. Sin embargo, en mis pruebas no he podido reproducir ningún contenido con este formato ya que los vídeos HDR de YouTube no parecen mostrarse con esta mejora y, por el momento, las apps de Netflix y Amazon para iOS tampoco están preparadas para este formato.

 

El aspecto que menos me gusta del reproductor de vídeos es su limitada compatibilidad con formatos de vídeo. Los iPad solo son compatibles con ficheros MP4, MOV o M4V, por lo que no podremos reproducir ficheros MKV, AVI o cualquier otro formato salvo que lo convirtamos previamente a MP4 en el ordenador. Por suerte siempre podemos utilizar algún reproductor de terceros, como el versátil PlayerXtreme.

La aplicación Fotos clasifica las fotos tomadas por el teléfono por fecha y ubicación, creando automáticamente colecciones, y ofrece la posibilidad de ver todas las imágenes sobre un mapa.

Tras la llegada de iOS 10, la aplicación Fotos reconoce automáticamente las caras de las personas en las fotos y, si las asociamos con el nombre de una persona, nos permite clasificar las fotografías por personas y hacer búsquedas. También es posible buscar objetos o situaciones – como puesta de sol, playa, atuendos, televisor, etc.

 

Otra funcionalidad interesante de iOS es Familia, que permite conectar las cuentas de distintos miembros de la familia para compartir compras de apps, crear álbumes de fotos y calendarios compartidos, e incluso compartir nuestra ubicación en todo momento.

 

Cámara

Apple ha dotado al iPad Pro de 10.5″ de la misma cámara que encontramos en el iPhone 7, por lo que cabe esperar capturas fotográficas de gran calidad, aunque un tablet no es precisamente el dispositivo más cómodo para tomar fotografías.

El iPad Pro de 10.5″ cuenta con una cámara principal de 12MP con apertura f/1.8 y flash True Tone, así como estabilización óptica. Esta cámara es considerablemente mejor que la de iPad Pro de 9.7″, que carecía de estabilización óptica.

El interfaz de la cámara sigue siendo minimalista. Si sostenemos el tablet en horizontal, arriba a la derecha tenemos unos iconos que nos permiten conmutar entre la cámara principal y la secundaria, activar una cuenta atrás, y activar/desactivar HDR.

La aplicación Cámara del iPad Pro ofrece pocas opciones con las que jugar a la hora de tomar una foto. No ofrece modos predefinidos (nocturno, playa, retrato, etc.), controles manuales (nivel de ISO, velocidad de disparo, balance de blancos, etc.) o funcionalidades avanzadas (eliminar objetos en movimiento, cambio de caras, etc.), como encontramos en otros dispositivos.

 

En condiciones de buena luz la cámara del iPad Pro de 10.5″ ofrece imágenes nítidas y con una excelente reproducción de colores. El procesado de la imagen no es demasiado agresivo y se mantiene un nivel de detalle alto.

Cuando la luz escasea, la presencia de estabilización óptica ayuda a que el nivel de ruido se mantenga dentro de límites tolerables. Apple ha hecho un buen trabajo para reducir el ruido y mantener el detalle en escenas oscuras.

iOS 10 no incorpora una app nativa para escanear notas, pero iOS 11 permitirá escanear documentos con la cámara con la app Notas.

A continuación incluimos una muestra de unas fotografías tomadas por el iPad Pro de 10.5″ a la resolución original para que podáis comprobar por vosotros mismos la calidad de imagen.

 

La cámara principal es capaz de grabar vídeo 4K, y también es posible grabar vídeo a cámara lenta a 120 fps en 1080p.

A continuación podemos ver una muestra de grabación de un vídeo en formato 4K.

 

En cuanto a la cámara frontal, cuenta con un sensor de 7MP capaz de grabar vídeo 1080p y con el flash Retina que ilumina la pantalla con tres veces más brillo del normal para iluminar tu rostro. Los selfies capturados con el iPad Pro ofrecen una buena calidad de imagen, con colores naturales incluso en condiciones de poca luz.

Todas las fotografías capturadas con el iPad Pro de 10.5″ cuentan con la funcionalidad Live Photos que captura un pequeño vídeo con sonido, un segundo y medio antes y después de que pulses el botón de disparo.

Tanto la cámara frontal como la trasera pueden capturar fotos panorámicas. La cámara principal puede crear fotos panorámicas de hasta 63MP.

Lápiz Apple Pencil

El año pasado, con la llegada del primer iPad Pro, Apple lanzó el lápiz Apple Pencil, un lápiz que permite dibujar sobre la pantalla de cualquier modelo de iPad Pro, pero no de otros iPad.

Uno de los problemas más habituales de este tipo de punteros es el retardo, es decir, el tiempo que pasa desde que realizas un trazo sobre la pantalla hasta que este aparece reflejado en la misma.

Habitualmente, este retardo hace que la experiencia de escribir o dibujar sobre un tablet diste bastante de hacerlo con lápiz o rotulador.

Aunque el Apple Pencil no ha cambiado, la tecnología Pro Motion de los nuevos iPad Pro hace que el retardo a la hora de escribir o dibujar haya desaparecido prácticamente por completo, especialmente en la aplicación nativa de Notas.

El Apple Pencil posee un sensor en su punta que determina de forma precisa la presión que estás aplicando, de forma que si presionas más fuerte obtienes un trazado grueso mientras que si presionas más suave obtienes líneas más finas.

También cuenta con dos sensores en su punta que calculan el ángulo y la inclinación de tu mano. De esta manera, cuando dibujas o pintas, la pantalla detecta la posición relativa de estos sensores y permite dibujar sombras con solo inclinar el Apple Pencil igual que harías con un lápiz.

El principal uso del Apple Pencil es para aplicaciones de dibujo como Procreate o Autodesk SketchBook, así como  aplicaciones de retoque fotográfico como Affinity Photo o Adobe Photoshop Fix.

Apple también permite utilizar el Apple Pencil con otras aplicaciones de iOS. Es posible, por ejemplo, realizar anotaciones a mano sobre documentos PDF, mensajes de correo electrónico o la aplicación Notas.

Nos hubiera gustado que Apple incorporase reconocimiento de caracteres, pero por el momento tendremos que recurrir a aplicaciones de terceros. Por ejemplo, la aplicación Smart Note permite convertir texto manuscrito a texto mediante reconocimiento de caracteres, y el resultado es bastante bueno.

 

El Apple Pencil posee una tapita magnética en el extremo opuesto a la punta que, si retiras, deja al descubierto el conector Lightning que permite cargarlo desde el iPad Pro. Dado el pequeño tamaño de esta tapita, el riesgo de perderlo cuando está cargando el Apple Pencil es bastante elevado.

Con una carga completa el Apple Pencil consigue una autonomía de hasta 12 horas y, si te quedas sin batería, con una carga de solo 15 segundos obtienes media hora de autonomía. Con un uso intenso, necesitas recargar el lápiz cada dos días aproximadamente.

El Apple Pencil tiene un coste algo elevado, ya que podemos encontrarlo en la tienda Apple por EUR 109.

Con iOS 11, el Apple Pencil ganará nuevas funcionalidades:

  • Anotaciones rápidas: Será posible tomar notas sobre un PDF, dibujar sobre una captura de pantalla o firmar documentos más fácilmente
  • Notas instantáneas: Bastará con tocar la pantalla con el Apple Pencil para empezar a tomar notas inmediatamente, que quedarán guardadas en la aplicación Notas.
  • Dibujar y escribir en un documento: Cuando comiences a dibujar en Notas, el texto se moverá a un lado. Además podrás buscar texto manuscrito.

Echamos de menos en el Apple Pencil un botón que emule la pulsación del botón Inicio, con el objeto de poder manejar el iPad sin soltar el Apple Pencil en ningún momento.

Por último, este año Apple ha lanzado un nuevo accesorio en forma de funda piel que permite guardar el iPad Pro y que tiene un compartimento para almacenar el Apple Pencil, lo que soluciona el problema de transportar el puntero sin que se pierda. El precio de esta funda es EUR 149.

 

Teclado Smart Keyboard

El iPad Pro de 10.5″ tiene potencia más que suficiente para sustituir a un ordenador en tareas habituales como escribir mensajes de correo electrónico o editar documentos ofimáticos, por lo que el uso de un teclado es algo muy interesante.

Si bien el mayor tamaño de pantalla del iPad Pro de 10.5″ permite mostrar un teclado virtual con teclas más grandes y más separadas, no cabe ninguna duda de que es difícil superar la experiencia de escribir en un teclado físico — además de que deja más espacio libre en la pantalla.

Apple comercializa una funda con teclado llamada Smart Keyboard que está forrado de una tela muy resistente cortada con láser para dar forma a cada tecla y crear la tensión necesaria para la pulsación.

La funda Smart Keyboard se acopla magnéticamente a los conectores de la base del iPad Pro.

A diferencia de otros teclados, este teclado no utiliza una conexión Bluetooth sino que la combinación de nailon y metal crean una tela fina conductora que transmite la energía y los datos en ambas direcciones.

Esto resulta muy cómodo ya que no hay que preocuparse de activar Bluetooth en el iPad Pro (y desactivarlo después para ahorrar batería) ni tampoco es necesario emparejar el teclado con el iPad Pro. Además, el teclado no lleva pilas sino que, simplemente, funciona.

En las pruebas que hemos realizado, resulta muy agradable escribir utilizando este teclado. No obstante, echamos de menos que el tablet no pueda apoyarse con distintos ángulos al utilizar el teclado y que las teclas no estén retroiluminadas.

iOS sigue sin ser compatible con el uso de un ratón, por lo que el Smart Keyboard no cuenta con un touchpad. Sería muy interesante que Apple incorporase el soporte de ratón para utilizarlo cómodamente junto con un teclado en ciertas aplicaciones.

El teclado Smart Keyboard tiene un precio bastante elevado, ya que cuesta EUR 179.

Precio y competidores

El iPad Pro de 10.5″ no es un dispositivo barato, pero tampoco es excesivamente caro si lo comparamos con otros dispositivos de Apple. Los precios del iPad Pro de 10.5″ en España son los de la siguiente tabla:

 iPad Pro  de 10.5″  64GB 256GB  512GB 
WiFi  729 € 829 € 1.049 €
WiFi + 4G  889 € 989 €  1.209 €


Si lo comparamos con el precio del iPhone 7 de 4.7″, a la venta a partir de EUR 769, no parece un precio desorbitado para un dispositivo con pantalla mucho más grande y mayor rendimiento.

El problema viene cuando comenzamos a sumar el precio de los accesorios ya que, como hemos comentado, los precios del Apple Pencil y del Smart Keyboard son elevados.

Además, a día de hoy es difícil que el iPad Pro sustituye a un ordenador portátil — no por falta de potencia sino por las características del sistema operativo — por lo que no parece probable que podamos ahorrarnos un ordenador personal en la mayoría de los casos.

Samsung Galaxy Tab S3 (izqda.) y iPad Pro 10.5″ (dcha.)

 

Si andas buscando un tablet de gran potencia, un competidor natural del iPad Pro de 10.5″ es el Surface Pro de Microsoft, que cuenta con una pantalla más grande, de 12.3″, con densidad de píxeles de 267 ppp, procesador Intel core m3/i5/i7, 4/8/16GB de RAM, y además incluye un lápiz sin coste adicional.

Corre Windows 10 y está disponible a partir de EUR 949, así que no es barato. La aproximación de Microsoft, sin embargo, es diferente a la de Apple ya que el Surface Pro es un ordenador completo con Windows 10, mientras que el iPad Pro no corre macOS sino iOS. Mientras que existen muchas aplicaciones adaptadas al formato táctil para iOS, el número es mucho más escaso para Windows 10.

Dentro de los tablets de un tamaño similar, encontramos el Samsung Galaxy Tab S3, un tablet de 9.7″ con resolución 2048 x 1536 píxeles, procesador Snapdragon 820 de cuatro núcleos a 2.15/1.6GHz, 4GB de RAM y Android. Su precio es de [amazon template=precio&asin=B06XP23XQG] e incorpora un S Pen.

Es un tablet muy interesante a nivel de especificaciones técnicas pero corre Android, por lo que el número de apps con un interfaz adaptado a la gran pantalla es menor.

Por último, no podemos dejar de mencionar el iPad (2017) (desde EUR 399), ya que ambos tablets son parecidos en diseño y características. Si el uso que vas a dar al tablet es navegación web y juegos, el iPad es una mejor opción ya que puede desempeñar estas tareas igual de bien y además es más barato.

En caso de que estés pensando utilizar el tablet conjuntamente con el lápiz o teclado para tareas de productividad — como edición de textos, imágenes o vídeo — o que vayas a aprovechar sus mejores cámaras de fotos, pantalla o altavoces, resulta mejor idea hacerse con el iPad Pro de 10.5″.

iPad Pro 10.5″ (izqda.) y iPad Pro de 9.7″ (dcha.)

 

Conclusiones

Apple lanzó hace unos meses el nuevo iPad (2017) con unas especificaciones muy interesantes y un precio realmente atractivo.

Si bien la mayoría de los usuarios no necesitan más potencia que la que aporta el iPad (2017), aquellos que no solamente buscan consumir contenidos, sino también crearlos o editarlos, encontrarán en el iPad Pro de 10.5″ un excelente aliado.

El aspecto del nuevo iPad Pro es idéntico al de los modelos anteriores. A pesar de que este diseño tiene ya un cierto tiempo, podemos decir que ha «envejecido» bastante bien, ya que sigue siendo un dispositivo con una apariencia muy atractiva.

El iPad Pro de 10.5″ llega con una pantalla algo más grande que su predecesor, pero Apple ha conseguido mantener las dimensiones y peso del tablet dentro unos límites razonables gracias unos marcos laterales más estrechos. Esto hace que el iPad Pro de 10.5″ siga siga siendo un dispositivo que se puede transportar con mucha comodidad.

Además de incrementar el tamaño de la pantalla, Apple ha aumentado el brillo máximo del panel hasta los 600 nits. El brillo de la pantalla unido a su baja reflectividad hacen posible utilizar el tablet a plena luz del día sin grandes dificultades.

La nueva pantalla del iPad Pro de 10.5″ es compatible con HDR, ya que es capaz de reproducir una gama de colores más amplia. Lamentablemente, no hemos conseguido reproducir ningún contenido HDR, ya que la apps de YouTube, Netflix y Amazon todavía no parecen haber sido actualizadas para soportar este formato.

Otra de las mejoras de la pantalla es la tecnología Pro Motion, que incrementa la tasa de refresco hasta 120 Hz. Esto hace que los textos en movimiento (por ejemplo, al hacer scroll) sean más legibles y reduce el retardo del Apple Pencil prácticamente a cero.

 

El rendimiento del iPad Pro de 10.5″ es espectacular gracias a que incorpora el nuevo procesador A10X con seis núcleos y ha doblado la memoria RAM hasta 4GB. El rendimiento al utilizar apps avanzadas de edición de fotografía y vídeo es excelente, como si estuviéramos en un PC, y el desempeño tampoco decae a la hora de disfrutar de juegos 3D exigentes u otras aplicaciones.

Apple mantiene que el iPad Pro puede ser sustituir a un ordenador y no dudamos de que tenga potencia de sobra para hacerlo. Ahora bien, iOS aún presenta ciertas limitaciones, sobre todo en multi-tarea, que hacen que sea complicado que pueda reemplazar a nuestro ordenador con Windows o macOS.

En todo caso, iOS 11 superará algunas de estas limitaciones con un administrador de ficheros, gestos de arrastrar y soltar, un dock rediseñado, etc. Es posible que, cuando llegue la nueva versión de iOS, algunos usuarios sí que se planteen sustituir su ordenador por un iPad Pro de 10.5″.

Un aspecto a destacar en el iPad Pro 10.5″ es la calidad de sonido.

El tablet cuenta con cuatro altavoces estéreo que emiten sonido con gran profundidad y, además, la presencia de dos altavoces a cada lado significa que cuando vemos películas o escuchamos música, el sonido llega por ambos lados

Las cámaras del iPad Pro de 10.5″ son otro de sus puntos fuertes ya que cuentan con las mismas especificaciones que las del iPhone 7.

Aunque no es habitual tomar fotografías con el tablet, Apple va a incluir en iOS 11 nuevas funciones de captura de notas con la cámara y Realidad Aumentada que incrementarán su utilidad.

El iPad Pro está pensado para crear contenidos, por lo que posee dos accesorios muy interesantes: el Apple Pencil y el Smart Keyboard.

El Apple Pencil resulta un accesorio especialmente útil para diseñadores gráficos, pero también para tomar notas manuscritas con el tablet, especialmente ahora que el retardo al escribir o dibujar es prácticamente cero gracias a Pro Motion.

El teclado Smart Keyboard es todavía más útil, ya que permite teclear cómodamente sin necesidad de conectarlo por Bluetooth y además protege la pantalla del tablet.

 

El iPad Pro de 10.5″ tiene un precio bastante elevado, ya que se comercializa a partir de 729€ (WiFi, 64GB) y puede llegar hasta los 1.209€ (WiFi+4G, 512GB). Si añadimos los accesorios Apple Pencil y Smart Keyboard, el precio supera al de muchos portátiles.

¿Merece la pena el iPad Pro de 10.5″? Si vas a utilizar el tablet únicamente para navegar por Internet, visitar redes sociales y disfrutar de vídeos, el iPad (2017) es una opción igualmente válida con un precio mucho más asequible.

Ahora bien, si vas a utilizar el tablet para tareas de productividad (edición de texto, tomar notas manuscritas, retoque fotográfico, diseño gráfico, etc.), el iPad Pro de 10.5″ con sus accesorios es el mejor tablet que puedes comprar.

Lo mejor:

  • Excelente construcción en aluminio con un cuerpo delgado y un diseño muy atractivo.
  • Excelente pantalla de 10.5″ con resolución Retina, brillo elevado, buenos ángulos de visión, gran fidelidad de color, pocos reflejos, tono de color ajustable a la iluminación ambiente y elevado refresco de pantalla
  • Rapidez y fluidez en el manejo del interfaz, juegos, y aplicaciones exigentes gracias al espectacular rendimiento de su procesador A10X
  • Sistema operativo iOS 10 que incorpora algunas funcionalidades especialmente pensadas para este tablet como Split View, y más que están por llegar con iOS 11
  • Accesorios Apple Pencil y Smart Keyboard muy útiles para tomar notas, diseñar gráficos, etc. aunque tienen un precio elevado
  • Ecosistema amplio de aplicaciones adaptadas a pantalla táctil y Apple Pencil, y poco a poco irán apareciendo más
  • Sonido de alta calidad y potencia a través de los cuatro altavoces, que disfrutarás especialmente al ver películas o escuchar música
  • Cámaras frontal y trasera con una calidad de imagen idéntica a la del iPhone 7, incluso con capacidad de grabar vídeo en formato 4K y tomar fotos Live Photos
  • Lector de huella dactilar Touch ID de segunda generación con reconocimiento muy rápido

Lo peor:

  • iOS todavía presenta limitaciones que impiden que el iPad Pro de 10.5″ haga las veces de un ordenador portátil, sobre todo en sus capacidades multi-tarea.
  • Tiempo elevado de carga de la batería con el cargador estándar
  • Ausencia de ranura de expansión de almacenamiento, lo que nos obliga a escoger entre alguno de los tres modelos: 64, 256 o 512 GB
  • Ausencia de la tecnología de pantalla sensible a la presión (3D Touch)
  • Sin resistencia al agua
  • Precio elevado, especialmente si añadimos los accesorios Apple Pencil y Smart Keyboard

Nota: El iPad Pro de 10.5″ ha sido proporcionado amablemente por Apple para la realización de este análisis 

💾 ¡Chollo! Llévate Windows 10 "gratis" y más ofertas en productos Microsoft [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario