Quitar este panel

iPad Pro (2020) de 11″: Análisis a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

LCD IPS 11" (2388 x 1668 píxeles) HDR a 120 Hz

Procesador

Apple A12Z Bionic

Memoria RAM

6GB RAM

Almacenamiento

64 / 128 / 512 / 1024 GB

Conectividad

Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.0, USB Tipo-C
Conectividad LTE/4G (opcional) con soporte eSIM

Cámara trasera

Gran angular: 12 MP, f/1.8, 24mm, 1/1.7", Dual Pixel PDAF, OIS
Ultra gran angular: 10 MP, f/2.4, 125º
Profundidad: Escáner LiDAR

Cámara frontal

7MP f/2.2

Audio

4 altavoces estéreo

Sistema Operativo

iPadOS 14

Batería

28.65 Wh con carga rápida a 18W

Otros

Reconocimiento facial Face ID
Accesorios Apple Pencil y Magic Keyboard opcionales

Precio

A partir de 879 €
Consulta las ofertas en Amazon 🛒

Nota de Teknófilo
Nota de Usuarios
Puntúa aquí
Diseño
10
8.0
Pantalla
9.5
9.0
Rendimiento
9.8
9.7
Autonomía
9.5
7.7
Sonido
9.5
8.9
Software
9.0
8.7
Cámara
9.0
7.4
Conclusión

El nuevo iPad Pro revalida su título como el mejor tablet que el dinero puede comprar y, con el nuevo Magic Keyboard, está cada vez más cerca de sustituir a un ordenador.

9.5
Nota de Teknófilo
8.5
Nota de Usuarios
13 puntuaciones
Tú has puntuado

👉 No te lo pierdas: Huawei facilita el 💻 teletrabajo con sus nuevos dispositivos [ Entérate ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del iPad Pro de 11″.

Apple presentó a finales de 2018 los iPad Pro de 11″ y 12.9″, que llegaron con grandes novedades como unos marcos mucho más estrechos, reconocimiento facial Face ID y conector USB Tipo-C.

Este año, Apple ha renovado sus tablets más potentes anunciando nuevos iPad Pro de 11″ y 12.9″, que mantienen el mismo diseño que sus predecesores pero traen mejoras en rendimiento y cámaras, así como un nuevo accesorio Magic Keyboard con trackpad incorporado.

Los recién estrenados iPad Pro cuentan con el hardware más avanzado que puedes encontrar en un tablet: pantalla Liquid Retina de 11″ / 12.9″ con HDR y tasa refresco a 120Hz, procesador A12Z, cámaras traseras de 12MP (gran angular) + 12MP (ultra gran angular) + sensor LiDAR de profundidad, cámara frontal de 7MP, reconocimiento facial Face ID y cuatro altavoces estéreo.

He tenido la oportunidad de probar el iPad Pro de 11″ junto con el Magic Keyboard y Apple Pencil durante bastantes semanas y, a continuación, os presento mis impresiones.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. iPadOS 14
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Apple Pencil
  9. Magic Keyboard
  10. Precio
  11. Conclusiones

Diseño y construcción

El iPad Pro de 11″ mantiene el excelente diseño del modelo de 2018, con una pantalla con formato 4:3 rodeada por  marcos muy estrechos y, además, simétricos a  los cuatro lados.

Aunque es evidente que en los smartphones los marcos tienden a desaparecer, en un tablet es necesario que haya un cierto marco alrededor de la pantalla para poder apoyar los dedos sin interferir con lo que estamos viendo.

Al sostener el tablet en horizontal, la cámara TrueDepth que integra el sistema de reconocimiento facial Face ID y la cámara frontal quedan situadas en el marco lateral izquierdo. Su presencia pasa desapercibida y solo caes en la cuenta de que están allí cuando el reconocimiento facial falla porque estás tapando el sensor con la mano.

Ahora que las videoconferencias están tan de moda a causa de la pandemia, no me hubiera importado ver la cámara frontal en el marco superior. De esta forma, la cámara quedaría centrada al utilizar el iPad Pro en horizontal, que es la forma más habitual de emplearlo con herramientas como Zoom, Teams o WebEx, más aún si tienes el teclado Magic Keyboard acoplado.

 

Las esquinas del cuerpo del iPad Pro son redondeadas, así como también lo son las esquinas de la pantalla. El uso de metal en su chasis unibody hace que el iPad Pro sea más resistente que otros tablets con un acabado en cristal pero, aún con todo, debemos tener cuidado ya que los arañazos y los golpes pueden quedar marcados sobre su superficie.

Los bordes laterales del iPad Pro son totalmente planos y nos recuerdan al diseño del iPhone SE de primera generación. Se rumorea que el próximo iPhone podría imitar este diseño y, de hecho, el nuevo iPad Air (2020) anunciado hace unos días ya lo ha hecho.

Si nos fijamos en la parte de atrás, destaca el módulo cuadrado para las cámaras en la esquina superior izquierda, con un aspecto similar al módulo del iPhone 11. Este módulo sobresale ligeramente de la superficie, pero no resulta para nada molesto.

En la parte inferior de la superficie trasera encontramos tres conectores que permiten que el nuevo teclado Magic Keyboard se comunique con el iPad y reciba energía

Dado que he probado el modelo con conectividad celular, en la parte superior e inferior hay unas líneas de antena en color gris oscuro que rompen la uniformidad del aluminio para facilitar la transmisión y recepción de ondas electromagnéticas.

 

En el lateral derecho encontramos los botones de control de volumen y, en el modelo con conectividad móvil, el compartimento para la tarjeta nanoSIM. En el centro encontramos un conector magnético que es el encargado de mantener firme el Apple Pencil (más sobre esto más adelante).

 

En el lateral izquierdo está libre de botones y conectores.

 

En la parte superior encontramos el botón de encendido y dos altavoces.

 

En la parte inferior está el conector USB Tipo-C y los dos altavoces inferiores a ambos lados del conector.

 

El tablet está disponible en dos acabados: plata y gris espacial. Como se puede apreciar en las fotografías, el modelo que he probado es el gris espacial que, en mi opinión, tiene una apariencia muy elegante.

El iPad Pro de 11″ es uno de los tablets más finos y ligeros que podemos encontrar en el mercado, ya que posee un grosor de tan solo 5.9 mm y un peso inferior a medio kilogramo, tan solo 471 / 473 gramos (WiFi / WiFi+Celular).

Lamentablemente, el iPad Pro no es resistente al agua, por lo que debemos tener cuidado de que no se moje. Dado que los iPhone sí que son resistentes al agua, me hubiera gustado que el iPad Pro también contase con esta protección para poder utilizar el tablet en la bañera o cerca del agua, o simplemente poder limpiarlo bajo el grifo cuando se ensucia.

Pantalla

El iPad Pro de 11″ posee un panel LCD IPS al que Apple denomina Liquid Retina. Según la compañía, se trata del panel LCD más avanzado y con la mayor precisión de color de la industria, aunque no puedo negar que nos gustaría ver que Apple diera el salto a los paneles OLED también en los iPad.

La pantalla del iPad Pro de 11″ posee una resolución de 2.388 por 1.668 píxeles, lo que implica la misma densidad de píxeles que encontramos en otras pantallas Retina: 264 ppp.

Esta densidad de píxeles es bastante elevada para un tablet, que se utiliza a una distancia mayor de los ojos que un smartphone. Las imágenes se ven muy nítidas y resulta imposible distinguir los píxeles individuales a simple vista.

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles — rojo, verde y azul — uno a continuación del otro.

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas OLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en forma de rombo.

Matriz RGB formada por sub-píxeles rojo, verde y azul organizados en hileras

 

Además de contar con una buena resolución, la pantalla del iPad Pro de 11″ es compatible con la tecnología de HDR de alto rango dinámico. En concreto, es capaz de reproducir contenidos en formato HDR10 y Dolby Vision.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con HDR, se trata de una tecnología de paneles que permite mostrar unos rangos de color, contraste y brillo más amplios de lo habitual.

Los paneles HDR están diseñados para ir más allá del espacio de color sRGB / Rec. 709 estándar, tratan de cumplir con el estándar DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y apuntan a un espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, sino que se suelen quedar en torno al 60 por ciento, pero muchos paneles sí que se acercan a cubrir el espacio DCI-P3 completo. En concreto, Apple asegura que el iPad Pro cubre el 100% del espacio de color DCI-P3.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo es muy elevado, ya que se encuentra alrededor de los 605 nits según mis propias mediciones. Se trata de un valor similar al que indica Apple en su web (600 nits) y, sin duda, muy alto para un tablet.

Gracias a la laminación integral (no hay una capa de aire entre el cristal y el panel) y la película anti-reflectante, el iPad Pro ofrece un valor de reflectividad de tan solo un 1,8%, lo que significa que es posible utilizar el tablet en exteriores sin demasiados reflejos.

La gama cromática del panel del iPad Pro es excelente ya que cubre un 100% del espacio sRGB. El error medio en la fidelidad de los colores es muy bueno, ya que resulta ser 1.8 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo es 5 dE, de nuevo un valor magnífico.

Resultados de las pruebas sobre la pantalla del iPad Pro

 

Los ángulos de visión de la pantalla son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

El color blanco presenta una temperatura de color de 6.656 ºK, un valor muy cercano al nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que no hay ningún tinte de color dominante en la pantalla.

Para ajustar el balance de blanco a la luz ambiental, el iPad Pro de 11″ cuenta con la funcionalidad True Tone. El dispositivo cuenta con unos sensores de luz ambiental que ajustan automáticamente el balance de blancos en función del color de la luz que ilumina nuestra estancia.

La tecnología True Tone pasa desapercibida la mayor parte del tiempo pero basta con desactivarla para notar la diferencia, sobre todo cuando estamos en un entorno iluminado por luz con cierto tono de color.

El color negro es bastante profundo incluso al nivel máximo de brillo, ya que se encuentra alrededor de 0,38 nits. No es un color negro puro como el que encontramos en una pantalla OLED, pero es bastante bueno para una pantalla LCD. El contraste resulta ser 1.580:1 según mis mediciones.

 

Apple incorpora desde hace tiempo la tecnología Pro Motion, que incrementa la tasa de refresco de la pantalla de 60 a 120 Hz. Esta tecnología es suficientemente inteligente para adaptar la tasa de refresco al contenido que estamos visualizando. Por ejemplo, al reproducir una película a 48 fps, esta tasa pasa a ser de 48 Hz y, si vemos una imagen estática, la tasa disminuye drásticamente para reducir el consumo de batería.

La tecnología Pro Motion se hace notar al hacer scroll en una página web, ya que el contenido en movimiento resulta más legible que en otros dispositivos, así como al movernos por la interfaz o jugar. Donde también se aprecia una mejora importante es a la hora de dibujar con el Apple Pencil, puesto que el retardo desaparece.

Apple  ofrece un modo Night Shift que ajusta automáticamente los colores de la pantalla hacia la parte más cálida del espectro de colores para ayudarte a descansar mejor. Es posible activarlo manualmente o programarlo para que se active a ciertas horas o desde la puesta a la salida del sol.

La pantalla del iPad Pro no se ve alterada al observarla desde un ángulo

Hardware y rendimiento

El iPad Pro cuenta con un potente procesador A12Z Bionic construido en un eficiente proceso de 7 nm con unos 10.000 millones de transistores.

El chip A12Z Bionic posee una CPU de 8 núcleos formada por cuatro núcleos de alto rendimiento y cuatro núcleos de eficiencia. Según Apple, el nuevo diseño térmico mejorado ofrece un mayor rendimiento máximo y un rendimiento sostenido más duradero, aunque no da cifras comparativas respecto al modelo anterior.

Por otro lado, el A12Z Bionic posee una GPU de 8 núcleos, uno más de los que encontramos en el chip A12X Bionic del iPad Pro de 2018. Esto significa que en el apartado gráfico hay una mejora de rendimiento respecto al anterior modelo.

Apple también ha incluido una Neural Engine en el chip A12 Z Bionic para mejorar el rendimiento de IA en aplicaciones como fotografía o Realidad Aumentada. El Neural Engine cuenta con ocho núcleos y puede completar 5 billones de operaciones por segundo, lo que le da una gran ventaja a la hora de, por ejemplo, seleccionar fotografías/vídeos para crear recuerdos, identificar el entorno en tareas de AR o mapear mejor los 50 gestos faciales de los Memoji.

El iPad Pro incorpora el co-procesador M12, que recoge información de sensores como el acelerómetro o giroscopio y descarga a la CPU de la tarea de recogida y procesamiento de estos datos. Esto permite, por ejemplo, que la funcionalidad «Oye Siri» esté activa aún sin estar el iPad conectado a la corriente.

Apple no desvela la cantidad de RAM de sus dispositivos, pero los benchmarks revelan la existencia de 6GB de RAM. Aunque pueda parecer una cantidad escasa en comparación con tablets Android, los dispositivos iOS (y ahora iPadOS) siempre han necesitado menos RAM.

El rendimiento del iPad Pro en los benchmarks bate récords

 

A continuación vamos a ver en distintos benchmarks cómo se comporta el iPad Pro.

En el benchmark AnTuTu v8, el iPad Pro ha obtenido 736.116 puntos, una marca muy similar a la del iPad Pro de 2018 ya que, como hemos comentado, la parte de CPU del A12Z Bionic es la misma. En cualquier caso, se trata de un valor muy elevado que supera a cualquier dispositivo que hayamos probado hasta la fecha.

You can't include multiple times the same chart.

 

En el benchmark Geekbench, el iPad Pro de 11″ obtiene 1.120/4.684 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, un rendimiento excepcional que supera a muchos ordenadores portátiles.

You can't include multiple times the same chart.

 

En cuanto a potencia de gráficos 3D, en el test gráfico GFXBench basados en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el dispositivo ha obtenido unos resultados excelentes, como se puede apreciar en la gráfica.

You can't include multiple times the same chart.

 

En el test gráfico GFXBench con APIs tradicionales, el dispositivo tambièn ha obtenido unos resultados magníficos.

You can't include multiple times the same chart.

 

Los resultados de los benchmarks confirman que el iPad Pro de 11″ ofrece un rendimiento muy elevado que supera ampliamente a cualquier smartphone o tablet que hayamos probado, así como a muchos ordenadores portátiles. Por ello, no es extraño que Apple afirme que el iPad Pro es más rápido que la mayoría de portátiles.

De hecho, cuando Apple anunció en WWDC 2020 que lanzará ordenadores con procesadores propios en lugar de chips de Intel, utilizó para la demostración un ordenador con el chip A12Z Bionic.

En el día a día, el iPad Pro de 11″ responde a nuestras órdenes rápidamente, tanto a la hora de movernos por la interfaz como al utilizar aplicaciones cotidianas. El rendimiento no disminuye al utilizar dos apps a la vez en pantalla dividida, y tampoco se nota una pérdida de rendimiento al utilizar una app mientras otra se descarga y se instala en segundo plano.

La navegación web funciona sin problemas. Las páginas web de escritorio cargan rápidamente y el zoom y scroll funcionan con suavidad incluso con un buen número de páginas web abiertas simultáneamente en distintas pestañas.

Es posible que la mayoría de los usuarios no aprecien el incremento de potencia del iPad Pro de 11″ ya que las aplicaciones más populares — Safari, Twitter, Facebook, Netflix, YouTube, Mapas, etc. — no requieren tanta potencia. Otras como Google Earth se ven beneficiadas por la gran potencia del iPad Pro de 11″, ya que podemos movernos por el mundo en 3D con total suavidad.

Aquellos usuarios que utilicen aplicaciones exigentes sí que agradecerán el incremento de potencia. Aunque todavía no hay muchas apps que aprovechen toda la potencia del iPad Pro de 11″, ya tenemos algunas apps como la versión de escritorio de Photoshop CS que están disponibles para iPadOS.

Tampoco encontraremos ningún problema a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. He tenido la oportunidad de probar a jugar a Fortnite antes de la expulsión en un iPad Air un poco antiguo y en el iPad Pro, y la diferencia de calidad gráfica es abismal. Dado que el iPadOS permite conectar controladores externos como los de PlayStation y Xbox, el iPad Pro puede ser una buena opción para jugar.

Los juegos como Call of Duty se mueven a la perfección en el iPad Pro

 

El iPad Pro de 11″ se comercializa en versiones de 128 , 256, 512 GB y 1024 GB (1 TB). Como es bien sabido, Apple no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante tarjetas micro-SD por lo que debes escoger con cuidado la capacidad que vas a necesitar.

Si bien 128 GB deberían ser suficientes para muchos usuarios, la opción de 256 GB es una mejor apuesta de futuro si planeas descargar películas de gran tamaño, capturar vídeos 4K o editar fotografías en formato RAW.

En el aspecto de conectividad, el iPad Pro ba bien servido gracias a que ofrece Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac (2.4 y 5 GHz), 802.11ax (WiFi 6), LTE/4G, y Bluetooth 5.0.

La conectividad LTE/4G alcanza una velocidad de descarga de hasta 1 Gbps.

Dado que se trata del iPad Pro, me hubiera gustado ver conectividad 5G pero, por el momento, Apple no ha incorporado esta tecnología en ninguno de sus dispositivos.

El iPad Pro de 11″ es compatible con eSIM. En España, los principales operadores — Movistar, Orange, Pepephone, Truphone, Vodafone y Yoigo — figuran como operadores compatibles con la tecnología eSIM de Apple.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de conexión tanto por Wi-Fi como por 4G ha sido satisfactoria.

Se alcanzaron 324 Mbps de bajada y 101 Mbps de subida en Wi-Fi 802.11ac con una conexión de fibra óptica de Vodafone, y 18 Mbps de bajada y 21 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

Como hemos comentado anteriormente, Apple ha incluido el sistema de reconocimiento facial Face ID mediante una cámara TrueDepth situada en el marco de la pantalla del iPad Pro.

El proceso de desbloqueo exige dos movimientos: uno para encender la pantalla (pulsando el botón de encendido o, simplemente, tocando la pantalla) y otro para arrastrar la pantalla hacia arriba.

Dado que la cámara TrueDepth está colocada en uno de los cuatro lados del marco, existe el riesgo de que tapemos la cámara con la mano al sujetar el tablet en horizontal. Cuando eso ocurre, aparece un aviso en pantalla que dice «Cámara tapada» y una flecha que apunta al lugar donde está la cámara para que quitemos la mano.

Lo más rápido para desbloquear el iPad Pro de 11″ es dar un toque en la pantalla y, justo después, arrastrar la pantalla hacia arriba. Si haces los dos movimientos seguidos, verás cómo en la pantalla se abre el candado pero, la mayoría de las veces, el proceso ocurre tan rápido que no lo ves.

El iPad Pro utiliza el reconocimiento facial Face ID para el desbloqueo

 

Apple ha adaptado Face ID para que funcione tanto en horizontal como en vertical. En mi experiencia, Face ID no falla prácticamente nunca en el reconocimiento, siempre que sostengas el iPad Pro delante de tu cara. Ahora bien, si el iPad Pro está apoyado horizontalmente sobre una mesa, tendrás que levantarlo para que la cámara capte tu cara

Una medida de seguridad para evitar desbloqueos involuntarios es que Face ID necesita “tu atención”, lo que significa que el usuario debe tener sus ojos abiertos y mirando al dispositivo para que Face ID actúe. De esta forma, nadie podrá acceder a tu teléfono mientras duermes, por ejemplo.

Otra medida de privacidad que añade Apple es la posibilidad de ocultar el texto de todas las notificaciones (o aquellas que elijamos) en la pantalla de bloqueo hasta que identifica tu cara.

Face ID no solamente permite desbloquear el teléfono sino que también se puede utilizar para realizar pagos con Apple Pay o para acceder a aplicaciones de terceros. Cualquier app que funcione con Touch ID, funciona también con Face ID sin que los desarrolladores tengan que hacer nada.

Batería

Apple indica que el iPad Pro de 11″ cuenta con una batería de 28,65 Wh, lo que equivale a una capacidad de aproximadamente 7.520 mAh.

You can't include multiple times the same chart.

 

Esta capacidad es en torno a un 4% inferior a la del iPad Pro de 11″ de 2018, pero en la práctica no cabe esperar una diferencia apreciable en autonomía respecto a dicho modelo.

Apple indica una autonomía de 10 horas de navegación por Internet vía WiFi (o 9 horas utilizando la conexión de datos móviles) y de reproducción de vídeo o música, exactamente igual que el resto de iPads de la familia.

En mi experiencia, la autonomía del iPad Pro de 11″ está en línea con lo que promete Apple. Con un uso diario esporádico, podrás alcanzar una semana de autonomía sin problema pero, si el uso es continuo, la batería se agotará en 8-10 horas en función del nivel de brillo de la pantalla y el tipo de tareas que realices.

 

Apple abandonó el conector Lightning en el iPad Pro de 2018 en favor de un conector USB 3.1 Gen 2 Tipo-C, lo que permite conectar pantallas externas hasta 5K, cámaras e  instrumentos musicales. También es posible cargar un iPhone (u otro dispositivo) al conectarlo al iPad Pro de 11″ mediante un cable USB-C, así como conectar una unidad de disco externa.

Con el cargador USB-C de 18W incluido, la batería tarda en cargarse completamente unas 2 horas y media, que es una cantidad de tiempo más bien alta. En la gráfica podemos apreciar que el proceso de carga es bastante lineal.

 

A pesar de que iOS incorpora un modo de bajo consumo para ahorrar batería en los iPhone, este modo no parece estar presente en los iPad. Por ello, echamos de menos opciones que nos permitan extender la autonomía del dispositivo. 

iPadOS 14

El iPad Pro de 11″ utiliza iPadOS, el sistema operativo móvil de Apple creado especialmente para tablets.

Aunque iPadOS está basado en iOS, aprovecha el mayor tamaño de la pantalla de los tablets para ofrecer funcionalidades adicionales como la pantalla dividida para ejecutar dos apps a la vez o la carga de páginas web en modo escritorio.

Las apps que vienen instaladas por defecto — Notas, Recordatorios, Libros, Fotos, Casa, etc. — también han adaptado su interfaz al mayor espacio en pantalla. Muchas de ellas incluyen una barra lateral a la izquierda que nos permiten navegar cómodamente mientras vemos el contenido a la derecha.

Libros es una de las apps que forman parte de iPadOS

 

El iPad Pro acaba de actualizar a iPadOS 14, que trae algunas mejoras interesantes con respecto a la versión anterior.

Una de las novedades que trae son widgets de distintos tamaños, que además se pueden agrupar para crear un Grupo Inteligente que, mediante inteligencia artificial, muestran el widget más adecuado en cada momento.

Dada la gran pantalla del iPad Pro, el uso de widgets resulta todavía más útil que en el iPhone, donde restan valioso espacio del escritorio. No obstante, me gustaría poder colocar los widgets en cualquier parte del escritorio como en iOS 14, y no solamente a la izquierda de la primera pantalla.

También me gustaría disponer del cajón de aplicaciones que incorpora iOS 14, ya que que permite organizar las apps en grupos en lugar de tenerlas todas en páginas del escritorio.

 

iPadOS 14 incorpora varios cambios enfocados a que ciertas funciones ya no ocupen toda la pantalla sino que nos permitan seguir viendo el contenido de la pantalla:

  • La interfaz de Siri tiene un diseño más compacto y muestra los resultados en una pequeña zona de la pantalla en la esquina inferior derecha
  • Los avisos de llamada de teléfono, Facetime u otras apps se muestran ahora como un aviso en la parte superior de la pantalla, pudiendo aceptar o rechazar cómodamente.
  • Las búsquedas ahora se realizan en la zona superior de la pantalla, sin abandonar el contenido que estabas viendo. Además, la búsqueda es universal y permite encontrar páginas web, documentos, aplicaciones, contenido de dentro de aplicaciones y más.

La realidad aumentada ha recibido mejoras gracias a ARKit 4 y el nuevo escáner LiDAR del iPad Pro, que permiten hacer mediciones de profundidad más precisas.

Una de las ventajas del escáner LiDAR es que el mapeo del entorno es más rápido que con cámaras convencionales, que te obligan a mover la cámara alrededor del suelo durante unos segundos hasta que identifican las superficies.

El escáner LiDAR también mejora la detección de oclusión, es decir, cuando algo se coloca delante de un objeto virtual. Todavía no es perfecto, pero funciona mucho mejor que en otros dispositivos con cámaras convencionales. A continuación, podemos ver un ejemplo con el iPad Pro y el iPhone 11 Pro.

 

Una de las pruebas del escáner LiDAR que he realizado ha sido colocar animales dentro de mi casa , utilizando los modelos que puedes encontrar al realizar una búsqueda en Google. El resultado es muy bueno ya que es posible acercarte y alejarte, escuchar los sonidos que hace y ver sus movimientos como si estuviera en la habitación.

Resultado en Realidad Aumentada de la búsqueda de animales en Google

 

También he utilizado una app de Realidad Aumentada llamada MagicPlan que permite crear un modelo 3D de una habitación con solo ir apuntando con el iPad a las esquinas del suelo y, más tarde, marcando la altura del techo. Una vez creado el modelo de la sala, es posible añadir muebles para ver cómo quedarían en tu casa.

App Magicplan para crear planos y modelos 3D de tu casa mediante Realidad Aumentada

 

Aunque las posibilidades del sensor LiDAR son enormes, a día de hoy todavía no hay muchas apps que lo aprovechen, por lo que en el día a día no le he sacado mucho partido. No obstante, es bueno saber que está ahí ya que quizás en unos años tengamos más apps que lo aprovechen.

La app Mensajes también ha sido mejorada. Ahora es posible fijar hasta nueve conversaciones destacadas en la parte superior de la lista, añadir una foto, Memoji o emoji a las conversaciones de grupo, responder a un mensaje concreto en una conversación, o mencionar el nombre de alguien del grupo para que aparezca destacado.

La app Mapas ha sido ampliada con guías con restaurantes, comercios y lugares de interés. Puedes guardar las guías para que se actualicen cuando haya sitios nuevos. La app Casa ahora ofrece sugerencias de automatizaciones cuando añades un accesorio HomeKit a tu hogar, permite definir zonas de actividad en las cámaras y ofrece reconocimiento facial en las cámaras para las personas que tengas etiquetadas en tu app Fotos.

El navegador Safari incorpora un nuevo botón Informe de Privacidad para entender mejor las políticas de privacidad de los sitios web que visitas. También te avisa si alguna de tus contraseñas guardadas han quedado al descubierto en una filtración de datos.

Un inconveniente de iPadOS a la hora de hacer videoconferencias es que la cámara frontal se desactiva cuando cambias de app (por motivos de privacidad, supongo). Esto significa que no puedes hacer multitarea ya que, nada más salir de la app (Zoom, WebEx, Teams o similar), el resto de participantes dejan de verte.

Lamentablemente, iPadOS no ofrece soporte multi-usuario, algo que resultaría muy útil en un dispositivo que puede tener un uso familiar. Tampoco permite utilizar una interfaz de escritorio con ventanas flotantes, que resultaría muy útil para trabajar con varias apps a la vez como en un ordenador.

El iPad Pro permite utilizar apps de productividad como Excel

Multimedia

El iPad Pro cuenta con cuatro altavoces de alta fidelidad que están configurados en parejas de altavoces graves y agudos cerca de las esquinas. En función de si el iPad Pro está siendo usado en orientación horizontal o vertical, el sonido que se emite por cada altavoz varía para mantener la separación estéreo.

La calidad del sonido del iPad Pro es excelente, especialmente en comparación con otros tablets que cuentan con altavoces de mucha menor calidad.

Apple ha prescindido del conector de auriculares, por lo que tendremos que utilizar auriculares Bluetooth o recurrir a un adaptador de 3.5 mm a USB-C para conectar auriculares con cable.

Apple no incluye el adaptador de 3.5 mm en la caja del iPad Pro de 11″ sino que lo tenemos que comprar aparte por 10 euros. Por supuesto, también optar por los auriculares AirPods o AirPods Pro de Apple, que se integran perfectamente con iPadOS.

Aunque puedo entender que Apple haya prescindido del conector de auriculares en los iPhone, donde el espacio es mucho más reducido, no tengo tan claro que haya sido buena idea eliminarlo en los iPad.

El iPad Pro cuenta con cinco micrófonos con «calidad de estudio» para llamadas y grabación de vídeo y audio. La realidad es que el audio se captura muy bien, lo cual es especialmente útil ahora que las apps de videoconferencia están tan de moda.

Centrándonos en las aplicaciones multimedia, la app Música reproduce canciones transferidas al teléfono vía la aplicación iTunes, compradas en iTunes Store, almacenadas en iCloud por medio de iTunes Match o mediante la suscripción a Apple Music (9,99€/mes para uso individual o 14,99€/mes para uso familiar).

App Música

 

Cuando el iPad Pro está bloqueado, desde la propia pantalla de bloqueo podemos controlar el reproductor, tanto de la aplicación Música como de otras que tengamos instalada (por ejemplo, Spotify). También podemos controlar la reproducción desde el Centro de Control.

En la sección de Ajustes generales de iPadOS, no en la propia aplicación, podemos controlar algunas opciones de la aplicación Música, como ajustar el ecualizador, limitar el volumen máximo, etc.

El tamaño de la pantalla del iPad Pro y su elevado brillo hacen que se trate de un dispositivo muy adecuado para disfrutar de películas. Dado que la pantalla tiene una relación de aspecto bastante cuadrada, más pensada para la productividad que para ver vídeos, es habitual que se muestren franjas negras bastante anchas por encima y debajo de la imagen.

A la hora de ver películas, podemos hacer uso de apps de vídeo en streaming como YouTube, Netflix, Amazon Prime, HBO, Disney Plus o, por supuesto, Apple TV+. Por alguna razón, YouTube no permite ofrece soporte para HDR en el iPad Pro de 11″, peroen tras apps como Netflix o, por supuesto, Apple TV+, sí que está disponible.

La app Apple TV+ ofrece una excelente calidad de imagen

 

La app de Fotos incluye ajustes para retocar fotografías y también es posible también editar y rotar vídeos de forma muy cómoda. Otra de las novedades que incorpora Fotos es la posibilidad de ocultar fotos muy parecidas o repetidas y mostrar las mejores instantáneas en una nueva vista llamada Días.

La vista Días es muy curiosa porque muestra todas las fotografías y vídeos por días, mostrando animaciones en algunas fotografías tomadas con la funcionalidad Live que guarda un pequeño vídeo antes y después de disparar. También existen vistas de Meses y Años que muestran fotografías destacadas en cada mes o año, que varía dependiendo del día que es hoy.

App Fotos del iPad

 

Fotos reconoce automáticamente la cara de las personas que aparecen en  las fotos y, si asociamos las caras con el nombre de una persona, podemos ver fácilmente todas las fotografías donde aparece esa persona. Resulta sorprendente lo bien que reconoce a la persona correcta.

También hay una pestaña llamada Para ti que ofrece fotografías destacadas y sugiere efectos a aplicar a algunas fotografías, así como los nombres de aquellas personas con las que podrías querer compartir ciertas fotos, en función de la gente que aparece en la fotografía o con la que tienes relación.

Cámara

Apple ha dotado al iPad Pro de 11″ de varias cámaras traseras:

  • Cámara gran angular de 12MP (1/3″) con apertura ƒ/1.8 y enfoque Dual Pixel
  • Cámara ultra gran angular (125°) de 10MP con apertura ƒ/2.4
  • Cámara escáner LiDAR de profundidad

La interfaz de la app Cámara es totalmente minimalista. Si sostenemos el tablet en horizontal, a la derecha tenemos unos iconos que nos permiten activar el modo Live Photos, iniciar una cuenta atrás, fijar el modo de flash y cambiar entre cámaras.

Debajo de estos iconos está el botón de encendido y, justo debajo, podemos ver la última fotografía tomada por la cámara. En la zona inferior derecha podemos escoger entre los modos de disparo: Time-lapse, cámara lenta vídeo, foto, retrato, 1:1 y panorámica.

Apple ha apostado por la sencillez y la app ofrece pocas opciones con las que jugar a la hora de tomar una foto. No ofrece modos predefinidos (nocturno, playa, retrato, etc.), controles manuales (nivel de ISO, velocidad de disparo, balance de blancos, etc.) u otras funcionalidades que encontramos en otros dispositivos. Si buscas controles manuales, tendrán que instalar una app de terceros.

La interfaz de la app Cámara del iPad Pro es muy sencilla

 

Centrándonos en la calidad de  imagen, en condiciones de buena luz la cámara principal del iPad Pro ofrece imágenes con buena nitidez y una correcta reproducción de colores.

Cuando la luz escasea, el ruido hace acto de presencia. Apple ha preferido dejar grano antes que suavizar la imagen con un procesado demasiado agresivo. El resultado es bueno pero está lejos de lo que obtienen los últimos iPhone, que incorporan un modo Noche que mejora mucho el rendimiento con poca luz.

Por alguna razón, Apple no permite tomar fotografías en modo Retrato con la cámara trasera. Esta ausencia me ha sorprendido ya que hubiera pensado que el escáner LiDAR de profundidad podría haber hecho esta tarea más sencilla. Incluso sin él, existen iPhone con una sola cámara que sí que ofrecen modo Retrato.

A continuación podemos ver algunas fotografías tomadas con la cámara principal del iPad Pro.

Fotografías tomadas con la cámara principal del iPad Pro

 

El iPad 11 Pro también posee una cámara ultra gran angular que permite tomar fotografías con una amplio ángulo de visión. Esta cámara está muy indicada para tomar fotografías a monumentos, edificios o grandes grupos de personas.

Esta cámara no posee estabilización óptica y su apertura es más limitada, por lo que el rendimiento en situaciones de poca luz es inferior a la que ofrece la cámara principal.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular del iPad Pro

 

La cámara principal es capaz de grabar vídeo 4K a 60 FPS con sonido estéreo, así como vídeo a cámara lenta a 120 fps en 1080p (o 240 fps a 720p).

A continuación, podemos ver un par de vídeos grabados a [email protected] con la cámara principal y la cámara ultra gran angular. En ambos casos, la calidad de imagen es buena.

 

En cuanto a la cámara frontal, cuenta con un sensor de 7MP con apertura f/2.2 capaz de grabar vídeo 1080p hasta 60 FPS y con el flash Retina que ilumina la pantalla con más brillo del normal para iluminar tu rostro.

Los selfies capturados con el iPad Pro ofrecen una buena calidad de imagen, con colores naturales. Además, gracias a la incorporación de la cámara TrueDepth, la cámara frontal es capaz de tomar fotografías en modo Retrato con una calidad bastante buena, como podemos apreciar en estos ejemplos.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

Apple Pencil

El iPad Pro es compatible con el lápiz Apple Pencil de 2ª generación, un lápiz que permite escribir y dibujar sobre la pantalla de forma cómoda y sin retardo.

La alta tasa de refresco de la pantalla (120 Hz) hace que no se perciba retardo al escribir o dibujar con el Apple Pencil sobre la pantalla del iPad Pro. Así, utilizar el Apple Pencil es como utilizar un lápiz convencional.

El Apple Pencil de 2ª generación ya no es completamente redondo sino que uno de sus lados es plano, lo que evita que ruede al estar apoyado sobre una mesa y acabe cayendo al suelo.

Para cargar el Apple Pencil de primera generación, era necesario retirar la tapita del Apple Pencil e insertar un conector que quedaba descubierto en el puerto Lightning del iPad Pro.

Esto era bastante engorroso ya que dejaba al iPad Pro prácticamente inutilizable durante la carga y, además, corríamos el riesgo de perder la tapa.

Con el Apple Pencil de 2ª generación, basta con acercarlo al lado superior para que quede acoplado magnéticamente y comience a cargar su batería de forma inalámbrica, simplemente por contacto.

Nada más acoplarlo, en la pantalla aparece el nivel de carga que tiene el Apple Pencil.

El acoplamiento entre el Apple Pencil y el iPad Pro es bastante fuerte, por lo que incluso podemos transportarlo mientras se está cargando sin miedo a que se caiga — siempre y cuando no le des algún golpe.

El Apple Pencil queda acoplado magnéticamente a uno de los lados mientras se carga

 

El Apple Pencil posee un sensor en su punta que determina de forma precisa la presión que estás aplicando, de forma que si presionas más fuerte obtienes un trazado grueso mientras que si presionas más suave obtienes líneas más finas.

También cuenta con dos sensores en su punta que calculan el ángulo y la inclinación de tu mano. De esta manera, cuando dibujas o pintas, la pantalla detecta la posición relativa de estos sensores y permite dibujar sombras con solo inclinar el Apple Pencil igual que harías con un lápiz.

El principal uso del Apple Pencil es tomar notas manuscritas con aplicaciones como Notas o GoodNotes, realizar dibujos con apps como Procreate o Autodesk SketchBook, y retocar fotografías con apps como Affinity Photo o Adobe Photoshop CS.

El Apple Pencil es una excelente herramienta para retoque de fotografías

 

Apple también permite utilizar el Apple Pencil con otras aplicaciones de iOS. Es posible, por ejemplo, realizar anotaciones a mano sobre documentos PDF o mensajes de correo electrónico.

Si tocamos la pantalla del iPad Pro con el Apple Pencil mientras está apagada, se abre automáticamente la aplicaciones de Notas para que podamos realizar una anotación rápida.

Otra de las funcionalidades que incorpora el Apple Pencil es la posibilidad de dar dos golpecitos sobre el Apple Pencil para conmutar entre lápiz y goma de borrar en la app de Notas o realizar otra acción en caso de apps de terceros.

iPadOS 14 también trae mejoras al Apple Pencil. Ahora es posible escribir texto manuscrito con el Apple Pencil en cualquier campo de texto, por ejemplo un cuadro de búsquedas de una app, y el sistema lo convierta en letras y números. El reconocimiento de caracteres funciona realmente bien aunque tu letra no sea muy buena.

El reconocimiento de texto ha mejorado y es posible seleccionar texto manuscrito como si hubiera sido escrito con un teclado. Si dibujas una forma estándar, como un cuadrado, iPadOS 14 lo convierte automáticamente a la forma correcta con líneas rectas.

El Apple Pencil tiene un coste algo elevado, ya que podemos encontrarlo en la tienda Apple por 135 €. Como curiosidad, al comprarlo online podemos añadir un grabado con láser personalizado.

Al comprar online el Apple Pencil, podemos añadir un grabado con láser personalizado

 

Por último, en este punto merece la pena notar que al antiguo Apple Pencil de primera generación no es compatible con el iPad Pro, de igual forma que el Apple Pencil de 2ª generación no es compatible con los primeros iPad Pro (pero sí con el de 2018).

La combinación de iPad Pro y Apple Pencil es ideal para tomar notas y hacer dibujos


Magic Keyboard

El iPad Pro tiene potencia más que suficiente para sustituir a un ordenador en tareas habituales como escribir mensajes de correo electrónico o editar documentos ofimáticos, por lo que el uso de un teclado y un ratón es algo muy interesante para mejorar de productividad.

Si bien el tamaño de pantalla del iPad Pro de 11″ permite mostrar un teclado virtual con teclas grandes y separadas, es imposible superar la experiencia de escribir en un teclado físico — además de que deja más espacio libre en la pantalla.

Lo mismo ocurre con el uso de un ratón, que es casi obligado para apps como Excel o Powerpoint que han diseñadas pensando en ordenadores.

Con el nuevo iPad Pro de 11″, Apple ha lanzado una funda con teclado y trackpad llamada Magic Keyboard, que resulta mucho más útil que el Smart Keyboard Folio del iPad Pro anterior.

 

El Magic Keyboard se acopla magnéticamente a los conectores de la parte de atrás del iPad Pro. A diferencia de otros teclados, no utiliza una conexión Bluetooth sino que la energía y los datos se transmiten a través de tres conectores magnéticos.

Esto resulta muy cómodo ya que no hay que preocuparse de activar Bluetooth en el iPad Pro (y desactivarlo después para ahorrar batería) ni tampoco es necesario emparejar el teclado. Además, así el teclado no necesita pilas.

El Magic Keyboard no solamente hace la función de teclado sino que también es una funda que lo protege por ambos lados. Como novedad frente al modelo anterior, el iPad Pro queda flotando en el aire y es posible ajustar la inclinación de forma libre.

Magic Keyboard es tanto un teclado externo como una funda protectora

 

El Magic Keyboard posee un teclado con teclas tradicionales que ofrecen un recorrido adecuado, por lo que la experiencia de escribir no dista mucho de la que tenemos con un teclado convencional, salvo porque las teclas están más juntas que en un portátil.

Una mejora interesante es que las teclas están ahora retroiluminadas, lo que resulta muy útil cuando estás escribiendo en un entorno poco iluminado.

Además, el Magic Keyboard incluye un trackpad que permite manejar las apps con un puntero como el de un ratón. Esto es especialmente útil en apps de ofimática como Word, Powerpoint o Excel, que fueron diseñadas para ser utilizadas con un ratón.

Por último, el Magic Keyboard incorpora un conector USB-C que permite dotar de energía al iPad Pro cuando está acoplado. La ventaja respecto a conectar el cable directamente al iPad Pro es que podemos desacoplarlo y acoplarlo cómodamente sin tener que estar poniendo y quitando el cable. Además, podemos utilizar el puerto USB-C del dispositivo para conectar un disco duro externo.

El teclado Magic Keyboard cuesta 339 € y, aunque es bastante caro, en mi opinión es un accesorio muy recomendable para sacar el máximo provecho al tablet si lo vas a utilizar para crear contenidos.

Precio y competidores

Los precios del iPad Pro en España son los de la siguiente tabla:

64 GB 256 GB 512 GB 1 TB
iPad Pro 11″ WiFi 879 € 989 € 1.209 € 1.429 €
iPad Pro 11″ WiFi + Cellular 1.049 € 1.159 € 1.379 € 1.599 €
iPad Pro 12.9″ WiFi 1.099 € 1.209 € 1.429 € 1.649 €
iPad Pro 12.9″ WiFi + Cellular 1.269 € 1.379 € 1.599 € 1.819 €

Adicionalmente, debemos sumar los precios de los accesorios Apple Pencil (135 €) y Magic Keyboard (339 €), en caso de que queramos alguno de los dos.

 

Si andas buscando un iPad potente, otra opción interesante dentro de Apple es el nuevo iPad Air (desde 649 €) con pantalla LCD de 10.9″, procesador A14 Bionic, 64/256GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP, cámara frontal de 7MP, lector Touch ID integrado en el botón de inicio y altavoces estéreo.

Si andas buscando fuera del ecosistema de Apple, un competidor natural del iPad Pro de 11″ es el Samsung Galaxy Tab S7 (699€), un tablet con pantalla LCD de 11″, procesador Snapdragon 865+, 6/8GB de RAM, 128/256/512GB de almacenamiento, cámara trasera de 13MP (gran angular) + 5MP (ultra gran angular), cámara frontal de 8MP, 4 altavoces y batería de 8.000 mAh con carga rápida a 45W.

Conclusiones

El iPad Pro de 11″ posee un atractivo cuerpo de aluminio muy fino (tan solo 5.9 cm. de grosor), unos bordes laterales planos y unos marcos muy estrechos alrededor de la pantalla que permiten sujetarlo comodidad sin tapar el contenido.

Apple ha incorporado el sistema de reconocimiento facial Face ID integrando una cámara TrueDepth en el marco izquierdo (si lo vemos en horizontal) que permite desbloquear el iPad Pro tanto en horizontal como en vertical.

Para desbloquear el iPad Pro, basta con dar un toque sobre la pantalla para encenderla o pulsar el botón de encendido y arrastrar hacia arriba. El reconocimiento funciona de manera rápida, fiable y, sobre todo, segura.

Dada la popularidad de las videoconferencias durante la pandemia, quizás hubiera sido buena idea colocar la cámara frontal en el marco superior para que quedara centrada al utilizar apps tipo Zoom en horizontal o cuando tienes el accesorio Magic Keyboard acoplado.

Hablando de videoconferencias, un inconveniente de iPadOS es que la cámara frontal se desactiva cuando cambias de app (por motivos de privacidad, supongo), por lo que no puedes hacer multitarea ya que en cuanto sales de la app (Zoom, WebEx, Teams o similar), los demás participantes dejan de verte.

 

El iPad Pro de 11″ cuenta con un panel LCD IPS llamado Liquid Retina, que ofrece una densidad de píxeles más que suficiente (264 ppp) para ver los contenidos con nitidez. El excelente brillo máximo de la pantalla (605 nits según mis mediciones) unido a su baja reflectividad hacen posible disfrutar del tablet en exteriores sin muchas dificultades.

La pantalla del iPad Pro ofrece una amplia gama cromática (cubre el 100% del gamut DCI P3) y es compatible con contenido HDR. No puedo negar que me hubiera gustado ver un panel OLED con negros profundos, pero las pantallas LCD de Apple son de lo mejor del mercado.

Otra de las características reseñables de la pantalla del iPad Pro es la tecnología Pro Motion, que incrementa la tasa de refresco hasta 120 Hz. Esto hace que los textos en movimiento (por ejemplo, al hacer scroll) sean más legibles y reduce el retardo del Apple Pencil prácticamente a cero.

 

El rendimiento del iPad Pro es espectacular, superando a todos los dispositivos móviles y muchísimos portátiles del mercado en los benchmarks.

La clave de este rendimiento es el procesador A12Z con ocho núcleos de CPU y ocho núcleos de GPU, que viene acompañado por 6 GB de RAM. Aunque el salto respecto a su antecesor en términos de potencia no es muy grande, se trata de un procesador muy potente que mueve con suavidad apps exigentes de edición de fotografía y vídeo, así como juegos 3D o apps de Realidad Aumentada.

Hasta ahora, la potencia de los iPad Pro ha estado en gran parte desaprovechada pero cada vez vemos más aplicaciones de escritorio que dan el salto al iPad Pro. La app Adobe Photoshop CS ya está disponible con funcionalidades equivalentes a las de escritorio, y las apps de Office 365 (Word, Excel, Powerpoint) también son muy funcionales, aunque aún no igualan en funcionalidades a las de escritorio.

El iPad Pro de 11″ posee un conector USB-C que permite conectar pantallas externas hasta 5K, cámaras, tarjetas SD, instrumentos musicales, teclados/ratones o un disco duro externo. También es posible cargar un iPhone (u otro dispositivo) si lo conectamos mediante un cable USB-C.

Apple mantiene que el iPad Pro puede ser sustituir a un ordenador y, sin duda, tiene potencia de sobra para hacerlo. iPadOS aún presenta algunas limitaciones a la hora de trabajar con varias apps a la vez, ya que no es posible tener ventanas flotantes, pero cada vez estamos cerca.

 

Un aspecto a destacar en el iPad Pro es la excelente calidad de sonido. El tablet cuenta con cuatro altavoces cerca de las esquinas, cada uno de los cuales combina un altavoz de graves y agudos. El sonido que emiten es potente y bastante profundo para ser un dispositivo tan fino.

Lamentablemente, Apple no incorpora un conector de auriculares de 3.5 mm. — una decisión que no es tan fácil de justificar en el caso del iPad Pro como en los iPhone, donde el espacio es mucho más reducido.

Las cámaras son otro de los puntos fuertes del iPad Pro ya que cuenta con una lente principal con apertura f/1.8, así como una lente ultra gran angular (125º) de 10MP con apertura f/2.4.

Aunque no es habitual usar un iPad Pro como cámara de fotos, las aplicaciones de Realidad Aumentada se benefician de la calidad de la cámara. La cámara frontal también ofrece una buena calidad de imagen y, gracias a la cámara TrueDepth, es posible tomar capturas en modo Retrato.

Además de estas cámaras, Apple ha incluido un sensor LiDAR que permite medir la profundidad y mejorar el rendimiento de las apps de Realidad Aumentada.

A día de hoy todavía no hay muchas apps de Realidad Aumentada pero Apple ha apostado fuerte por esta tecnología y cabe esperar cada vez más aplicaciones.

Una de las ventajas de LiDAR es que el escaneo de la superficie es más rápido que con las cámaras convencionales, que te obligan a pasar unos segundos moviendo la cámara alrededor del suelo.

También mejora la detección de oclusión, es decir, cuando algo se coloca delante de un objeto virtual y lo tapa parcialmente.

He tenido oportunidad de probar el sensor LiDAR en algunos juegos como Angry Birds AR o apps como MagicPlan, que permite crear un plano de tu casa con solo ir apuntando a las esquinas y el funcionamiento es sorprendente. En el día a día, sin embargo, no le he dado mucho uso a este sensor.

El iPad Pro está pensado para crear contenidos, por lo que posee dos accesorios muy interesantes: el Apple Pencil y el Magic Keyboard.

El Apple Pencil resulta muy cómodo tanto para diseñadores gráficos como para usuarios normales que quieren tomar notas manuscritas.

El iPad Pro es compatible con el Apple Pencil de segunda generación que debutó en 2018. Cuenta con bordes planos para no rodar por la mesa y un sistema de carga por contacto que permite cargarlo con solo acercarlo a uno de los lados del iPad Pro, quedando sujeto por imanes.

Además, el Apple Pencil ofrece una función de doble toque para activar ciertos atajos en las aplicaciones y, desde iPadOS 14, podemos escribir texto manuscrito en cualquier campo de texto y se convierte automáticamente.

El Magic Keyboard supone un cambio importante respecto al Smart Keyboard Folio de 2018. El nuevo teclado cuenta con teclas retroiluminadas con un recorrido más agradable y un trackpad que permite manejar las apps con ratón, lo que resulta muy útil en apps como Excel o Powerpoint, por ejemplo.

El Magic Keyboard también permite ajustar el ángulo de inclinación del iPad Pro, que ahora queda flotando sobre el teclado. Incorpora un conector USB-C, lo que da mucha flexibilidad a la hora de acoplar/desacoplar el iPad Pro sin andar quitando/poniendo el cable, y permite conectar un disco duro u otro periférico mientras el tablet se está cargando a través de los conectores traseros.

Como era de esperar dadas sus características, el precio del iPad Pro es bastante elevado. El iPad Pro de 11″ se comercializa a partir de 879€ (WiFi, 64GB) y puede llegar hasta los 1.599€ (WiFi+4G, 1TB). Si añadimos los accesorios Apple Pencil y Smart Keyboard, el precio supera al de muchos portátiles.

 

¿Merece la pena comprar el iPad Pro de 11″? Si vas a utilizar el tablet únicamente para navegar por Internet, visitar redes sociales y ver películas/series, los últimos iPad y iPad Air de 2020 son opciones muy válidas con un precio más asequible.

Ahora bien, si vas a utilizar el tablet para tareas de productividad (escribir o editar documentos, tomar notas manuscritas, utilizar apps exigentes de retoque fotográfico o diseño, conectar periféricos, etc.), el iPad Pro de 11″ con sus accesorios es el mejor tablet que el dinero puede comprar.

Lo mejor:

  • Diseño con marcos estrechos rodeando la pantalla y una excelente construcción de aluminio.
  • Pantalla de 11″ con resolución Retina, brillo elevado, buenos ángulos de visión, gran fidelidad de color, pocos reflejos, temperatura de color ajustable a la iluminación ambiente y elevado refresco de pantalla.
  • Rapidez y fluidez en el manejo del interfaz, juegos, y aplicaciones exigentes gracias al espectacular rendimiento de su procesador A12Z Bionic.
  • Reconocimiento facial Face ID que funciona tanto en horizontal como en vertical.
  • Gran cantidad de aplicaciones adaptadas a pantalla del iPad Pro y el Apple Pencil, entre ellas Adobe Photoshop CS.
  • Sonido de alta calidad y elevada potencia a través de los cuatro altavoces, que disfrutarás especialmente al ver películas o escuchar música.
  • Cámaras frontal y traseras (gran angular y ultra gran angular) con buena calidad.
  • Escáner LiDAR para mejorar el funcionamiento de apps de Realidad Aumentada gracias a un reconocimiento más rápido del entorno, una medición más precisa de distancias y una mejor detección de situaciones oclusión (un objeto tapa a otro virtual)
  • Conector USB Tipo-C que permite conectar una pantalla externa, tarjetas SD, cámaras, instrumentos musicales, teclado/ratón o discos duros externos.
  • Soporte para Apple Pencil, quer permite dibujar y escribir sobre la pantalla como si fuera un lápiz real.
  • Nuevo Magic Keyboard que ofrece un teclado completo retroiluminado con trackpad, ajuste de inclinación y conector de carga.
  • Autonomía elevada.

Lo peor:

  • iPadOS todavía presenta algunas limitaciones frente a un sistema operativo de escritorio, sobre todo en multi-tarea. Muchas apps aún no ofrecen las mismas funcionalidades que la versión de escritorio.
  • Ausencia de ranura de expansión de almacenamiento, lo que nos obliga a escoger entre alguno de los cuatro modelos.
  • Sin conector de auriculares de 3.5mm
  • Precio elevado, especialmente al añadir los accesorios Apple Pencil y/o Magic Keyboard

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario
  • Erick
    21 septiembre 2020 at 23:14

    Muy buen análisis. La verdad yo tengo esta tablet y cumple de sobra para las tareas cotidianas. Se siente de muy buena calidad.

Deja un comentario