iPad Pro de 12.9″: Análisis a fondo y opinión


🎁 ¿Vas a comprar un OnePlus 7 / 7 Pro? Aquí tienes 10€ de descuento para la tienda oficial [ Descuento 10€ ]

Pantalla

El iPad Pro posee una pantalla de 12.9″ que ofrece un 78 por ciento más de superficie visible que el iPad Air 2. Debajo del cristal Apple ha incorporado un nuevo subsistema Multi-Touch capaz de detectar los toques de los dedos y del lápiz Apple Pen.

La pantalla del iPad Pro posee un panel LCD IPS con una resolución de 2732 x 2048 píxeles, lo que implica la misma densidad de píxeles que encontramos en otras pantallas Retina: 264 ppp.

Esta densidad de píxeles es bastante elevada, aunque se ve superada por algunos tablets con sistema operativo Android.

[table id=15 /]

 

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles rojo-verde-azul uno a continuación del otro.

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas AMOLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en forma de rombo.

iPad Pro - Matriz RGB

Pantalla RGB del panel LCD del iPad Pro

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo es bastante elevado, ya que se encuentra alrededor de los 420 nits según nuestras propias mediciones. Se trata de un valor bastante alto para un tablet, similar al de un iPad Air 2. Con estos niveles de brillo no debería ser complicado utilizar el tablet en exteriores.

La gama de colores del panel del iPad Pro es adecuada ya que cubre un 98.4% del espacio sRGB. Como era de esperar, carecen de la viveza que encontramos en las pantallas AMOLED.

El error medio en la fidelidad de los colores es extremadamente bueno, 2.5 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 4.9 dE, de nuevo un valor excelente.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.104 ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tono azulado que es ligeramente apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador, si tenemos al lado otra pantalla de referencia con la que comparar. El valor de gamma es de 2,35.

El color negro es bastante profundo al nivel máximo de brillo, ya que se encuentra alrededor de 0,25 nits. No es un color negro absoluto como el que encontramos en una pantalla OLED, pero es bastante bueno para una pantalla LCD. El contraste resulta ser 1.652:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Apple ha incorporado por primera vez una tasa de refresco variable. Si el contenido es estático, reduce a la mitad el número de veces que actualiza la pantalla – 30 en lugar de segundo – y de esta forma reduce el consumo de energía.

En definitiva, se trata de una pantalla que nos ha dejado muy buen sabor de boca, con un nivel de brillo máximo elevado y una reproducción de colores muy realista, algo que apreciarán aquellos que vayan a utilizar el tablet para trabajos de imagen.

iPad Pro - 3