Quitar este panel

Análisis y opinión de los auriculares LG Tone Free FN7

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

En los últimos años, se han popularizado los auriculares inalámbricos con cancelación activa de ruido, ya que permiten disfrutar de la música sin ruidos externos.

LG ha lanzado recientemente sus auriculares LG Tone Free, que ofrecen cancelación activa de ruido en un diseño muy compacto. Además, estos auriculares llegan con un estuche de carga que, según la compañía, puede eliminar e 99,9% de las bacterias.

El precio de los LG Tone Free es 178,85€ en la web de LG, pero puedes encontrarlos por solo 🛒 152€ en Amazon.

He tenido oportunidad de probar a fondo los nuevos LG Tone Free durante varias semanas y, a continuación, os presento mi análisis a fondo.


Diseño y construcción

Los LG Tone Free llegan con un estuche circular de plástico muy compacto, que contrasta con las formas ovaladas que solemos encontrar en otros auriculares. Al igual que los auriculares, está disponible en colores blanco y negro.

Este estuche no solamente permite guardar los auriculares cuando no estamos utilizándolos sino que además los cargan gracias a su batería integrada y, como veremos más adelante, eliminan las baterias.

El estuche es lo bastante pequeño como para que quepa en un bolsillo y cuenta con unos imanes que hacen que los auriculares no se salgan ni siquiera al colocar el estuche boca abajo. La tapa se cierra con firmeza, por lo que no hay peligro de que se salgan.

En la parte de delante, encontramos un indicador luminoso que aporta información sobre el estado de la carga; en el lateral, hay un botón que permite emparejar los auriculares con un nuevo dispositivo o comprobar el estado de carga; y en la parte trasera está el conector USB Tipo-C para cargar los auriculares.

El pequeño tamaño de los auriculares hace que puedas perderlos, por lo que mi consejo es que, cuando no los utilices, te acostumbres a guardarlos en el estuche.

Los auriculares LG Tone Tone poseen un diseño similar a otros auriculares de este tipo, con un cuerpo con una superficie táctil y un «palito» que sobresale del cuerpo principal y que posee los contactos de carga en el extremo.

 

El extremo que se introduce en el oído posee almohadillas hipoalergénicas de gel de silicona con un nuevo diseño en espiral que, según la compañía, aumenta el confort y mejora la cancelación activa del ruido. LG incluye almohadillas en tres tamaños — por defecto vienen puestas las de tamaño mediano — y es importante que elijas el tamaño de almohadilla que mejor se ajusta a tu oído (mediano en mi caso).

Aunque algunos auriculares ofrecen la posibilidad de hacer una prueba de ajuste de almohadillas desde el propio smartphone, esta opción no está disponible en los LG Tone Tone.

En mi experiencia, los auriculares LG Tone Tone resultan muy cómodos en el oído incluso después de varias horas y, por supuesto, se mantienen en su sitio aunque hagas movimientos bruscos, por lo que puedes utilizarlos en el gimnasio. Ahora bien, si notas que la cancelación de ruido no es óptica, es buena idea girarlos un poco en el oído para lograr un mejor aislamiento.

Los LG Tone Tone son resistentes al agua y al sudor en entrenamientos y deportes no acuáticos gracias a que poseen calificación IPX4, lo que significa que resisten chorros de agua con baja presión.

 

Como novedad, el estuche de carga está equipado con luz ultravioleta que mata el 99.9% de las bacterias mientras el estuche esté enchufado y cargando. Los auriculares quedan limpios y libres de bacterias después de cada carga.

Como curiosidad, al abrir el estuche, se ve una luz de color azul, pero esta luz es únicamente decorativa ya que la luz ultravioleta es invisible y se activa con el estuche de carga completamente cerrado.


Configuración y uso

La configuración inicial de los LG Tone Free es sencilla. Basta con abrir el estuche y pulsar el botón lateral para que se active el modo emparejamiento. Desde cualquier dispositivo, es posible conectar os auriculares utilizando la función de búsqueda de dispositivos Bluetooth cercanos.

En mi caso, he tenido oportunidad de utilizar los LG Tone Free desde un iPhone 12 Pro, un Xiaomi Mi 11 Ultra y un ordenador con Windows 10. En este último la configuración ha sido realmente sencilla ya que no ha sido necesario ni siquiera buscar dispositivos Bluetooth — el ordenador ha encontrado y configurado los auriculares.

LG ofrece una app para Android e iOS que resulta muy útil para conocer el estado de carga preciso de los auriculares, ajustar el ecualizador de sonido, controlar la cancelación de ruido, ajustar el volumen, bloquear y personalizar el panel táctil, configurar las notificaciones, encontrar los auriculares y actualizar el software.

 

Nada más introducir los auriculares en los oídos, se escucha un ding-dong que nos indica que ya están listos para funcionar. Por supuesto, cuentan con detección de inserción en el oído, de forma que la reproducción de pausa cuando te los quitas y se reanuda cuando te los vuelves a poner.

Los auriculares incluyen un sensor de presión en la zona exterior que admite tres tipos de toque: pulsación simple, doble y triple. Es configurar la acción que queremos que se realice con cada toque en cada auricular: reproducir/parar, comando de voz, subir el volumen, bajar el volumen, pista anterior, pista siguiente y abrir.

Un aspecto que me gusta especialmente es que los auriculares responden con unas pequeñas vibraciones (tantas como toques hayas realizado) para que tengas confirmación de que ha recibido la orden y que es la correcta.

Una pulsación larga alterna entre la cancelación de ruido total o el modo de sonido ambiental. En el modo de cancelación de ruido total, se hace uso de dos micrófonos para reducir y cancelar el ruido exterior, de forma que podamos centrarnos en la música o el sonido que estamos escuchando.

Con el modo de cancelación de ruido total, los LG Tone Free consiguen atenuar en gran medida el ruido del entorno, especialmente en lugares con ruido de fondo constante, como la cabina de un avión, el vagón de un tren o en casa con la lavadora funcionando, etc. Si el ruido de fondo es más errático — por ejemplo, una conversación entre dos personas al lado o música — la cancelación no es tan efectiva.

 

Uno de los inconvenientes de los auriculares con almohadilla es que el aislamiento del sonido exterior es tan fuerte que resulta difícil interactuar con otras personas sin quitártelos. En los LG Tone Free, puedes mantener pulsado el sensor de presión epara conmutar al modo de sonido ambiental.

En el modo de sonido ambiental, el sonido captado por los micrófonos se reproduce en tu oído sin ningún tipo de cancelación, por lo que puedes escuchar a otras personas perfectamente. Este modo es más apropiado que el modo apagado si quieres hablar con alguien, ya que en este último todo se escucha amortiguado por el aislamiento que producen las almohadillas en el oído.

En cuanto a la calidad del sonido, LG se ha asociado con la firma MERIDIAN para ofrecer un sonido realista y envolvente.El procesamiento espacial de auriculares (HSP) de Meridian simula la experiencia de escuchar altavoces reales, y ofrece voces con una gran claridad.

LG también ofrece un ecualizador de ocho bandas en la app que permite personalizar el sonido a tu gusto. Incluye cuatro ajustes preconfigurados — Inmersivo (para juegos y películas), Bass Boost (para música pop y electrónica), Natural (para todo tipo de música) y Treble Boost (para jazz y música clásica) — y puedes crear dos ajustes más a tu gusto.

En mi opinión, la calidad de sonido que ofrecen los LG Tone Free es excelente y supera de sobra mis expectativas de sonido para unos auriculares de este tamaño.

 

LG también presume de que estos auriculares ofrecen un retardo muy bajo, lo que les hace muy apropiados para jugar.

Otro aspecto que me gusta es que ofrecen una opción para leer automáticamente todas las notificaciones que recibas en el teléfono.

Además de escuchar música o jugar, los LG Tone Free permite llevar a cabo llamadas gracias a los micrófonos adicionales que incorpora cada auricular. Para descolgar una llamada, basta con pulsar una vez los auriculares, y para colgar se debe pulsar dos veces.

Los auriculares utilizan Bluetooth 5 y soportan los codecs SBC y AAC. Permanecen todo el tiempo emparejados con el teléfono, incluso si te alejas a varios metros de distancia. Me resultan especialmente prácticos para poder hablar por teléfono mientras me muevo por casa con las manos ocupadas.


Autonomía y carga de batería

Con una carga completa, los LG Tone Free ofrecen una autonomía de hasta 7 horas con la cancelación activa de ruido desactivada y 5 horas con la cancelación activa. Este valor depende de diversos factores, como el volumen de la música, pero en mi experiencia parece una cantidad bastante fiel a la realidad.

Se trata de una autonomía elevada tratándose de unos auriculares tan pequeños. Ahora bien, como ocurre con los smartphones, las baterías de los auriculares inalámbricos se degradan a lo largo del tiempo. Esto significa que cabe esperar que la autonomía se reduzca al cabo de un par de años.

Los LG Tone Free se cargan cuando están dentro de su estuche, que es capaz de almacenar carga para más de 14 horas de reproducción de música. Con solo 5 minutos dentro del estuche, los auriculares consiguen 1 hora de música.

Si guardas siempre los LG Tone Free en el estuche, te resultará muy fácil mantenerlos siempre completamente cargados. Puedes cargar el estuche utilizando el conector USB del estuche, pero no poseen carga inalámbrica.

 

En la parte de delante, encontramos un indicador luminoso que aporta información sobre el estado de la carga del estuche (cuando la tapa está cerrada) y de los auriculares (cuando la tapa está abierta) mediante un código de colores: verde (más del 80%), amarillo (entre el 20% y el 80%) o rojo (menos del 20%).

Precio y disponibilidad

El precio de los LG Tone Free es 178,85€ en la web de LG, pero puedes encontrarlos por solo 🛒 152€ en Amazon.

Su precio está en línea con lo que cabe esperar de unos auriculares inalámbricos que ofrecen una excelente calidad de sonido con cancelación activa de ruido.

Conclusiones

Lo mejor:

  • Tamaño compacto, tanto de los auriculares como del estuche.
  • Comodidad en el oído y ausencia de cables. Excelente sujeción al oído incluso al realizar movimientos bruscos con la cabeza
  • Configuración inicial simple con ordenadores y smartphones
  • Manejo simple mediante toques personalizables
  • Buena cancelación de ruido gracias a los micrófonos externos e internos que incorporan los auriculares.
  • Buena calidad de sonido para escuchar música o películas. Posibilidad de ajustar el sonido a nuestro gusto con el ecualizador incorporado.
  • Buena autonomía, que se ve mejorada con la batería que incorpora el propio estuche y que los va cargando cuando están guardados.
  • Estuche con limpieza antibacterias de los auriculares
  • Resistencia al sudor y al agua IPX4 (no para deportes acuáticos)

Lo peor:
  • Puede ser necesario girar los auriculares en el oído para lograr el mejor aislamiento
  • Sin estuche con carga inalámbrica

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
50%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario