Quitar este panel

Análisis de la cerradura inteligente Linus Smart Lock a fondo y opinión

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿Te gustaría prescindir de la llave para abrir la puerta de casa? ¿Necesitas dar acceso a una persona solo en ciertos momentos de la semana o en determinadas fechas? ¿Quieres poder abrir la puerta a una visita que ha llegado antes que tú?

Si te sientes identificado con alguna de estas situaciones, el uso de una cerradura inteligente puede ser lo que necesitas para hacer tu vida más sencilla.

Una de las cerraduras inteligentes más avanzadas es Linus Smart Lock (🛒 237€), fabricada por la prestigiosa marca Yale. Esta empresa fue fundada en 1840 y cuenta con una larga trayectoria en la industria de las cerraduras, por lo que su marca es garantía de seguridad y fiabilidad.

Linus Smart Lock es una cerradura inteligente que puedes acoplar a prácticamente cualquier puerta y te permitirá desbloquear y bloquear la cerradura desde el smartphone, tanto a ti y miembros de tu familia como a invitados a los que les des acceso temporal o periódico.

Además, Linus Smart lock se integra con asistentes como Siri/HomeKit, Alexa y Google Assistant, para que puedas operar la cerradura de forma segura con la voz y crear automatizaciones inteligentes.

Dado que me he mudado recientemente a una casa nueva, he decidido instalar la cerradura Smart Lock y ,tras probarla durante algunas semanas, a continuación os traigo mis impresiones.

Instalación de Linus Smart Lock

La cerradura Linus Smart Lock resulta realmente sencilla de instalar en tu puerta, sin que sea necesario retirar el cilindro actual ni realizar ninguna actuación complicada en la mayor parte de los casos.

De hecho, la cerradura se coloca sobre el cilindro existente en el interior de la puerta de entrada (lo que comúnmente llamamos el «bombín»), de manera que puedes seguir utilizando tu llave física para abrir y cerrar la puerta por fuera si así lo deseas.

Además, la puerta de entrada mantiene el mismo aspecto desde el exterior, así que nadie sabrá que tienes este mecanismo inteligente instalado.

 

La cerradura en sí es un aparato fabricado en metal con unas dimensiones de 58 x 58 x 150 mm y un peso de 623 gramos. Está disponible en dos colores, negro o gris espacial, y posee un aspecto muy elegante. Quizás por eso ha ganado varios premios de diseño Red Dot.

Para instalar Linus Smart Lock, lo primero de lo que debes comprobar es que tu cilindro es de doble embrague, es decir, que puedes abrir la puerta desde el exterior estando la llave metida en el interior. Esto es necesario porque Linus Smart Lock se coloca sobre el cilindro interior con la llave insertada, y lo que hace es girar la llave para desbloquear y bloquear la cerradura.

En caso de que tu cilindro no sea compatible, puedes cambiarlo por otro que sí que lo sea. Yale comercializa un cilindro especialmente pensado para Smart Lock que cuesta 39,99€, pero en mi caso cambie el cilindro existente por uno de doble embrague genérico.

Además de contar con un cilindro de doble embrague, debes tener en cuenta algún otro requerimiento. La forma más sencilla de saber si tu puerta es compatible es realizar un test de compatibilidad en la página web.


👉 Nota: En el momento de escribir este artículo, el test de compatibilidad no parece funcionar en la página web en español, por lo que te recomiendo que lo hagas en inglés.


La instalación de Linus Smart Lock es bastante simple, existiendo dos opciones de montaje en función de lo que sobresalga el cilindro (donde insertas la llave) de la superficie de la puerta.

Si el cilindro sobresale al menos 2-3 milímetros de la superficie, puedes anclar Linus Smart Lock al cilindro mediante unos tornillos que hacen presión. Esta es la opción que yo he utilizado y, como se puede apreciar en las fotos, en mi caso la cerradura Linus Smart Lock queda «flotando» a aproximadamente un centímetro de la puerta. No hay ningún problema.

En caso de que el cilindro quede a ras de la puerta, Yale incluye una placa con cinta adhesiva que permite pegar Linus Smart Lock a la puerta.

En ambas opciones de montaje, tendrás que renunciar a una de las llaves de la casa, que se quedará permanentemente metida en el interior ya que es la que utiliza Linus Smart Lock para desbloquear/bloquear la cerradura. Esto no es un problema ya que con Linus Smart Lock te olvidas de las llaves.

Un accesorio interesante que viene incluido con Linus Smart Lock es un imán que puedes adherir en el marco de la puerta para que la cerradura inteligente detecte cuándo la puerta está abierta (el imán está lejos) o cerrada (el imán está cerca).

Eso permite comprobar en la app si te has dejado la puerta abierta e incluso configurar alertas para que te avise si pasa mucho tiempo abierta.

Una vez sujeta Linus Smart Lock al cilindro y colocado el imán adhesivo en el marco de la puerta, comienza el proceso de calibración.

La app te va guiando sobre los movimientos que debes hacer (girar la llave para bloquear/desbloquear la puerta, abrir y cerrar la puerta, etc.) y, cuando termina, la cerradura bloquea y desbloquea la puerta para comprobar que el calibrado es correcto.

El proceso de calibrado no es complicado pero debes prestar atención a las instrucciones ya que es importante seguirlas al pie de la letra y hacer lo que pide.

De lo contrario, la calibración no será correcta y la cerradura inteligente no bloqueará ni desbloqueará correctamente la puerta. Si, por lo que sea, desmontas la cerradura de la puerta en algún momento, tendrás que repetir el proceso de calibración.

Dado que la llave ya no es accesible desde el interior, quizás te preguntes si es posible abrir o cerrar la puerta desde dentro de casa sin usar la app. Linus Smart Lock cuenta con un pomo giratorio que permite abrir y cerrar de forma manual, lo que en el día a día resulta bastante cómodo cuando sales de casa.

En este aspecto, sin embargo, echo de menos un botón en Linus Smart Lock que abra la puerta automáticamente sin tener que girar el pomo, tal y como tiene la cerradura Nuki, por ejemplo.

Como habrás imaginado, Linus Smart Lock funciona a pilas, por lo que su autonomía está limitada a la duración de las mismas.

En el interior de Linus Smart Lock van colocadas 4 pilas AA que, según Yale, deberían durar entre 6 y 9 meses con un uso normal — solo llevo un mes de uso y, por tanto, todavía no me ha tocado reemplazarlas. Aunque la app avisa cuando queda un 20 por ciento de la batería, echo de menos es una forma rápida de comprobar el nivel de batería en la propia app.

Funcionamiento

Una vez instalada y calibrada la cerradura Linus Smart Lock, todo se controla a través de la app Yale Access del smartphone (o del smartwatch), que puede controlar varias cerraduras instaladas en varias casas. La app está disponible tanto para Android como para iOS.

La comunicación entre el smartphone y la cerradura se realiza a través de Bluetooth, aunque Yale comercializa un bridge llamado Connect Wi-Fi Bridge que, como veremos más adelante, permite controlar la cerradura a través de Internet, aunque no estés en casa.

La app permite conocer el estado de cerradura (bloqueada/desbloqueada) y de la puerta (abierta/cerrada) en cualquier momento, así como operar sobre ella para bloquearla (echar todas las vueltas de la llave) o desbloquearla (llegando a retirar el resbalón para que la puerta se abra físicamente).

El proceso de bloqueo y desbloqueo es bastante silencioso, y solo se escucha un ligero ruido del motor girando la llave mientras se ilumina el pomo en color verde (desbloqueo) o rojo (bloqueo). Cuando termina el proceso, emite un sonido de éxito o fracaso, en función del resultado de la operación.

 

Smart Lock ofrece funcionalidades de automatización realmente interesantes como bloqueo automático, desbloqueo automático y notificación de puerta abierta.

Bloqueo automático hace que la cerradura se bloquee automáticamente una vez que se cierra la puerta y pasa un tiempo (desde 0 hasta 30 minutos). Esto permite que la llave siempre esté echada con todas las vueltas, para una mayor seguridad.

Desbloqueo automático hace que la cerradura se desbloquee automáticamente cuando regresas a casa gracias a la geolocalización de tu móvil.

Cuando tu smartphone detecta que has salido del vecindario (te has alejado al menos 200 m de tu casa), el desbloqueo automático pasa a modo Ausente. Cuando regresas a casa, el desbloqueo automático desbloquea la cerradura una vez que el smartphone se encuentra a pocos metros de la puerta (a distancia Bluetooth) y pasa a modo Casa.

Aunque creo que esta funcionalidad puede ser muy útil, en mi caso no la utilizo porque vivo en un chalet y la mayoría de las veces entro a casa por el garaje, por lo qe podría ocurrir que la cerradura se abriera estando ya dentro sin ser necesario.

Por último, Notificación de puerta abierta te avisa si tu puerta se ha quedado abierta o entreabierta durante un período de tiempo configurable entre 1 y 30 minutos.

 

 

La aplicación Yale Access permite invitar a otras personas a unirse a tu casa a través de su número de teléfono, siendo posible otorgar 2 niveles de acceso: propietario e invitado. Como dueño de la cerradura, tu acceso es de Propietario y puedes otorgar también este nivel a otras personas de mucha confianza.

Por otro lado, Invitado es un nivel de acceso más restringido ya que únicamente permite bloquear y desbloquear la cerradura, a través de la aplicación Yale Access, pero no puede hacer nada más.

Es posible dar acceso a un invitado durante todo el tiempo, de manera recurrente (ciertos días y horas de la semana) o de manera temporal (desde una fecha/hora hasta otra fecha/hora).

Esto es especialmente útil para personas que van a tu casa a determinadas horas del día (por ejemplo, alguien que cuida a tus hijos, te ayuda con la limpieza del hogar o está haciendo una obra en tu casa) pero que no quieres que puedan entrar en ningún otro momento. Además, darles de baja es muy sencillo, por lo que en cualquier momento puedes quitarle el acceso a tu casa.

 

Como propietario, tienes acceso a un registro detallado de actividad de la cerradura. Dado que cada persona tiene su propia llave virtual, queda registrado quién ha desbloqueado/bloqueado la cerradura en cada momento y a qué hora lo ha hecho.

También se registra si alguien desbloquea o bloquea la puerta manualmente aunque, obviamente, en ese caso no queda registrado quién ha sido.

Accesorio Yale Connect Wi-Fi Bridge y automatizaciones

La cerradura Linus Smart Lock se conecta con el smartphone a través de Bluetooth, por lo que es necesario que te encuentres cerca de la puerta para poder operar.

Si quieres poder actuar sobre Yale Smart Lock cuando estás fuera de casa, necesitas el accesorio Yale Connect Wi-Fi Bridge (79,99€), que se conecta por Bluetooth a la cerradura y por WiFi al router de tu casa para que puedas operar desde Internet.

Este accesorio se conecta directamente a un enchufe de la casa que debe estar más o menos cerca de la cerradura (a distancia Bluetooth) y en un lugar con cobertura WiFi.

Yale Connect Wi-Fi Bridge permite operar sobre la cerradura con la app Yale Connect desde tu smartphone aunque estés a kilómetros de distancia, siempre que tengas conexión a Internet.

Lo que no es posible es operar la cerradura a través de una interfaz web, por lo que si llegas a casa sin batería no podrás pedir a un vecino que te deje un navegador sino que tendrás que instalar la app o, más fácil, llamar a algún familiar con rol de propietario que te pueda abrir a distancia.

Yale Connect Wi-Fi Bridge

 

La cerradura Linus Smart Lock se integra directamente en un sistema Apple HomeKit si, por ejemplo, tienes un altavoz HomePod en casa. Sin embargo, es necesario disponer del Yale Connect Wi-Fi Bridge para integrarlo con Amazon Alexa y Google Assistant, así como con AirBnB (si alquilas la casa) y la plataforma de automatización IFTTT.

En mi casa, tengo la cerradura conectada tanto con Apple HomeKit como con Amazon Alexa, de forma que puedo pedir a Siri (hablando a los altavoces HomePod o directamente a mi iPhone, iPad o Apple Watch) y a Alexa (en los altavoces Echo) que desbloqueen o bloqueen la puerta.

Como usuario de Apple Watch, me resulta especialmente útil decir «Oye Siri, abre la puerta» mirando al reloj cuando estoy delante de mi casa para que se abra automáticamente.

A la hora de bloquear la puerta mediante la voz, puedes pedirles que lo hagan y lo harán de inmediato (aunque en alguna ocasión, con Alexa he tenido que pedírselo dos veces).

Sin embargo, a la hora de desbloquear la puerta, Amazon y Google te obligan a configurar un código de 4 dígitos que te pedirán cada vez que quieras desbloquear la cerradura con la voz. En el caso de Apple, Siri te obliga a desbloquear tu iPhone para abrir la puerta. Esto se hace por seguridad para que nadie pueda abrir la puerta gritando desde fuera «Siri/Alexa/Google, abre la puerta.»

Otra de las ventajas de integrar Linus Smart Lock con HomeKit, Alexa o Google Assistant es la posibilidad de crear rutinas. En mi caso, yo tengo configuradas dos automatizaciones con la app Casa del iPhone:

  • Bloquear la puerta automáticamente cuando todos los miembros de la casa nos hemos ido.
  • Bloquear la puerta todos los días a las 21:00.

 

La plataforma IFTTT también se integra con Linus Smart Lock a través del servicio August Home, que ofrece varios disparadores de eventos pero ninguna acción. Una vez más, esto se hace por seguridad para evitar que la puerta se abra por culpa de un applet que no funciona bien, pero al menos me gustaría ver una acción que fuera «bloquear puerta».

En cuanto a los disparadores, el servicio ofrece los siguientes: cerradura bloqueada, cerradura bloqueada por una determinada persona, cerradura desbloqueada y cerradura desbloqueada por una determinada persona. El resto de disparadores de la siguiente imagen corresponden a otros productos.

Disparadores en IFTTT

Accesorio teclado numérico Yale Smart Keypad

Yale comercializa un teclado Yale Smart Keypad que permite bloquear y desbloquear la puerta tecleando un código de 4-6 números, sin necesidad de utilizar la app del móvil. La idea es colocar este teclado junto a la puerta, a poca distancia ya que se conecta por Bluetooth.

Esto puede ser útil si quieres que alguien (o tú mismo) pueda entrar en tu casa con un código sin necesidad de llevar el móvil o haber instalado la app. Cada invitado tiene su propio código, por lo que en el registro de actividad puedes ver quién ha desbloqueado la puerta con código y a qué hora lo ha hecho.

Al igual que las llaves virtuales que das a los invitados, puedes establecer reglas con los códigos para que solo funcionen a ciertas horas durante algunos días de la semana, o solo en un intervalo de fechas. También es posible escoger si un invitado puede utilizar la app o solo el teclado.

 

Dado que vivo en una casa unifamiliar, el teclado Yale Smart Keypad me resulta también muy útil para salir al jadín y cerrar la puerta sin tener que preocuparme de llevar conmigo la llave o el móvil. Una vez que quiero entrar, basta con introducir el código para que la puerta se abra.

El teclado tiene un botón llamado Yale que no solo sirve para confirmar el código que has introducido sino también para bloquear la cerradura cuando sales de casa con solo pulsarlo.

El teclado Smart Keypad se alimenta mediante dos pilas AAA cuya duración puede ser de 1 mes (sin ahorro de energía ) o 2-3 meses (con ahorro de energía). El ahorro de energía consiste en que teclado no se ilumina automáticamente cuando detecta movimientos de la mano en las inmediaciones.

En el apartado de ausencias, echo de menos que no quede registrado cada intento de acceder con un código erróneo, ya que podría servir para detectar si alguien intenta acceder a tu casa.

Algunas dudas que te pueden surgir

💡 ¿Qué ocurre si Linus Smart Lock se queda sin batería?

Si las pilas de la cerradura inteligente se agotan, no podrás abrir la puerta con la app pero siempre podrás recurrir a la llave tradicional.

Para que eso no ocurra, la app te avisa cuando queda un 20 por ciento de batería, por lo que es importante cambiar las pilas en ese momento, sobre todo si hay personas que solo utilizan la app para entrar en casa y no tienen llave física.

💡 ¿Qué ocurre si tu móvil se queda sin batería?

Si la batería de su smartphone se agota por completo, no podrás abrir la puerta utilizando la app. En ese caso, si tienes el accesorio Yale Connect Wi-Fi Bridge, tendrás que recurrir a otra persona con rol de propietario para que te abra la puerta a distancia.

Otra posibilidad es instalar el teclado Yale Smart Keypad junto a la puerta, que siempre te permitirá abrir mediante tu código personal.

💡 ¿Qué ocurre si se va luz o Internet en mi casa?

Seguirás pudiendo entrar en tu casa sin problemas ya que la cerradura Linus Smart Lock funciona a pilas y utiliza una conexión Bluetooth, por lo que no requiere electricidad ni conexión a Internet para desbloquear y bloquear la puerta cuando estás delante de ella.

💡 ¿Qué ocurre si me roban el móvil?

Salvo que tengas el móvil sin ningún tipo de bloqueo, el «ladrón» no podrá acceder a la app Yale Access, así que no podrá abrir la puerta de tu casa. En cualquier caso, existe una página web a la que puedes acceder para marcar tu móvil como perdido y revocar el acceso.

Por otro lado, para una mayor seguridad, puedes configurar la app para que cualquier operación sobre la cerradura a través de Internet requiera autenticación biométrica en el teléfono. Esto también puede ser útil para no abrir la puerta por error estando fuera de casa, ya que tendrías que ir a cerrar la puerta.

Precio

La cerradura inteligente Yale Linus Smart Lock está a la venta por 237€ en Amazon España, aunque también puedes encontrarlo en otros distribuidores.

El accesorio Yale Connect WiFi Bridge para operar la cerradura desde fuera de casa e integrarlo con asistentes de voz cuesta 79,99€, mientras que el teclado Yale Smart Keypad para desbloquear la puerta con un códigos de 4-6 dígitos cuesta 74,45€.

Conclusiones

Llevo varias semanas utilizando la cerradura Linus Smart Lock (🛒 237€) y cada día estoy más satisfecho con este producto. Su instalación es realmente sencilla si tienes una puerta y cilindro compatibles, y el funcionamiento es impecable.

Vivo más tranquilo sabiendo que nadie más que yo tiene la llave física de mi casa, ya que todas las personas que vienen a ayudar a casa pueden tener una llave virtual que solo abra la puerta a determinadas horas y días de la semana. Además, en cualquier momento, puedo revocarles el acceso.

Tampoco me preocupo más por si me dejo la llave dentro de casa y no puedo entrar (no sería la primera vez) y, de hecho, he dejado de utilizar la llave física por completo. La única precaución que debes tomar es cambiar las pilas tan pronto como salta el aviso, para evitar sorpresas.

Otra ventaja de utilizar esta cerradura es que, gracias a las automatizaciones que he configurado, tengo la seguridad de la puerta queda cerrada con llave por las noches (todos los días a las 21:00 se bloquea la puerta automáticamente)  y que también se bloquea tan pronto como nos vamos todos de casa (gracias a una automatización de Siri).

 

El hecho de poder desbloquear la puerta remotamente puede ser de ayuda si, algún día, un amigo o familiar con el que he quedado llega antes que yo a mi casa. Aún no se me ha dado el caso, pero en la situación actual recibo pocas visitas.

En definitiva, Yale Linus Smart Lock es un producto muy recomendable si andas detrás de hacerte con una cerradura inteligente. Además, la reputación de Yale en el mundo de las cerraduras es una garantía de seguridad.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un cuerpo de metal en dos posibles colores: negro o gris plata.
  • Instalación sencilla compatible con la mayoría de puertas y cilindros (test de compatibilidad aquí).
  • App para Android e iOS fácil de manejar con soporte para múltiples casas y cerraduras inteligentes.
  • Funcionamiento silencioso al bloquear y desbloquear la puerta con confirmación sonora de éxito.
  • Apertura a corta distancia (Bluetooth) o incluso desde otra ubicación por Internet con el accesorio Yale Connect Wi-Fi Bridge (🛒 79,99€) .
  • Información sobre si la puerta está abierta/cerrada y bloqueada/desbloqueada.
  • Posibilidad de entregar llaves virtuales a invitados que solo tienen acceso a determinadas horas/días o entre ciertas fechas (útil para cuidadores, personal de limpieza, etc.)
  • Registro de actividad para saber quién ha abierto/cerrado la puerta en cada momento.
  • Automatizaciones disponibles en la app: bloqueo automático al cabo de un tiempo, aviso de puerta que se ha quedado abierta, y apertura automática por proximidad.
  • Integración con HomeKit, Alexa o Google Asssitant para apertura/cierre mediante la voz
  • Soporte para automatizaciones con la plataforma IFTTT e integración con AirBnB
  • Accesorio de teclado Smart Keypad (🛒 74,45€) para desbloqueo mediante un código numérico sin necesidad de llevar el móvil

Lo peor:

  • No dispone de un botón físico para desbloquear/bloquear la cerradura desde dentro de forma automática sino que hay que girar un pomo.
  • No es posible comprobar la cantidad de batería restante en la app sino que hay que esperar a recibir una notificación de batería baja.
  • No es posible bloquear o desbloquear la cerradura a través de una página web en caso de que el móvil se haya quedado sin batería y tengas que pedir ayuda a un vecino.
  • No se registran los intentos de fallidos de desbloqueo introduciendo un código erróneo en el teclado Smart Keyboard.
  • No ofrece acciones en IFTTT (por ejemplo, bloquear cerradura) sino únicamente disparadores.

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario
  • cerrajeros madrid 24 horas
    6 mayo 2021 at 10:00

    Sin duda una cerradura de muchísima seguridad! muy recomendable. Saludos

Deja un comentario